Boletín Oficial de las Cortes de Aragón


PROCEDIMIENTOS DE CONTROL E IMPULSO - Proposición no de Ley - En tramitación - En Comisión

Proposición no de Ley núm. 141/18, sobre el reconocimiento y regulación de la musicoterapia, para su tramitación ante la Comisión de Educación, Cultura y Deporte.

Boletín Oficial de las Cortes de Aragón n°:238 (IX Legislatura) PDF

A LA MESA DE LAS CORTES DE ARAGÓN:

María Herrero Herrero, Portavoz Adjunta del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés, de conformidad con lo establecido en el artículo 267 y siguientes del Reglamento de las Cortes de Aragón, presenta la siguiente Proposición no de Ley sobre el reconocimiento y regulación de la musicoterapia, solicitando su tramitación ante la Comisión de Educación, Cultura y Deporte.


EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Según la World Federation of Music Therapy (2011) la musicoterapia se entiende como el uso profesional de la música y sus elementos con intervención en entornos médicos, educacionales y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades que buscan optimizar su calidad de vida y mejorar su salud y bienestar físico, social, comunicativo, emocional, intelectual y espiritual.

La investigación, la práctica, la educación y el entrenamiento clínico en musicoterapia están basados en estándares profesionales acordes a contextos culturales, sociales y políticos.

Hoy en día la sociedad muestra un interés y una sensibilidad creciente en mejorar su bienestar y en ampliar el abanico de perspectivas y terapias desde las que lograr tal fin. Las Administraciones deben dar respuesta a los cambios, a las nuevas necesidades, a los hallazgos y a las tendencias de la sociedad y de las ciencias. Dentro de las terapias creativas, la musicoterapia puede adquirir un futuro prometedor en cuanto a posibilidades de crecimiento y difusión entre la población por su ya más que probada efectividad. En el ámbito clínico, numerosos estudios científicos demuestran los efectos beneficiosos de la música como terapia pues: reduce el dolor, disminuye la ansiedad, alivia tensiones, ayuda a superar problemas e inquietudes, miedos o bloqueos, así como mejora las funciones psíquicas, físicas y emocionales de los pacientes. Su eficacia ha sido probada específicamente en enfermedades oncológicas, lesión cerebral adquirida, depresión, Alzheimer, disfunciones de miembros tras accidente cerebrovascular, pacientes con asistencia respiratoria mecánica, autismo o trastornos mentales.

Evidentemente, la utilización de la musicoterapia podría suponer un consecuente beneficio también para el sistema sanitario común. Más allá del ámbito sanitario y de intervención, el reconocimiento y la conveniencia de la utilización de la musicoterapia en la educación incide en la mejora de habilidades motoras, emocionales, cognitivas, comunicativas y sociales, condición que justifica su promoción y consideración en las aulas, y de manera específica, en la atención a los niños con necesidades educativas especiales. Así pues, la musicoterapia busca desarrollar potencialidades y/o restablecer funciones del individuo hacia una mejor integración intra e interpersonal y, consecuentemente, una mejor calidad de vida a través de la prevención, el tratamiento y/o la rehabilitación.

Sin embargo, la falta de regulación en la formación y en los requisitos que debe reunir el musicoterapeuta profesional, propicia el intrusismo o las malas praxis por las carencias en la formación teórica-práctica exigible, con el consecuente riesgo que puede suponer para la salud de las personas que reciben estas terapias. En algunos países, como en Austria y Argentina, ya existe una regulación de la formación y la profesión, y en España se están dando pasos mediante pronunciamientos de diferentes Comunidades Autónomas y contribuciones con la proyección y la visibilidad de proyectos que utilizan la musicoterapia y sus resultados.

Por ello, y de acuerdo con las consideraciones de la European Music Therapy Confederation (EMTC), resulta necesaria la regulación de los requisitos de formación, laborales y de capacitación profesional de estos terapeutas especializados, tanto para garantizar la cualificación del ejercicio profesional, como para proteger al paciente y al propio colectivo de profesionales musicoterapeutas. Aunque la musicoterapia está recogida en la clasificación nacional de ocupaciones de España con el número 28231062, es necesaria su regulación profesional, para asegurar la calidad del servicio, potenciar su consideración y promocionar la investigación en los distintos entornos.

En la última década, las acciones emprendidas por el colectivo de musicoterapeutas en España nos permiten señalar:

a) La organización desde 2006 de seis congresos científicos de musicoterapia, siendo Zaragoza la sede de la II edición celebrada en el año 2008.

b) La creación del sindicato AEMP, dependiente del Ministerio de Trabajo, que desde su creación en 2007 lleva trabajando por los derechos laborales de los musicoterapeutas profesionales, de manera individual y a través de las diferentes asociaciones nacionales de musicoterapia. Algunas de las iniciativas que viene desarrollando son la elaboración de documentos técnicos sobre la profesión, aprobados por las asociaciones españolas pertenecientes a la EMTC (AEMTA-EMTC) como: "Recomendaciones para los postgrados en musicoterapia", "Criterios para ser musicoterapeuta en España" o el "Código ético de musicoterapeutas profesionales en España", que muestran el grado de avance que ya se da en este asunto.

Otra iniciativa destacable es el proceso de acreditación de musicoterapeutas profesionales y supervisores en musicoterapia (REMTA) a través de la comisión para la acreditación española de musicoterapeutas (CAEMT).

c) La creación de la Federación Española de Asociaciones de Musicoterapia (FEAMT) en 2014 con el fin de aglutinar a las asociaciones nacionales de musicoterapia y luchar por el reconocimiento y regulación de la profesión.

El reconocimiento progresivo de los resultados de la musicoterapia, y su función social, se ha ido extendiendo a nivel internacional, siendo una terapia reconocida y regulada como profesión y plenamente integrada en los sistemas sociosanitario y educativo en muchos países a nivel europeo y mundial. Por ello, es necesario que la musicoterapia se lleve a cabo por profesionales cualificados y que los poderes públicos representados en las instituciones impulsen su ejercicio, como viene reclamando la Asociación Aragonesa de Musicoterapia (AAMT) en el desarrollo de sus objetivos:

1. Promover y apoyar acciones dirigidas a la mejora del bienestar y la la salud de las personas con la musicoterapia, mediante la atención y ayuda en centros asistenciales educativos, clínicos y sociales.

2. Difundir y clarificar qué es la musicoterapia con el desarrollo de actividades formativas impartidas por profesionales que faciliten su comprensión y ayuden a respetar su ejercicio amparado en el código ético.

3. Favorecer la formación personal y profesional del musicoterapeuta e impulsar la actividad profesional.

4. Conseguir el pleno reconocimiento legal de la musicoterapia como categoría profesional en España, así como prevenir y evitar el intrusismo profesional.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario Aragonés presenta la siguiente


PROPOSICIÓN NO DE LEY

Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a que se dirija al Gobierno de España al objeto de que tome las medidas oportunas para regular la musicoterapia, como formación y profesión, así como para promover su conocimiento y utilización, contando con la colaboración de los colectivos que actualmente representan a los profesionales, por tratarse de una terapia de sumo interés y con grandes posibilidades para la mejora y el tratamiento de las personas.

Asimismo, las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a:

a) Tomar, en el ámbito de sus competencias, cuantas decisiones sean necesarias para promover el ejercicio de la profesión del musicoterapeuta en Aragón con garantías, rigor y calidad.

b) Fomentar el desarrollo de la musicoterapia y velar por que la misma sea prestada por profesionales cualificados como un servicio sanitario, educativo y social complementario que contribuye a la mejora del bienestar y el desarrollo personal e integral del individuo.

c) Promover una reunión con la Asociación Aragonesa de Musicoterapia en el plazo de un mes, al objeto de avanzar en la consecución de los propósitos anteriores y de elaborar, en colaboración con la misma, un plan de fomento de la musicoterapia en la Comunidad Autónoma de Aragón, de carácter transversal, que contemple su utilidad como herramienta de intervención y mejora del bienestar individual y colectivo.

Zaragoza, a 9 de abril de 2018.


La Portavoz Adjunta

MARÍA HERRERO HERRERO

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664