Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Comparecencias - De Consejeros de la DGA - Ante el Pleno

Comparecencia del Consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón para que aclare sus afirmaciones sobre los fondos europeos y el Plan de desarrollo rural sostenible, así como las medidas que el Gobierno de Aragón va a acometer para poder desarrollar dicho plan.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 007 de Plenos (VIII Legislatura)
Intervinienen: Sada Beltrán, José Javier - Bermudez De Castro Mur, Roberto Pablo - Romero Rodríguez, Luis Ángel - Ibeas Vuelta, María Nieves - Ruspira Morraja, Antonio - Cruz León, José Manuel

El señor PRESIDENTE: Sexto punto del orden del día: comparecencia del Consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón, a solicitud de veintidós diputados del Grupo Parlamentario Socialista, para que aclare sus afirmaciones sobre los fondos europeos y el Plan de desarrollo rural sostenible, así como las medidas que el Gobierno de Aragón va a acometer para poder desarrollar dicho plan.

    El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra. Señor Sada, cuando quiera.

    Quince minutos, señor Sada, ya sabe.

            Comparecencia del Consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón para que aclare sus afirmaciones sobre los fondos europeos y el Plan de desarrollo rural sostenible, así como las medidas que el Gobierno de Aragón va a acometer para poder desarrollar dicho plan.

    El señor diputado SADA BELTRÁN: Gracias, señor presidente.

    Señor Bermúdez, hace un momento debatíamos el himno de Aragón, la posibilidad de que un canto emblemático para todos pudiera tramitarse, y recordaba también en esos momentos que si ha habido alguien que ha descrito el medio rural aragonés, que ha descrito justamente ese medio rural contra el que todos tenemos la obligación de ponernos enfrente, de no reconocer ese medio rural aragonés con importantes problemas de habitantes, con problemas de baja densidad, con problemas importantes de envejecimiento, era, desde luego, José Antonio Labordeta quien lo describía, pero esta Cámara es la que tiene la obligación de luchar contra esa realidad que machaconamente viene describiendo el medio rural aragonés, y por eso es una zona muy sensible, especialmente sensible dentro de lo que es el territorio aragonés. Y creo que usted y todos lo conocemos, pero, desde luego, déjeme decirle que yo especialmente, porque vivo en él, vivo en el medio rural aragonés y no en el entorno de las grandes ciudades o aquellas zonas que son privilegiadas en cuanto al desarrollo económico.

    Y esa ordenación y el equilibrio del territorio aragonés, de ese medio rural, ha sido una prioridad en estos últimos años, en estos últimos doce años de Gobierno en Aragón, prioridad que, además, se ha concretado en varias medidas importantes, que muchas de ellas, además, ha sido con el apoyo de todos los partidos, de todos los grupos de esta Cámara, como la comarcalización, que evidentemente faltará tiempo para que cumpla todos sus objetivos en cuanto a la ordenación del territorio, pero que van en esa dirección.

    Se ha hecho una apuesta importante por las ciudades intermedias, apostando por el desarrollo en esas ciudades viables para que en su entorno pudiera mantenerse la población en donde quieren los ciudadanos, que es en sus propios pueblos.

    Se ha hecho una apuesta importante por un acercamiento de servicios educativos, sanitarios etcétera.

    Y también se hizo una apuesta importante, aunque será objeto de un debate en el futuro próximo en esta Cámara también, que es una apuesta por el adelantamiento de las infraestructuras, en concreto, infraestructuras viarias, con el Plan Red, y que ahora también está corriendo algún riesgo.

    Y espero, desde luego, que no sean premonitorias las pocas líneas que dijo la señora Rudi en el debate de investidura sobre el medio rural y refiriéndose prácticamente al sector agrario y ganadero; espero y deseo que sea fruto de la concreción que tiene que tener en un debate tan amplio y no, desde luego, de algo más profundo.

    Y esta ley a la que nos referimos, esta ley y estos planes de desarrollo suponen, supusieron, han supuesto una esperanza histórica para todo el medio rural español, pero especialmente para esta tierra, por lo que hemos descrito anteriormente.

    Evidentemente, es la primera vez que se acomete un plan integral de desarrollo rural en España, y, desde luego, además, que no solamente compromete fondos económicos, sino que pretende —por eso es integral— comprometer a toda la estructura del Estado y del Gobierno central, pretende comprometer fondos económicos, pero pretendía y pretende comprometer y espero que siga comprometiendo que todas las actuaciones de los diversos ministerios vayan también encaminadas o prioricen este plan y esta ley. Y, además, basado en tres pilares fundamentales, que son la sostenibilidad económica, la sostenibilidad social y la sostenibilidad medioambiental.

    El Gobierno de Aragón anterior vio en esto una oportunidad histórica para esta tierra, y así, además, se vio claramente, porque fuimos los primeros, y está el anterior consejero del Medio Ambiente, que junto con los consejeros de Presidencia, tanto el señor Velasco como la señora Almunia, tuvieron mucho que ver en este tema y supieron adelantarse con los planes pilotos y supieron crear, desde luego, todo un dispositivo para que los planes de desarrollo fueran una oportunidad y fuéramos la primera comunidad autónoma que tuviera presentados dichos planes, porque se veía en varios temas: porque se veía que era una oportunidad de desarrollo para esta tierra, para el medio rural, zona más sensible de esta tierra.

    Y se apostó por un amplio consenso en esta Cámara para sacar adelante las reglas del juego que iban a poner en marcha estos planes, y sobre todo porque se aposto porque estos planes fueran fruto de una importante participación, donde llegaron a participar más de mil quinientas personas que representaban a toda la sociedad aragonesa en los distintos territorios, y a partir de ahí, es donde sí que empiezan a aparecer algunos..., prefiero decir despistes que decir despropósitos, porque esperamos que se reconduzcan todos, creemos en el consenso y el acuerdo en algo tan sensible.

    El primer tema que nos empieza a preocupar son las declaraciones del consejero de Agricultura, donde, en su comparecencia en la comisión, afirma tajante y contundentemente que se revisaran los planes de zona. Eso es, primero, un retraso importante en su ejecución, pero, segundo y más importante, supone una bofetada a la amplia participación social y política en todo el territorio, que había sido el que había elaborado estos planes, y que por lo tanto habrían priorizado por donde tenía que ser el desarrollo rural en cada uno de los territorios.

    Segundo tema, el tema de la confusión, que también es preocupante, la confusión entre los fondos europeos o los planes de desarrollo. Ese tema, yo creo que se ha aclarado ya, pero, desde luego, sí que denota que no había interiorizado la importancia, no se había interiorizado suficientemente entonces —espero que sí ahora— la importancia de esos planes de desarrollo rural y que, por lo tanto, nada tenían que ver con ninguno de los fondos que vienen de Europa, que, por cierto, también es un problema añadido, porque hay fondos que sí que son europeos y que esperamos que se liberen enseguida en el Gobierno de Aragón, porque afecta a muchos millones y a muchas personas en el tema agrícola fundamentalmente y que, desde luego, siguen insistiendo o siguen incidiendo en el mismo sector de debilidad aragonés, que es el medio rural. Esperamos que esos fondos europeos también se empiecen a liberar.

    Y, desde luego, lo más importante: los recortes. Quizás, se pueda ahora decir que es una retención de crédito. Todos, en esta Cámara, sabemos lo que se hace, la técnica presupuestaria para retirar o para disminuir déficit, para quitar de la circulación determinados dineros, y es esa precisamente, la retención de crédito previa, que desde luego no se hace con la intención de retener el dinero para gastarlo para desarrollos, sino de retenerlo para quitarlos, y así se vende en la primera rueda de prensa que se realiza como medio de lucha contra el déficit. Así se vende, y es preocupante no la lucha contra el déficit, que estamos de acuerdo y además dijimos que intentaríamos desde siempre llegar a acuerdos en este tema y en el tema del empleo, etcétera. Pero es preocupante que la primera medida o la primera partida que se retira sea precisamente esta que afecta grave y seriamente al medio rural aragonés.

    Y, evidentemente, luego se han hecho muchas apreciaciones: se ha dicho que es que antes había sido Madrid... Mire, en el Ministerio de Medio Ambiente, están los fondos, tenían que estar en el Gobierno de Aragón los fondos, y también se han hecho los deberes anteriormente, y a ustedes les corresponde no solamente seguir haciendo oposición al anterior Gobierno, sino hacer los deberes para que esos fondos cumplan y el Ministerio de Economía pueda liberar esos temas. El Gobierno anterior hizo algunos de los deberes.

    Miren, yo les he dicho en algunas ocasiones que este es un Gobierno que pretendió empezar en la imagen rápidamente, con rápidas comparecencias de los consejeros, pero que, desde luego, es un Gobierno, en cuanto a la toma de decisiones, a cámara lenta. Es difícil encontrar decisiones importantes que afecten a los ciudadanos en este Gobierno y, desde luego, las pocas decisiones importantes afectan negativamente a los ciudadanos. Y esperamos, desde luego, además —esa es mi línea de intervención—, que se reconduzcan, porque creo que eso nos une, espero que nos una, la prioridad de intentar luchar por ese sector tan débil y tan sensible como es el medio rural aragonés.

    Por lo tanto, dejen de hacer oposición, tomen decisiones y hagan deberes para que se desbloqueen esos medios, y ahí estará nuestro apoyo. No tengan duda de que en esta tarea estaremos apoyando.

    Pero no es un tema aislado y es eso lo que me preocupa, porque hemos dicho los planes, los fondos, esos fondos también del sector agrícola que están ahí esperando que ustedes decidan y que también afectan al mismo sector.

    El tema de la sequía, del que también luego veremos alguna PNL.

    Es que todas van incidiendo hacia un sector que, desde luego, consideramos todos que es un sector que tiene, desde luego, dificultades, y que en el Gobierno anterior se hizo una apuesta clara y concreta y que las primeras medidas suyas —espero que sean por la precipitación del momento— van justamente en la dirección contraria o, incluso, lo que comentaba antes del Plan Red, que supone un cañonazo a la línea de flotación de la posibilidad de futuro para nuestra tierra, porque las comunicaciones terrestres, las comunicaciones viarias, son una cuestión fundamental, no solamente coyuntural, sino estratégica para el desarrollo de nuestro sector rural y, desde luego, para el equilibrio territorial de nuestra tierra.

    Miren, al Grupo Socialista no nos va a encontrar nunca en la permanente confrontación, ni en la oposición estéril; quizá, algunos partidos sí que lo vienen manifestando. A nosotros no nos va a encontrar nunca en esa dirección, jamás en esa dirección. Sí que nos va a encontrar en el debate, en el acuerdo, desde luego, siempre que el objetivo que nos una —espero que así sea— sea el bienestar de los ciudadanos aragoneses y, sobre todo, de zonas tan sensibles como la del medio rural aragonés, que nos preocupa por las primeras medidas que ustedes han tomado.

    Pero, desde luego, sí que estaremos, dijimos que íbamos a estar, estaremos y continuaremos estando vigilantes en sus olvidos o dejaciones en estas responsabilidades.

    Nada más, y muchas gracias.

    [Aplausos desde los escaños del G.P. Socialista.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Sada.

    A continuación, tiene la palabra el consejero de Presidencia y Justicia. Tiempo máximo, quince minutos, señor consejero. Cuando quiera.

    El señor consejero de Presidencia y Justicia (BERMÚDEZ DE CASTRO MUR): Gracias, señor presidente.

    Señorías, señor Sada, muy buenos días a todos.

    Ya me alegro que le haya entrado una fiebre agraria de repente tremenda después de que el último Gobierno redujera los fondos un 24% en los últimos tres años. A mí me encanta que de repente haya recuperado la visión por el mundo agrario el Grupo Socialista, por el mundo agrario rural.

    Le voy a decir unas cosas, porque me pide la comparecencia por dos temas fundamentales: para que explique mis declaraciones y para que diga qué medidas ha tomado el Gobierno de la comunidad para desbloquear los fondos de desarrollo rural sostenible.

    Yo, mire, señor Sada, no tengo ningún problema en decir que es cierto, que en la rueda de prensa yo cometí un lapsus, por el que pido disculpas, porque no son fondos europeos, y no tengo ningún problema a reconocerlo. Yo, cuando fui elegido portavoz, me marqué dos objetivos fundamentales, me marqué dos líneas básicas, ¿no?: intentar no confundir un jugador de baloncesto con una tienda de muebles, como hizo el señor Blanco cuando confundió Ibaka con Ikea, o cuando me preguntasen por algún tema importante, intentar por todos los medios no contestar algo que luego pudiese no ser cierto, como sucedió alguna vez cuando alguno dijo que había hablado con alguien que lleva muerto bastantes años.

    Con el tema de los fondos de desarrollo rural, yo le diría dos cosas: es cierto, hemos encontrado una dualidad brutal, hemos encontrado, por un lado, unos deberes muy bien hechos por parte del Gobierno anterior y unos deberos muy mal hechos; como usted mismo ha dicho, algunos deberes estaban bien hechos, es cierto, pero todos no.

    Hemos encontrado unos planes de zona perfectamente desarrollados, y, por cierto, el consejero de Agricultura, en la reunión de presidentes comarcales de anteayer, se comprometió a no cambiar ni una sola obra sin el consenso de todas las comarcas. Pregunte a sus compañeros de partido, porque le dirán que fue el compromiso que adquirió el consejero de Agricultura en la reunión del otro día.

    Hemos encontrado unos planes muy bien hechos y otra cosa muy mal hecha, que ha sido el control del déficit por parte del Gobierno saliente. Sí, sí, luego podemos hablar de las cartas que ustedes mandaban al Ministerio y lo que su Gobierno le contestaba al propio Ministerio.

    Estos planes nacen con la Ley 45/2007, para el desarrollo sostenible del mundo rural; luego se aprueba un Programa de desarrollo rural 2010-2014, y a partir de entonces, las comarcas aragonesas inician un buen trabajo, un gran trabajo de participación entre todos los partidos, para lograr desarrollar unos buenos planes de zona. Y se acaban cerrando y se acaban aprobando más de ciento cincuenta millones de euros de inversión entre los ejercicios 2011-2015. Es más, en el propio pacto de gobernabilidad firmado por Partido Aragonés y por el Partido Popular, una de las medidas prioritarias de este pacto es, sin duda, el desarrollo de este Plan de desarrollo rural sostenible.

    He te aquí, todo esto está muy bien hecho, pero tenemos un grave problema: que en la aprobación de los presupuestos generales del Estado del año 2011, creo que con un Gobierno presidido todavía por el señor Rodríguez Zapatero, la disposición adicional 41, la cuadragésima primera, en el punto número 1, dice que para firmar convenios hace falta que haya un informe previo favorable y preceptivo por parte del Gobierno, por parte del Ministerio de Hacienda. Y que sin ese informe favorable, preceptivo y vinculante no hay fondos para ningún tipo de convenio entre comunidades autónomas y Gobierno de la nación. No solamente ha pasado en Aragón, ha pasado en Asturias y ha pasado también, al menos, en Navarra. Y ustedes mismos mandan una carta al Ministerio pidiendo que se firme este convenio, y el Ministerio contesta, con fecha 2 de mayo, carta que por cierto no estaba en la consejería y hubo que pedirla por PDF, firmada por el señor Jesús Casas Grande, que creo que es director general de un gobierno, dice: «en el convenio de colaboración es necesario solicitar un informe preceptivo; habiendo solicitado dicho informe, es desfavorable».

    Ustedes mismos, el día 29 de junio, mandan una carta al Ministerio pidiendo que desbloqueen los fondos, y el Ministerio de Hacienda y Economía vuelve a decir lo mismo, vuelve a contestar el 27 de julio que no han cumplido ustedes los objetivos de déficit en los años 2009 y 2010.

    Ante esto, tenemos que empezar a tomar medidas para controlar el déficit público y llevamos a cabo una serie de medidas, como son retenciones de crédito, como ustedes mismos hicieron, porque ahora parece que una retención de crédito es desaparecer una partida del presupuesto, y cuando ustedes, en abril de este mismo año hicieron una retención de crédito de cuarenta y tres millones de euros, no desaparecen, porque ustedes mismos hicieron una retención de crédito y luego han modificado las partidas que retuvieron en ese momento. Le pongo una: la partida de «Emergencia de cooperación al desarrollo», que luego se desbloqueó para poder llevar a cabo alguna ayuda de cooperación al desarrollo. Por tanto, yo les pediría un poco, digamos, de memoria solamente.

    ¿Cómo está el tema y qué hemos hecho hasta ahora? Nosotros nos reunimos con la comisión de seguimiento, con el Ministerio de Medio Ambiente, con el director general, el pasado 7 de septiembre, y tienen las actas a su disposición de los acuerdos a los que se llegó entre el Gobierno de la nación y Gobierno de Aragón. El acuerdo fue claro: tanto el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Medio Marino como el Gobierno de Aragón siguen estando dispuestos a seguir firmando el convenio para el desarrollo de estos fondos, ¡siguen! Ambos gobiernos se comprometen a seguir desarrollando estos fondos, pero nos falta el informe preceptivo vinculante y obligatorio que ustedes pusieron en los presupuestos generales del Estado, ¡ustedes!, porque ustedes tienen la potestad todavía de cambiar esta ley hasta el próximo pleno en el Congreso de los Diputados.

    Mire, nosotros, anteayer, juntamos a todos los presidentes comarcales de Aragón y nos comprometimos a no cambiar los planes de zona si no había acuerdos entre todos; les pedimos que nos apoyasen mandando un escrito al Gobierno diciendo que es una plan fundamental, que lo piensa usted y también lo pensamos nosotros... ¿Pero cómo no lo vamos a pensar si son ciento cincuenta millones de euros que van a llegar en los próximos cuatro años a Aragón? ¿Quién va a renunciar a ese dinero? Usted sabe que es así... ¿Quién va a renunciar a ese dinero? ¡Qué más quisiéramos nosotros que tener firmado ya el convenio para poder ejecutar las obras! Se comprometieron ellos, a propuesta del presidente del Bajo Cinca-Caspe, a firmarnos una carta de apoyo, pidiendo con esta carta de apoyo al Ministerio de Hacienda. Nosotros lo pedimos también y los propios consejeros, y el presidente del Somontano, Jaime Facerías, apoyó la propuesta; el presidente de Cinco Villas, socialista, también apoyó la propuesta; todos los presidentes comarcales. Les pido, les sugiero que retomen la postura y apoyen al Gobierno en esta petición.

    Para acabar, vamos a mandar una carta, que saldrá mañana mismo, volviendo a pedir al Ministerio de Economía y Hacienda que desbloquee estos fondos, volviendo a pedir que haga el informe..., y los nuestros también, que al día siguiente estarán desbloqueados. ¿Pero cómo no van a estar desbloqueados si no podemos utilizarlos ahora mismo? Que no se pueden utilizar —sea un poco coherente—, ¡no se pueden utilizar porque no está la otra parte del convenio para poderlos firmar! La nuestra está, y luego le contaré todas las partidas que ustedes bloquearon y que luego se desbloquearon, luego les contaré. O sea, que el compromiso del Gobierno es desbloquear la partida en el momento que se firme el convenio.

    Acabo diciendo que mandaremos la carta al Gobierno de la nación mañana mismo pidiendo el desbloqueo, adjuntaremos todo el acuerdo de todas las comarcas pidiendo la necesidad de que estos fondos lleguen a Aragón, cumpliremos el pacto de gobernabilidad para luchar para que estos fondos lleguen a Aragón, no renunciaremos a que este dinero fresco que llega a la comunidad se pierda por algún lado.

    Yo les pido que hagan como los presidentes comarcales de su propio partido, que nos apoyaron y nos ayudaron y nos han instado a trabajar para desbloquearlo, pero también ellos pusieron de su mano su colaboración, su apoyo y su ayuda.

    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor consejero, por no agotar el tiempo.

    Tiene a continuación la palabra el diputado señor Sada, por cinco minutos.

    El señor diputado SADA BELTRÁN: Gracias, señor presidente.

    Una cuestión previa, vamos a ver: siguen confundiendo sector agrario con sector rural, que no es lo mismo, ni con mucho. Y eso es preocupante porque denota la sensibilidad ante un problema que tenemos del medio rural, que no es lo mismo que el sector agrario.

    Mire, no le voy a contestar cuestión por cuestión, porque le diría ante las cartas y tal, si tiene usted la del director general de Desarrollo anterior, que, además, lo llevaba magníficamente, o sea, que tenía conocimiento y sigue teniendo un magnifico conocimiento, porque es de la misma zona que yo, de este tema, y sigue teniendo el mismo conocimiento.

    Una cuestión general: mire, me da la sensación, por desgracia, de que solo aciertan cuando rectifican en este tema. Y le voy a poner algún ejemplo, ¿no? Espero que rectifique también la señora Rudi con sus mínimas palabras que dedicó al medio rural, al sector agrario, pero eso será a lo largo del tiempo. Aciertan cuando rectifica el consejero de Agricultura que dijo, categóricamente, no de pasada, sino categóricamente, que «los planes había que revisarlos». En mi pueblo —no sé en el suyo— «revisar» quiere decir «cambiar», no releer, sino cambiar. Por lo tanto, era la pretensión. Entonces, aciertan cuando rectifican.

    Aciertan cuando rectifican cuando apoyan el que el Consejo, el que la Comisión de Seguimiento se reúna, porque era el planteamiento en positivo que nosotros habíamos hecho, porque es el sitio donde tenemos que discutir, donde tenían que discutir de este tema. Por lo tanto, esa es también una cuestión que va así, que aciertan cuando rectifican.

    Aciertan cuando rectifican cuando convocan a los presidentes comarcales después de que un montón de presidentes comarcales le pida esa reunión.

    Aciertan cuando rectifican —espero que rectifiquen en este tema— cuando muchos presidentes comarcales —por cierto, no lo ha dicho— piden una cuestión fundamental: mire, si tienen una virtualidad importante, una virtud importante estos planes, es la amplia participación, el apostar no solo por la parte política, sino por la amplia participación social. Por lo tanto, es fundamental convocar el Consejo del Medio Rural Aragonés. Es fundamental, porque es uno de los órganos donde se tiene que debatir el fututo de estos planes, es fundamental. Y claro que le van a apoyar, y yo también, y nuestro grupo también le va a apoyar en las gestiones hacía Madrid.

    Pero, desde luego, hay una cuestión previa: el Ministerio de Medio Ambiente no ha retirado los fondos, y ustedes, sí. Esa es la realidad ahora, no hay más realidad; en lo demás, espero que rectifiquen, porque acertarán, espero que rectifiquen, porque acertarán. [Aplausos desde los escaños del G.P. Socialista.]

    Y luego, con los deberes. [Rumores.] Ya veo que es un debate intenso este tema, lo cual es positivo, ¿eh? Mire, señor Bermúdez, el Gobierno anterior, para cumplir este tema, hizo dos cuestiones: un plan financiero, aprobado, y dos, y muy importante también, en el primer semestre —no creo que duden de los datos oficiales—, el mismo equipo económico que plantea que estamos en un cero sesenta y tantos de déficit es el mismo equipo que el suyo, por lo tanto no tendría que haber dudas a que eso se cumple así.

    Y mire, una última cosa le voy a decir: he visto que se intenten hacer trampas para ganar, pero ustedes están empeñados en hacer trampas para perder, o sea, en hacer todo lo posible para no cumplir, para decir que no se cumple el objetivo del déficit y así imposibilitar que estos fondos vengan a Aragón.

    Nada más, y muchas gracias. [Aplausos desde los escaños del G.P. Socialista.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Sada.

    Para dúplica, el señor Consejero, por tiempo también de cinco minutos, tiene la palabra.

    El señor consejero de Presidencia y Justicia (BERMÚDEZ DE CASTRO MUR): Gracias, señor presidente.

    Señor Sada, hable un poco más pausado y más calmado.

    Cuando usted dice que los planes no existen, mire, ustedes, que apoyaban tanto al mundo rural —no, ya está bien que sea vehemente, me parece bien—, ustedes, en la retención de crédito de abril, tanto que apoyaban al mundo rural, veamos, por ejemplo: actuaciones de cooperación y vertebración territorial, partida retenida, novecientos ochenta y seis mil euros; fomento de desarrollo local, ayudas, novecientos noventa y ocho mil euros; ayudas y subvenciones a empresas aragonesas, un millón quinientos noventa mil euros; ayudas para jóvenes inquilinos para nueva vivienda, dos millones de euros retenidos; apoyo a industrias agroalimentarias, un millón de euros retenido. ¿Sigo?, ¿sigo, señor Sada? Hasta cuarenta y tres millones de euros.

    Usted sabe y usted puede decir y mantener lo que quiera, que esos fondos están en el presupuesto, que el único trámite que existe es que el departamento no dispone libremente de esos fondos, porque hay que pasar por el tamiz de la consejería de Hacienda para poder disponer de esos fondos. Y pregunte a antiguos consejeros que están en su mismo grupo, pregunte, que es así, y lo puedo decir más claro y usted más alto, pero es así, y todo lo demás no es cierto.

    Hombre, yo me imagino que si alguna comarca entiende ahora que hay otros proyectos más prioritarios, las comarcas podrán cambiar los proyectos o no. ¿No pueden cambiar las comarcas ningún proyecto ya? Las comarcas, no el Gobierno, los libres y legítimos nuevos consejeros comarcales, ¿no van a poder cambiar ningún proyecto que se ejecute hasta el año 2014?, ¿ya no pueden?

    Hombre, y luego diré otra cosa: si el plan financiero que ustedes han cumplido tan bien y está todo tan fantástico, ¿por qué el Gobierno de la nación no nos da el informe positivo? ¿Usted se ha leído las cinco condiciones que ponen los presupuestos generales del Estado para que el informe sea positivo?, ¿se lo ha leído? Porque si se lo ha leído, usted no puede llevar aquí estas afirmaciones, ¿eh? Si se lo ha leído, no puede afirmar eso. No, no, ya me imagino que sabe leer; el problema es que lea, el problema es que lea.

    Acabando ya, acabando ya, el compromiso del Gobierno de Aragón con estos fondos es incuestionable. En cuanto tengamos la carta que nos diga que el informe es positivo, este convenio se firmará, se firmará. Y es más, yo no dudo de que el señor Marruedo haya hecho un buen trabajo, que lo ha hecho, pero el problema es que todo el carteo se hacía desde el control político de la consejería de Presidencia, ya que todas las cartas a Madrid las firmaba el señor Faci, secretario general técnico de Presidencia. Este era el señor que se carteaba con la consejera de Presidencia, tema que, por cierto, no se comentó en el traspaso de Gobierno.

    Muchas gracias. [Aplausos desde los escaños del G.P. Popular.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero.

    Bien, van a intervenir a continuación los representantes del resto de los grupos parlamentarios, empezando —tiempo máximo, cinco minutos— por el diputado señor Romero, en representación de Izquierda Unida de Aragón.

    Cuando quiera, tiene la palabra.

    El señor diputado ROMERO RODRÍGUEZ: Señor presidente, señorías.

    Tenemos un problema, y no lo dice el astronauta del Apolo XIII dirigiéndose a la NASA, lo dice un diputado del grupo más minoritario de esta Cámara dirigiéndose al Gobierno de la región, y es un problema grave, porque comenzar una legislatura dejando pasar un tema tan importante como son los programas de desarrollo rural invoca una percepción del Gobierno de la región de no querer contribuir al trabajo, al desarrollo y al reequilibrio territorial de la comunidad aragonesa.

    Nos da la sensación de que, entre unos y otros, la casa se queda sin barrer, nos da la sensación de que el Gobierno anterior no hizo los deberes como los debería haber hecho, para hoy no tener los problemas que estamos teniendo. Pero también nos da la sensación de que el Gobierno actual, aprovechando la circunstancia y la coyuntura, retiene un dinero que no debería de haber retenido si pensaba claramente que este programa tenía que salir hacia delante.

    Compartimos el diagnóstico que se ha hecho en esta Cámara sobre esta cuestión: estamos en una comunidad con una gran extensión, que representa el 10% del Estado; estamos en una comunidad con una baja densidad demográfica (ni que decir tiene que hay comarcas que están en el 3 o el 4% con respecto a la natalidad). Decirles que es el momento de un acuerdo importante para las comarcas y para los ayuntamientos aragoneses y que no podemos prescindir de un programa tan importante como el que tenemos. Este programa va a permitir vertebrar el territorio en su conjunto; este programa va a hacer la cosa más fácil al consejero de Economía y Empleo, porque va a generar empleo; este programa tiene una diversificación, en cuanto a las inversiones, importante, que permite, con la creatividad de cada una de las comarcas, avanzar en el futuro de sus territorios, y, además, es un programa que contribuye a la consolidación de los servicios públicos.

    Izquierda Unida ha presentado una proposición no de ley justamente después de conocer el problema que surgía con respecto a la decisión unilateral del Gobierno de la nación de no firmar el convenio con la Comunidad Autónoma de Aragón, y además, a posteriori, ha presentado una pregunta parlamentaria de cara a conocer la posibilidad del Gobierno de la región de, una vez retenidos los fondos, la posibilidad de recuperarlos si se firma ese convenio en el menor tiempo posible.

    Este conflicto, nos guste más o nos guste menos, hay que resolverlo, y este es un conflicto que, sin llamar hoy a la Comisión Bilateral, es necesario que el Gobierno de Aragón con el Gobierno de la nación se pongan de acuerdo. No es posible que de forma unilateral se permita por el Gobierno de Aragón que no se firme el convenio. Y le preguntamos al Gobierno —esta es la pregunta, una de las que hoy hacemos— que en el caso de que no se firme en el tiempo que está establecido hasta el 30 de septiembre, si el Gobierno de Aragón va a acudir a realizar acciones judiciales para defender los intereses de la Comunidad Autónoma de Aragón, que no son otros que se firme ese convenio para dar salida a un paquete económico importante, que va a suponer una mejora en el medio rural aragonés.

    En esa misma línea...

    El señor PRESIDENTE: Un minuto, señor Romero, un minuto.

    El señor diputado ROMERO RODRÍGUEZ: Muchas gracias.

    En esa misma línea, les queremos pedir que nos aclaren si se va hacer una revisión a los planes. No sería razonable que se hiciera una revisión a los planes en el momento en el que estamos, después del consenso que se ha alcanzado por muchísimas asociaciones, por los agentes económicos y sociales y por los políticos, a través de cada grupo, en las comarcas y en los ayuntamientos.

    Y para terminar, nos gustaría que nos aclarase que si se firma el convenio, si al día siguiente es posible —y le pido que después, cuando nos conteste, mire fijamente al señor Garcés—, si es posible al día siguiente poder recuperar el dinero retenido por parte del Departamento de Hacienda.

    Son cuestiones que dejarían clara la posición del Gobierno de Aragón y, por lo tanto, la posición del Gobierno de Aragón debe ser la que mayoritariamente se aprobó: continuar con estos planes de desarrollo. Gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Romero.

    A continuación, por el Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista, su portavoz, señora Ibeas, tiene la palabra.

    La señora diputada IBEAS VUELTA: Gracias, señor presidente.

    Señorías.

    Señor consejero, llueve sobre mojado, porque ya en el mes de mayo, el Gobierno central anunció la paralización de la financiación de estos planes y en aquel momento nos pareció gravísimo, pero no hemos visto ninguna reacción ante una decisión de ese tamaño aquí en Aragón, la que tendríamos, desde luego, que haber tenido, la que tenía que haber tenido el Gobierno saliente y la que tenía que haber tenido el Gobierno que ha entrado. Y de hecho, cuando tuvimos conocimiento de ello, mi grupo parlamentario exigió al Gobierno que convocara de urgencia el Consejo del Medio Rural, lógicamente, porque había que explicar a todos sus miembros cuál era el alcance y cuáles son las repercusiones de la paralización de esa financiación; eso ya, desde el mes de junio, que estamos detrás del tema. En junio, lo pedimos formalmente, y nada.

    Pero, claro, ustedes llegaron en julio, y la pregunta que nos hacemos en mi grupo es: ¿y ustedes, en julio, que han hecho?, ¿qué hacían mientras? ¿Qué han hecho en agosto?, porque en agosto estábamos trabajando. ¿Qué llevan haciendo en el mes de septiembre? Porque yo puedo comprender que la tranquilidad de espíritu es saludable, incluso, pero, hombre, les toca gobernar, luego si les toca gobernar, pónganse las pilas, porque en esto, realmente, nos jugamos mucho.

    Cuando el ministerio anunció que no iba a firmar los convenios, se tenía que haber convocado ya el consejo, y puede decir usted: «nosotros no estábamos»; vale, llevan ya unas cuantas semanas, ¿eh?, luego tenían que haber estado.

    Estamos hablando de un órgano, además, que es fundamental, porque es un órgano que garantiza, en principio, en teoría, coordinación, cooperación, participación, consulta... En fin, son funciones que se encuentran recogidas en un documento escrito, y la propia presidenta del Gobierno tiene un papel fundamental ahí.

    Se aprueban los planes comarcales. Oiga, me quiere decir que lo primero que hay que hacer nada más llegar al Gobierno y asumir responsabilidades, ¿no es convocar este Consejo del Medio Rural sabiendo todo lo que está en juego? Nos pareció grave que no se hiciera antes —insisto—, nos pareció grave y nos parece grave que no lo hayan hecho ustedes todavía.

    Y un portavoz que me ha precedido en el uso de la palabra decía: «Nos da la sensación de que aquí se están pasando un poco la pelota unos a otros». No, sensación ninguna, se la están pasando; sensación ninguna, es la realidad. Ustedes están aquí... La culpa la tiene uno, la culpa la tiene el otro y, de momento, les va de maravilla, porque como gobiernan unos y luego gobiernan otros, en el Gobierno central y en el Gobierno de Aragón, ¡ah!, cuando interesa, para Madrid; ¡ah!, cuando interesa, para Aragón. ¡Hombre!, eso no es serio. Yo creo que no es forma de comenzar.

    Y luego, además, fíjese, señor consejero, comenzamos mal, yo creo que usted comienza mal, porque usted ha salido aquí a la tribuna confundiendo el medio rural con la agricultura o con la ganadería. ¡Oiga, que es muchísimo más, es muchísimo más! Pero lo ha dicho dos veces, dos veces que se le ha escapado, luego debe de ser que lo tiene usted bien interiorizado, y eso es grave.

    ¿Cuál es el problema de fondo? Pues, mire, mientras no se resuelva, lo mínimo que hay que hacer es garantizar la máxima transparencia, que ese es uno de los discursos que más le gusta al Gobierno actual. Pues, vale, ha faltado información, no se puede dejar a las comarcas y a los pueblos desinformados. Pero, oiga, no vale con decir que ahora vamos a reunir a las comisiones... No, no, no. El Consejo del Medio Rural es un órgano en el que estamos representados todos los partidos, todos los grupos con representación parlamentaria.

    ¿Qué es lo que puede deducirse de la actitud que está manteniendo el Gobierno?: ¿que no quieren que realicemos un control?, ¿qué quieren reunir solamente aquellos órganos que le pueden crear menos problemas? Porque, si no, no hay ninguna explicación.

    Una pregunta nítida que le formulo es: ¿por qué, a fecha de hoy, no se ha convocado, o por qué hasta el momento no se ha convocado? Es claro, es clarísimo, y la respuesta deberá serlo también.

    Y hablamos de infraestructuras, hablamos de servicios, hablamos...

    El señor PRESIDENTE: Señora Ibeas, un minuto, para su información.

    La señora diputada IBEAS VUELTA: Sí, sí, señor presidente.

    ... hablamos de mejorar la calidad de vida en el medio rural, y estamos hablando de empleo, ¡es que esto es hablar de empleo! Si la gente no sabe qué es lo que va a pasar con todos esos planes, yo le puedo garantizar que hay muchísima confusión, que hay mucha desinformación y que hay mucha inquietud, porque hay planes que ya estaban puestos en marcha, proyectos, y hay en estos momentos otros que no se sabe ni si van a ser.

    Excusa perfecta que se han buscado ustedes, genial: los recortes, los recortes. Ustedes lo llaman de otra manera, y así, igual recortan de Madrid que recortan de Aragón. A ustedes les gusta jugar con el lenguaje, porque hablan de retenciones, y la realidad es que o llega ese dinero o no llega, y si no llega, nos estamos jugando el futuro en el mundo rural.

    Si ahora, encima, nos dicen que el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente va a revisar los proyectos, ¿qué va a pasar?, ¿que algunos van a ir marcha atrás?, ¿que algunos ya no se van a hacer?

    El señor PRESIDENTE: Señora Ibeas, su tiempo ha terminado.

    La señora diputada IBEAS VUELTA: Sí, sí, y concluyo. Muchas gracias, señor presidente.

    Señor consejero, tiene mucha labor por delante, ¿eh?, pero me da la impresión de que o lo explican pronto y claro o la deducción es que ustedes van a dejar un futuro más negro para el medio rural.

    Gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Ibeas.

    A continuación, por el Grupo Parlamentario del Partido Aragonés, el diputado señor Ruspira tiene la palabra.

    Cinco minutos, señor Ruspira. Usted es de ciencias, además, ¿eh?

    El señor diputado RUSPIRA MORRAJA: Gracias, señor presidente.

    Buenos días, señorías.

    Subimos a esta tribuna desde el Partido Aragonés para remarcar y subrayar unas cuantas consideraciones que consideramos relevantes con respecto al tema que nos ocupa.

    La primera, y muy breve, los fondos europeos: errar es de humanos, rectificar es de sabios. No tengo nada más que decir.

    La importancia que supone para Aragón el medio rural. El 95% de nuestro territorio está calificado como rural —precisamente, la Ley de desarrollo sostenible— y, además, el 42% de la población aragonesa vive en el medio rural, con lo cual, entendemos que la armonía y el equilibrio entre la parte urbana y suburbana con la rural es fundamental y, además, es un concepto integral para Aragón.

    La Comunidad Autónoma de Aragón ha sido pionera en el cumplimiento de los requisitos de la tramitación y objetivos de planificación de la Ley para el programa de desarrollo rural sostenible que nos ocupa. Y, además, hay que decir que la anterior legislatura, tanto el Departamento de Medio Ambiente como Presidencia hicieron una labor de coordinación a nivel autonómico provincial y comarcal relevante, que permitió la participación social en el territorio y que ha hecho que representantes políticos sociales y económicos tuvieran la capacidad de llegar a acuerdos para determinar las obras en cada una de las comarcas. Creo que es importante respetar el equilibrio político, social y económico en caso que se tengan que revisar estos planes de zona comarcales. El papel de las comarcas ha sido relevante y va a ser una ventaja incuestionable, tanto en la definición y en la gestión previa como en la puesta en marcha de este proyecto posteriormente.

    Trascendencia de las inversiones programadas. Cuantitativamente, señor consejero de Presidencia y de Hacienda, setenta y tres millones por dos, ciento cuarenta y seis millones para nuestra arcas futuras depauperadas; estamos multiplicando por dos los recursos propios, y creo que es relevante la cofinanciación. Y desde el punto de vista cualitativo, en la reunión de la isla de Lanzarote, en el año 2009, se marcaron doce líneas estratégicas de trabajo que llevan desde la diversificación económica, el fomento de empleo, las infraestructuras y equipamiento, servicios sociales, energía, etcétera. Creo que es importante, afecta a todos los departamentos y es una visión integral y transversal importante.

    Inquietud sobre el porvenir de este programa. ¡Cuidado!, esta situación ha generado inquietud, debemos ser conscientes de ello, y aunque se habla de la posibilidad de deslizar del once al quince al doce dieciséis, creo que es muy importante que se haga todo el esfuerzo posible para que este programa comience en el año 2011 ante la situación económica que nos acompaña.

    Consenso que se ha hecho patente en la reacción contra la suspensión o aplazamiento del programa. Tres conceptos: el primero, 4 de agosto de este año, moción institucional en el ayuntamiento de Huesca con los mismos grupos políticos que existen en estas Cortes, a la misma moción presentada por Izquierda Unida; es importante que se tenga esto en cuenta. Dos, declaración institucional de las diez comarcas altoaragonesas, con una realidad de coaliciones absolutamente variopinta en la provincia de Huesca (desde PSOE-Chunta, PAR-PP o PSOE-PP, por poner tres ejemplos), importante también. Y la reunión que se ha mencionado sobre las comarcas de anteayer martes, en la que felicito al Gobierno por esa reunión, porque también la posición fue patente y clara al respecto.

    Y por último, la posición del PAR al respecto. El Partido Aragonés ha fijado confirmado y reafirmado reiteradamente su posición favorable a este programa de desarrollo rural, y no solo como proclamación de un ideario, sino con acciones palpables, como el trabajo desde el Departamento de Medio Ambiente en la legislatura pasada. Se ha hecho mención, y lo agradezco, al acuerdo de gobernabilidad, objetivo número 6, acuerdo número 8, que menciona expresamente el concepto del programa de desarrollo sostenible 2011-2015, señor consejero, 2011-2015.

    Y al respecto de este tema, me van a permitir que haga algún comentario sobre gestión institucional desde el planteamiento más absoluto constructivo. Ya sé que es más fácil hablar después de que de la toma de la propia decisión y, además, respetando fielmente el criterio prioritario del control del gasto presupuestario y, por supuesto, la minoración del déficit. Uno, ante la doble negativa, sendos informes del Ministerio de Economía y Hacienda respecto a la negativa, disposición adicional número 41, Ley de presupuestos generales del año 2011, por incumplimiento del objetivo del déficit 2009 y 2010, quizás, quizás, antes de la retención del crédito, que es perfectamente —además, están ahí y se podría levantar inmediatamente—, quizás, uno, reunión de la Comisión de seguimiento, tal como se hizo el 7 de septiembre...

    El señor PRESIDENTE: Sesenta segundos, señor Ruspira Morraja.

    El señor diputado RUSPIRA MORRAJA: Tercer informe, importante desde el punto de vista económico, setenta y tres por dos, ciento cuarenta y seis, más el 15% de aportación comarcal, ciento setenta millones. Si todo fuera déficit en los próximos cinco años, estaríamos hablando de alrededor de algo menos de cien millones; tres décimas sobre el producto interior bruto, repartido en cinco años de forma lineal y con crecimiento cero del PIB, sesenta centésimas porcentuales del déficit. Creo que hay que hablar con el Ministerio de Economía y Hacienda y explicarles este punto porque creo que es relevante.

    Y además, para terminar, dentro de unas horas se va a poder debatir, y el Partido Aragonés y todos los partidos van a poder posicionarse. El Partido Aragonés ha presentado una enmienda, porque queremos que este proyecto salga adelante y que se haga el máximo esfuerzo para que se ponga en marcha en el año 2011, que se firme el convenio, pero, ojo, si se salta la fecha de 30 de septiembre, se siga trabajando, pero este programa tiene que arrancar en el año 2011, porque el territorio lo necesita, el medio rural lo necesita y beneficiará a todos los habitantes, especialmente del medio rural.

    Nada más, y muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Ruspira.

    A continuación, para cerrar y concluir el debate, el señor consejero de Presidencia y Justicia puede intervenir... Perdón, nos falta el Partido Popular. ¡Mira que olvidarme del Partido Popular!

    Perdón, el diputado señor Cruz, cuando quiera, tiene la palabra.

    El señor diputado CRUZ LEÓN: Gracias, señor presidente.

    Las políticas de desarrollo rural de los últimos treinta años se han articulado en torno a un marco nacional y a un programa de ámbito regional o autonómico, constituyendo un elemento singular de la política de estado. De esta forma, se venía a reconocer la necesidad y la importancia que tiene el desarrollo rural para el conjunto del estado.

    Esto explica la reacción casi unánime de sorpresa e indignación de los agentes sociales y partidos políticos ante la decisión unilateral del Gobierno del señor Rodríguez Zapatero de bloquear la firma del convenio de desarrollo rural sostenible y, por consiguiente, de los fondos necesarios para su ejecución. Una reacción de sorpresa e indignación que fue casi unánime, y digo casi, pues, el Partido Socialista era conocedor de la situación, ya que el Ministerio del Medio Rural lo notificó por escrito, notificación que ustedes, señores del Partido Socialista, guardaron tan bien que ha sido necesario volverla a solicitar al mencionado Ministerio.

    El responsable del bloqueo de los fondos destinados al Programa de desarrollo rural es el Ministerio de Economía y Hacienda, y lo justifica en razón al incumplimiento por parte de la Comunidad Autónoma de Aragón del objetivo de déficit fijado para los años 2009 y 2010. Es, pues, un déficit generado por ustedes, señores del Partido Socialista, que han sido incapaces de recortar. Esta es, por tanto, una situación heredada, consecuencia directa de su ya proverbial ineficacia en la asignación de los recursos públicos. Ustedes, señores del Partido Socialista, conocían la capacidad de veto que tenía el Ministerio de Economía y Hacienda sobre la liberación de los fondos para el desarrollo rural, y fueron incapaces de adoptar las medidas necesarias que permitieran alcanzar el objetivo del déficit asignado.

    Por tanto, son ustedes responsables de la situación creada, y en lugar de rasgarse las vestiduras, como han hecho hoy aquí y días atrás, deberían de haberse preocupado cuando tenían ustedes la responsabilidad de Gobierno en cumplir el objetivo de déficit asignado a esta comunidad. Esto, y no otras cosas, es lo que habría permitido la firma del convenio de desarrollo rural y la cofinanciación Estado-comunidad autónoma de los programas en él recogido; esto, y no la ceremonia de la confusión, de la que hoy nos han hecho partícipes, en la que han intentado convertir esta situación, es lo que habría permitido llevar a nuestros pueblos y comarcas una inversión tan necesaria.

    Han pretendido ustedes, señores del Partido Socialista, hacer un tótum revolútum y hacer rédito político intentando responsabilizar al actual Gobierno, cuando esta es una situación heredada de la que ustedes y el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero son los únicos responsables.

    Señorías, el actual Gobierno de Aragón está trabajando denodadamente para resolver la situación heredada y, de hecho, ya se han sentado las bases en las reuniones de la comisión de seguimiento el pasado miércoles día 7 y con los presidentes de la comarca, para que esto sea así. En cualquier caso, esta Cámara y la sociedad aragonesa en su conjunto deben ser sabedoras de la inequívoca voluntad política del actual Gobierno de Aragón en que los planes de desarrollo rural sean una realidad.

    Muchas gracias, señor presidente.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor diputado.

    Ahora sí, puede terminar el debate el consejero de Presidencia y Justicia. Tiempo máximo, diez minutos.

    El señor consejero de Presidencia y Justicia (BERMÚDEZ DE CASTRO MUR): Gracias, señor presidente.

    Señorías, agradezco el tono constructivo de todos los portavoces con este tema y quiero aclarar algunas cosas.

    Me decía el portavoz de Izquierda Unida que si íbamos a emprender acciones judiciales. Ya lo anunciamos, que hemos pedido un informe a los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón para ver hasta qué punto el Gobierno de la nación puede bloquear o puede impedir la firma de estos convenios. El informe está pedido, y en cuando esté a nuestra disposición, si quiere, se lo haremos llegar. Nos pregunta que si el informe es positivo, si tendremos disponibilidad de este fondo al día siguiente; no, me decía el señor Garcés que el mismo día, que es una llamada y se desbloquean el mismo día estos fondos para conseguir desarrollarlos.

    La señora Ibeas me decía que si habíamos trabajado mucho por el convenio. Le puedo decir que hemos hecho un trabajo intenso para intentar lograr desbloquear estos fondos. Y que nos hemos encontrado con un muro en el Ministerio de Economía y Hacienda. Yo no tengo ni una sola palabra de reproche hacia el Ministerio de Medio Ambiente, ni una sola palabra de reproche hacia el Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno central; es más, en la propia nota de prensa que sacó el ministerio y que me imagino que usted la tendrá, se comprometía y el propio ministerio lo decía, que las relaciones entre el Gobierno de Aragón y el Ministerio del Medio Ambiente eran óptimas para poder desarrollar estos fondos. Lo he dicho antes, y lo mantengo ahora, no es intención del Gobierno revisar ningún proyecto por parte del Gobierno; por parte del Gobierno no se va a revisar ningún proyecto de estos que se han llevado hasta ahora.

    Señor Ruspira, también le agradezco el tono, y en su última frase, tiene toda la razón: el impacto sobre el déficit de estos planes es mínimo, y es más, si uno se lee las cinco prescripciones que debe mantener este informe preceptivo y obligatorio, una de ellas es que debe analizar el ministerio cuál es el impacto sobre el déficit de cualquier tipo de convenio, y esa es la preocupación de este Gobierno, al ver que este impacto es mínimo, que nos sigan informando negativamente constantemente estos convenios, y es esa la preocupación, porque tanto para el Gobierno central como para el Gobierno autónomo, catorce millones de euros es una cantidad mínima.

    Acabo ya diciendo que es compromiso de este Gobierno el lanzar estos planes, que es compromiso de este Gobierno y de los dos grupos que sustentan este Gobierno que estos planes de esta legislatura se ejecuten, que existe el compromiso de este Gobierno el mismo día que se firme el convenio de blanquear los fondos, y que yo les pido la ayuda de todos los grupos para conseguir que estos fondos lleguen a todas las comarcas por el bien de todos los ciudadanos que viven en ellas.

    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor consejero. [Aplausos desde los escaños del G.P. Popular.]

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664