Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Proposiciones no de ley

Proposición no de ley núm. 90/15-IX, relativa al Fondo de Inversiones para Teruel.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 008 de Plenos (IX Legislatura)
Intervinienen: Herrero Herrero, María - Vicente Lapuente, Julia - Vicente Ocón, Héctor - Luquin Cabello, Ana Patricia - Domínguez Bujeda, Ramiro - Vallés Cases, María Yolanda

El señor PRESIDENTE: Pasaríamos al siguiente punto del orden del día, que es el debate y votación de la proposición no de ley número 90, relativa al Fondo de Inversiones para Teruel, presentada por el Grupo Parlamentario Aragonés.

Tiene la palabra la representante portavoz del Grupo Parlamentario Aragonés.

            Proposición no de ley núm. 90/15-IX, relativa al Fondo de Inversiones para Teruel.

La señora diputada HERRERO HERRERO: Gracias, señor presidente.

Hablamos en el pasado Pleno del Fondo de Inversiones para Teruel, y en esa ocasión, en una pregunta que planteamos al consejero, y también en este momento, tenemos la oportunidad de posicionarnos los diferentes grupos parlamentarios sobre este fondo, sobre qué pensamos al respecto, en concreto de una de las líneas de actuación del Fondo de Inversiones para Teruel y, desde luego, nosotros dejamos muy claro nuestro rechazo al cambio que ha habido de criterios en esta última convocatoria en lo que tiene que ver con las infraestructuras municipales.

Por poner en antecedentes a sus señorías, el Fondo de Inversiones de Teruel —en un principio, llamado «Fondo Especial de Teruel»— procede ya del año 1993, y desde entonces hasta ahora, han sido ochocientos setenta y cuatro millones de euros los que han llegado a la provincia de Teruel cofinanciados entre Gobierno central y Gobierno de España. Imagínense esa cantidad de dinero y cómo estaría la provincia de Teruel si no hubiese llegado ese dinero en todos estos años, desde el año noventa y tres, como digo, que son ya bastantes años de estar recibiendo esta ayuda extra por parte de ambos gobiernos, para paliar las necesidades más importantes y básicas y para intentar lograr desarrollar de alguna forma esta provincia de forma equilibrada.

Porque en su momento, esto no fue una obra de gracias por decir: «¡Ay, qué bien nos caen los de Teruel y vamos a aprobar un fondo especial!», ni mucho menos, sino que esto derivó de la exclusión de la provincia de Teruel de la Zona Objetivo 1 y, por tanto, quedó fuera esta provincia de los fondos estructurales, con lo que eso supuso de quedar fuera de los fondos de compensación interterritorial y de las ayudas a empresas que decidieran instalarse en Teruel, pasando del 50% de la ayuda al 30%, diferencia enorme y, desde luego, fundamental y básica para que muchas empresas decidan instalarse en un territorio o en otro.

Esta decisión de tomar como baremo simplemente el producto interior bruto por habitante como indicador del nivel de desarrollo de la provincia supuso, como digo, quedar fuera de estos fondos y que Teruel fuese la única provincia de España con marcadas características de despoblación y de atraso económico que no estuviese favorecida o beneficiada por estos fondos, dejando claramente en una situación de desventaja a la provincia con respecto de otras y generando situaciones... [Corte del sonido.] ..., con este tipo de decisiones.

La provincia de Teruel presenta unas singularidades territoriales y demográficas que hacen que sea totalmente necesario e imprescindible que cuente con una ayuda extraordinaria del Gobierno para equilibrar las desigualdades y las desventajas con respecto a otras provincias.

Recordemos también que esto es un mandato constitucional y que la solidaridad entre los territorios y el desarrollo equilibrado tiene que estar en el frontispicio de la política de cualquier Gobierno.

A ello hay que sumar la abultada deuda histórica que España tiene contraída con Teruel desde hace muchos años. Ese olvido permanente de los sucesivos Gobiernos de España con la provincia de Teruel que ha supuesto que, en cincuenta años, haya perdido el 50% de su población. Todas esas inversiones que se han dejado de hacer durante tantos años, tantas décadas, que nos han llevado a esa situación de desventaja.

Desde la creación del primer Fondo de Inversiones para Teruel, ha sido una ayuda fundamental para muchos municipios, fundamental para el desarrollo de la provincia en su conjunto, pero también básica y clave para municipios pequeños que tienen unos ingresos especialmente limitados —los municipios más grandes tienen más posibilidades— que hace que necesiten especialmente todas las ayudas que sea posible desde otras instituciones para poder garantizar su supervivencia y fijar la población.

Recientemente, nos enteramos, por la Orden publicada el 9 de septiembre del año 2015, que se habían cambiado los criterios de la anterior convocatoria. Y la verdad es que no lo entendimos y tampoco nos dio una respuesta satisfactoria el consejero en el pasado Pleno. No entendimos y seguimos sin entender por qué razón se cambian esos criterios, de tal forma que se favorece a los municipios más grandes y se favorece a los municipios que no hayan perdido población. Esto es el mundo al revés, porque, realmente, he querido hacer cierta historia de los antecedentes de por qué surge el Fondo de Inversiones de Teruel, porque, ¡hombre!, yo creo que en el fondo había una filosofía de intentar compensar, de alguna manera, y de reconocer explícitamente esa deuda, ese olvido y esa injusticia que, por los criterios tomados y seguidos en el reparto de los fondos, hacía que Teruel quedase fuera de la zona 1.

Por tanto, en esta convocatoria a la que el otro día, además, ya tuve la oportunidad de hacer referencia, pues, como digo, se da mayor puntuación a los municipios que son más grandes y mayor puntuación a los municipios que no han perdido población. A nosotros, esto nos preocupa. Le decimos al Gobierno que rectifique de manera urgente la convocatoria que se publicó y que se modifiquen esos criterios, de tal forma que sea exactamente al revés, que beneficiemos a los municipios más pequeños a y los municipios que han perdido población.

Ya sabemos que hablamos solamente de cuatro millones dentro de un montante total de sesenta. Sí, ya lo sé, pero es que, a veces, la política de gestos también es importante, y en este sentido, estos gestos son luego vitales para la supervivencia de muchos municipios pequeños.

Y aparte de la provincia de Teruel, donde tenemos un gran problema por el asunto de la despoblación, creo que es un tema preocupante en todo Aragón, porque en algunas zonas fuera de la provincia de Teruel también se da, aunque en el caso de lo que es la provincia de Teruel, pues, toda entera, ¡es que tiene nueve habitantes por kilómetro cuadrado! Es que hay zonas, es que hay comarcas, como es la del Maestrazgo, que tiene menos de cuatro habitantes por kilómetro cuadrado.

Todas las políticas de discriminación positiva hacia el medio rural y, en este caso, hacia todas las zonas que tienen un marcado problema de desventaja y de despoblación tienen que ser prioritarias para el Gobierno.

Esperamos que rectifique el Gobierno de Aragón, que cambie esos criterios de concesión para otorgar estas subvenciones y, como digo, que se beneficie a los más pequeños, de alguna manera, y a los que hayan tenido una regresión demográfica.

Esperamos contar con el apoyo de todos los grupos parlamentarios y que pueda salir por unanimidad.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

En defensa de las enmiendas presentadas, tiene la palabra el Grupo Parlamentario Socialista.

La señora diputada VICENTE LAPUENTE: Gracias, presidente.

Hablar del Fondo de Inversiones de Teruel es hablar de oportunidades: oportunidad de llevar adelante proyectos estratégicos que permitan el desarrollo de nuestra provincia en su conjunto.

Un Fondo cuya finalidad es el desarrollo de actuaciones que continúen favoreciendo la generación de renta y riqueza en nuestra provincia.

Un Fondo que viene a ampliar las políticas de los Gobiernos autonómico y central y que, gracias a Gobiernos socialistas, en 2007, se duplicó el compromiso presupuestario, pasando de treinta a sesenta millones anuales.

Entre otros proyectos estratégicos y singulares, están Dinópolis, la Ciudad del Motor y su parque tecnológico, el observatorio astronómico de Javalambre, el aeródromo de Caudé.

También importante, y así lo contempla el Fite, el apoyo a las iniciativas empresariales, como a las infraestructuras que permitan la implantación de las empresas, la puesta en valor del patrimonio cultural, ambiental y social y las infraestructuras de transportes y comunicaciones.

La proposición que presenta el Partido Aragonés se refiere a la línea de actuación dedicada a las infraestructuras municipales y su ejecución por las entidades locales, apartado que cuenta con la cantidad de cuatro millones de euros, destinados a los doscientos treinta y seis municipios que tiene nuestra provincia.

En su proposición, solicita o solicitaba —no sé si lo va a cambiar, si va también a rectificar su proposición— que se rectificara esta convocatoria de manera urgente, pero no se ha presentado ningún recurso. Los ayuntamientos han realizado sus peticiones, según la Orden de 21 de septiembre, y se han recibido peticiones de doscientos veintiún municipios por un importe de más de quince millones de euros.

El Partido Aragonés solicita cambios de criterios en función de la población, que sean más favorables a unos u otros municipios. Estos criterios poblacionales, el año pasado, determinaban una posible variación en total de dos puntos. En las bases actuales, esta diferencia pasa a ser de 1,5 sobre un total de diez. En concreto, el número de habitantes del municipio determina un 0,5 de diferencia.

¿Que estos criterios son más justos o menos que el año pasado? ¿Que hay municipios que necesitan una discriminación positiva? ¿Que siempre deben ser los mismos criterios? ¿Deberían de excluirse los municipios que han tenido aportación en años anteriores para así tener más posibilidades el resto de los municipios? ¿Se debería dirigir la convocatoria solamente por cuestiones de población?

Como ven, diversas cuestiones y diversos planteamientos.

Además de los criterios de población, están, con mayor número de puntos (seis en total), el criterio sobre el tipo de inversión a realizar y el grado de ejecución y utilidad. Hay que resaltar que en la convocatoria de este año aparecen más definidos y con mayor información y precisión estos criterios que el año pasado.

Desde el Partido Socialista, por un principio de prudencia básico, entendemos que deberemos de esperar al resultado de la aplicación de estas bases para poder evaluar de forma equilibrada el impacto de estos nuevos criterios. De ahí nuestra enmienda.

En primer lugar, instamos al Gobierno a que revise, estudie y negocie con las partes implicadas los criterios de valoración en la concesión de los fondos destinados a infraestructuras municipales del Fondo de Inversiones de Teruel del próximo año, que parece ser que el Partido Aragonés lo aceptara —digo lo del próximo año, no lo demás, lo del próximo año—, una vez conocidos y evaluados los resultados de las últimas anualidades, en los que se ha contado con una convocatoria en concurrencia competitiva.

Este plan se está convirtiendo en un plan de obras y servicios, máxime en estos últimos años en los que la no aportación del Gobierno de España a las diputaciones provinciales ha mermado muy considerablemente la posibilidad de ofrecer este tipo de planes a los municipios, y prácticamente ha limitado a estos fondos la posibilidad de llevar a cabo obras en las localidades, cuestión que manifiesta, una vez más, la necesidad de contar con una financiación local más justa y acorde a las situaciones de los municipios.

Desde luego, esta no es la finalidad del Fondo de Inversiones: servir de plan de obras y servicios, no. Este tema, la finalidad del Fondo, deberemos de abordarlo con seriedad y criterio en próximas convocatorias.

Y en segundo lugar, también instamos al Gobierno a que plantee una convocatoria de concurrencia competitiva en el apartado de infraestructuras turísticas e industriales en distintas localidades, línea o enmienda en la que coincidimos con el Grupo Parlamentario Podemos.

El Partido Aragonés nos solicita cambios en los criterios de una Orden publicada en el BOA, pero no nos hace ninguna mención de otros apartados importantísimos también del Fondo de Inversiones.

Nuestra enmienda la planteamos con total voluntad de llegar a acuerdos y, especialmente, buscando el mayor equilibrio en el desarrollo de nuestra provincia. Y, especialmente, es una enmienda para poder cumplirla, porque votar la proposición, sino se modifica, que ha presentado el Partido Aragonés es una proposición que no podemos... [Corte automático del sonido.]

Por lo tanto, esa es nuestra voluntad: el llegar a un acuerdo, el que se revisen, se modifiquen, si se tienen que modificar, y que se estudie la resolución una vez conocidos los nuevos baremos aplicados en la convocatoria de este año 2015.

Gracias. [Aplausos.]

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Vicente.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Podemos Aragón.

Señor Ocón.

El señor diputado VICENTE OCÓN: Gracias, señor presidente.

La convocatoria objeto de esta proposición no de ley se me antoja harto peculiar, hasta tal punto que he venido a llamarla la «convocatoria del zapatito de cristal», como en el cuento.

El Fite de 2015 sería el zapatito de cristal que alguien ha dejado olvidado en las escaleras de palacio, y ahora, el Partido Socialista Obrero Español, que es el príncipe azul de nuestro cuento, quiere encontrar a su cenicienta, que serían en este caso los pueblos de la provincia de Teruel. Solo tiene que encontrar a aquellas princesas cuyo pie encaje en nuestra convocatoria, que en este caso sería el zapatito de cristal. Todo ideal para dar lugar a una bonita historia de amor, como suele ocurrir en estos casos. Pero, claro, a estas alturas, el Partido Socialista Obrero Español, que es ya un hombre maduro y que sabe lo que quiere de la vida, se ha dado cuenta de que no todas las princesas son iguales y que para que las cosas sucedan satisfactoriamente es mejor no dejarlas al azar. Por eso, ha pensado que para que la historia pueda acabar muchísimo mejor, si adaptamos un poquico la cosa para que al zapatito, digamos, le ampliemos un par de tallas y le hagamos un poco de hueco para que entren los juanetes de nuestra cenicienta, que en este caso sería que, nada más y nada menos, que aquellas poblaciones de la provincia de Teruel que tienen más de dos mil habitantes, garantía para tener un final feliz, con perdices y todo.

Pero ahora, hablando en serio, a nadie puede escapársele que esta convocatoria de la que venimos hablando y que ha producido lo que viene a ser un cambio de los criterios que se tuvieron en la convocatoria del año pasado, está motivada por el hecho de que de los once municipios que cumplen ese primer punto de los criterios de población dentro de la convocatoria actual, de esos once municipios siete, en la actualidad, están regidos por alcaldes socialistas. Este criterio, junto con el de castigar a los municipios en regresión demográfica, no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la lucha contra la despoblación, ni tampoco para dotar de servicios a la población turolense. Pero sí que es funcional el extender la cada vez más implantada idea de que si en las elecciones se vota al alcalde correcto, este viene con un pan debajo del brazo.

Hombre, en este sentido, también podemos decir lo mismo del resto de los criterios, que son tan subjetivos, como el grado de ejecución o utilidad o el tipo de inversión, muy útiles, eso sí, para acabar de seleccionar a nuestra cenicienta.

Por otra parte, me gustaría decirle, señora Herrero, que esta proposición —ya lo hemos venido comentando— es un claro ejemplo de «le dijo la sartén al cazo». Pero, en cualquier caso, de cualquier modo, y venga de quien venga, hacer uso partidista con el dinero público, con un Fondo que está destinado a luchar contra una situación tan sangrante, es simplemente vergonzoso, aunque en este caso, el Partido Socialista haya tenido el decoro de vendérnoslo disfrazado, que no suele ser tampoco la costumbre.

Desde Podemos Aragón —y en ese sentido va nuestra enmienda—, exigimos que el Fondo de Inversiones de Teruel, tanto esta partida como todas aquellas en las que sea posible, se reparta de acuerdo a criterios objetivables, verificables y, por supuesto, siempre que sea posible, en régimen de concurrencia competitiva para que, realmente, busque ayudar a combatir la despoblación, vertebrar el territorio y dar acceso a los turolenses a los servicios públicos.

Muchas gracias. [Aplausos.]

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Mixto.

La señora diputada LUQUIN CABELLO: Gracias, presidente.

Volvemos a hablar del Fondo de Inversiones para Teruel.

Desde luego, desde el Grupo Parlamentario Mixto, desde Izquierda Unida, desde Chunta Aragonesista, queremos dejar claro la importancia que tiene este Fondo para la provincia de Teruel. También estamos hablando de sesenta millones de euros y a lo que hace referencia esta iniciativa es a cuatro millones. Por lo tanto, nos quedan los otros cincuenta y seis millones restantes, que consideramos que son exactamente igual de importantes.

No les voy a sorprender, porque voy a hacer un discurso que es el mismo discurso —que es una cuestión de coherencia— que lleva defendiendo, que defendía Izquierda Unida la pasada legislatura con mi compañero Luis Ángel Romero, y en el que seguimos insistiendo y trabajando. Algún paso hemos dado, pero desde luego se necesitan muchos más pasos para que el Fondo de Inversiones para Teruel sea eso, un Fondo para inversiones para Teruel y, al final, no acabe sustituyendo además al presupuesto ordinario y utilizando el Fondo de Inversiones para Teruel para determinado tipo de cuestiones que no vienen vinculadas y que, por lo tanto, lo que hace el Gobierno de Aragón de turno es poder ahorrarse la parte de presupuesto ordinario que tendría que venir dirigido directamente al Fondo de Inversiones para Teruel. Lo digo porque han sido múltiples las iniciativas que ha presentado y que presentó Izquierda Unida la pasada legislatura.

Sabemos de lo que hablamos. Izquierda Unida y sus ayuntamientos nunca han conseguido ni un euro de los fondos de inversiones para Teruel —me consta de los de Chunta Aragonesista también—. Por lo tanto, algo, algo extraño ocurre o, desde luego, habría que repensar determinado tipo de cuestiones de forma habitual en algún momento. Desde luego, no en proporción a otros ayuntamientos que de forma periódica han recibido siempre fondos de inversiones para Teruel. Andorra, alguna vez, alguna cosa ha caído, pero lo habitual y lo normal ha sido que jamás nos correspondiera absolutamente nada. Que no voy a hablar de mis ayuntamientos. Hablamos de los criterios y que, realmente, hay que repensarlo porque se hace urgente y necesario.

Seguimos defendiendo —es en lo que más se ha avanzado— la necesidad de un reglamento de funcionamiento del Fondo de Inversiones de Teruel que permita, sobre todo, analizar con mayor rigor las inversiones públicas a ejecutar y las ayudas, subvenciones a destinar a la iniciativa privada, creando..., creemos, desde luego, como no puede ser de otra manera, que tiene que primarse la creación de empleo, la fijación de población y que se introduzcan criterios de control, de participación, seguimiento y distribución equitativa de los recursos. Y lo voy a volver a leer: «Criterios de control, de participación, seguimiento y distribución equitativa de los recursos». Creemos que es hacia donde se tiene que trabajar.

También entendemos que es necesario abrir los cauces de participación y diálogo con los agentes sociales y económicos de la provincia de Teruel para consensuar las líneas generales de inversión generadoras de empleo del Fite. También creemos que tiene que ser en la línea en la que hay que trabajar.

También, como he dicho al principio, rechazar con cargo al Fite la financiación de inversiones de carácter ordinario que tiene obligación de realizar la Administración de la Comunidad Autónoma, tales como infraestructuras esenciales de comunicación, educativas, sociales y sanitarias, que, como digo, hemos visto cómo a lo largo de muchos años, el Fite ha sustituido a lo que tenía que ser el presupuesto ordinario para la provincia de Teruel.

Creemos que también hay que exigir al Gobierno del Estado, al Gobierno de la nación, que se autorice y suscriba en enero de cada año el convenio de colaboración anual del Fite entre la Administración General del Estado y la Diputación General de Aragón, y entendemos que también debería resolverse el otorgamiento de las ayudas y distribución de los recursos en el primer trimestre; sería, además, el objetivo para que, realmente, el Fite cumpliera el objetivo por el que está marcado.

Entendemos —no les va a sorprender, porque insistimos durante toda la pasada legislatura— la necesidad de articular mediante convocatoria pública, en régimen de concurrencia competitiva, las diferentes líneas de ayuda del Fondo de Inversiones de Teruel. No solo lo que hace referencia a infraestructuras municipales, sino también concretando bases, requisitos y criterios de concesión de subvenciones para los proyectos susceptibles de ser financiados con cargo a este Fondo, con la finalidad, como no podía ser de otra manera, de atender aquí a las observaciones y propuestas de la Fiscalía de Teruel, del Justicia de Aragón, de la Cámara de Cuentas de Aragón, del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida, de los juzgados que llevó Compromiso por Aragón. Me resulta, cuando menos, curioso que el Partido Aragonés ahora pueda hablar de la concurrencia competitiva, cuando en la pasada legislatura, cuando estaba en el Gobierno, no voy a decir que se riera de nosotros, pero que realmente no hacía absolutamente ningún tipo de caso a lo que hacía referencia a poder optar a la concurrencia competitiva.

En esa línea de trabajo, desde luego, nos encontrarán, encontrarán a Izquierda Unida, y creemos que es el momento de abordar con tranquilidad, abordar con serenidad, pero sobre todo de entender que el Fondo de Inversiones de Teruel tiene que ser eso, el Fondo de Inversiones de Teruel, para lo que está destinado (creación de empleo, fijación de población) y que no puede ser sustituto de los presupuestos ordinarios en esta comunidad autónoma.

No sabemos, porque hay diferentes enmiendas, si se va a llegar a un acuerdo, y al final, según a qué acuerdo se llegue, fijaremos la posición de voto. Si se mantiene como está en estos momentos, no... [Corte automático del sonido.]

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Ciudadanos.

El señor diputado DOMÍNGUEZ BUJEDA: Señor presidente.

Señorías.

No sé si es que pasamos mucho tiempo juntos la señora Luquin y yo, pero es que casi me ha pisado el discurso. [Murmullos.] [Risas.] Sí, sí, sí, sí. Tranquilos. Sí. A ver..., tranquilos, tranquilos, tranquilos.

El señor PRESIDENTE: Por favor. Por favor, guarden silencio.

Siga, señor diputado.

El señor diputado DOMÍNGUEZ BUJEDA: No se pongan nerviosos.

A ver, iré primero a la forma y después al fondo.

Se hace una convocatoria pública de infraestructuras municipales publicada en el Boletín Oficial el 21 de septiembre. Son cuatro millones de euros para infraestructuras municipales. Y se hace, la verdad, con unos criterios igual de selectivos que los del año pasado, exactamente lo mismo, no más que unos con los pueblos de más de dos mil habitantes y otros con los pueblos más pequeños.

El criterio de Ciudadanos debería de ser que todos los municipios concurrieran en las mismas condiciones, en los mismos criterios de igualdad, y que se valoraran realmente los aspectos técnicos y de necesidad más prioritaria para cada zona.

Nosotros vemos muchísimo más lógico para lo que es el Fite que se cogieran determinadas zonas concretas con necesidades imperantes y se destinaran, por ejemplo, dos millones de euros para fortalecer esa zona, otros dos millones para fortalecer otra y así sucesivamente. Y se harían proyectos de impacto y generación de empleo que vertebran esas zonas, y no miniproyectos sectarios en muchos casos, y así evitaríamos, en cierta manera, la despoblación.

Este Plan de infraestructuras municipales es lo mismo que han sido los planes provinciales de toda vida de la diputación provincial, y el Fite no está para esto. ¿Por qué no gasta el Gobierno de Aragón cuatro millones de euros para la provincia de Teruel en presupuesto ordinario para estas infraestructuras? Sería lo más lógico. El Fite no es para esto, no es para infraestructuras municipales. Para eso ya están los presupuestos de la diputación provincial con los planes provinciales.

¿Qué es el Fite? El Fite, realmente, no es lo que se está hablando aquí ahora mismo. El Fite tiene unos parámetros que dice que es, fundamentalmente, para infraestructura de transporte y comunicaciones, carreteras autonómicas y carreteras provinciales. Apoyó iniciativas empresariales, fundamentalmente en el ámbito industrial, agroalimentario y turístico. Apoyó infraestructuras para la implantación de empresas, refuerzos eléctricos, gasísticos e hidráulicos, infraestructura turística e industrial y puesta en valor del patrimonio cultural, ambiental y social en sus muchas formas.

La verdad es que ni se ha hecho caso con este Gobierno ni se ha hecho con el anterior Gobierno. Qué causalidad que en la anterior convocatoria se premiaba a los pueblos pequeños, donde suele tener el músculo el Partido Aragonés. Y ahora se premia a los pueblos grandes que, como ha dicho el representante de Podemos, de los once pueblos, incluida la capital, siete son gobernados por el Partido Socialista.

¿Pero qué mercadeo es este? El Fite es mucho más importante, es la vida de Teruel, ¡es la vida de Teruel! Y la vida de Teruel no está en pequeños proyectos de cien mil euros que deberían ir a planes provinciales de la diputación provincial. Y si el Gobierno de Aragón quiere ayudar, que dé cuatro millones de euros, que tampoco pasa nada. Con eso de que tenemos el Fite, no nos dan un duro, pero ni un..., perdón, ni un duro.

Nuestra posición con respecto a la proposición que hace la portavoz del Partido Aragonés la tomaremos cuando realmente nos expliquen las enmiendas que admiten y cómo finalmente se queda el texto.

Pero sigo pensando que tenemos que empezar a pensar para qué es el Fite, y con eso ochocientos y pico millones de euros, aparte de Dinópolis, aparte de Galáctica, aparte de Motorland, una maravilla, y gracias a eso, Teruel está creciendo, y eso no lo puede negar nadie, pero vamos a seguir haciendo proyectos que generen realmente empleo y no las tuberías que van a casa del amigo o a los pueblecitos, que hemos ganado ahora en los más grandes.

Señores, vamos a cambiar una vez y vamos a coger el Fite por donde realmente se tiene que coger.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Popular.

La señora diputada VALLÉS CASES: Gracias, señor presidente.

Señorías, muchas veces he tenido la oportunidad de hablar en esta tribuna sobre una herramienta, sobre un programa que nació en 1992 entre el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el Gobierno de Aragón. Y si ustedes se leen la página web del Ministerio de Hacienda —no vayan ustedes muy lejos—, verán los objetivos que tiene el propio Fite, y entre ellos, habla de que la provincia de Teruel presenta desigualdades interterritoriales significativas y que deben ser objeto de una dotación de capital productivo y de nivel de renta.

Señorías, el objetivo del Fite es mejorar el desarrollo económico, el equilibrio social y la vertebración territorial de Teruel. Esos son los objetivos que tiene el Fite, y para ello se establecen una serie de objetivos o de programas dentro del mismo.

Por coherencia con esos objetivos y nuestro programa electoral, señora Herrero, este grupo político le va a apoyar su iniciativa, aunque también he de decir que es de difícil aplicación dada las fechas en la que nos encontramos.

Coherencia, señores socialistas, eso es lo que les voy a pedir yo: coherencia. Coherencia entre lo que han dicho en esta tribuna, lo que dicen en el territorio, lo que dicen en el programa electoral y su acción de Gobierno.

¿Por qué cuantas veces hemos escuchado en esta tribuna que el principal problema de Aragón es el desequilibrio territorial, es la falta de vertebración? ¿O es que ustedes no se han leído la exposición de motivos de nuestro estatuto de autonomía? ¿O es que ustedes no se creen las razones y criterios que vamos a defender en la financiación autonómica? Desequilibrios, señorías, que en la provincia de Teruel llegan a desiertos poblacionales. Tenemos comarcas con tres habitantes por kilómetro cuadrado. Una falta de vertebración que, como aquí se ha dicho, de los doscientos treinta y seis municipios, solo once municipios tienen más de dos mil habitantes y otros ocho que se mueven entre los mil y los dos mil habitantes. Solamente el 60% de la población vive en municipios sostenibles desde el punto de vista de su capacidad para prestar los servicios públicos y privados, solamente el 60% de la población.

¿Cuánto hemos hablado de políticas de vertebración, señorías? La estrategia de ordenación del territorio pivota sobre esta materia, y muchas, muchas iniciativas nacionales y europeas son para buscar dinero para luchar contra la despoblación. Hemos planteado diferentes propuestas, como la Serranía Celtibérica, Empremter... Ustedes, en el territorio, hablan de que la despoblación es una cuestión de Estado. Nos han venido a decir que el consejero de Vertebración Territorial, el señor Soro, de Chunta Aragonesista, que cuando vino por Teruel, que había que solicitar más fondos para la despoblación, y visto lo visto, señores socialistas, solo son bonitas palabras y nada más.

La primera medida que toman para Teruel..., perdón, la segunda. La primera fue paralizar dos infraestructuras hospitalarias: la de Teruel y la de Alcañiz.

Como decía, la segunda medida que han planteado ustedes para Teruel es la de las subvenciones del fondo del Fite, los criterios de valoración que ustedes han planteado como los únicos objetivos, el mayor tamaño y el crecimiento poblacional.

¿Saben, señorías, cuál es el municipio que tiene mayor dotación de salida? Teruel capital. Eso es para ustedes luchar contra el desequilibrio, favorecer la vertebración de la provincia y potenciar el crecimiento poblacional de Teruel, apoyar principalmente a la capital. Y no tengo nada en contra, a pesar de ser de Alcañiz.

Por eso les pediría, señores sociales, coherencia. ¿Cómo podemos los turolenses fiarnos ahora de que ustedes van a luchar contra el desequilibrio y contra la despoblación? Si cuando salen las subvenciones de infraestructuras municipales, esas que sirven para asentar la población, esas que hemos dicho que son fundamentales para los servicios públicos, ustedes parten de una visión completamente contraria. Y no es cuestión del color del Gobierno de los municipios más favorecidos. Miren, señorías, solo hay tres municipios que parten con la máxima puntuación, solo hay tres: dos son del Partido Popular y uno del Partido Socialista-CHA. O sea, no es cuestión del color político, es cuestión de creerse la provincia de Teruel, es cuestión de creerse la vertebración, es cuestión de creerse la lucha contra la despoblación. Es cuestión de voluntad política, no de una decisión por la que, simplemente, piensan ustedes que van a salir más beneficiados.

Tampoco debe extrañar que el Partido Popular pueda tener más o menos municipios, como algunos han podido dejar entrever, en la propia distribución del Fite. Les quiero recordar que en las pasadas elecciones ganamos las elecciones municipales, estas también y que el 64% de la población vive bajo gobiernos del Partido Popular.

Para el Partido Popular, señorías, a diferencia del actual Gobierno —y a los hechos me remito—, la vertebración es una política trasversal, y la creación y el desarrollo económico un objetivo fundamental. Pero un criterio no debe estar reñido con otro, y en la provincia de Teruel debe ser necesariamente complementario. De hecho, estas bases, como las anteriores, también consideran la creación de empleo como el elemento fundamental, pero eso sí, señora portavoz del Grupo Socialista, en las anteriores convocatorias se establecía claramente qué tipo de proyecto y por prelación tenía valoración.

Ahora hemos dejado al criterio subjetivo de la mesa de valoración qué puede considerarse que crea empleo, qué puede considerarse que es potenciar el patrimonio, qué puede considerarse que es finalidad turística. Más criterios, pero todos de carácter subjetivos.

Así, señorías, que no solo se han olvidado de la vertebración... [Corte automático del sonido.] Entenderán que con estos planteamientos difícilmente uno puede creerse las palabras del actual Gobierno de Aragón, que dice una cosa y cuando hace, hace la contraria. Por eso, señorías, mucho han hablado ustedes de la despoblación, pero debe ser para que otros actúen, para que actúen desde la nación o desde Europa. Porque cuando el que actúa debe ser el Gobierno del señor Lambán, ustedes miran para otro lado.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Vallés.

Tiene la palabra el Grupo Parlamentario Aragonés para fijación de posiciones respecto a las enmiendas.

La señora diputada HERRERO HERRERO [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

Partiendo del texto de nuestra proposición no de ley, los cambios que vamos a hacer son los siguientes: eliminaríamos «rectifique de manera urgente» y pondríamos... Bueno, mejor leo lo que vamos a votar: «Las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a que en la próxima convocatoria de subvenciones con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel para infraestructuras municipales modifique los criterios de valoración para su concesión, de tal forma que sean más favorables para pueblos pequeños y/o con regresión demográfica, y que este Fondo contribuya realmente a combatir el gran problema de despoblación de la provincia de Teruel y a desarrollar de forma equilibrada nuestro territorio».

Y añadimos otro párrafo que coincidiría con la enmienda de Podemos, que diría: «Adicionalmente, las Cortes de Aragón instan al Gobierno de Aragón a que en próximos años se tienda a plantear el reparto de subvenciones en tantas partidas de dicho fondo como sea posible en régimen de concurrencia competitiva, siempre de acuerdo a criterios objetivos adecuadamente verificables».

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

Pasaríamos a la votación de la propuesta. Iniciamos la votación. Concluida la votación, sesenta y cinco votos emitidos, sesenta y cinco síes. Quedaría aprobada esta proposición no de ley.

Pasaríamos a la explicación de voto.

¿Grupo Parlamentario Mixto? No hace uso de la palabra.

¿Grupo Ciudadanos? Tiene la palabra.

El señor diputado DOMÍNGUEZ BUJEDA [desde el escaño]: Me gustaría aclarar un poco la situación de lo que en un principio no llevaba idea de votar lo que es esta propuesta que había hecho el Partido Aragonés, y ya he dado los motivos en la tribuna. Se han añadido algunas enmiendas y la verdad es que se va a revisar para el año que viene. Esperemos que se revise y se cojan realmente los criterios que tiene en realidad el Fite.

Gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

¿Grupo Parlamentario Aragonés? Tiene la palabra.

La señora diputada HERRERO HERRERO [desde el escaño]: Muchas gracias.

Simplemente, agradecer a todos los grupos parlamentarios que hayan tenido a bien apoyar esta iniciativa.

No hemos tenido ningún inconveniente en incluir, en parte, el espíritu de la enmienda del Partido Socialista y, en su literalidad, la enmienda de Podemos, que venía a hablar de que todas aquellas partidas que sea posible vayan a una convocatoria por concurrencia competitiva para poder presentarse los diferentes proyectos.

Mire, señor Domínguez, no tenemos ningún problema para hablar del Fite en general, de todo. Hoy hemos traído aquí este tema porque seguimos sin tener la explicación y no entendemos por qué se han cambiado esos criterios y seguimos sin saberlo. Pero no tenemos ningún problema para hablar de todas las líneas del Fite y, si quiere, nos podemos sentar a intentar ver si hay otras... Traigan ustedes una propuesta, a ver cómo repartirían ustedes eso, porque a mí me preocupa bastante lo que ha dicho aquí en la tribuna, o sea, Ciudadanos lo que ha dicho es que esto habría que coger y por qué no cogemos una zona que tenga necesidades y repartimos dos millones, y otra zona que tenga también necesidades y otros dos millones. ¿Y usted cree que eso, realmente, es mucho más objetivo, más justo, que eso no es discrecional y quién lo repartiría y cómo?

Vamos a ver, seamos un poco más serios, porque aquí, lo que se ha hecho con el Fite durante todos los años, con aciertos y con errores, pero desde su creación, estoy convencida que lo que se ha hecho es intentar paliar las necesidades más imperiosas que en cada momento tenían los pueblos y los ciudadanos para lograr desarrollar la provincia de Teruel.

Y miren, ¿que no tendría que estar esta línea de infraestructuras municipales? Pues, les doy la razón. Probablemente, no tendría que existir esa línea de financiación de infraestructuras municipales. Si cada uno hiciera lo que tiene que hacer, primero, el Estado, resolver el problema de la financiación de los municipios, que es su responsabilidad; segundo, las diputaciones, hacer lo que tienen que hacer y no otras cosas, etcétera, etcétera, pues, probablemente, no tendría que existir esta línea. Pero la verdad es que existe y no porque a nadie le haga gracia poner una línea de infraestructuras municipales, sino porque hay una necesidad importante para muchos municipios y, como digo, supone la supervivencia y la fijación de población.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora diputada.

El Grupo Parlamentario Podemos Aragón.

El señor diputado VICENTE OCÓN [desde el escaño]: Solo por agradecer la aceptación de nuestra enmienda y por haber permitido que el debate no se quedase estancado en quién había hecho qué, sino que nos permitiese mirar hacia el futuro de la provincia de Teruel y del Fondo de Inversiones.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Ocón.

El Grupo Parlamentario Socialista.

La señora diputada VICENTE LAPUENTE [desde el escaño]: Sí, presidente.

El Partido Socialista seguirá trabajando en mejorar los planteamientos de estos fondos, no les quepa la menor duda.

La defensa de los municipios, de todos, desde los más pequeños a los que son mayores, se consigue trabajando desde las instituciones en el día a día, y ese es el ofrecimiento que nuestro partido en este tema hizo a través del consejero de Presidencia al presidente de la Diputación de Teruel.

Hoy nos ha costado un poquito —es verdad—, al final, de poder llegar a un acuerdo con el Partido Aragonés. Sin embargo, son muchas las ocasiones en las que sí que lo hacemos y, recientemente, lo hemos visto en el apoyo mutuo a las enmiendas a los presupuestos generales del Estado planteadas en el Senado por los senadores del Partido Aragonés y del Partido Socialista, con temas tan importantes para nuestra provincia como la despoblación, que sin embargo, una vez más, no han contado con el apoyo del Partido Popular.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Vicente.

Señora Vallés, tiene la palabra.

La señora diputada VALLÉS CASES [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

Ya le decía, señora Herrero, que era difícil que se pudiera hacer para esta convocatoria, pero es bueno que el Grupo Socialista y, sobre todo, que el Gobierno socialista rectifique, rectifique cuando ha cometido un error y ha cometido un error de bulto, porque hemos visto cuál es su voluntad: su voluntad no es precisamente utilizar todas las herramientas que tiene a su alcance para vertebrar este territorio y para luchar contra la despoblación.

Y es lo que yo les decía: mucho hablan donde no gobiernan y, posteriormente, donde tienen que tomar decisiones toman la contraria, y lo digo por las enmiendas de las que ha hablado la señora Vicente. Evidentemente, puede usted plantear lo que estime oportuno, pero lo que tendrían que hacer es tomar las decisiones aquí, donde tienen capacidad de decisión y capacidad de gobierno.

Por último, decirles que el Fite, señorías, tiene un objetivo muy claro, un objetivo que tenemos todos que revisar si se estima oportuno o no, pero porque todo evoluciona y con un objetivo muy claro, que es luchar contra el desequilibrio territorial y potenciar el desarrollo económico y el equilibrio social de Teruel. Esos son los objetivos, esos son, simple y llanamente, los objetivos que tenemos en nuestra provincia.

Muchas gracias.

El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Vallés.

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664