Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Proposiciones no de ley

Proposición no de ley núm. 27/12, sobre inversiones en Teruel.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 020 de Plenos (VIII Legislatura)
Intervinienen: Peribañez Peiro, Joaquín - Romero Rodríguez, Luis Ángel - Tomás Navarro, Carlos María - Soro Domingo, José Luis - Marín Pérez, Ana

El señor PRESIDENTE: Siguiente puno del orden del día —seguimos con la provincia de Teruel—: debate y votación de la proposición no de ley número 27, sobre inversiones en Teruel, presentada por el Grupo Parlamentario del Partido Aragonés.

    El diputado señor Peribáñez tiene la palabra por tiempo de ocho minutos.

            Proposición no de ley núm. 27/12, sobre inversiones en Teruel.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ: Muchas gracias, señor presidente.

    En este último tramo del pleno de hoy se sigue hablando de Teruel, entre otras cosas porque es necesario hablar de Teruel.

    Debatimos, como digo, en este punto del orden del día un tema, una situación y una realidad, que creo que es suficientemente conocida por todas sus señorías, en la provincia de Teruel. De hecho, de las últimas tres iniciativas, hemos debatido dos de los fondos Miner y la anterior, del Fondo especial de Teruel.

    Pero nosotros no nos queremos centrar ahí: argumentando y apoyando el comentario de mi compañera en el punto anterior, queremos que haya un pacto general sobre la provincia de Teruel en cuanto a inversiones.

    Conocen de sobra las severas dificultades socioeconómicas que las comarcas mineras de la provincia de Teruel están atravesando en estos momentos, unas dificultades en estas comarcas que requieren, de forma inmediata, contundente y mantenida en el tiempo, inversiones públicas que originen una tranquilidad, un respaldo desde el Gobierno de España a la provincia de Teruel, y en concreto a las Cuencas Mineras, y que posibiliten el que los alcaldes, los empresarios y todas las situaciones necesarias en estas comarcas se vayan trabajando con tranquilidad, sin prisa, pero sin pausa, en una decisión tomada en la Comisión Bilateral, como recoge nuestro Estatuto de Autonomía de Aragón en el artículo 90, entre el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón.

    Esta propuesta y esta apuesta es compartida por el resto de las instituciones: la estatal, como digo, la autonómica, la provincial, la comarcal y la local.

    Ya hemos dicho, y no me voy a cansar de repetirlo, porque es una realidad, que estas inversiones en la provincia de Teruel han conseguido en los últimos años alcanzar avances significativos, avances con los que ahora mismo estaríamos pensando qué ha ocurrido con la provincia de Teruel, y lo que tenemos que pensar a partir de este momento es qué va a ocurrir con la provincia de Teruel si esto no lo sacamos adelante.

    Y, desde luego, comentarios de los recientes anuncios sobre eliminación, recortes, falta de prórroga a las diferentes líneas de inversión estatal, profundizan, indudablemente, sobre la situación económica, una situación económica que viene a sumarse a la ya tradicional deficiencia inversora en nuestra provincia, sobre todo en infraestructuras principales, que, sin duda, merma la recuperación del tejido industrial, la creación de empleo y, por lo tanto, la fijación de puestos de trabajo.

    Hemos hablado de los fondos Miner, que vuelvo a hablar en este momento; hemos hablado del Fondo especial de Teruel, que hablaré también a continuación; hablamos de infraestructuras necesarias, tanto por ferrocarril como por carreteras, y no nos podemos olvidar de la última apuesta por el territorio, que son los planes de desarrollo rural. Entendemos que siguen siendo necesarias e imprescindibles para nuestra provincia, necesarias e imprescindibles.

    Es necesario que Teruel no solo exista. Ha apuntado un dato importante mi compañera: como esto no lo saquemos adelante entre todos, como en esto no haya un apoyo común entre todos, Teruel irá agonizando poco a poco. Es cuestión de tiempo, y no lo podemos permitir. Nosotros somos los representantes del pueblo de Aragón, y no podemos permitir esta situación. [Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés.]

    Unos fondos Miner de los que ya hemos hablado, que significan infraestructuras, mantenimiento e implantación de empresas y formación; en definitiva, puestos de trabajo y población en el territorio, que es lo que necesita la provincia de Teruel.

    Y lo que es más importante, como decía anteriormente, en mi intervención de la iniciativa anterior: sabemos qué significa lo que estamos haciendo, pero no sabemos lo que puede significar. Por lo tanto, tenemos que apostar en ese sentido.

    El Fondo de inversiones de Teruel, ya se ha hablado, no voy a ser reiterativo, pero en la misma línea: hay que mantener el pulso, hay que mantener la apuesta y hay que trasladarle al Gobierno de España la necesidad, no la conveniencia, la necesidad de lo que significan estos fondos para la provincia de Teruel, una partida importante para actuaciones necesarias.

    Escuché a la presidenta, he tenido la oportunidad también de escucharla esta mañana. Ojalá sea una realidad. Yo no voy a poner en duda sus palabras, indudablemente, ¿quién soy yo para ponerlas en duda? Pero ojalá sea una realidad, porque lo necesitamos.

    En infraestructuras, yo creo que todos somos conscientes. Les voy a poner un dato muy significativo: cuesta lo mismo ir de Calamocha a Valencia que a Ráfales (Valencia, en otra comunidad, y Ráfales, en la provincia de Teruel). Necesitamos infraestructuras, porque, indudablemente, son una apuesta de desarrollo y una apuesta de futuro.

    No voy a comentar las infraestructuras pendientes, que ya conocemos todos, que se han dicho por un grupo y por otro grupo, que hasta el portavoz del Partido Popular se aventuraba ahora mismo a recordarnos. Yo creo que son ejemplos significativos la A-40, la A-68, el desdoblamiento de la 211..., son ejemplos más que significativos para darnos cuenta de la realidad de lo que significa.

    Y lo mismo podemos hablar, en un término similar, del ferrocarril.

    Y me refiero ahora a este otro proyecto que ha nacido a finales de esta legislatura, que son los programas de desarrollo rural sostenible. Creo que la mayoría de los que estamos aquí —creo que todos, pero, al menos, voy a decir la mayoría— conocemos la realidad de esa apuesta del Gobierno de Aragón, de esa apuesta capitaneada por los Departamentos, en concreto, de Medio Ambiente y de Agricultura en la legislatura anterior. No sabemos qué va a ocurrir. El Gobierno de Aragón ha hecho sus deberes, ha puesto su partida económica en los presupuestos; no sabemos qué va a ocurrir con el Gobierno de España.

    Al principio, bueno, pues unas experiencias piloto, ahora mismo unas experiencias piloto, poco más o menos, el estar un poco espabilados y replegar una serie de planes que sirvieran de experiencia piloto para distribuirlos de forma equitativa y objetiva entre las provincias del territorio. Unos proyectos consensuados por los agentes sociales, económicos, asociaciones, organizaciones y por los grupos políticos, unos proyectos nacidos del territorio y para el territorio. El PAR, indudablemente, es consciente de esta situación y, por lo tanto, no va a dudar en apostar por estas situaciones.

    Voy hablar de las enmiendas presentadas por los grupos políticos porque, si no, no me va a dar tiempo.

    En cuanto a la enmienda presentada por Izquierda Unida al punto primero, entienda que no se la podemos admitir porque sustituye todo el texto que nosotros presentamos. Yo no estoy en desacuerdo con el texto, pero es el texto del Partido Aragonés y no es el texto de Izquierda Unida. Por lo tanto, yo le invito a que pueda hacer una iniciativa suya. Estaríamos de acuerdo en alcanzar, en poder completar en el «cumplan los acuerdos»; luego podemos redactar un texto más acorde, que ya lo tenemos hablado.

    En cuanto a las enmiendas presentadas por el Grupo Socialista: «además de mantener», no le acabo yo de ver coordinación al texto que se propone; en cuanto a la duplicidad del fondo, yo creo que merece una explicación que yo no acabo de entender, ya me disculpará; en cuanto a las «instituciones aragonesas, y en especial al Gobierno de Aragón», ya consta que son todas las instituciones aragonesas, por lo tanto se incluye el Gobierno de Aragón.

    Entendemos que este acuerdo alguien lo tiene que conocer, y nosotros creemos que lo conveniente...

    El señor PRESIDENTE: Vaya terminando, señor Peribáñez.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ: ... —termino, señor presidente, en diez segundos—, y lo tiene que conocer la Administración General del Estado. Y en cuanto a la relación de infraestructuras, que son todas, prácticamente, férreas, que me presenta en la enmienda número 7, hacemos referencia en el punto primero de nuestra iniciativa a todas las infraestructuras estratégicas, que creo que quedan contempladas, porque, además, dice usted «entre otras posibles». Creo que, para no dejarnos ninguna, es mejor que se quede el texto como estaba...

    El señor PRESIDENTE: Señor Peribáñez, luego tendrá la oportunidad de fijar la posición respecto a las enmiendas.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ: Termino, señor presidente.

    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Peribáñez.

    En defensa de las enmiendas de Izquierda Unida de Aragón, señor Romero, cinco minutos, por favor, para la defensa de las dos enmiendas.

    El señor diputado ROMERO RODRÍGUEZ: El Grupo Parlamentario de Izquierda Unida ha presentado dos enmiendas a la proposición no de ley del Partido Aragonés sobre inversiones en la provincia de Teruel.

    Estamos de acuerdo, y creo que lo hemos manifestado en muchas de las iniciativas que se han debatido en este pleno casi monográfico sobre la provincia de Teruel, por lo menos en esta segunda parte después de la comida, que desde Izquierda Unida reivindicaremos todos y cada uno de los fondos que, hasta la fecha, venían desarrollándose en la provincia de Teruel y que, por la cuestión de la crisis, hoy están en tela de juicio.

    Todos sabemos de la importancia que tienen estos fondos y todos sabemos que, para que la provincia de Teruel pueda funcionar, es necesario, imperiosamente necesario, que estos fondos se consigan.

    Hemos hablado en la anterior iniciativa de que el Fondo de inversiones de Teruel urge su firma; hemos hablado en la iniciativa de que los fondos del Plan de la minería debe recuperarse; hemos hablado en la iniciativa anterior de la necesidad de que el programa Reindus funcione y, por lo tanto, salga la convocatoria, que no sale desde noviembre del año pasado y es una convocatoria importante para las empresas de la provincia de Teruel; hemos hablado de la importancia de que no se pierdan los planes de desarrollo rural; hemos hablado de la importancia de que todas las infraestructuras en los sectores estratégicos se consigan.

    Pero en lo que difiere Izquierda Unida con respecto a la iniciativa presentada por el Partido Aragonés es en que el Partido Aragonés plantea que se resuelva en el marco de la Comisión Bilateral y resuelva que se firme un gran pacto por la provincia de Teruel.

    Primero, después del debate de esta mañana de la proposición no de ley de la Comisión Bilateral, la sensación que nos da es que esa comisión, en los últimos años, pocas cosas ha resuelto en beneficio de los aragoneses.

    Segundo, no nos parece apropiado que se aparezca por parte del Partido Aragonés como salvador de la provincia de Teruel, con la firma de un gran pacto para la provincia. Debería preguntarse el Partido Aragonés si ha sido o no cómplice después de los muchos años de gobierno en el Gobierno de Aragón, tanto con el Partido Socialista como con el Partido Popular, si no se siente cómplice de que la Administración del Estado haya fallado a la provincia de Teruel. O la pregunta debería ser: ¿no debería exigir el Partido Aragonés en sus acuerdos de gobernabilidad mayor rigor en la defensa de las infraestructuras que afectan a Aragón, y especialmente a la provincia de Teruel? Porque, si no, la sensación que podemos estar dando hoy aquí es que el partido que es Gobierno, que mantiene el Gobierno, que reivindica un grupo de proyectos para la provincia de Teruel y para Aragón, después son ninguneados por la Administración del Estado y viene a seguir pidiendo lo mismo. Nos da la sensación de que tal vez no tienen toda la autoridad moral para presentar ciertas iniciativas, y por eso la enmienda que presenta el Grupo de Izquierda Unida es que las Cortes de Aragón insten al Gobierno de Aragón a que se dirija al Gobierno del Estado para que cumpla con los compromisos prometidos en la provincia de Teruel.

    Los turolenses y las turolenses lo que quieren es que los proyectos que los gobiernos han comprometido para la provincia de Teruel, al final, se cumplan, y, para que se cumplan, es necesario que los partidos que han gobernado en el Estado dirijan sus esfuerzos hacia las promesas que han hecho en la provincia de Teruel. Y esas promesas las conocemos todos: las promesas del desdoblamiento de la 232, las promesas de las infraestructuras del Pacto del Agua, las promesas de las infraestructuras ferroviarias, las promesas de muchos proyectos de los que hoy parece que nos queremos olvidar, pero que hace poco hubo manifestaciones y reivindicaciones por esos proyectos.

    Por lo tanto, el objetivo nuestro no es que se vuelva a negociar, sino que se cumpla lo que ya se ha negociado, lo que ya se ha prometido y lo que debe cumplir la Administración del Estado. Y en ese sentido han ido nuestras enmiendas.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Romero.

    A continuación, por el Grupo Parlamentario Socialista, el señor Tomás tiene la palabra, por tiempo de cinco minutos, para la defensa de las cinco enmiendas que ha presentado.

    El señor diputado TOMÁS NAVARRO: Gracias, señor presidente.

    Desde el Grupo Parlamentario Socialista, hemos presentado, efectivamente, cinco enmiendas, de adición y de sustitución. Cuatro de ellas están basadas en este documento, que me da la impresión de que es el mismo documento —este está encarpetado, señor Navarro—, el mismo documento que esgrimía el señor Navarro, y están basadas en este documento, fundamentalmente, porque muchas de las actuaciones que están recogidas en este documento ya están puestas en marcha. Lo que pretendemos con nuestras enmiendas es, sencillamente, que se continúen. Algunas ya están muy avanzadas y otras están puestas en marcha. Con esas enmiendas, insisto, lo que pretendemos es, basadas en este documento, que se puedan desarrollar.

    Y hemos presentado también una enmienda de supresión al punto 3 porque entendemos que no es necesario enviar el acuerdo que vayamos a adoptar, y entendemos que no es necesario enviarlo a la Administración General del Estado porque creemos que esta iniciativa parte de un principio, que es el de la bilateralidad, en el marco de la Comisión Bilateral Aragón-Estado. Y, si no, ¿para qué sirve el punto 3 del artículo 90 de nuestro Estatuto, que dice textualmente que «la Comisión Bilateral se reunirá en sesión plenaria cuando lo solicite una de las partes»?

    Partiendo de aquí, partiendo de este principio, estamos de acuerdo en que sea en el seno y en el marco de la Comisión Bilateral Aragón-Estado donde se busquen soluciones a los problemas de Teruel. Y, sobre todo, porque en esta provincia, en estos dos últimos meses —lo comentábamos antes, en la anterior iniciativa, cuando hablábamos, en la moción, de la Comisión Bilateral—, en estos dos últimos meses, Teruel no ha parado de recibir mazazos, y no ha parado de recibir mazazos con un nuevo Gobierno del señor Rajoy: con el Plan Miner, doce millones de euros menos para Aragón, doce millones de euros menos para Teruel, doce millones menos de euros para las Cuencas Mineras; y vamos con el Fondo de inversiones, porque también peligra y son sesenta millones de euros anuales; o el Programa de desarrollo rural sostenible.

    Pero, señorías, aquí también hay otros problemas, que también aparecen contemplados en la iniciativa que ha presentado el Partido Aragonés, y es donde tenemos que buscar las soluciones para el mantenimiento de los compromisos inversores.

    E, insisto, eso se plantea en el punto 2 de la iniciativa, que también enmendamos, y son planteamientos, son cuestiones que, prácticamente, dependen exclusivamente del Gobierno de Aragón: recortes de fondos para los autobuses, retrasos en los hospitales de Teruel y Alcañiz, Caudé... Y eso es fruto de la paralización de todo, como está ocurriendo con todo Aragón. Ningún proyecto nuevo, ninguna cuestión nueva, todo paralizado desde hace siete meses de gobierno, todo paralizado. Aquí, lo único que se está haciendo es una política de gestos, pero los gestos duran mientras duran, y con los gestos no se hace política.

    Somos conscientes de que, desde que el Partido Popular gobierna en Aragón, han aumentado —lo comentábamos también en la anterior iniciativa— casi quince mil personas desempleadas, y, para colmo, el señor Rajoy nos impone la reforma laboral, que va a dejar, a muchos cientos o miles de trabajadores aragoneses que queden al amparo de los empresarios.

    Pero, señor Peribáñez, y ya le adelanto que, independientemente de lo que vaya a ocurrir con nuestra enmiendas, porque creemos que es un tema lo suficientemente importante como para que todos estemos de acuerdo, ya le adelanto que vamos a votar a favor de su iniciativa.

    Pero le digo, señor Peribáñez: también ustedes son miembros de este Gobierno, ustedes son miembros de este Gobierno, y en ocasiones da la impresión de que ustedes quieren ser Gobierno y oposición a la vez, y no se puede estar a la vez en misa y repicando. Por tanto, hagan algo más que presentar meras iniciativas, hagan algo, porque ustedes pueden hacerlo, porque, de lo contrario, ustedes y, de paso, todos seremos cómplices de lo que está ocurriendo en Aragón y, fundamentalmente y en estos momentos, con la provincia de Teruel.

    [Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Tomás.

    Intervención de los grupos parlamentarios no enmendantes.

    Por el Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista, su diputado el señor Soro tiene la palabra por tiempo de cinco minutos.

    El señor diputado SORO DOMINGO: Gracias, señor presidente.

    Señor Peribáñez, como ya he anunciado en la anterior iniciativa, vamos a votar a favor de esta proposición no de ley, acepte o no acepte las enmiendas, haga las transacciones que haga, vamos a votar a favor de esta proposición no de ley y de las que vengan en el futuro.

    Repito que vamos a estar apoyando, empujando para que, finalmente, el futuro de Teruel sea mejor gracias a que se firme el convenio.

    Pero recuerdo el problema que tenemos ahora mismo sobre la mesa, y es que el Gobierno central ha respondido que la suscripción del nuevo convenio quedaría supeditada a las actuales circunstancias de restricción económica y de interinidad de los presupuestos generales del Estado.

    No hemos recibido una explicación del portavoz del Partido Popular que ha intervenido en la anterior iniciativa, del señor Navarro. Entiendo que no va a intervenir él, porque ha vuelto a ocupar su puesto en la Mesa, no sé quién será el portavoz del Grupo Popular, y espero que quien intervenga en nombre del Partido Popular nos explique el alcance, lo que significa esta afirmación, tan grave para los intereses de Aragón, que viene desde el Gobierno central.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Soro.

    Por el Grupo Parlamentario Popular, su diputada la señora Marín tiene la palabra. Cinco minutos.

    La señora diputada MARÍN PÉREZ: El Grupo Parlamentario del Partido Aragonés ha presentado una proposición no de ley instando al Gobierno de Aragón para que se dirija al Gobierno central a fin de alcanzar un gran pacto que redunde en beneficio de la provincia de Teruel.

    Como no podía ser de otra manera, el Grupo Parlamentario Popular votará a favor de esta proposición no de ley, puesto que nuestro partido siempre ha trabajado por la provincia de Teruel, y no solo de palabra, como, por desgracia, hemos visto en cercanas y reiteradas ocasiones, sino a través de hechos, inversiones y actuaciones de los que ha salido muy beneficiada la provincia de Teruel. No desconocen sus señorías que las mayores infraestructuras realizadas en la provincia a la que represento han sido llevadas a cabo bajo gobiernos del Partido Popular.

    La preocupación de nuestro partido por la provincia de Teruel viene de lejos:

    En el año noventa y dos se firma el primer acuerdo con el Ministerio de Economía y Hacienda sobre el Fondo de inversiones de Teruel, estableciéndose una primera partida presupuestaria de novecientos cincuenta millones de pesetas por parte de las dos administraciones implicadas.

    En el año noventa y siete, bajo el Gobierno de José María Aznar, se firma un nuevo convenio, duplicándose este importe por razón de mil ochocientos millones de pesetas, cantidad que fue nuevamente incrementada en el año dos en un 40%, siendo entonces ministro de Economía Cristóbal Montoro.

    Igualmente, en el noventa y siete se proyectó y se empezó a elaborar la autovía Mudéjar, infraestructura que ha beneficiado la provincia de Teruel en las comunicaciones como ninguna otra infraestructura lo haya hecho antes o después.

    Ese mismo año se incluyó por primera vez a la provincia de Teruel en el Plan nacional de la Minería, con una inversión de más de novecientos millones de euros, inversiones que abarcaron el período 1998-2005. Por desgracia, para el período 2006-2012 se redujo dicha inversión a cuarenta y cinco millones de euros (gobernaba entonces el Partido Socialista Obrero Español).

    Pero sigo. Cuando, en abril del cuatro, entra en el Gobierno de España el PSOE, quedaban ochenta y un kilómetros de alta velocidad por licitar en la línea ferroviaria Teruel-Zaragoza, treinta y dos kilómetros en proyecto y sesenta kilómetros en estudio informativo. Ocho años más tarde seguimos igual. El Partido Popular hizo una gran inversión en proyectos ferroviarios en la provincia de Teruel, que superaron los dieciséis mil millones de pesetas.

    También en el año 2004 se había iniciado la autovía Zaragoza-Alcañiz, dejando en servicio hasta El Burgo de Ebro, y estaba prácticamente terminado el estudio informativo de la autovía Teruel-Cuenca. Ambas infraestructuras se paralizaron de forma inexplicable por el anterior Gobierno de España.

    Con estas inversiones, el Partido Popular ha demostrado que la preocupación por un territorio se demuestra con hechos, no con palabras, con hechos y con inversiones reales, no con promesas llenas de palabrería, pero vacías de contenido.

    La preocupación por la provincia de Teruel también se demuestra con hechos que miran al futuro. El actual Gobierno central, y en particular en los últimos días, la ministra de Fomento ha anunciado, en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, el compromiso del Gobierno nacional con la provincia de Teruel para retomar la ejecución de infraestructuras paralizadas en los últimos siete años. Así, en los planes del Ministerio de Fomento está el impulso del desdoblamiento de la nacional 232, en la provincia de Teruel; desbloquear la tramitación de la A-40, que el anterior Gobierno bloqueó alegando inexistentes motivos medioambientales; la conexión entre Monreal del Campo y Alcolea del Pinar, y la conexión ferroviaria entre Valencia, Teruel y Zaragoza, abandonada, como el resto de infraestructuras de la provincia de Teruel, desde hace ocho años.

    Y preocupación también presente, demostrada por la actual presidenta del Gobierno de Aragón, que, desde noviembre de 2008, fecha en que fue elegida presidenta del Partido Popular de Aragón hasta la actualidad, ha realizado cuarenta y dos viajes a la provincia de Teruel, cosa que no se puede decir de sus antecesores en el cargo, visitando las diez comarcas turolenses en reiteradas ocasiones, interesándose por todos y cada uno de los problemas de los doscientos treinta y seis municipios que conforman nuestra provincia, preocupándose por todas la dificultades que le han sido expuestas por los habitantes de los municipios y buscando y encontrando, a través del trabajo y de la dedicación, solución para dichos problemas.

    El Partido Popular ha estado, está y estará siempre implicado en los problemas de la provincia de Teruel, pero, sobre todo, en las soluciones que los ciudadanos demandan, porque sabe que esas soluciones pasan por el trabajo, y no por la pasividad ante las situaciones que se les presentan, pasividad que, hasta ahora, ha sido la tónica a la que nunca nos hemos podido acostumbrar los habitantes de la provincia de Teruel.

    Hemos aportado soluciones en el pasado, en el presente y lo seguiremos haciendo en el futuro. Por eso, nuestro voto va a ser favorable a la proposición no de ley presentada por el Partido Aragonés, porque es un voto de confianza, de apoyo y de optimismo hacia la provincia de Teruel.

    Muchas gracias.

    [Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Marín.

    Bien, por el grupo parlamentario proponente, el señor Peribáñez puede fijar su posición en relación con las enmiendas.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ [desde el escaño]: Muchas gracias, señor presidente.

    En cuanto a las enmiendas presentadas por Izquierda Unida, la 1 no la admitiremos porque supone un cambio de texto y, por lo tanto, no sería nuestra iniciativa. Por lo tanto, le invito al señor Romero a que presente una iniciativa con este mismo texto o con el que crea conveniente.

    Sin embargo, la número 2 sí que la admitiríamos, con un texto que pasaré a la Mesa, cuyo punto número dos sería: «en tanto no se alcance el acuerdo que permita cumplir estos compromisos, las Cortes de Aragón...», y terminaría hasta el final. Luego, señor presidente, se lo paso a la Mesa.

    En cuanto a las enmiendas del Grupo Socialista, ya las he comentado. La primera enmienda no acabo de entender..., bueno, no acabo de entender, no, no tiene literalidad lo que propone, y le he dicho al portavoz que lo explique.

    La segunda habla de dos años de duplicidad, de nueva duplicidad, cuando estamos hablando de que la firma sea de cinco; por lo tanto, no se admitiría.

    Cuando se habla de instituciones aragonesas, se hace hincapié en especial en el Gobierno de Aragón, y nosotros entendemos que, cuando hablamos de instituciones aragonesas, ya están incluidas todas.

    Sobre la supresión del apartado número tres, nosotros entendemos que alguien tiene que conocer esta iniciativa, y, si va dirigida al Gobierno de España, tiene que ser la Administración general del Estado.

    Y luego, en la última enmienda hace una relación de infraestructuras que nosotros entendemos que está recogida en el punto uno, donde se dice: «así como todas las infraestructuras estratégicas para las comarcas de la provincia de Teruel, especialmente carreteras y férreas», cuando él hace una relación, pero hace constar también «entre otros posibles». Por lo tanto, creo que es más amplio el texto que propone la propia iniciativa, y, en consecuencia, no se admitiría.

    Gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Peribáñez.

    Con las condiciones que ha fijado el portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés, sometemos a votación la iniciativa.

    Señorías, ocupen sus escaños. Señor Aliaga...

    Comienza la votación. Finaliza la votación. Votos emitidos, sesenta y tres; a favor, cincuenta y ocho; abstenciones, cuatro. Queda aprobada la proposición no de ley en los términos que ha explicado el señor Peribáñez.

    Y pasamos al turno de explicación de voto.

    Brevemente, señor Romero. Con brevedad, por favor.

    El señor diputado ROMERO RODRÍGUEZ [desde el escaño]: Sentimos no haber apoyado la iniciativa del Partido Aragonés, pero era evidente que no podíamos votar en contra, a pesar de que nuestra principal enmienda no ha sido aceptada por el grupo proponente.

    Decirles que hemos recibido un escrito del secretario de Estado a un escrito mandado por Izquierda Unida por la preocupación por la pérdida de los fondos Miner, y nos contesta diciendo: «Es evidente que el déficit público de las administraciones españolas hace una necesaria acción que equilibre el estado de ingresos y gastos. El desequilibrio actual es tan grande que obliga a actuar. Por todo ello, es prioritario reducir en los presupuestos generales del Estado determinados gastos, con el fin de que se dé ese equilibrio a finales del ejercicio presupuestario y no supere el 4,4 del producto interior bruto».

    En una carta sobre una pregunta, sobre el programa de reindustrialización en la provincia de Soria, la contestación es parecida: «Los compromisos de equilibrio presupuestarios que rigen la elaboración afectan a todos los créditos presupuestarios».

    Todos tenemos que estar preocupados, porque la situación es crítica y porque es necesario que no perdamos todos los fondos que se han explicado en la iniciativa del Partido Aragonés.

    Sentimos si puede molestar que pensemos que no es momento de salvadores, sino que es momento de que el Gobierno de Aragón, con firmeza y con los argumentos que se les han dado desde la provincia de Teruel, actúe, solucione los problemas y se firmen cada uno de los compromisos que el Estado ha mantenido para la provincia de Teruel.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Romero.

    El señor Soro puede intervenir.

    El señor diputado SORO DOMINGO [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

    El Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista ha votado a favor de esta iniciativa, como votaremos, como ya he anunciado, a favor de todas las iniciativas que se planteen para no impulsar, sino apoyar al Gobierno de Aragón para conseguir firmar el convenio que se plasme en el Fondo de inversiones de Teruel.

    Reiterar todo el apoyo al Gobierno de Aragón y desearle toda la suerte para conseguir que, finalmente, la firma del convenio, a pesar de las dificultades evidentes, a pesar de que en este momento somos pesimistas al respecto, reitero todo el apoyo, toda la suerte para que, finalmente, se consiga la firma.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Soro.

    Señor Peribáñez, puede intervenir.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

    Señor Romero, el Partido Aragonés no se siente cómplice, entre otras cosas porque no tiene la posibilidad de estar en la Comisión Bilateral por el Gobierno de Aragón y por el Gobierno de España.

    Y sí que tenemos autoridad moral, ¡naturalmente!, como imagino que la tendría usted si estuviera. Otra cosa es la legal o la del acuerdo. Otra cosa es que no sea posible, como le he dicho, por las dos situaciones.

    Decía que está preocupado. Yo también estoy preocupado, señor Romero, naturalmente que estamos preocupados. Usted y yo, mejor que, quizá, otros compañeros que sean de Zaragoza o de Huesca, conocemos la realidad de la provincia de Teruel. Indudablemente que estamos preocupados.

    Pero yo me creía el anterior Gobierno y el trabajo que, en la Comisión Bilateral, se hacía entre el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España. ¿Por qué no me tengo que creer el que se va a hacer ahora? Porque, claro, usted habla de calendarios, que si podamos hacer algo, y me lo dice usted —estoy refiriéndome al señor Tomás—, me lo dice usted. Hombre, creo que en el anterior iniciativa he oído dos años y medio, y desde aquí, desde Aragón, creo que se ha pedido. Por lo tanto, cada uno hacemos lo que podemos y cada uno jugamos con las cartas que tenemos, y a nosotros nos toca jugar con estas cartas.

    Y, mire, no es una cuestión de salvar a nadie, señor Romero, no es una cuestión de salvar a nadie ni de ser protagonistas de nadie. Simplemente, que el Partido Aragonés entendía que en este momento —seguramente, en otros muchos, también, pero especialmente en este momento—, por la situación que se está viviendo, entendemos que tiene que haber un pacto de inversiones general en la provincia de Teruel que se lleve a cabo por la Comisión Bilateral. Pero no en beneficio del PAR: en beneficio de Teruel, señor Romero, en beneficio de Teruel. ¡Si es que estamos aquí representado a Aragón! Por lo tanto, cualquier iniciativa que beneficie a cualquiera de los intereses de los grupos políticos, y si, además, es por unanimidad, mucho mejor, interesa a todos los aragoneses, y en este caso, especialmente, como digo, a la provincia de Teruel.

    Voy a terminar agradeciendo a todos los grupos políticos el apoyo independientemente, señor Tomás, de que no se han tenido en cuenta las enmiendas presentadas. Creo que es sabedor y conscientes del porqué y de la situación.

    Y, por lo tanto, me hubiera gustado contar con el apoyo de Izquierda Unida. Indudablemente, no se le puede apoyar un punto que sustituye a todo el punto de quien presenta la iniciativa.

    Pero, vamos, en cualquier caso, repito, gracias por el apoyo, y espero que las iniciativas de esta tarde supongan una tranquilidad si al final se consolidan, si al final se consiguen los objetivos que todos hemos aprobado, unas veces por mayoría muy amplia y otras, por unanimidad.

    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Peribáñez.

    Señor Tomás, puede intervenir.

    El señor diputado TOMÁS NAVARRO [desde el escaño]: Sí, gracias, señor presidente.

    Mire, señor Peribáñez, que en la anterior iniciativa he procurado no entrar en el debate de por qué no se había convocado la Bilateral desde hacía bastantes meses. A lo mejor no es a mí a quien me corresponde explicárselo, igual es otra persona la que debería explicarle por qué no se convocaba la Comisión Bilateral, igual es otro quien se lo debería explicar.

    En cuanto a su iniciativa, hemos apoyado su iniciativa —se lo he dicho antes, desde la tribuna— por responsabilidad, independientemente de que, de las cinco enmiendas que hemos presentado, no se había admitido ninguna. Por responsabilidad, entendíamos que es lo que toca hacer, es lo que toca hacer como grupo parlamentario, sobre todo cuando es evidente que, desde que llegó el señor Rajoy al Gobierno de España, hace dos meses, Aragón, y especialmente Teruel, no han parado de recibir malas noticias. Pero es que ustedes habían estado imposibles.

    Por tanto, nos habíamos alegrado, nos hemos alegrado de que hayan presentado esta iniciativa porque —se lo he dicho también antes— ustedes no son oposición, son Gobierno, y ustedes pueden hacer mucho para Aragón y por Teruel.

    Pero es evidente también que la confianza que todos deberíamos tener en las relaciones de bilateralidad debe ser una confianza puesta en nuestro Estatuto. Si nos creemos el Estatuto, nos creemos las relaciones de bilateralidad. Yo creo que su partido siempre ha hecho gala de ello. Por tanto, bienvenidos a tener confianza en las relaciones de bilateralidad.

    Y, por cierto, vamos a ver si, atendiendo a la iniciativa que hemos aprobado esta mañana, somos capaces de convocar con urgencia, para tratar estos temas importantes, la Comisión Bilateral Aragón-Estado.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Tomás.

    Señora Marín, puede intervenir.

    La señora diputada MARÍN PÉREZ [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.

    Ha quedado claro, con la exposición que antes he realizado, que nosotros somos los primeros defensores de la provincia de Teruel, dado que llevamos muchos años invirtiendo en esa provincia, lo hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo. Nuestra presidenta y el Partido Popular de Aragón seguirán trabajando por la provincia de Teruel, no les quepa la menor duda.

    Pero, señor Tomás, la responsabilidad, a la que usted hace mención que tiene, no es tanto apoyar iniciativas en esta Cámara, que también lo es, sino trabajar por la provincia de Teruel. Hay muchos puntos dentro del Plan de actuación específico para Teruel, muchos, por no decir todos, que están sin cumplir. Ustedes han presentado una enmienda, y en esta enmienda solicitan, entre otras cosas, la autovía Cuenca-Teruel, cuando les leo, en el Plan específico para Teruel, que pone que en el año seis se actualizará el proyecto de construcción y en el siete se licitarán las obras. Estamos en el doce, no han hecho ustedes nada. Por eso les digo que la responsabilidad se muestra con hechos, no con palabras.

    Muchas gracias.

    [Aplausos desde los escaños del Grupo Parlamentario Popular.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Marín.

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664