Boletín Oficial de las Cortes de Aragón


Textos en tramitación - Preguntas - Para respuesta oral en Pleno

Pregunta núm. 265/98, relativa a la convocatoria de una plaza de anestesista-reanimador para el Hospital Royo Villanova.

Boletín Oficial de las Cortes de Aragón n°:174 (IV Legislatura) PDF

PRESIDENCIA DE LAS CORTES DE ARAGON

La Mesa de las Cortes, en sesión celebrada el día 20 de marzo de 1998, ha admitido a trámite la Pregunta núm. 265/98, formulada al Sr. Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales, para su respuesta oral en Pleno, por el Diputado del Grupo Parlamentario Izquierda Unida de Aragón Sr. Mendi Forniés, relativa a la convocatoria de una plaza de anestesista-reanimador para el Hospital Royo Villanova.

Se ordena su publicación en el Boletín Oficial de las Cortes de Aragón, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 189.4 del Reglamento de la Cámara.

Zaragoza, 20 de marzo de 1998.


El Presidente de las Cortes

EMILIO EIROA GARCIA


A LA MESA DE LAS CORTES DE ARAGON:

D. José Francisco Mendi Forniés, Diputado del Grupo Parlamentario Izquierda Unida de Aragón, de acuerdo con lo establecido en el artículo 191 del Reglamento de las Cortes de Aragón, formula al Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales, para su respuesta oral ante el Pleno, la siguiente Pregunta relativa a la convocatoria de una plaza de anestesista-reanimador para el Hospital Royo Villanova.


ANTECEDENTES


Este Diputado ha tenido conocimiento, a través de una denuncia formulada por el sindicato CC.OO., de graves irregularidades en la contratación de una persona como anestesista en el Hospital Royo Villanova. A tenor de la documentación inicial que he podido conocer y que se ha puesto de manifiesto al Justicia de Aragón, el BOA de 29 de noviembre de 1996 convocó pruebas selectivas para el ingreso por turno libre en el Cuerpo de Funcionarios Superiores de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, Escala Sanitaria Superior (Especialista de Area-Anestesia y Reanimación).

Entre los requisitos para ser admitido en la realización de las pruebas pertinentes, se incluía el de estar en posesión del título de medicina y cirugía, especialidad de anestesia y reanimación, o en condiciones de obtenerlo dentro del plazo de presentación de solicitudes, plazo que finalizaba el 19 de diciembre de 1996.

Tras la aprobación y posterior publicación de la lista definitiva de admitidos y excluidos en el BOA de 11 de julio de 1997, aparecía como admitida doña María Sanz Gandásegui, hija de don Francisco Sanz Fuertes, que es el Secretario General del Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Trabajo, y que en la fecha de finalización del plazo de presentación de instancias no había concluido su período MIR de formación. Este hecho fue puesto de manifiesto por algunos de los aspirantes ante la Presidenta del Tribunal, ante el Director General de Recursos Humanos y ante el Consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales. Esta denuncia no motivó, en primera instancia, la exclusión de la mencionada aspirante ni tampoco impidió, posteriormente, su inclusión en la relación de aspirantes que habían superado las pruebas selectivas de ingreso, según Resolución de 22 de octubre de 1997, de la Dirección General de Recursos Humanos.

Posteriormente, por Resolución de 5 de diciembre de 1997, publicada en el BOA el 15 de diciembre de 1997, anuló la anterior Resolución de 22 de octubre de 1997 y parcialmente la Resolución de 3 de julio de 1997, por la que se aprobaba la relación definitiva de admitidos y excluidos a las pruebas selectivas de ingreso por estimación de recurso ordinario interpuesto a la misma. Nada se dice sobre el objeto de impugnación del referido recurso ni se indica la fecha de resolución del mismo, limitándose la nueva resolución a hacer público el nombre de la única aspirante que ha superado la oposición convocada, una vez excluida doña María Sanz Gandásegui.

Curiosamente, por Resolución de 26 de diciembre de 1997 se convocan nuevamente pruebas selectivas para una plaza de Anestesista, al haber quedado desierta la plaza que en primera instancia aprobó la señora Sanz, cuando lo lógico hubiera sido la sustitución de su plaza por el o la aspirante que le siguiera en puntuación. Finalmente, en la segunda convocatoria para la plaza «desierta» obtiene el puesto doña María Sanz Gandásegui, según publica el BOA de 9 de marzo de 1998.

En definitiva, con esta segunda convocatoria, que sólo puede calificarse de insólita en la práctica administrativa de la DGA, sólo puede entenderse como una voluntad predeterminada de adjudicar dicho puesto a la hija del alto cargo mencionado, a quien la Administración «esperó» a que cumpliera las condiciones exigidas sabiendo que en la primera convocatoria no las poseía, pese a lo cual se negó a cubrir su plaza por otra persona apta para ello.

Todo esto, cuando menos, además de irregular puede calificarse de actitud discrecional y amiguista en la actuación del Gobierno como una burla al acceso de la ciudadanía en condiciones de igualdad al empleo público, con abundantes semejanzas a un posible ejercicio de prevaricación.


PREGUNTA


¿Cumplía doña María Sanz Gandásegui los requisitos exigidos en la convocatoria publicada en el BOA el 29 de noviembre de 1996 para dos plazas de anestesista-reanimador para ser admitida como aspirante a dichas pruebas?

Zaragoza, 19 de marzo de 1998.


El Diputado

JOSE FRANCISCO MENDI FORNIES

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664