Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Proposiciones no de ley

Proposición no de ley núm. 176/10, de rechazo a la propuesta comunitaria de finalizar las ayudas a la minería del carbón en 2014 y al cierre de las explotaciones mineras.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 074 de Plenos (VII Legislatura)
Intervinienen: Barrena Salces, Adolfo - Callau Puente, Javier - Ibáñez Blasco, José Ramón - Yuste Cabello, Chesús - Lafuente Belmonte, Miguel Angel

1

El señor PRESIDENTE: Debate y votación de la proposición no de ley 176/10, de rechazo a la propuesta comunitaria de finalizar las ayudas a la minería del carbón en 2014 y al cierre de las explotaciones mineras, presentada por Izquierda Unida.

El señor Barrena hará uso de la palabra.

            Proposición no de ley núm. 176/10, de rechazo a la propuesta comunitaria de finalizar las ayudas a la minería del carbón en 2014 y al cierre de las explotaciones mineras.

El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señor presidente.

Señorías.

Con la dramática situación que viven las comarcas y cuencas mineras hemos hablado últimamente en varias ocasiones; hoy vamos a volver a hablar, y yo creo que no será la última, porque el problema sigue latente ahí.

Si se dan cuenta, la iniciativa que defiendo está registrada el día 23 de julio y, por lo tanto, antes del debate que tuvimos de política general, en el cual se llegó a un acuerdo unánime, que, desde luego, seguimos defendiendo, seguimos confiando y, por lo tanto, seguimos creyendo que esa es la línea que hay que seguir. Y, por lo tanto, desde nuestro punto de vista está total y absolutamente vigente. Pero es verdad que han ocurrido dos cosas que nos han llevado a reavivar esta iniciativa y volver a situar el debate para volver a tener la oportunidad —ya se lo digo de antemano— de seguir manteniendo la unanimidad, que en este tema creemos que es importante y necesaria.

Pero para mantener la unanimidad creemos que hay que saber claramente el momento en el cual estamos. ¿Cuáles son los dos hechos sucedidos desde que se registró esta iniciativa, desde que hemos vivido las movilizaciones en las comarcas y cuencas mineras, desde que se produjo el debate de la comunidad? Pues se han producido dos hechos importantes.

Uno: Bruselas ha desbloqueado el real decreto del carbón, que todos y cada uno de los grupos de esta cámara hemos dicho que era necesario y fundamental que se consiguiera desbloquear. Nosotros siempre hemos pensado que se había bloqueado allí en función de unas decisiones avaladas por unanimidad allí, y nos alegramos de que ahora también esas decisiones hayan desbloqueado ese real decreto, que debía haber estado funcionando desde el mes de febrero. Está desbloqueado, pero no está en vigor. Parece que va al próximo Consejo de Ministros, parece —ojalá—, pero ese real decreto no está desbloqueado. Como ya tiene el visto bueno de Europa, entendemos que ya no hay ninguna excusa para que no entre en vigor de inmediato. Evidentemente, eso, en la proposición no de ley, tal y como está ahora reflejada, no aparece, pero entiendo que por la vía de las enmiendas y por la vía de la negociación, si hace falta, podremos alcanzar un acuerdo para instar al Gobierno a que ese real decreto entre en vigor ya sin dilaciones.

¿Y cuál es la otra cuestión que hemos visto? La otra cuestión que hemos visto es algo que nos preocupa porque tiene que ver con los presupuestos generales del Estado. Porque, claro, de los presupuestos generales del Estado se nutre el Plan del carbón, el que en estos momentos está todavía vigente, que, como saben ustedes, es 2006-2012. Y ese Plan del carbón tenía un objetivo básico, fundamental y necesario que nos parece necesario garantizar que se cumpla, porque ese Plan del carbón 2006-2012 es el que tenía como misión y objetivo unánime, alcanzado por todos los grupos políticos, y por todos los agentes sociales, y por todos los municipios de las zonas y comarcas mineras, y las organizaciones sindicales, plantear alternativas a la minería del carbón, que sabemos que está en el punto de mira. Y, por lo tanto, esto reabre el debate y cobra actualidad en el sentido de garantizar que se sigue trabajando. Sabemos que esto no se puede hacer de hoy para mañana, pero sí que creemos que es urgente empezar a consolidar alternativas de dinamización socioeconómica a las zonas y comarcas mineras, aparte de que hay que seguir manteniendo la presión en Bruselas, porque hay que seguir trabajando para conseguir que ese reglamento, que acaba su vigencia en diciembre de este año, tenga unas posibilidades mayores de permitir desarrollar alternativas a las cuencas mineras que las que le dan con ese planteamiento de cierre de 2014, que también ha sido aprobado por unanimidad. De momento.

Y, por lo tanto, como esa es una realidad, creemos que lo urgente y fundamental en estos momentos, aparte de mantener la presión en Bruselas, aparte de buscar aliados para cambiar la relación de fuerzas —para cambiar el voto, en definitiva—, para conseguir más plazo para dar alternativas a las cuencas mineras, creemos que las dos cosas fundamentales que en estos momentos tienen que ocurrir, además de mantener esto, es que entre en vigor ya el real decreto, puesto que ya no tiene trabas, y que sea de inmediato, y segundo, que recuperemos lo que era el objetivo unánime que teníamos todo el mundo, que era el Plan del carbón 2006-2012, que luego tiempo habrá de negociar otro, evidentemente, porque habrá que seguir trabajando de cara al futuro para en el medio y largo plazo dar alternativas a las cuencas mineras.

Esa es la pretensión de nuestra iniciativa de hoy. Ya les anticipo nuestra voluntad de intentar llegar a un acuerdo para que de esta cámara sigan saliendo posiciones unánimes con este tema, tan fundamental y tan necesario para comarcas de Teruel y de Zaragoza.

Gracias.

La señora vicepresidenta primera (PÉREZ ESTEBAN): Gracias, señor Barrena.

Hay una enmienda presentada conjuntamente por el Grupo Parlamentario Socialista y el Partido Aragonés. Tiene la palabra, señor Callau, para la defensa por parte del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés. Puede tomar la palabra.

El señor diputado CALLAU PUENTE: Gracias, presidenta.

Señorías.

La energía y la distribución porcentual del mix energético se van a convertir, sin lugar a dudas, en uno de los debates más importantes de la agenda política futura. Ya es un tema que genera mucha polémica en la actualidad, pero estoy convencido de que en un futuro próximo centrará una de las grandes líneas del debate político y social.

Hoy, una vez más... Hace poco hablábamos también de lo mismo, pero hoy estamos de nuevo hablando de una parte de ese mix energético que tiene una importancia estratégica y social para Aragón que a nadie nos genera dudas. El sector de la minería de carbón en Aragón genera empleo y constituye además una reserva energética importante que asegure el suministro en momentos críticos. Por eso, ya hace tiempo, desde el Gobierno de Aragón se viene trabajando con paso firme y las ideas claras para conseguir un marco normativo que garantice un futuro a las explotaciones de carbón de nuestra comunidad autónoma.

Lo más perentorio hasta ahora, hasta hace muy poco, era conseguir que Bruselas diera el visto bueno al real decreto que determina un mecanismo de entrada en funcionamiento preferente para las centrales de carbón autóctono; pero, además, nuestro objetivo es poder conseguir que Europa cree un marco normativo en el que quede garantizado el consumo de carbón en un horizonte temporal muy superior a 2014, que es lo que hemos conseguido hasta ahora, y que las ayudas, además, en ningún caso estén condicionadas al cierre de las explotaciones.

Defendemos, por tanto, la filosofía del manifiesto de apoyo al mantenimiento de un sistema específico de ayudas al acceso a reservas para el carbón de España y Alemania, propuesto por las patronales de los dos países, y que concreta una serie de propuestas que se deben adoptar en el ámbito comunitario, entre las que se encuentran, en primer lugar, una nueva regulación sobre ayudas al carbón a partir de enero de 2011, no subordinadas exclusivamente a un plan de cierre; en segundo lugar, otorgar ayudas tanto al funcionamiento en el contexto de un plan de acceso a reservas como protección desde el punto de vista social y regional frente al proceso de adaptación requerido en el contexto del plan de cierre; tercero: dar por concluida, para finalizar, la reestructuración del sector en España y apostar por la estabilidad del mismo. Todo esto, razonando que los estados pueden dedicar ayudas al sector, sin que ello plantee un problema de competencia, ya que no existe prácticamente un mercado intracomunitario de carbón.

Este manifiesto fue aprobado por la Mesa de la Minería de Aragón, y desde el Partido Aragonés suscribimos todas las actuaciones seguidas desde entonces, por entender que constituyen un instrumento de futuro para el carbón en nuestra comunidad. Desde el PAR nos alegramos de haber podido llegar una vez, más a acuerdos en este sentido. Lo hicimos hace poco, en el Pleno del debate de la comunidad, referentes a la minería del carbón, y creo que lo hemos hecho esta tarde, porque las enmiendas que presentamos Partido Aragonés y Partido Socialista, con alguna transacción que plantea Izquierda Unida, a mi juicio se van a llevar a efecto.

Termino, pues, diciendo que desde el Partido Aragonés vamos a apoyar la propuesta de Izquierda Unida enmendada por Partido Aragonés y Partido Socialista, pero no puedo dejar de decirle al portavoz de Izquierda Unida que, si bien estamos de acuerdo en el sentido de la proposición no de ley, permítame, señor Barrena, corregirle algunos errores que usted plantea en la exposición de motivos de la proposición. Mire, no estamos de acuerdo con que la reconversión, en su momento, llevó a la pérdida de empleo en la zona... Sí que hubo desempleo, pero estará conmigo en que el empleo empresarial creado con las ayudas Miner superan al perdido en su día por el sector del carbón, y además han supuesto una inversión productiva y socioeconómica diversificada y significativa en la zona que ha tenido una repercusión importante en beneficio de sus vecinos. Por lo tanto, el fondo de la proposición no de ley lo compartimos. Los argumentos que usted expone en la exposición de motivos creemos que no son correctos, porque, si bien sí que se ha hecho una reconversión..., es cierto, pero las ayudas que llegaron desde Europa, las ayudas que llegaron a través del plan Miner, han revitalizado la zona y han generado riqueza también en esa zona. Por lo tanto, apoyaremos con estas consideraciones.

Muchas gracias.

La señora vicepresidenta primera (PÉREZ ESTEBAN): Gracias, señor Callau.

Señor Ibáñez, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista, puede salir a la tribuna y expresar lo que el grupo considera en esta cuestión.

El señor diputado IBÁÑEZ BLASCO: Gracias, señora presidenta.

Señorías.

Mire, señor Barrena, nosotros, desde el Grupo Parlamentario Socialista, entendemos que este tema está suficientemente debatido, pero, no obstante, como usted ha planteado una proposición no de ley, lo que hemos intentado es mejorarla con una enmienda que hemos presentado el Grupo del Partido Aragonés y este grupo. Pero insisto: creo que la posición de todos los grupos de esta cámara está suficientemente debatida, suficientemente clara, afortunadamente, de lo que nos alegramos, y por lo que vamos a seguir trabajando es por que haya unidad de acción. Hasta ahora hemos sido capaces de aprobar todo por unanimidad, y ya le aseguro, que usted lo sabe, que vamos a seguir en esa línea.

Pero, dicho esto, entenderá que desde este grupo parlamentario digamos que el decreto, que era el primer paso —así lo dijo el presidente de esta comunidad autónoma en el último Pleno—, el decreto, se ha hecho todo lo que se ha podido desde el Gobierno de Aragón y desde el Gobierno central para que se aprobara un decreto que son muchos los agentes sociales y son muchos los implicados en este sector que saben que casi nadie —casi nadie excepto el presidente del Gobierno actual español, José Luis Rodríguez Zapatero— se hubiera atrevido a plantear en la Unión Europea. Eso lo sabe casi todo el mundo que tiene algo que ver con la minería del carbón, porque era un decreto con el que, antes de presentarlo, se sabía que estaba en contra la Comisión Nacional de la Competencia, se sabía que estaban en contra las compañías eléctricas —y hoy mismo hay una noticia en prensa de que parece ser que pretenden las compañías eléctricas recurrir ese decreto aprobado por el Gobierno—. E insisto: ha sido el presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha planteado un decreto que era necesario, imprescindible para la subsistencia a corto plazo de las minas de carbón.

Por lo tanto, insisto, tanto la posición del Grupo Parlamentario Socialista, que ha sido clara y meridiana y la misma aquí, en Madrid y en Bruselas, y el trabajo del Gobierno de Aragón, conjuntamente del consejero de Industria y del consejero de Presidencia, con el ministro de Industria y con la Presidencia del Gobierno de España, ha sido un trabajo firme y claro que nos ha llevado, afortunadamente, a poder tener ya aprobado el decreto.

El Gobierno no ha perdido ni un instante desde que la Comisión Europea da el visto bueno al reglamento para aprobar un decreto. En el primer Consejo de Ministros que fue posible se aprobó el nuevo decreto. Y no le quepa ninguna duda de que así ocurrirá con la nueva decisión que tiene que tomar el Consejo de Ministros, y será lo más reciente posible.

Por otra parte —también lo dijo el presidente de la comunidad autónoma en el último Pleno—, el segundo paso, el segundo objetivo es que el reglamento que en estos momentos está encima de la mesa en la Unión Europea... Pero, mire, afortunadamente tenemos un reglamento encima de la mesa con el que estamos en contra, no estamos de acuerdo, y así lo decimos en nuestra enmienda. Rechazamos ese reglamento, que fija solamente la posibilidad de obtener ayudas a las empresas extractoras hasta 2014 y que, además, va vinculado al cierre. No estamos de acuerdo, pero tenemos un reglamento. Es que la mayoría o una cantidad importante de comisarios y de países europeos lo que estaban planteando es que no hubiera reglamento. Lo que se estaba planteando en la Unión Europea es que al acabarse el reglamento actual en 2010 no hubiera más reglamentos, y en estos momentos tenemos un reglamento puesto encima de la mesa por el que tenemos que seguir luchando y trabajando.

Por lo tanto, insisto, como lo que queremos y hemos demostrado no solo con discursos, sino con hechos y trabajando desde el Grupo Parlamentario Socialista, desde el Gobierno de Aragón y desde el Gobierno de España, es mantener por encima de todo el consenso y la unidad de acción... Además, en el Pleno de debate de política general aprobamos una propuesta de resolución por unanimidad, todos los grupos, que recoge, entiendo, todos los extremos que en este momento plantea la propuesta de Izquierda Unida, pero, insisto, en aras a esa unanimidad, en aras al beneficio de todos los vecinos de las comarcas mineras y, sobre todo, trabajando pensando en que, acaben o no acaben las ayudas a las empresas mineras, que, insisto, no queremos que sea en 2014..., pero por lo que estamos trabajando y seguiremos trabajando y creemos que en estos momentos ya tenemos conseguido es que en las comarcas mineras, hasta el año 2026, podrá seguir habiendo fondos para la reactivación, para la mejora de las infraestructuras y para la implantación de nuevas empresas.

Muchas gracias.

La señora vicepresidenta primera (PÉREZ ESTEBAN): Muchas gracias, señor Ibáñez.

Resto de los grupos no enmendantes. En primer lugar, en nombre del Grupo Parlamentario de Chunta Aragonesista, señor Yuste, puede fijar su posición en la tribuna.

El señor diputado YUSTE CABELLO: Señora presidenta.

Señorías.

Ciertamente, en julio se conoció que el Colegio de Comisarios de la Unión Europea proponía un nuevo reglamento para el carbón que condenaba a las minas de carbón español al cierre en el horizonte de 2014. En aquel momento, varios grupos parlamentarios presentamos iniciativas para promover el rechazo a ese reglamento, a esa amenaza. Y eso fue el mes de julio. Tras el paréntesis estival, el primer debate en el que se abordó esta cuestión fue precisamente en el Pleno donde se abordó el debate de política general sobre el estado de Aragón. Y, en el marco de ese debate, el 16 de septiembre, el Pleno aprobó por unanimidad una resolución transaccional que recogía lo que se expresaba en las distintas propuestas de resolución que habíamos presentado todos los grupos parlamentarios. Aquel acuerdo transaccional, de ocho párrafos, que pudo concitar la unanimidad de la cámara, demostró entonces que éramos capaces de ponernos de acuerdo para responder a la más grave amenaza que sufren en estos momentos las comarcas mineras aragonesas.

Todos entendimos entonces que aquellas propuestas, aquellas proposiciones no de ley presentadas en julio habían perdido vigencia tras la aprobación de esa resolución por unanimidad. Y, por eso, en el último Pleno entiendo que nadie presentó las propuestas, las proposiciones no de ley, porque se habían quedado obsoletas.

Sin embargo, hoy, al parecer porque ha habido algunas novedades de actualidad, el grupo proponente rescata esa iniciativa de julio entiendo que para que la arreglemos los demás grupos con enmiendas, evidentemente. Si ha habido novedades, lo normal es hacer una iniciativa nueva que responda a esas novedades. Por lo tanto, cuando se elige la iniciativa que ya estaba en julio, algo no habitual es lo que ocurre.

En todo caso, evidentemente, cada grupo es muy dueño de tomar sus decisiones. Nosotros, en principio, no compartimos esa estrategia. Nos preocupa que en un tema tan serio como este, en el que están en juego no solo el devenir de las cuencas mineras, sino también el futuro de varias comarcas aragonesas... Haríamos un flaco favor si nos dedicáramos a actuar siguiendo el mero interés electoral. Y, vista la última agria polémica o encendido debate que tuvieron en la última Comisión de Industria los portavoces del Grupo Mixto (Izquierda Unida) y del Grupo Socialista, entiendo que la cosa electoral pesa bastante en esta materia. En todo caso, me alegra que hoy ambos dos diputados estén en una posición más normal y menos beligerante que aquel día.

En todo caso, entramos de lleno en la cuestión del texto de la proposición no de ley que se somete hoy a debate.

En primer lugar, se habla de rechazo y frontal oposición a la propuesta de la Unión Europea del cierre de las minas en 2014. Bien. Efectivamente, esa cuestión se aborda también en el punto número dos de la resolución que ya se aprobó por unanimidad en septiembre.

En segundo lugar, la iniciativa habla de defender el carácter estratégico del carbón. Efectivamente, eso ya se recoge en el punto tres de la resolución de septiembre.

En tercer lugar, se habla de defender un régimen estable de ayudas a la producción de carbón que garantice el mantenimiento de la actividad extractora.

Y la iniciativa de Izquierda Unida no dice nada más.

En esa iniciativa que se somete hoy a debate no se habla nada, por ejemplo, del real decreto de carbón autóctono, que es una de las novedades, decía el señor Barrena, porque ha sido autorizado por Bruselas, está en fase de aprobación en España... Más novedad: ya ha sido recurrido, según se me ha notificado hace unos momentos a través del teléfono móvil, ya ha sido recurrido por Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa, que han recurrido este real decreto ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo, pidiendo la suspensión cautelar. Es decir, hay un nuevo obstáculo que aparece en la cosa. Sin embargo, de esta cuestión no se habla nada en la proposición no de ley; tampoco en la enmienda que han presentado PSOE y PAR.

Claro, cuando se habla solo de lo que se habla en esta iniciativa, yo no sé si el futuro de las comarcas mineras aragonesas para Izquierda Unida es exclusivamente más carbón. No lo sé si es eso. Desde luego, la proposición no de ley no habla aquí ni de desarrollo alternativo ni de desarrollo sostenible... Se habla exclusivamente de carbón. Quizá sea lo que quieran escuchar los vecinos —es probable—, pero entiendo que no responde a la realidad de los tiempos. El carbón —lo dije el otro día— no es el futuro; el carbón es el pasado, y podrá sobrevivir como reserva estratégica en determinadas circunstancias. Pero no nos engañemos, no nos hagamos trampas al solitario: si queremos de verdad defender el futuro de estas comarcas, hay que defender alternativas con más dinero y, desde luego, en un plazo más razonable, más amplio en el tiempo; desde luego, más allá, mucho más allá de 2014, como nos piden, como nos pidieron los encerrados de Ariño durante el debate de política general.

En ese sentido, la resolución que se aprobó entonces transaccionalmente hablaba de cosas que hoy no se tocan en esta iniciativa. Por eso entiendo que hoy el debate queda corto. Aquella resolución habla —y se aprobó—, habla de prorrogar las ayudas del actual reglamento hasta que se apruebe el nuevo, porque el actual expira el 31 de diciembre de 2010; hablaba también, por supuesto, de solidaridad con los trabajadores y empresarios afectados; y, sobre todo, hablaba de que el Gobierno de Aragón debe redefinir los instrumentos económico-financieros de apoyo a la reactivación de las comarcas mineras aragonesas para que sea posible una alternativa económica que mantenga el empleo en la zona. Alternativa: esa es, a nuestro juicio, la clave.

En todo caso, a nosotros, la resolución aprobada el 16 de septiembre nos parece bastante mejor, bastante más completa y bastante más amplia que la proposición no de ley que debatimos hoy, y, por lo tanto, nosotros vemos innecesario e incluso inocuo que se pueda aprobar esta iniciativa tal como ha sido presentada. Otra cosa es...

La señora vicepresidenta primera (PÉREZ ESTEBAN): Señor Yuste, concluya, por favor.

El señor diputado YUSTE CABELLO: Y concluyo con esto. Otra cosa será que se modifique sustancialmente esta iniciativa a través de un texto transaccional a partir de la enmienda que han presentado otros grupos parlamentarios. En todo caso, como nuestro grupo no ha participado en las negociaciones, cuando sepamos el contenido de esa posible transacción, fijaremos la posición.

Muchas gracias.

La señora vicepresidenta primera (PÉREZ ESTEBAN): Gracias, señor Yuste.

Señor Lafuente, en nombre del Grupo Parlamentario Popular, puede fijar su posición.

El señor diputado LAFUENTE BELMONTE: Gracias, presidenta.

Buenas tardes, señorías.

Después —y por aquello de no enmendar—, después de oír las intervenciones anteriores —y como me toca el cierre—, yo creo que hay dos posiciones bastante claras. La primera es la de que sigue habiendo problemas y va a haber que pelear. Yo no estoy de acuerdo en aquellos discursos que han dicho que no aporta nada. Bien es cierto que luego hablaré un poquito más de esta propuesta. Pero vamos a hablar mucho más de carbón, señorías, vamos a hablar muchísimo más de carbón, ya lo verán. En el futuro vamos a hablar muchísimo más de carbón. Y luego ha habido una segunda posición, que ha sido el discurso de la autocomplacencia. Pues arreglados estamos si ese es el discurso que por la aprobación del real decreto, por la convalidación del real decreto es el que se va a poner en esta tribuna.

Yo creo que lo primero que hay que ser es riguroso, riguroso con los hechos y riguroso con la situación en la cual nos encontramos, porque toda situación actual tiene un origen y unos antecedentes.

Hace un año, señorías, en estas Cortes se pidió la comparecencia —¡hace más de un año!—, se pidió la comparecencia del consejero de Industria. Y, en esa comparecencia, mi grupo parlamentario le expresó la situación que se venía encima. De eso hace más de un año. No hablo del anterior, ni siquiera de las proposiciones no de ley: hablo de hace más de un año. Y no se lo expresó mi grupo parlamentario porque tengamos la ciencia infusa ni seamos más listos que ningún otro partido, en absoluto: simplemente porque habíamos ido al territorio, y los ciudadanos y las empresas nos estaban avisando, nos estaban diciendo allí, sobre el terreno, lo que iba a pasar. Es más: nos dijeron que por allí no había pasado nadie y que si podíamos hacer algo. Se nos acusó en ese momento de demagogos y de alarmistas —eso consta en la hemeroteca.

Se acaba de convalidar el decreto, el real decreto español por parte de la Unión Europea, y nos lleva a una situación límite, nos lleva a la situación de 2014, con esa novedad que ha introducido, señor Yuste, que es que lo van a recurrir.

También le tengo que decir una cosa, señor Barrena: lo que esta proposición no de ley aporta es prácticamente nada. Y, además, lo ha hecho usted, en su introducción, defendiendo la posición de la vigencia. Esto es el excusatio non petita, accusatio manifesta. Usted empieza defendiendo la vigencia, porque usted mismo sabe que hoy en día esto ya no está o su proposición no está demasiado vigente.

Señorías, me parece que solo ha sido el señor Yuste: el carbón solo tiene una salida, y es la estrategia del mismo, que el carbón lo consideremos sector estratégico. Si eso no nos lo creemos, no hay futuro ninguno para el carbón. En la medida que sea un sector estratégico para este país, podrá tener vigencia, pero, desde luego, si eso no lo tenemos claro, no tiene ninguna solución de continuidad el carbón para este país. Si nuestra dependencia del petróleo ya es enorme en estos momentos, imagínense lo que sería ya quitando también las reservas o no utilizando las reservas que tenemos de carbón.

También tenemos que decir una cosa: el grado de contaminación actualmente de las centrales térmicas, como la de Andorra, no tiene nada que ver con el grado de contaminación de hace quince años para esas mismas centrales térmicas, con inversiones millonarias que empresas privadas han hecho en estos últimos quince o veinte años.

Si a esas empresas —imaginen— les damos solo el horizonte y la vigencia de cuatro años, ¿quién se va a plantear hacer inversiones de mil, dos mil millones, tres mil millones de las antiguas pesetas? Con esa vigencia, con ese horizonte, empresas empezarán a cerrar ya, porque no le ven solución más allá de 2014. Y esto, como decían antes, nos podemos engañar al solitario, pero nos engañaremos a nosotros mismos. Ninguna empresa se va a meter en grandes inversiones, como lavaderos de carbón, como el CO2, tratamiento de CO2, sino le ve solución de continuidad más allá de 2014.

La solución al cierre en 2014 tiene dos parámetros, dos patas que aguantan esa mesa: la primera, la mejora en la tecnología de captación del CO2 —ese es el futuro, señorías, la mejora en la tecnología—, y la segunda, la reindustrialización y la diversificación. Y no todo lo hemos hecho bien, señor Ibáñez, en absoluto. Ha habido un Plan de la minería. Sí, claro que ha habido un Plan de la minería, pero el primero de los puntos que he dicho, la ciencia y la apuesta por la ciencia, por el desarrollo de la ciencia, será lo que nos marque la pauta de cómo vamos a ir con el CO2. Pero para el segundo sí que hay alguien que ha demostrado compromisos y hay alguien que no los ha demostrado.

El Partido Popular aprobó un plan. Por cierto, donde no había nada en los trece años anteriores, de los cuales ustedes, con la modernidad del señor Zapatero, reniegan. Pero hubo trece años anteriores. Un solar. En las Cuencas Mineras, un solar. ¡La nada! ¡La nada! Absoluta. Y ocho años después, el Gobierno del Partido Popular, el señor Zapatero vuelve a quitarles doscientos cincuenta millones a las Cuencas Mineras. Les ha quitado doscientos cincuenta millones. Imaginen lo que podría haber sido eso en empresas, en puestos de trabajo si lo hubiéramos invertido en el territorio. Claro que hay responsables. Y unos lo han hecho mejor que otros. ¡Pues claro que sí! Además, con la firma, ¿verdad?, de algún aragonés, de algún turolense. Y de esos vientos estas tempestades. Que esto del decreto o del real decreto no viene por un momento puntual... De esos vientos, las tempestades actuales. Y de esos problemas, las situaciones actuales.

Es más: yo, de verdad, siento vergüenza ajena cuando oigo a determinados miembros del Partido Socialista en el Congreso de los Diputados sacar la cara defendiendo la posición del Partido Socialista en este tema. ¡Oiga!, Es para meterse debajo de una mesa. ¡Para meterse debajo de una mesa! ¿Sabe, señor Ibáñez, por qué se ha aprobado esto? ¿Por el señor Zapatero, que ha dicho usted? ¿Sabe quién ha aprobado esto? ¡Alemania! La famosa señora acabada Merkel, esa es la que ha forzado, porque en su país el carbón lo llevan a 2018-2020, esa es la que ha forzado el real decreto del carbón, esa es la que ha forzado el apoyo al decreto del carbón. Si no, a buenas horas con el señor Zapatero. [Murmullos.]

Pero ¿cómo me dice eso? ¡Es que no se lo cree nadie! ¿Qué ha pasado en los últimos seis meses de presidencia de la Unión Europea? ¡Oiga, pero que es el suyo! ¡La nada! ¡La absoluta nada! Es más: engañando a los españoles, que no han dicho nada hasta tres o cuatro días después de salir de la presidencia de la Unión Europea. ¡Es de vergüenza! ¿Y saca usted en esta tribuna al señor Zapatero? ¡Pero si tiene que estar debajo de una mesa! ¡Si lo que tendría que estar es debajo de una mesa! ¡Pero le digo más! ¿Sabe quién generó el problema? ¡El problemón! Porque en los últimos meses hemos hablado de lo que ha pasado con el real decreto. Pero ¿sabe quién originó el problema? En junio de 2009, el señor Zapatero. En junio del año 2009, hace año y medio, porque el Gobierno español suprime las ayudas a las empresas del carbón, y entonces es cuando para la central térmica de Andorra, al lado de su pueblo, y cuando veíamos la chimenea desde hacía año y medio que no sacaba humo. ¡Porque las empresas ya no transportaban carbón! Lo dejaban en bocamina o en las toneladas y toneladas —¡millones de toneladas!— que hay ahí. [Murmullos.] Pero fíjese, todo eso se lo puedo aún apoyar con un poco más: no pudo conseguir su presidente en la Unión Europea ¡nada! Si no es por la desafortunada señora Merkel, no consigue absolutamente nada.

Acabo, señora presidenta, diciendo una cuestión. ¡Ojo con el real decreto, que ese real decreto ya ha tenido un coste! La gestión del señor Zapatero y el Partido Socialista ya ha tenido un coste: el cierre de las empresas y los puestos de trabajo perdidos, esos ya no los recuperamos, ¿eh, señor Ibáñez?, esos ya están perdidos en las Cuencas Mineras. Vamos a ver si nos ponemos todos las pilas y somos rigurosos con la historia, y, por lo menos, con un poquito de humildad y sin sacar pecho.

Muchas gracias, señora presidenta. [Aplausos desde los escaños del G.P. Popular.]

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Señor Barrena, puede fijar la posición. Tiene la palabra. ¡Silencio, por favor!

El señor diputado BARRENA SALCES [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

Hay una propuesta de transacción mediante el acuerdo al que se ha llegado con los grupos enmendantes que paso a leer. El texto de la proposición no de ley quedaría convertido en el siguiente: «Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a: primero, continuar con las gestiones que viene realizando junto al Gobierno de España para trasladar al Colegio de Comisarios Europeos su posición y rechazo a la propuesta para finalizar las ayudas a las explotaciones mineras de carbón y su cierre definitivo a partir de octubre de 2014; segundo, pedirle al Gobierno central que, junto al resto de los gobiernos europeos afectados, impulse en Europa un marco legislativo en el que se tenga en cuenta el carácter del sector estratégico del carbón que contemple el acceso a las reservas autóctonas del mismo, garantizando el mantenimiento de la actividad extractiva; tercero, solicitarle al Gobierno central la inmediata puesta en marcha de las medidas contempladas en el real decreto del carbón, una vez que se ha desbloqueado en la Unión Europea, así como el cumplimiento íntegro del Plan del carbón 2006-2012 en todas sus variables».

Gracias. He pasado una copia a la Mesa.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

¿No hay oposición a la transacción alcanzada? ¿Podemos pasar a su votación?

Así lo vamos a hacer.

Comienza la votación. Finaliza la votación. Cincuenta y nueve votos a favor y una abstención. Queda aprobada.

¿La votación ha sido correcta? ¿No hay ningún error entonces? La damos por válida.

Y explicación de voto. Señor Barrena, tiene nuevamente la palabra.

El señor diputado BARRENA SALCES [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

Quiero agradecer primero la posibilidad de haber llegado a un acuerdo a partir de las enmiendas de los Grupos Socialista y del Partido Aragonés. Y quiero agradecer el voto favorable a la iniciativa tal y como quedaba modificada de todos y cada uno de los grupos.

Lo hacemos también desde la convicción de que un pasito más es el que hoy se da, volviendo a situar el debate en esta cámara, en un Pleno en el que, una vez más, todos los grupos parlamentarios hemos podido expresar nuestras opiniones. Y, aunque tenemos diferentes posiciones, aunque a la hora de fijar la posición de cada grupo aparecen elementos que son de carácter muy subjetivo e interpretable, que evidentemente, yo respeto y no voy a entrar... Pero, claro, cuando se entra en duda de si lo que pretende Izquierda Unida es algo que vaya contra las comarcas y cuencas mineras, evidentemente, tengo que decir que no.

Lo hemos demostrado desde siempre, hemos trabajado siempre. Y lo que sí que es verdad es que entendemos que ha llegado el momento de seguir reclamando iniciativas, porque el tema sigue abierto, y es verdad que confiamos en que se pueda llegar a desbloquear. Para lo cual vamos a necesitar el apoyo de todo el mundo que piense que el carbón, aunque es un problema ambiental, tiene también un componente social. Y, desde luego, quien está por una alternativa de transformación de la sociedad no solo piensa en lo verde, sino que también piensa en lo rojo, el empleo, y, por lo tanto, también en la vertebración territorial. Y en ese contexto es más fácil entenderse y, desde luego, es más coherente defender posiciones en todas partes.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Señor Yuste, el voto de Chunta Aragonesista. Tiene la palabra.

El señor diputado YUSTE CABELLO [desde el escaño]: Muchas gracias, señor presidente.

A nuestro juicio, la transacción se ha quedado corta. No es sustancialmente mejor que la resolución aprobada por unanimidad en esta cámara en septiembre, apenas añade nada a aquella iniciativa. Sin embargo, para no romper la unanimidad, desde luego, Chunta Aragonesista decidió respaldarla y votar a favor.

Estoy tentado... Confieso a sus señorías que estoy tentado de presentar para el próximo Pleno la proposición no de ley que Chunta Aragonesista presentó en julio en el registro de esta cámara a ver si tengo suerte y las enmiendas del PSOE y del PAR me la actualizan, y podemos añadir otro pronunciamiento unánime de la cámara en este debate tan importante sobre la minería del carbón.

Hay un problema, y es que hay una tercera proposición no de ley, elaborada en el mes de julio también, en este caso por el Grupo Popular, y corremos el riesgo de que en el segundo Pleno que queda por delante también haya otra iniciativa sobre el carbón del mes de julio, que entre todos, por supuesto, que actualizaremos, y en la hipótesis de que el señor Senao pueda tener tanta suerte como ha tenido el señor Barrena. En fin.

Señorías, juegos florales, juegos florales como los que hemos visto esta tarde.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

¿Más explicación de voto? ¿Sí? Señor Callau, tiene usted la palabra para hacerlo en nombre del PAR.

El señor diputado CALLAU PUENTE [desde el escaño]: Sí. Gracias, señor presidente.

En primer lugar, felicitarnos a todos por alcanzar un nuevo acuerdo, un acuerdo más, que sin lugar a dudas favorecerá que el sector del carbón se pueda mantener en Aragón, que es uno de los objetivos que tenemos todos, como sector estratégico, que lo es para nuestra comunidad y para nuestro país. Siendo conscientes además de que es importante trabajar en la línea de la reindustrialización de esa zona y de buscar alternativas que sean también alternativas más favorables y que no tengan tanta repercusión medioambiental como pueda tener el carbón.

Por otra parte, decirle al señor Yuste que desde el Partido Aragonés estaremos encantados de apoyar todas aquellas propuestas que vengan manteniendo la línea que se está manteniendo hasta ahora y la línea que ha mantenido el Partido Aragonés desde siempre, vengan de Chunta, del Partido Popular o de quien vengan.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias.

Señor Lafuente, tiene la palabra para explicar el voto del Grupo Popular.

El señor diputado LAFUENTE BELMONTE [desde el escaño]: Gracias, presidente. Con mucha brevedad.

En blogs, los blogs de Internet, un destacado miembro del Partido Aragonés no estaba muy de acuerdo con eso, señor Callau. Literal: «El Gobierno central ha enviado un real decreto a la Unión Europea para que nunca se apruebe». ¿Sabe quién escribió eso en su blog? El señor José Ángel Biel. Eso consta en el blog del señor José Ángel Biel.

Yo, señorías, estoy... Bueno, nos podemos felicitar y podemos decir todo lo que ustedes quieran. No, se lo digo a colación de que ustedes no creen ni siquiera en el Partido Socialista, y son los socios de Gobierno aquí en Aragón, lo cual entiendo perfectamente. Entiéndamelo en positivo: yo tampoco me fiaría, evidentemente. Por eso le digo que, si ustedes, que son los socios, no se fían, imagínese nosotros, que somos la oposición.

Yo... Acabo con brevedad. Mire, la propuesta de resolución era superior a lo que hoy se presenta en esta proposición no de ley, pero, bueno, todo lo que no mata engorda, y todo lo que se aprueba algo ayudará. Pero en cualquier caso no creemos que sea demasiado lo que hoy hemos aprobado.

Señorías, si se acuerdan, cuando el señor Zapatero iba a la fiesta de Rodiezmo, a esa que antes acudía —antes de atacar a todos los trabajadores asalariados de este país iba a Rodiezmo—, allí comprometió el real decreto y el reglamento hasta 2018. Y la fecha no se la sacó de la manga. La fecha simplemente la sacó de lo que le estaban diciendo en Europa que podía llegar a ser: 2018, horizonte ocho años. Esa era la fecha que él comprometió en Rodiezmo, pero, vamos, cuando iba.

Señorías —y aquí somos parlamentarios—: si no es por los ciudadanos del Bajo Aragón y Mequinenza, si no es por los mineros y si no es por los vecinos, nada de nada se hubiera conseguido. El triunfo es de ellos, de la presión que han ejercido todos, de la presión que han ejercido y de lo que han puesto allí todos y cada uno de ellos.

Y, por último, fíjense, porque también lo han tocado antes de soslayo, fíjense en el papel del Gobierno de Aragón. Se fueron a Bruselas a pedir la convalidación del real decreto. ¿Saben cuándo —por aquello de la premura—? Un mes después de que ya había estado Castilla y León y un mes después de que ya habían estado todas las empresas mineras.

Señorías, el Protocolo de Kyoto... Porque nadie ha hablado de ello, pero es fundamental para ver el análisis de lo que hoy nos ocurre en Aragón. Y del Protocolo de Kyoto, la situación es la que tenemos en este momento. Desde luego, hay que estar de acuerdo, y yo creo que en esta sala estamos todos de acuerdo, pero hay que amortiguar al carbón sosteniéndolo y con planes de reestructuración.

Señorías, el que ha generado el problema nunca puede ser la solución.

Muchas gracias, señor presidente. [Aplausos desde los escaños del G.P. Popular.]

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

El señor Ibáñez explicará el voto socialista. Tiene la palabra.

El señor diputado IBÁÑEZ BLASCO [desde el escaño]: Muchas gracias, señor presidente.

Señorías.

En primer lugar, quiero agradecer a Izquierda Unida, que ha sido quien ha hecho la propuesta. Curiosamente, los grupos que no han hecho la propuesta y que no han presentado ni una enmienda son los que están criticando que esto no sirve de nada. En fin... Desde el Grupo Parlamentario Socialista y desde el Grupo del Partido Aragonés hemos entendido que la proposición no de ley no era gran cosa, y lo que hemos hecho ha sido intentar mejorarla. Y yo creo que hemos votado a favor por eso.

Hemos intentado también, una vez más, destacar lo que nos une de lo que nos separa. Lo dije en la comisión el último día: vamos a empujar todos en la misma dirección. Pero les dije: «Señores de la oposición y del resto de los partidos políticos, no confundan empujar todos en la misma dirección con que a empujones nos quieran sacar a nosotros, que eso no es». [Risas.] Los socialistas, señor Lafuente, en este tema vamos con la cara bien alta. ¡Con la cara bien alta! Pero sin ningún problema. Hemos trabajado desde hace muchísimo tiempo por este tema. Y mire, ya sé que usted no es especialista en carbón y minería, señor Lafuente —no se lo tengo en cuenta—, pero solamente para responder a sus afirmaciones de rigurosidad con la Historia, mire, le voy a leer unos párrafos de una carta que un militante del Partido Popular, vicepresidente del Parlamento Europeo, le transmite al comisario, a uno de los comisarios de la Unión Europea. Dice: «Desde la perspectiva de la política energética de la Unión, este decreto podría tener graves consecuencias en el propio funcionamiento del mercado interno de energía al apoyar una fuente de energía sobre las demás y al ayudar exclusivamente al carbón nacional». [Murmullos.] Lo puedo repetir dos o tres veces: no hay problema. [Risas.]

El señor PRESIDENTE: Con brevedad, señor diputado, por favor. Concluya.

El señor diputado IBÁÑEZ BLASCO [desde el escaño]: «Por otra parte, tendrá un gran impacto en el déficit tarifario generalizado español». Y casi para concluir dice: «Considerando el peligroso precedente que puede crear tal decisión, me permito instarle a que invoque el artículo 4.4 del Reglamento 659/1999 para poner en marcha una investigación formal con el fin de evaluar si el decreto propuesto es compatible con las normas del mercado interior». Eso es lo que hace el Partido Popular para ayudar a sacar adelante el problema del carbón. [Aplausos desde los escaños del G.P. Socialista.]

El señor PRESIDENTE: Una explicación de voto..., unas explicaciones de voto perfectamente coherentes con el resultado de la votación, sí. [Risas.]

Les anuncio una modificación en la tramitación del orden del día de mañana. Por acuerdo entre las partes, la interpelación cardinal quince (interpelación 77/10) se tramitará en primer lugar en lugar del punto diez (interpelación 1/10). Eso es lo que quiero comunicar a la cámara para que estén prevenidos.

Se suspende la sesión [a las diecinueve horas y cuarenta y dos minutos], que se reanudará a las diez horas.

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664