Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Comparecencias - Otras comparecencias

Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización sobre el sector público empresarial de la Comunidad Autónoma de Aragón correspondiente a los ejercicios 2012 y 2013.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 215 de Serie A (VIII Legislatura)
Intervinienen: Laguarta Laguarta, Antonio - Romero Rodríguez, Luis Ángel - Soro Domingo, José Luis - Blasco Nogués, Manuel Lorenzo - Fernández Abadía, Ana María - Garasa Moreno, Jorge

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Finalizado el punto cinco del orden del día, damos comienzo al punto seis: presentación del informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización sobre el sector público empresarial de la Comunidad Autónoma de Aragón correspondiente a los ejercicios 2012 y 2013.

Comienza este punto con la intervención del presidente de la Cámara de Cuentas o del señor Rufas para la presentación del citado informe por un tiempo máximo de diez minutos.

            Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización sobre el sector público empresarial de la Comunidad Autónoma de Aragón correspondiente a los ejercicios 2012 y 2013.

El señor presidente de la Cámara de Cuentas (LAGUARTA): Muchas gracias, señora presidenta.

Este informe es el primer informe de los resultados de la fiscalización de la cuenta general de la comunidad autónoma 2012 y 2013 que se debate en Comisión Institucional. Creo que escasamente han pasado veinticinco días desde que lo presentamos y ojalá lleváramos toda esta celeridad en todos los informes.

El informe fue aprobado por la Cámara el 26 de febrero pasado y notificado tanto a las Cortes como al Gobierno de Aragón el día 27 del mismo mes de febrero.

Son largas ya las peripecias, y las conocen sus señorías, de cómo se llegó a hacer conjuntamente la fiscalización de los años 2012 y 2013.

También nos planteamos la Cámara de Cuentas, y hemos dado cuenta también a la cámara legislativa, que, siendo una fiscalización de una cuenta general, ha dado lugar a once informes separados. Es la práctica habitual en todas las instituciones, no era, quizás, desde la perspectiva del Tribunal de Cuentas, que tenía muchas más cuentas e instituciones que mirar, pero, desde el punto de vista de la Cámara de Cuentas, la Comunidad Autónoma de Aragón es su ente principal a fiscalizar, y da para hacer once y bastantes más informes. Nos pareció que era más claro separarlo en once informe que hacer un gran tocho inmanejable de mil páginas.

Por razones de celeridad también, y por ir notificando a medida que se iban terminando los trabajos, empezamos a cerrar informes provisionales desde el día 3 de diciembre, que fue cuando se notificaron los primeros informes. Los últimos fueron notificados al Gobierno de Aragón el día 30 de diciembre.

De esta forma, los plazos de alegaciones empezaban ya a correr, aunque el grueso de las alegaciones fue presentado por el Gobierno de Aragón el día 26 de enero. Eso ya nos daba un margen imposible de responder el día 31 de enero, y más cuando el número de alegaciones recibidas, y estas sí que las tenemos presentadas, han sido de mil doscientas ochenta y nueve. Mil doscientas alegaciones quiere decir que no ha habido página que se haya librado de una alegación; o sea, se ha alegado a todo lo que se ha movido. Muy legítimamente, y nosotros encantados de contestar y de aclarar, y considerar y revisar. Nos obliga a revisar prácticamente todo.

Hemos ido sacando los informes, ya que no sabíamos cuándo podía estar el punto final, el término final, a medida que los íbamos cerrando. No ha habido ninguna otra intención, más que simplemente adelantar a sus señorías y que el informe pudiera estar a debatir o a considerar antes de que se cerrara el periodo de sesiones.

Hemos podido llegar a sacar nueve de los once informes previstos y, afortunadamente, podemos decir que en estos nueve informes está más de la mitad del presupuesto que gestiona la comunidad autónoma. Y de los —creo que era— setenta y dos entes, está hecha la fiscalización de setenta y uno.

En cuanto al contenido de este informe, por el índice se puede ver, no voy a repetir lo que ya está escrito. Estoy seguro de que sus señorías han leído el informe, con lo cual, voy a resaltar lo que creo que es más destacable o hacer algún comentario adicional que no está escrito.

Hay un primer capítulo de las generalidades, de la iniciativa del marco legislativo, de los ámbitos temporal, del alcance… Un segundo capítulo, muy importante, que son conclusiones y recomendaciones, donde intentamos concentrar lo principal del informe. El trámite de audiencia. Otro capítulo IV, que es el censo de las sociedades que componen el sector público empresarial de la comunidad autónoma. Un capítulo V que se refiere a las empresas que están agrupadas en la Corporación Empresarial Pública. Y un capítulo VI a las empresas que están incluidas en la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión. Y finalmente hay otros dos capítulos de dos aspectos que nos parecían interesantes, que eran un seguimiento de cómo se han cumplido los planes de racionalización y el plan de reestructuración del sector público empresarial, que fueron aprobados por las Cortes por ley. Y, finalmente, está el capítulo obligado de contratación pública porque seguramente esta materia es la que consideramos más zona de riesgo para ser fiscalizada y revisada. Hay unos anexos en los que se dan detalles de todo esto.

Voy a empezar ya directamente, en los dos bloques de la Corporación Empresarial Pública y la Corporación de Radio y Televisión.

La Corporación Empresarial está compuesta… varía, porque se ha ido reduciendo en años con arreglo al plan de reestructuración que se había aprobado con anterioridad, de manera que el número de empresas participadas por la Corporación se ha visto reducido durante el año 2012 en catorce sociedades, y durante el 2013, en otras trece sociedades. De manera que, a 31 de diciembre del 2013, que es el último día del periodo que fiscalizamos, había sesenta y cinco sociedades.

Ahora bien, de estas sesenta y cinco sociedades, en las que participaba la Corporación, hay diferencia, porque hay tres grupos: unos en los que la sociedad, la Corporación, es mayoritaria; o sea, tiene mayoría en el capital. Estas son veinte empresas al 2013. Otras, en que la participación de la Corporación no es mayoritaria de por sí, pero, con el conjunto de otras administraciones públicas, la mayoría del capital social sí que es público. Es decir, que también entran en nuestro ámbito de fiscalización. Y un tercer grupo, que son nada menos que treinta y cinco empresas en el 2013, habían sido cuarenta y cuatro en el 2012, en el que hay participación minoritaria junto con otras empresas privadas.

La fiscalización se ha centrado en las veinticinco sociedades mercantiles en las que la Corporación tiene participación mayoritaria, veinticuatro más ella misma, que tiene forma también de sociedad limitada unipersonal.

Las cuentas fueron presentadas junto con la cuenta general de la comunidad autónoma, dentro de plazo, y, a su vez, estaban debidamente auditadas. Como sociedades mercantiles privadas que son, están sujetas a la ley de sociedades de capital y, por tanto, deben ser auditadas siempre que cumplan los estándares que se fijan. Pues todas han estado debidamente auditadas, salvo la empresa Inmuebles Gran Teatro Fleta, que esa está sin actividad y, bueno, por la razón que sea, no ha sido autorizada.

De este movimiento que ha habido de altas y bajas se han producido inversiones y desinversiones, que están detalladas —no me da tiempo de entrar en ellas— en las páginas 31 y 33 del informe.

En lo que se refiere a los estados financieros de la sociedad, son dos estados financieros fundamentales los que repasamos en el informe. Por un lado, el balance de situación, que marca la situación de la sociedad —lo que aquí se ha llamado también foto fija— a 31 de diciembre del 2013. Y el otro estado financiero es la cuenta de resultados, que recoge todos los resultados —beneficios o pérdidas— durante el año.

En cuanto a los resultados —empiezo por esta—, el conjunto de la cuenta de pérdidas y ganancias de la sociedad, tuvo pérdidas de noventa y ocho millones, de los cuales, ochenta son atribuibles a la propia Corporación y sus sociedades y dieciocho son a socios externos.

Hubo, parece maravilla, tres empresas que tuvieron beneficios en esta época, que son Avalia, Plaza Desarrollos Logísticos y Aragón Exterior. Sin embargo, la mayoría, las otras veintidós han tenido pérdidas. En la página seis se ponen las mayores que han tenido pérdidas en los dos años, son las mismas, que son Plaza, Expo Zaragoza Empresarial, Suelo y Vivienda de Aragón, Ciudad del Motor de Aragón, Plhus Plataforma Logística y Promoción de Actividades Aeroportuarias.

También es interesante el capítulo, porque también han supuesto un notable volumen de perdidas, son las sociedades que se llaman puestas en equivalencia. Vamos, no quiero entrar a explicar qué son, en el informe algo se cuenta, pero son sociedades en las que participa la Corporación por debajo del 50% y tiene un régimen contable que se llama de puesta en equivalencia. Pues bien, estas arrojaron perdidas en el 2012 de cuarenta y dos millones y en el 2013 de dieciocho millones. En las páginas treinta y siete y cincuenta y siete se habla de esta materia.

En cuanto al balance de situación, el activo fundamentalmente está constituido por bienes inmuebles de la Corporación y asciende a seiscientos diecinueve millones, que es un 63% del total del activo, aunque los inmuebles se concentran en cinco sociedades, que están recogidas en la página siete también.

Entre las sociedades puestas en equivalencia quería hacer un inciso porque necesitaría de alguna aclaración, para fiscalizaciones posteriores que nos marcaron las Cortes, que son la sociedad Zaragoza Alta Velocidad y Aramón. Ocurre que, de entrada, la participación directa de la comunidad autónoma en estas sociedades no pasa del 50%. En Aramón es el 50% y en Zaragoza Alta Velocidad es el 25%. Con lo que, según la definición que da del sector público aragonés, en el que podemos entrar la Cámara de Cuentas, la ley, no entrarían por capital.

Quizá Aramón, de una forma indirecta, por la participación que puede tener en el consejo de administración los consejeros de la fundación de Ibercaja nombrados por las Cortes, podríamos llegar a que, si el capital no es mayoritario, sí que es la capacidad de decisión por el peso que pueden tener los consejeros nombrados por las Cortes. Quizá en Aramón podamos entrar. En Zaragoza Alta Velocidad haremos lo que podamos, notificaremos por imperativo de las Cortes y veremos a ver cómo responde la sociedad.

Bueno, paso ya directamente a la Corporación. Creo que estoy en el límite del tiempo.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Sí, señor Laguarta.

Le ruego que vaya agilizando, por favor.

El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Un minuto, señora presidenta, si me permite.

La Corporación de Radio y Televisión solo comprende la propia Corporación, que no es sociedad sino que es entidad de derecho público, y las dos sociedades, una de radio y otra de televisión. Los resultados de estas cuentas han evolucionado favorablemente desde el año 2011, 2012 y 2013, quiero decir que han mejorado. Está explicado en la página nueve. No me da tiempo de contarlo más, pero en términos comparables, en el primer año, en el 2011, hubo unos resultados negativos de cincuenta y siete, en el 2012 de cuarenta y cinco y en el 2013 se hubieran quedado en cuarenta millones. O sea, parece que aquí hay una gestión acertada, al menos en cuanto a resultados, va mejorando. El patrimonio, sin embargo, es negativo por las pérdidas generadas en ejercicios anteriores.

Y lo que quería era dedicar aunque solo sea medio minuto a los planes de racionalización del sector público y de reestructuración.

El plan de racionalización del sector público prevé una serie de medidas. Están recogidas en las páginas ochenta y siguientes. Y en la opinión de la Cámara de Cuentas es que se ha cumplido, en términos generales, salvo un pequeño detalle de alguna aprobación por el consejo de administración o del departamento que tutela los planes económicos de reestructuración.

Sin embargo, el otro plan, que es el plan de reestructuración, tenemos una limitación, que es que no se nos ha suministrado dicho plan, el plan de reestructuración tal como pudo ser aprobado por el Gobierno de Aragón, sino que todo lo que tenemos, como información, es una nota de prensa emitida por el Gobierno de Aragón.

No obstante, por lo que hemos podido comprobar, sin tener el plan entero, más que por nota de prensa, se han ido cumpliendo, se ha ido produciendo una reestructuración por diversos tipos de operaciones, bien por venta de participaciones de sociedades, por disolución, por liquidación, por fusión o por devolución de aportaciones, como está recogido en las páginas ochenta y seis, ochenta y siete y siguientes.

A la contratación, simplemente, le dedicamos un capítulo importante porque es una de las zonas de riesgo y detectamos muchas incidencias, que más bien van dirigidas a los órganos de gestión, aparte de la responsabilidad que puede haber de los superiores gestores, si ha habido casos en los que han tomado la decisión de gastar sin tener presupuesto, que eso ya se ha comentado aquí, pero, aparte de eso, las recomendaciones van a que se tenga cuidado con dejar bien documentado todo lo que se hace, porque en las sociedades públicas no solo hay que hacerlo bien sino que hay que dejarlo claro porque después hay muchos ojos que lo miran. Y, aun en el caso de que estén bien, hay que revisarlo posteriormente, y no queremos suponer ya que no se deja constancia de muchas cosas simplemente para que no lo revisen.

Bueno, mis disculpas por los dos o tres minutos que he pasado.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Laguarta.

Es el turno de intervención de los grupos parlamentarios. Señor Romero, tiene la palabra.

El señor diputado ROMERO RODRÍGUEZ: Muchas gracias, señora presidenta, y gracias, de nuevo, a los dos representantes de la Cámara de Cuentas de Aragón por las explicaciones que nos han dado, especialmente ahora, del informe del sector público empresarial del ejercicio 2012 y 2013.

Lo cierto es que sobre el sector público empresarial hemos debatido mucho aquí en estas Cortes. Y lo cierto también es que el informe que ustedes hacen desde la Cámara de Cuentas de fiscalización viene a coincidir con los propios informes que ellos cuelgan en su página web con respecto a los resultados principales. Además, nos alegra que coincidan porque así no hay dudas de cuál es la gestión real de la Corporación Empresarial Pública.

Fíjense que, cuando comenzó la legislatura, el Gobierno de Aragón anunció un plan de reestructuración y de racionalización del sector público empresarial. Y la primera medida, una de las primeras medidas que tomaron, fue un decreto ley de medidas urgentes de racionalización del sector público empresarial. En aquel momento se nos explicaba, se nos decía a los grupos parlamentarios, que el objetivo era reducir de ciento tres empresas en las que participaba el Gobierno de Aragón, en unas de forma mayoritaria, en otras de forma minoritaria, que al final pudiera reducirse en torno a treinta y cinco empresas. Y ese objetivo publicitariamente sí que el gobierno viene diciendo que lo ha cumplido. De acuerdo al informe que ustedes nos hacen llegar, la sensación que da es que en 2013 todavía quedan sesenta y cinco sociedades en las que participa el Gobierno de Aragón.

Claro, nosotros en el pleno ultimo solicitamos la comparecencia del consejero de Economía para que nos dijeran cómo estaban las cuentas del ejercicio 2014, porque, aunque no tienen obligatoriedad de presentarlas antes de los plazos establecidos, y están dentro de plazo en relación al ejercicio 2014, sí que el gobierno tenía que tener conocimiento de una estimación de cuál era la situación en cuanto a deuda, en cuanto a pérdida del ejercicio y en cuanto a qué número de empresas, finalmente, están recogidas en ese plan de reestructuración. Creemos que no van a llegar a las treinta y cinco que había propuestas, pero es cierto que pueden quedarse cerca de las cincuenta.

Claro, decir que es un éxito reducir de ciento tres a cincuenta, podemos hasta incluso dar por hecho que es un éxito, pero, si al final resulta que esas cincuenta siguen teniendo el mismo nivel de pérdidas que cuando eran ciento tres, al final de poco nos ha servido desde un punto de vista práctico. Y esta es la crítica que hacía el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida: 2012 y 2013 cien millones cada año de pérdidas. Y hemos preguntado si va a haber cien millones en el 2014, y no nos han contestado, con lo cual prevemos que sí que va a haber otros cien millones, como mínimo, de pérdidas en el 2014.

Por lo tanto, tenemos menos sociedades, tendremos seguramente menos trabas administrativas, pero seguimos teniendo el mismo problema para la comunidad autónoma, y es que los últimos años, de forma consecutiva, estas sociedades tienen cien millones de pérdidas.

Claro, cuando después vamos al apartado de la deuda, ustedes confirman la deuda y estamos hablando de unos cuatrocientos millones de euros. No sabemos lo que ha ocurrido en el 2014, no se nos dice si se ha reducido o no la deuda, pero sí que se nos argumenta como un éxito que, si la comunidad autónoma ha duplicado la deuda, es decir, se ha pasado prácticamente de tres mil millones a seis mil millones, es un éxito que no se haya pasado de cuatrocientos a ochocientos, es decir, que solamente haya cuatrocientos millones de euros de deuda.

Y, visto desde ese punto, hay una base argumental, no la ponemos en duda, pero visto desde el punto de vista de la situación de la comunidad autónoma, seguimos pensando que esa deuda sigue ahogando las cuentas de la Comunidad Autónoma de Aragón, y, en ese sentido, hacemos una crítica al Gobierno de Aragón porque del año 2012 al 2013 se mantiene prácticamente la misma deuda y del 2014 no se nos quiere decir cómo están las cuentas.

Claro, lo curioso también es que, cuando el gobierno empieza a meter más dinero, porque se está metiendo todos los años más dinero para, evidentemente, poder funcionar, cuando se hace menos inversión y cuando se tienen peores resultados, y además meter más dinero no significa que se adquiera más patrimonio, que tenga más patrimonio neto, sino que sigue reduciéndose el patrimonio neto, pues vemos que aquí algo falla.

Y, a partir de ahí, ¿qué planteamiento le hacemos al Gobierno de Aragón en nuestras propuestas de resolución? Bueno, pues la primera, que se atiendan las recomendaciones, esa ha sido aceptada.

Pero ya en la segunda le decimos que tiene que minorar la dependencia de la deuda, tiene que reducir las pérdidas y tiene que centrarse en lo que ahora es importante, que es contribuir a vertebrar la economía, a estimular la economía y crear empleo. Aquí ya el gobierno, los partidos que lo sustentan nos dicen que esa resolución, propuesta de resolución, no les parece bien.

Claro, cuando le decimos: bueno, pues si hay tantos gastos, ¿no les parecería razonable que los consejeros delegados, directores o gerentes de estas sociedades cobren como máximo el salario de los directores generales del Gobierno de Aragón? Nos dicen que tampoco, que esa no es una medida que vean factible. A nosotros nos parece interesante que, en tanto en cuanto estemos en una situación delicada en la economía aragonesa, en las cuentas de la comunidad autónoma, duplicándose la deuda, nos parece que como medida de racionalización sí que deberían de reducirse los salarios a los gerentes, a los consejeros delegados y a los directores de estas sociedades. Lejos de ello, esta propuesta no le parece bien al Gobierno de Aragón.

Y, claro, cuando le decimos que igual ha fallado el plan de racionalización y de restructuración o el objetivo que se pensaba alcanzar no ha sido suficiente, y le decimos que habría que poner sobre la mesa un nuevo plan, nos dicen que no, que no les parece bien poner un nuevo plan. Y, cuando les decimos que hay un grupo de empresas que todos los años pierden unas cantidades importantes de millones y que ya no sirve que se sigan haciendo planes económicos-financieros porque es engañarnos todos los años con la misma cantinela, pues nos dicen que no, que no hay ningún problema, que Motorland siga celebrando el gran premio de moto GP a pesar de que todos los años se pierdan ocho millones de euros, y eso los dos socios de gobierno lo ven bien.

Y nos puede parecer bien desde un punto de vista de estimular la economía, el trabajo que se desarrolla desde la Ciudad del Motor, pero, cuando todos los años se pierden ocho millones de euros, también habrá que analizar cuál es el futuro de esa sociedad, porque a base de subvenciones del Fondo de Inversiones de Teruel no es razonable que siempre se mantenga esa sociedad.

Y cuando le decimos ¿por qué no hacen un plan concreto de las cinco empresas que más pierden?, y le decimos que ese plan tiene que ser un plan especial de saneamiento, tutela, control y seguimiento, porque, ya que incumplen el propio decreto de medidas de urgencia, en el artículo 6, en relación a los informes de equilibrio económico y financiero, pues por lo menos que hagan un seguimiento más estricto a esas empresas, y también nos dicen que no. A partir de ahí, pues, claro, pocos consejos le podemos dar al Gobierno de Aragón.

Es cierto lo que usted ha dicho de Aramón, tenemos una buena oportunidad a la hora de que Ibercaja, los consejeros de Ibercaja nombrados por la comunidad autónoma, por las Cortes de Aragón, puedan sumarse para que haya un poco más de transparencia y de información. Porque, fíjese, cuando preguntamos desde las Cortes: «solicitud de la estructura, organigrama, plantilla y coste de personal en los últimos cinco años del grupo Aramón y especialmente del personal directivo del mismo», la contestación es: «el Gobierno de Aragón no dispone de esa información al ser el grupo Aramón una sociedad privada, participada por el Gobierno de Aragón». Es decir, aquí la información, la justita.

Por todo ello, creemos que en la siguiente legislatura queda mucho por hacer, y especialmente en la restructuración de este sector empresarial, y por ello seguiremos diciendo que hay un grupo de sociedades que, como no se corrija, van a terminar asfixiando más a las cuentas de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Y luego también, si esta deuda y estas pérdidas contribuyen a que se ha creado mayor empleo y a que se ha sostenido la economía, igual las daríamos por buenas, pero cuando hoy tenemos más desempleo que cuando entró el gobierno del Partido Popular y del Partido Aragonés, cuando hoy tenemos más deuda o cuando tenemos más déficit y cuando las sociedades tienen menos empleo o menos plantilla, pues al final es que no terminamos de ver cuál es la función del gobierno en este apartado.

Por lo tanto, la hemos calificado de fracaso, compartimos los datos que ustedes nos aportan, que son parecidos a los que aporta la propia Corporación Empresarial Pública y, en todo caso, el gobierno que entre a partir de las elecciones del mes de mayo tiene una ardua tarea en este espacio.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Romero.

Es el turno del Grupo Parlamentario de Chunta Aragonesista; señor Soro, tiene la palabra.

El señor diputado SORO DOMINGO: Gracias, señora presidenta.

No les daré la bienvenida otra vez, les agradeceré el trabajo, el informe, este primer informe de esa serie de once que al menos sí que vamos a poder ver en lo que queda de legislatura.

Un informe, además, especialmente útil por la recopilación de información, la sistematización de información, la forma cómoda, fácil, de consultar en el que se refleja, que yo creo que va a ser un informe que nos va a ser muy útil en el futuro, se lo he dicho alguna vez que no solo se trata de conocer cómo ha estado la gestión económica-patrimonial-financiera en el año 2011 o 2012 o 2013, y después que haya este debate, sino que les aseguro que luego nos son muy útiles esos informes a la hora de consultar determinadas cuestiones, han hecho además un análisis en profundidad y exhaustivo.

Esto en un ámbito de los que tradicionalmente ha sido de los más opacos de todo el sector público aragonés. Yo le recuerdo, lo recordaba mientras les estaba oyendo, que uno de los primeros compromisos, uno que sí que cumplió la señora Rudi, fue al inicio de la legislatura que iban a hacer, ¿cómo le llamaba?, una auditoría por la intervención general sobre el sector público empresarial, creo que se llamó así, le llamamos auditoría, luego no me acuerdo cómo se llamó, creo recordar que estuvo en octubre, hablo de memoria, en octubre de 2011, pues es un elemento muy útil que más o menos nos abrió los ojos en algunas cuestiones.

Y, a lo largo de la legislatura, en algunos ámbitos hemos seguido teniendo ese déficit de transparencia y algunos problemas de opacidad, pero, desde luego, en este sector yo reconozco que se ha avanzado bastante en lo que es el sector público empresarial y se ha intentado racionalizar.

Con la cuestión del plan de racionalización del sector público, el otro día, en la comparecencia a la que se refería el portavoz de Izquierda Unida, yo se lo decía al señor Bono, porque además creo que es una evidencia, que no es una cuestión cuantitativa sino cualitativa, no solo es el número de sociedades, sino lo cualitativo; no es lo mismo tener una pequeña participación en una sociedad de aerogeneradores que tener una participación del 50%, por ejemplo, en Aramón, yo creo que hay una diferencia sustancial; así que es muy difícil, yo no lo he conseguido, lo hemos intentado en alguna ocasión, saber cuál es el balance cualitativo, no cuantitativo, del plan de restructuración, y no ha habido forma de saberlo.

Pero, en todo caso, como les decía, va a ser un instrumento muy útil, junto con las memorias anuales de cada ejercicio, para tener un visión real bastante determinada del sector público empresarial de Aragón.

Por supuesto habrá un ámbito que seguirá siendo absolutamente opaco, que es Aramón. A mí Zaragoza Alta Velocidad me preocupa menos, me preocupa menos porque al menos ahí sí que son administraciones, me preocupa menos, pero Aramón me preocupa muchísimo saber que por voluntad política no están dispuestos a que sea transparente, y punto, y poco más, se agarran a una excusa de que no quieren que Aramón sea transparente. Aramón, que arrastra una deuda absolutamente insoportable, y que se ha dedicado directamente a especular y desde luego desde un modelo de desarrollo radicalmente contrario al que defendemos desde Chunta Aragonesista. Nos preocupa mucho que algo que no hemos conseguido en esta legislatura, entre otras cuestiones, es esta, poder abrir las puertas, las ventanas de Aramón y saber qué pasa ahí. Pues no lo hemos podido saber.

Empiezo por una cuestión del informe que me parece llamativa porque, no he comprobado en otros, yo creo que el nivel de aceptación de alegaciones es muy elevado en este informe, creo que decía el señor Laguarta mil doscientas ochenta y nueve, me he apuntado, en lo que se refiere a este informe son ciento cincuenta y ocho alegaciones y de las ciento cincuenta y ocho, sumando las aceptadas, las aceptadas parcialmente y las incidencias aceptadas por la entidad fiscalizada, nos vamos a setenta y seis, que es prácticamente la mitad, es decir, de alguna manera, la mitad de las alegaciones sí que se han valorado, ha habido esa comunicación, que creo que, para que acepte la cámara las alegaciones o para que acepte la entidad la incidencia, me parece muy importante que haya esa comunicación, a efectos de utilidad, a efectos de que el informe sea útil, muchas veces va a ser más útil que se detecte una incidencia, se ponga de manifiesto, se alegue y se acepte o se modifique el informe porque hay esa relación bidireccional que creo que es muy, muy interesante.

Quería empezar por aquí porque no sé si tienen el seguimiento estadístico, pero a mí me suena que es de los casos, de los que conozco, en que ha habido mayor porcentaje de alegaciones, ya digo, aceptadas parcialmente o incidencias por la entidad fiscalizada.

Hacen una foto muy clara de cuál es la situación del sector público empresarial, y hago hincapié en alguna cuestión porque se ha referido el señor Laguarta a las pérdidas, a los casi cien, no sé, en torno a los cien millones [corte del sonido durante varios segundos]…, pero yo a lo que voy es a lo que me preocupa de la evolución. Son solo dos años, pero son dos años en los que las deudas se incrementan. Y me refiero al cuadro en el que aparecen las empresas que han obtenido mayores pérdidas: la Plataforma Logística pasa de catorce millones a treinta y tres, Expo Zaragoza Empresarial, de veintiún millones —en 2012, digo— a veintidós en 2013; Suelo y Vivienda, de trece millones en el 2012 a dieciocho en el 2013; Ciudad del Motor, de ocho millones a siete —ahí hay poca diferencia; ahora hablamos de Ciudad del Motor—; Plhus pasa de casi dos a algo más de cuatro millones, y Promoción de Actividades Aeroportuarias, de 1,6 a 2,2. Es decir, el problema ya no solo es la cantidad tremenda de pérdidas, sino sobre todo que al menos en estos dos ejercicios se detecta ese incremento, prácticamente en todos los casos un incremento muy importante de las pérdidas. Y lo preocupante es si demuestran una evolución y si esa evolución ha continuado en el 2014, seguirá en el 2015…, ya me entienden por dónde voy, que más allá del dato únicamente de cuánto, pues nos preocupa esa evolución de que vemos que las pérdidas no están controladas sino que están desbocadas y que van incrementándose.

Y, claro, hay cuestiones que ya las han dicho en otras ocasiones, que las empresas del sector inmobiliario lógicamente vienen por la crisis del sector. Dan el dato de que Plhus Plataforma Logística no ha registrado ventas en los últimos tres ejercicios. Eso, si fuera una sociedad privada no sé cómo habría acabado…, o sí que lo sé. Y luego, en el caso de Ciudad del Motor de Aragón, pues dicen algo en tres líneas, en la página 7, lo que venimos diciendo todos y parece que no lo entienden: que las pérdidas vienen porque los ingresos por la venta de entradas, alquileres y subvenciones no son suficientes para cubrir los gastos de organización de Moto GP. Que una cuestión es Ciudad del Motor y otra es Moto GP ese fin de semana, que es algo que no hemos conseguido, señor Romero, que nos entendieran todos en esta cámara, que una cuestión es el proyecto de Ciudad del Motor, sobre todo la parte tecnológica, no la parte deportiva solo, y otra cuestión es ese fin de semana de Moto GP, que es lo que provoca esas pérdidas del entorno de los siete u ocho millones; y en eso en algún momento habrá que reflexionar. Habrá que reflexionar. Eso es lo que entendemos, desde luego, desde Chunta Aragonesista.

La otra cuestión que nos preocupa relacionada con las pérdidas: los fondos de la comunidad, cuánto recibe la Corporación, el sector público empresarial de la Comunidad Autónoma en el ejercicio 2013, sesenta y cuatro millones de euros, según se explica en el informe; y, junto a esto, además, el endeudamiento con entidades de crédito, que son en el 2013 cuatrocientos dos millones de euros. Es un endeudamiento muy elevado, muy muy muy elevado, y se explica y se detalla, además, cuál es el origen. Esto, la actualidad.

¿Cuál es el futuro? Pues lo explican, analizan los planes económicos-financieros de saneamiento que han hecho trece de las empresas porque todos al final consisten en que se pongan —estoy simplificando, eh—, en que se ponga dinero para asegurar la viabilidad, esos desembolsos o bien como aportación de capital, como subvención de capital, como préstamo participativo, o subvención de explotación; pero, al final, dinero público que va desde la administración de la Comunidad Autónoma de Aragón a las empresas. Y nada menos que ciento ochenta y dos millones es lo que se prevé que harán falta en los próximos ejercicios, entre el 2014 y el 2017; nada menos que ciento ochenta y dos millones. Esa es una parte también que nos preocupa muchísimo.

Si juntamos pérdidas, endeudamiento, las aportaciones y lo que ya hay comprometido de alguna manera en los planes económicos-financieros de saneamiento, pues vemos que la viabilidad económica y financiera del sector público empresarial de Aragón es muy relativa.

No les estoy pidiendo opinión porque entiendo además que no tienen por qué darla, eh, pero sí que destaco que de los datos que ustedes obtienen, sistematizan y ofrecen pues se llega a esta conclusión.

La Corporación Aragonesa de Radio y Televisión funciona de otra manera. Han mejorado —lo ha explicado— en cuestión de pérdidas, sobre todo si se tiene en cuenta el cambio de contabilización, que lo explican perfectamente, pero es que, además, la aportación directa ha disminuido un 23%. Es decir, que la Corporación sí que tiene un funcionamiento diferente.

Pongo de manifiesto estas cuestiones porque creo que son muy útiles a la hora de entender la evolución y sobre todo el futuro y las decisiones que el siguiente gobierno tendrá que adoptar en el ámbito del sector público empresarial. Por eso digo que será muy útil este informe junto con otra documentación.

En las recomendaciones nos llama la atención que de veintinueve, la mayoría (veintiséis) se refieren a contratación. Supongo que es el ámbito más sensible. No sé cómo decir, estos son más suaves que en otros informes. Ha habido informes que han entrado directamente en entes de la administración en materia de contratación y de alguna manera han sido más duros. De alguna manera son cuestiones en muchos casos muy técnicas, cuestiones que se trata simplemente de que se haga bien, pero no hay, digamos, no se ha detectado una patología gravísima, o es la impresión que me da. Porque ya le digo que, de veintinueve a veintiséis, el resto se refiere al inventario de entes, que es algo que desde fuera no se entiende. ¿Por qué no se actualiza el inventario de entes? No sé cómo funciona pero no se entiende esa desidia o esa negligencia a la hora de actualizarlo.

Y luego dos cuestiones muy concretas del grupo de Corporación de Radio y Televisión: la cuestión de las cuentas anuales consolidadas, que ya lo hemos oído otras veces, y la cuestión también de los inmuebles que figuren en el activo del balance.

Pero al final, como les digo, después de analizar los datos y la información, y contar además con las alegaciones numeradas por ustedes y todo, la sensación que se tiene…, la sensación que me queda es que es un informe que nos será muy útil en el futuro para tener esa imagen fiel, clara, de cuál es la situación actual del sector público empresarial aragonés y cuál va a ser la evolución previsible viendo los datos a los que hacía referencia.

Termino, y como es mi última intervención en esta comisión —creo que es mi última intervención en esta comisión; supongo que luego ya no hablaremos y es la última vez, al menos, que comparecen ustedes—, pues quería acabar reiterándoles el agradecimiento por su trabajo. Fíjense que es simbólico para mí, que intento siempre defender tanto al Justicia y la Cámara, mi primera intervención en pleno en esta legislatura, mi primera intervención en pleno como diputado fue en un informe anual del Justicia de Aragón, y mi última intervención en comisión es en una intervención de la Cámara de Cuentas. Como aragonesista que se cree estas instituciones, me gusta y lo pongo —con la generosidad de la presidenta— de manifiesto.

Muchas gracias y mucho ánimo en el futuro en su trabajo.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Soro.

Señor Blasco, cuando quiera tiene la palabra.

El señor diputado BLASCO NOGUÉS: Gracias, señora presidenta.

Bien, vamos ahora con el informe que han presentado sobre el sector público empresarial en Aragón. Un tema realmente importante y que efectivamente ha dado bastante que hablar en distintos ámbitos a lo largo de esta legislatura y desde distintos puntos de vista, y un informe que también, como pasa con todos los informes que elaboran y que debatimos, son muy interesantes a la hora de tomar las decisiones de futuro y conocer también en qué situación nos encontramos y cómo nos estamos moviendo.

Es cierto que a lo largo de estos años se ha producido un reajuste en las empresas que componen este sector público empresarial —ya se ha dicho aquí— porque se han reducido en dos años veintisiete sociedades. No sé si son muchas o pocas; son veintisiete sociedades. Quedan todavía sesenta y cinco, con el objetivo de seguir reduciendo en ese ámbito de racionalización que se tiene que producir. Pero es que tenemos que entender también que no siempre la eliminación, por decirlo así, de una sociedad pública es una cosa que se puede hacer de un día para otro y sin que tenga ninguna consecuencia.

Es decir, que estamos hablando de un proceso que se ha iniciado, que nos parecía que era absolutamente necesario y en el que habrá que continuar en el ámbito de esa racionalización, que buena falta hace. Es verdad que hay que hacer los estudios de todas y cada una de las entidades que componen este sector para saber cuáles son las que realmente son necesarias para el futuro y cuáles son en estos momentos absolutamente prescindibles.

Dentro del informe, no me voy a extender mucho porque yo creo que es muy interesante leerlo y analizarlo desde el punto de vista de cada una de las entidades, hay algunos temas que nos parecen importantes. Se habla muchas veces, y aquí ya se ha dicho también, de falta de transparencia, de opacidad, de falta de rigor, de falta de información, y ustedes lo que están diciendo en el informe, por ejemplo, es que, de los informes de auditoría que se han producido en veinticuatro sociedades, veinte son favorables y cuatro tienen algunas limitaciones al alcance. Bueno, pues ahí tenemos ya un buen ejemplo de transparencia, ¿no? No son sociedades que se oculten y que no se conozca la información. La información está, como no podía ser de otra manera, el informe de todas.

Otra cosa es —que usted ha hecho mención también en la intervención anterior— la problemática que puede existir cuando son socios privados los que forman parte de determinadas entidades públicas. Aquí se ha hablado del caso de Aramón, en el que pueden existir dificultades a la hora de establecer los análisis completos, y aquí es la problemática que se ha intentado explicar, pero, cuando no se quiere entender, pues no se entiende, y punto. Pero, evidentemente, no es lo mismo una entidad con un porcentaje mayoritariamente público que una entidad con un porcentaje en el que la mayoría no corresponde, en este caso, al Gobierno de Aragón.

Una de las cosas que preocupan, realmente, son las pérdidas que se producen en las diversas entidades. Ustedes hablan ahí, por ejemplo, de las más importantes que hubo incluso entre ellas, y también nos tendríamos que hacer una pregunta: ¿cómo sería Aragón si no existiesen? Porque, claro, es muy fácil decir en estos momentos, limitarnos simplemente a lo que es el puro dato y decir: es que Plaza pierde dinero, es que Expo Zaragoza Empresarial pierde dinero, es que Suelo y Vivienda pierde dinero, es que Aramón pierde dinero, es que Motorland pierde dinero... Bueno, pierden dinero en el sentido cuantitativo, y aquí se ha hablado también, de los análisis cuantitativos y cualitativos. No es su función; por lo tanto no le estoy diciendo que lo tengan que hacer, pero es interesante también hacer la reflexión de cómo serían las cosas si no hubieran existido. Porque, claro, en estos momentos, ustedes lo dicen también en el informe, determinadas sociedades como Plaza, Expo Zaragoza Empresarial o Suelo y Vivienda tienen perdidas por el deterioro de sus activos inmobiliarios, por los elevados gastos financieros, por las dificultades de la realización de sus inmuebles. Es decir, realmente tenemos ahora una problemática concreta que ha hecho que eso sea una realidad, pero no era así cuando se plantearon o no era así no hace muchos años.

Es decir, que cada sociedad tiene una problemática distinta a la que hay que atender, a la que hay que conocer, pero también nos tenemos que plantear —yo desde luego no me imagino cómo sería en estos momentos si no existiera Plaza— los puestos de trabajo que han creado, la generación de riqueza, bueno, todo eso habría que tenerlo también en cuenta en el ámbito de lo que es el planteamiento cuando se piden determinadas cosas en relación con estas sociedades de entidades públicas.

Se han nombrado algunas…, y quiero hacer también referencia específica al tema, por ejemplo, de Motorland o al tema de Aramón. Nosotros siempre las hemos defendido, no porque la pérdida que suponen seis, siete millones de euros, por ejemplo, en el caso de Motorland, sino por los beneficios que generan en el entorno, que alguien ha cuantificado —yo creo que fueron los empresarios de la zona, incluso el propio Gobierno de Aragón—, lo han cuantificado en treinta millones de euros. Es decir, bueno, pues ahí tenemos también datos que tenemos que considerar. Tenemos que saber que el realizar un gran premio cuesta un dinero, pero también eso tiene unos efectos positivos en la economía de la zona e incluso en la economía aragonesa que son muy difíciles de cuantificar, pero la cosa es así nos guste o no nos guste.

Se hablaba también de oscurantismo en determinadas sociedades y ustedes dicen en el texto del informe: «las cuentas anuales individuales y consolidadas de la Corporación Pública Empresarial, que se encuentran debidamente auditadas, suministran con gran detalle y calidad toda la información necesaria para realizar un análisis en profundidad de la situación económica-financiera del sector público empresarial dependiente del mismo». Es decir, los datos existen y están encima de la mesa. Por lo tanto, podemos hablar de si nos gusta o no nos gusta Motorland o si esos seis millones estarían mejor invertidos en otro sitio, bien, pero no digamos que hay oscurantismo, porque las cuentas, evidentemente, existen y ahí encima están.

En definitiva, como siempre, darles la enhorabuena por el informe que han elaborado. A nosotros nos parece que viene a poner negro sobre blanco muchas cosas de las que se hablan en determinados momentos, yo creo que con intereses distintos, lógicos, pero intereses distintos de los que se plantean o se deben de plantear cuando ahora estamos hablando de empresas públicas, porque la empresa pública no tiene por qué, desde luego no lo entenderíamos así, no tiene por qué —y nos parecería un error— tener como objetivo obtener beneficios.

Evidentemente, lo que hay que tratar es de reducir y de nivelar los resultados y que no se obtengan perdidas, pero, evidentemente, las funciones en muchos casos de las empresas publicas sabemos que son otras, sabemos que son otras, que a esos niveles son a los que políticamente nos tenemos que dedicar y tenemos que pensar y tenemos que priorizar. Cada uno tendrá sus prioridades, pero, evidentemente, el informe que ustedes nos hacen sirve mucho para una serie de toma de decisiones y, desde luego, para tomar aquellas que hagan que las empresas públicas, si no rentables, sean lo menos gravosas posible para el Gobierno de Aragón.

Estábamos hablando de unos presupuestos en el Gobierno de Aragón próximos a los cinco mil millones de euros. Estamos hablando de que las aportaciones que se están realizando no sé si eran sesenta-ochenta millones de euros al año. Es decir, estamos hablando de una cuantía pequeña en relación con los casi cinco mil millones. Bueno, todo eso también hay que cuantificarlo. Insisto en ver cuáles son los resultados que se obtienen por el otro lado.

Y ya por terminar —y como también yo a esta comisión vengo solo de invitado cuando vienen ustedes— también en este caso ha sido un placer el poder debatir sobre temas tan diversos, tan amplios y, desde luego, tan interesantes como son los que ustedes plantean aquí con sus informes.

No voy a tener la ocasión de hacerlo en la próxima legislatura, pero sí que estoy seguro de que los seguiré con atención, porque, por lo menos a mí, me parece que la labor que ustedes están haciendo, y así lo hemos defendido siempre desde el Partido Aragonés, es innegociable, es imprescindible y, desde luego, a nosotros nos parece que tienen que seguir aportando el granito de arena que a ustedes les tocan para construir un Aragón cada vez mejor, cada vez más eficaz y cada vez más productivo, para que los aragoneses nos podamos seguir sintiendo cómodos en una tierra como esta.

Así que muchas gracias y, desde luego, que nos seguiremos viendo aunque no debatamos tanto como estos días.

Muchas gracias, señora presidenta.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Blasco.

Es el turno del Grupo Parlamentario Socialista; señora Fernández, tiene la palabra.

La señora diputada FERNÁNDEZ ABADÍA: Gracias, señora presidenta.

En esta ocasión nos encontramos debatiendo un informe precisamente de los años 2012 y 2013, sector público empresarial, que forma parte de la cuenta general de la comunidad autónoma de estos dos años. Va a ser el único que podamos ver de esa cuenta general de la comunidad autónoma.

Bueno, ustedes han dado una serie de datos en relación con el sector público empresarial. El Grupo Socialista, evidentemente, defiende estas empresas públicas, ya que fueron gobiernos socialistas los que crearon también la Corporación Pública Empresarial. Pero lo que estamos viendo en este informe muy reciente es que en los años de gestión del Partido Popular la verdad es que no ha mejorado la situación de las empresas públicas que, en la crisis, fundamentalmente en alguno de los sectores, han tenido problemas. El plan famoso de racionalización, la auditoria aquella que hizo a principio de legislatura el señor Garcés y las medidas que el gobierno decía que iba a tomar en relación con este sector público empresarial pues, como ya venía diciendo alguno otro interviniente, lo que han resultado ha sido que el número de empresas es menor, pero la realidad económica, la deuda y la situación de la mayoría de las empresas públicas no es mejor que hace cuatro años, no es mejor que cuando el Gobierno del Partido Popular tomó el Gobierno de Aragón.

El resultado del conjunto de las desinversiones realizadas en los años 2012 y 2013 arroja pérdidas de 10,7 millones de euros. Y los resultados negativos consolidados en el año 2013 ascendieron a noventa y ocho millones. En el año 2012 habían sido cien, con lo cual, de un año a otro, únicamente dos millones menos.

Como decía, hay determinadas empresas, las de activos inmobiliarios, como Plaza o Expo Zaragoza Empresarial y Suelo y Vivienda, en las que, evidentemente, sus pérdidas tienen mucho que ver con el deterioro que se ha producido en estos años de crisis, como así ha ocurrido también con la empresa privada que trabaja en este sector.

Sin embargo, el de la Ciudad del Motor se debe a que no han sido suficientes los ingresos y por la venta de entradas, alquileres y subvenciones para cubrir los gastos de organización del campeonato del mundo Moto GP. Bueno, pues ahí está ese dato para que el gobierno lo tome en cuenta y realmente reconsidere si se puede seguir perdiendo dinero en esta cuestión o realmente se puede solventar de otra forma.

El endeudamiento con entidades de crédito es de cuatrocientos un millones; por tanto, es una cifra similar a la del año 2012, como digo, no se ha mejorado, estamos ya habituados a que las medidas que adopta este gobierno, que ha estado adoptando, no solo en este sector sino en el resto de la actividad económica-financiera, bueno, pues lo que han venido a demostrar es que la presidenta de este gobierno, que se jactaba o por lo menos se venía diciendo que era una buena gestora, en definitiva ha sido un fracaso absoluto, no ha gestionado bien, la deuda aumenta, el déficit sigue sin cumplirse y, en el caso en el que estamos hablando, este sector público empresarial, como digo, las deudas siguen incrementándose en estos últimos años.

El mayor número de incidencias que han detectado ustedes en el estudio de este sector público empresarial tienen que ver con, hablo ahora de contratación, en materia de contratación, como digo, el mayor número de incidencias tiene que ver con la fase de preparación del contrato y aprobación de los expedientes de contratación; de hecho, ahí la cámara lleva a cabo una serie de recomendaciones, que, en total, en este caso, son veintinueve las recomendaciones, y que se refieren, como digo, a la necesidad de cumplimentar de forma rigurosa los datos que se deben incluir en la relación anual certificada de todos los contratos que se tienen que remitir a la Cámara de Cuentas. O la recomendación que habla de la necesidad de regular con detalle los procedimientos de contratación, los de adjudicación de contratos y la justificación de la elección del procedimiento, así como también la recomendación que va dirigida a que se utilice de forma restrictiva el procedimiento negociado sin publicidad.

Bueno, estamos, como digo, en materia de contratación por parte del sector público empresarial de la comunidad autónoma, con estas limitaciones o estas deficiencias, que, como digo, ya en la fase en la que estamos, finalizando la legislatura, tendrán que ser oídas, leídas o escuchadas por el futuro gobierno, por el próximo gobierno de la comunidad autónoma, para ver si realmente la situación de este sector público empresarial mejora, como hemos dicho antes con el informe del ayuntamiento, con sus conclusiones y con sus recomendaciones también mejora.

Claro, yo sigo insistiendo en que lamento mucho no haber podido debatir y conocer primero, lógicamente, antes de debatir, la cuenta general de la comunidad autónoma de los años 2012 y 2013. Los dos últimos informes que están colgados en la página web de la cámara y que hemos podido leer y estudiar por encima nos dan datos muy negativos en relación con la gestión del Gobierno de Aragón.

El hecho de que el Servicio Aragonés de Salud tenga doscientos siete millones de facturas en los cajones o doscientas dieciocho mil facturas sin contabilizar da una muestra evidente de cómo, cuando el Partido Popular ve la paja en el ojo ajeno no ve la viga en el propio. O, en el caso del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, con diez mil ochocientos ochenta y siete casos sin resolver en materia de dependencia en el año 2013, con una antigüedad media de ochocientos sesenta y dos días.

Ya sé que ustedes no me tienen por qué contestar, porque lo único que estoy haciendo es relatar algunas de las cifras que, evidentemente, nos han puesto un poco los pelos de punta en relación con la gestión que se ha hecho en estos dos años de legislatura, 2012 y 2013, sino que, como no tenemos oportunidad de poder ver todo lo que el Gobierno de Aragón ha hecho en estos dos años, 2012 y 2013, con las cuentas de la comunidad autónoma, pues sí que estos dos últimos informes dan un poco pie a pensar que la cuenta general, cuando la tengamos y la podamos leer, nos dará esa sorpresa, evidentemente, negativa, de cómo está funcionando el Gobierno de Aragón en la gestión económica-administrativa de todos sus departamentos.

Termino. Y yo también, como otros portavoces han hecho ya en esta última sesión, no solo de esta comisión, sino de este periodo legislativo, por mi parte, la última comisión en la que tengo oportunidad de hablar y debatir con los representantes de la cámara, pues primero agradecerles el trabajo de estos años, que nos ha dado una visión bastante certera en relación con el funcionamiento de las administraciones públicas de esta comunidad autónoma, también con lo que se ha hecho mal y, por lo tanto, se debe corregir para el futuro, y lo que me gustaría, señor Laguarta, es que le trasladara al resto del equipo de la Cámara de Cuentas, así como a todos sus trabajadores, el agradecimiento del Grupo Socialista por el trabajo realizado en este tiempo, y solo me resta desearles suerte a ustedes también en el futuro y que continúen con el buen trabajo.

Muchas gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Fernández.

Para finalizar el turno de portavoces, tiene la palabra el señor Garasa.

El señor diputado GARASA MORENO: Gracias, señora presidenta.

Señorías. Gracias nuevamente, señor Laguarta y señor Rufas, por este informe de fiscalización referido al sector público empresarial de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Para estos dos ejercicios, las actuaciones de las sociedades mercantiles autonómicas se rigen por la Ley 5/2011, de 10 de marzo, del patrimonio de Aragón, y otras normas de derecho privado. A partir del 2014 entra en vigor el Decreto 4/2013, del Gobierno de Aragón, que aquí no nos incumbe para este informe.

Tienen la obligación de rendir cuentas a las Cortes de Aragón, al Tribunal de Cuentas y, a través de la intervención general de la comunidad autónoma, a la Cámara de Cuentas de Aragón; es decir, que de opacidad nada de nada, total transparencia.

La Cámara de Cuentas de Aragón aprobó este informe el 26 de febrero del 2015 y sigue su curso acostumbrado de remisión de los informes a las partes interesadas.

Este informe estaba incluido en los programas de fiscalización para los ejercicios 2013 y 2014 de la propia Cámara de Cuentas.

Ustedes determinaron si los estados financieros se han rendido de forma conforme a las normas contables y presupuestarias y si los estados son coherentes entre sí y si se cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria y financiera de la Comunidad Autónoma de Aragón para el 2012 y 2013.

Se han estudiado la rendición de cuentas, la contratación, el endeudamiento, el grado de dependencia de los recursos públicos y el plan de restructuración del sector público y las medidas de racionalización del gasto.

La Cámara ha detectado pequeños porcentajes, he visto, de diferencia entre la participación de inventarios accionariales y las cuentas anuales y, si ha habido estas diferencias, ustedes se han decantado por tomar la participación que constaba en las cuentas anuales.

La Corporación Pública de Aragón en sus cuentas individuales y consolidadas están todas auditadas, con toda la información necesaria para analizar la situación económica y financiera del sector público, lo contrario que pasaba en el ayuntamiento en el 2011

Aquí vemos que prima otra vez la transparencia.

El número de empresas participadas en la CEPA se redujo, y lo ha comentado algún otro portavoz, en catorce sociedades en 2012 y otras trece en 2013. Mantiene participaciones directas todavía en sesenta y cinco a final del 2013; es decir, señor Romero, que poco a poco se va cumpliendo el objetivo previsto de desinversión en la comunidad autónoma, ya que en 2011 había noventa y dos, y anteriormente ciento tres.

Se han enajenado sociedades o valores por importe de 2,7 millones y estas llevaban pérdidas acumuladas de 10,7 en sus balances.

Es cierto que las pérdidas netas de la CEPA, imputables de forma consolidada, ascendían a ochenta y ocho millones en 2012 y a ochenta millones en 2013.

No es nada nuevo decir, y también lo han comentado otros portavoces, que las mayores pérdidas se encuentran en aquellas ligadas al sector inmobiliario, Plaza, Expo Zaragoza, Suelo y Vivienda y Plhus, algunas de las cuales su gestión se ha conocido en la comisión específica en estas Cortes de Aragón.

Luego están los problemas de los costes financieros, depreciaciones de valor y, sobre todo, las pocas ventas.

Señorías, las depreciaciones de valor que generan las pérdidas no suponen ninguna salida de tesorería, es decir, con esto lo que se hace es reflejar una imagen fiel y todas estas sociedades lo tienen.

El resto corresponde a Ciudad del Motor, pero, por sus connotaciones sociales en el territorio y el valor indirecto que aporta en empleo y riqueza, y tantas veces que se ha debatido en el pleno y en la comisión, pero que por sí mismo todavía no ha acabado de alcanzar su punto de equilibrio. Y, por último, a las actividades aeroportuarias y la promoción.

Estos desequilibrios hacen que la comunidad autónoma tenga que aportar fondos para el subsanamiento financiero al ser el socio de referencia, y no puede ser de otra forma, al menos, para nuestro grupo parlamentario.

El endeudamiento de la CEPA, que asciende a cuatrocientos millones de euros, y todas las empresas afectadas, y esto es muy importante, han presentado el plan económico y financiero de saneamiento. De aquí deviene que entre el 2014 y 2017 las aportaciones que se necesiten puedan llegar a ciento ochenta y dos millones de euros.

Y no es problema de gestión; es problema de falta de demanda. La oferta es buena, pero no hay compradores. Y hay proyectos sobredimensionados, que este es el problema desde el inicio, que no afectan para nada a nuestro gobierno actual.

La CARTV recibió cada uno de estos años cuarenta y dos millones, pero fueron bastante menos que en 2011.

En algunas empresas, y en temas de contratación, fueron unos doscientos sesenta contratos —creo— los examinados, presentan incidencias en los expedientes de aprobación de contratación y su preparación en los contratos. Lo mismo en selección de contratista, adjudicación, formalización y ejecución.

El trámite de audiencia la CEPA, o sus dependientes, presentaron ciento cincuenta y ocho alegaciones al informe, y ustedes les aprobaron setenta y seis.

Las cuentas se rindieron dentro del plazo legal y están recogidas todas en los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Igualmente he visto que todas las auditorías de las participadas, todas, tienen opinión favorable, si bien sí que he mirado que en la CEPA me parece que había una limitación de alcance, tal vez por Zaragoza Alta Velocidad, lo mismo que en Avalia. No lo sé claramente, y, si lo pueden explicar, si es relevante, pues se lo agradecería.

Igualmente desearía saber su opinión como Cámara de Cuentas si se puede vender alguna sociedad pública por debajo de su valor contable, incluso por debajo de su coste de adquisición. En una empresa privada, como sabemos, no hay problema alguno. Pero, como a veces esto se cuestiona y genera dudas, de ahí la pregunta.

Dicho lo anterior, la Cámara de Cuentas en su informe formula veintinueve recomendaciones, bien sean sobre inventarios, contabilidad, etcétera, pero, sobre todo, de las veintinueve recomendaciones, veintiséis, es decir, el 90%, son todo lo relativo a temas de contratación. Y estos puntos, la CEPA —entendemos—, su consejo de administración, debiera trasladarlos a sus participadas para la correcta gestión de sus actividades contractuales en fondo y forma.

Y, señora Fernández, no se preocupe usted, que la cuenta general de la comunidad autónoma, llegue cuando llegue, presentará la imagen fiel. No le quepa la menor duda. Y no se haga eco de lo que dice la prensa, que una cosa es contabilizar las facturas y reflejarlas en diferentes cuentas y otra cosa es que no aparezcan, que es lo que pasaba en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Gracias nuevamente, señor Laguarta y señor Rufas, por su gran trabajo, y agradeceré que lo hagan extensivo a todo su equipo.

Gracias, señora presidenta.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Garasa.

Para finalizar tienen la palabra los miembros de la Cámara de Cuentas durante un tiempo de diez minutos para responder a las cuestiones planteadas.

El señor presidente de la Cámara de Cuentas (LAGUARTA LAGUARTA): Gracias, señora presidenta.

Antes de contestar a los grupos, como suelo hacer en los otros informes, en este creo que no he dicho que el director de auditoría que dirigió el equipo es don Ignacio Barquero, Iñaki Barquero, que está también con nosotros, y con él colaboraron tres técnicos y dos ayudantes de auditoría. En total hemos calculado que se pudieron invertir en la realización de este informe unas ochocientas horas. El consejero responsable fue el consejero que está en uso de la palabra.

Bueno, pues me permito resaltar, y adelanto contestación a algunas preguntas, que no hemos conseguido presentar todos los informes de la cuenta general, que están incluidos en la cuenta general; pero sí que puedo decir que, de setenta y dos entidades que creo que hay en total, hemos presentado informe final de setenta y una. O sea, solo nos faltan los departamentos, la persona jurídica que es la administración de la comunidad autónoma. Es voluminosa. Tenemos en volumen presupuestario más de la mitad auditado, de todo el conjunto, eh. O sea, que en este momento tienen a disposición, y puede ser objeto de debate político, más de la mitad del gasto público de la comunidad autónoma de estos dos años.

La realidad es que las alegaciones han sido muchas. De la administración de la comunidad autónoma hemos recibido seiscientas, que estamos a punto de terminar, pero no me atrevo a decir una fecha, pero espero que sea muy pronto. Y de todas las demás, hasta las mil doscientas ochenta y nueve alegaciones, hemos atendido otras casi setecientas, que son las que están atendidas en estos informes. Entre ellas, las de este informe del sector público empresarial, al que aludía el señor Soro, y, vamos, supongo que no se sorprendía en su intervención de que, de ciento cincuenta y ocho, hayamos aceptado total o parcialmente cincuenta y ocho. O sea, como decía, un buen número.

Y es porque la Cámara de Cuentas no se considera enemigo de nadie ni es adversario de nadie. La Cámara de Cuentas lo único que pretende es decir, según criterios técnicos, «esto está bien, esto no está bien». Y decimos tanto lo que está bien como lo que no está bien. O sea, no solo decimos lo que no está bien. No pretendemos ir en contra de nadie, sino simplemente decir las cosas como las vemos, como creemos que son, para que sus señorías puedan ejercer su labor política de ejercer el control político que el legislativo tiene sobre el ejecutivo. No hago más consideraciones, que seguro que sus señorías las tienen muy en cuenta.

Las reflexiones políticas nos agrada que se hayan hecho en prácticamente todos los intervinientes, con lo cual nos sentimos útiles de que proporcionamos material para entrar en un debate político, con lo cual suponemos que se mejorará la gestión y la situación que hemos fiscalizado, aunque sea de años pasados y que en el futuro será tenido en cuenta.

Decía el señor Romero…., hablaba de reducción del número de sociedades, que otros intervinientes también han cifrado entre los dos años en veintisiete. Si es mucho o poco pues esa calificación no la voy a hacer. Corresponde a sus señorías hacerla. Y, en cuanto a las pérdidas, que sí que son elevadas, son elevadas, tal y como se recoge en el apartado 5.5, en la página 55, pero no han aumentado del 2012 al 2013. O sea, en el 2012 lo imputable a la Corporación fueron ochenta y siete millones y pico, y en el 2013 fueron ochenta. Y lo cierto es, como resaltamos también y varios de los intervinientes han recalcado, el origen de las abultadas pérdidas se encuentra en las dotaciones por deterioro de activos inmobiliarios. Ese es el origen principal.

Saben que los activos inmobiliarios, como también decíamos, representan un 69% del activo; si se deterioran, se originan esas pérdidas, y los inmuebles ahí están, lo que pasa es que contablemente hay que recoger su valor en mercado y recoger la provisión por depreciación que se produce, que se produce en tres grupos de inmuebles, tanto los que están destinados a ser utilizados por las propias sociedades mercantiles para el cumplimiento de sus fines como los inmuebles que están destinados a obtener una renta —se ceden en arrendamiento—, como el tercer grupo, que es el grupo de existencias, que, si además de que hay que proveer una depreciación, resulta que no se venden, pues se explican, por lo menos conceptualmente, esas pérdidas. La valoración de si merece la pena o no merece la pena tener pérdidas en sociedades es política y la hacen sus señorías, naturalmente.

En el endeudamiento, quiero precisar, señor Romero, que no ha habido una variación significativa del 2012 al 2013, como ponemos de relieve en la página 50; sin embargo, respecto al ejercicio anterior, sí que se incrementó en un 5%, en el 2013 con respecto al 2011.

Han sacado dos intervinientes el asunto de Aramón y cojo el guante porque el guante lo tenemos ahora nosotros. ¿Qué hacemos con Aramón? Me gustaría saber, si alguien puede darme una aclaración por parte de las Cortes, qué es lo que quieren que hagamos con Aramón, porque ocurre que lo que se nos ha puesto en las prioridades es Aramón, que es la sociedad pública matriz, pero ocurre que en la sociedad pública matriz, primero, tenemos, vamos, la cuestión de hasta qué punto es pública o no es pública. Pero para mí la principal duda que tenemos es si al decir Aramón se referían a lo que dice, a Aramón, que es una sociedad con personalidad, matriz, o a todas las filiales del grupo, porque ocurre que las filiales sí que son sector público, porque entre la participación de la comunidad autónoma y la participación de las entidades locales sí que superan el 50%. Creo que son siete filiales, sí que podemos entrar. Y, además, estas filiales son las que realizan de verdad las operaciones. Son las que realizan las operaciones de compra o venta de terrenos, las que realizan la construcción de remontes, las que realizan la explotación. O sea, eso es realizado por cada una de ellas en concreto, pero no por la matriz.

Con lo cual, el mirar solamente Aramón matriz, primero, hay dificultades conceptuales de si sí o si no y, segundo, nos quedaríamos en una pura fachada de entrada sin llegar al fondo de las operaciones.

No sé si alguien, a estas alturas de legislatura, está en condiciones de darnos unas directrices de qué hacer porque queremos empezar ya. Mejor dicho, trabajos internos ya hemos hecho y nuestro plan es volver a empezar inmediatamente. De hecho, el director señor Barquero está trabajando ya en esa materia y ha obtenido información de las cinco sociedades mercantiles que nos marcaron.

En cuanto a las alegaciones aceptadas ya le he dicho que no tenemos ningún inconveniente en recoger información complementaria que no nos han dado en fase anterior o en, a la vista de nuevas consideraciones, enriquecer nuestro criterio y hasta variarlo si hace falta. O sea, si nos hemos equivocado no tenemos ningún inconveniente en reconocer que nos han abierto la luz algunas alegaciones, aunque la mayoría siguen cerradas en sus puntos de vista.

A la evolución de las perdidas ya acabo de referirme.

La Corporación Aragonesa de Radio y Televisión, en cuanto a los resultados, como he indicado anteriormente, efectivamente, tiene una evolución favorable. Cada vez nos cuesta menos la televisión. Si es mejor o peor también es otra valoración que no nos compete a nosotros, y, efectivamente, aunque no está obligada por la legislación a hacer una consolidación de las cinco entidades, sí que la han hecho siguiendo una recomendación que hicimos la Cámara de Cuentas en el informe del 2010, y, bueno, pues también sentimos que se hace caso a lo que la Cámara de Cuentas dice.

Hay otro punto en que han incidido dos portavoces, que es a las muchas recomendaciones que hay en materia de contratación.

Efectivamente, hay muchas recomendaciones. Intentaba antes explicar que creo que no es deseable que se pormenoricen tanto las recomendaciones concretas, pero sí que hemos querido la primera vez dejar claro que encontramos muchos fallos mejorables. Si son imputables al gestor superior político o al mero jefe de servicio que ejecuta, no voy a entrar. Las dos interpretaciones son posibles. Si no se dejan las cosas claras, de esa forma el gestor no tiene que dar explicaciones. Pero a veces el gestor dice: «¡si yo quiero que me lo hagas bien!». Y entonces es, si me permiten la expresión, negligencia o falta de preparación del funcionario que lo tiene que hacer.

Y hay temas que son importantes en materia de contratación. No voy a citar todas porque están bastante pormenorizadas en todos los informes con un esquema muy parecido. Pero, por ejemplo, primero decimos: antes de hacer una contratación, deja justificado para qué la haces. Un privado dice: yo me gasto esto y no tengo que dar cuentas a nadie. Pero una entidad pública tiene que justificar por qué hace esa carretera, qué utilidad espera sacarle, por qué ha comprado esta máquina. Y no solo tiene que estar el que lo decide convencido de que es necesaria, sino que lo tiene que dejar documentado para que luego se sepa y no se sepa que responde a un mero capricho o a una cosa no bien estudiada.

O el procedimiento. ¿Por qué se elige el procedimiento negociado o el procedimiento abierto? Bueno, pues hay diferencia. De favorecer la competencia a no favorecer la competencia puede haber un ahorro de dinero o no. O se gana en eficiencia porque se contrata más rápido si se hace por negociado, pero se pierde ahorro en dinero. Pues ¿por qué se ha elegido uno u otro? Que se deje bien documentado.

Otro tema, los puntos que se dan en las valoraciones. ¿Por qué le has adjudicado este contrato a esta oferta, y no a la otra? Déjalo bien clarito con los puntos, porque, si no, siempre puede quedar la duda de que has hecho una adjudicación a dedo o por interés no confesable. Si lo dejas escrito, ya no habrá dudas.

Por eso hacemos tantas recomendaciones, para que se vayan cumpliendo. Y ¿qué nos encontramos en las alegaciones? Pues que hay muchos que se rebotan, y lo siento, pero nosotros nos mantenemos en nuestros trece, porque creemos que hay que dejarlo escrito. Y, a veces, a alguien le parece inconcebible que tenga que dejar escrito que por qué ha decidido comprar una máquina. Pues sí, lo tienes que dejar escrito, porque, si no lo dejas escrito y está justificado, igual luego alguien puede pensar que la has comprado para favorecer a tu cuñado o para favorecer a un socio indirecto de no sé quién. Entonces, hay que dejar muy claritas las cosas a los gestores públicos.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le ruego que vaya ya terminando.

El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Sí, sí.

Se han citado también las auditorias privadas, de las que han sido auditadas las práctica totalidad de las veinticinco empresas, salvo una, y todas tienen una opinión favorable.

Hay sociedades que pierden dinero. Pues nuestra labor, como auditores, es simplemente quedarnos en un terreno contable y de legalidad, pero no entramos en un terreno de valoración de otras rentabilidades, de rentabilidad social, de rentabilidad económica indirecta. Eso no nos corresponde hacerlo y, a veces, pues sí que nos duele en proyectos que se ven que son muy útiles —aquí se han citado unos cuantos— quedarnos en simplemente decir que tienen perdidas. Ya nos gustaría —y creo que lo estuvimos hablando con el director de auditoria hace unos días— en las cinco empresas que tenemos proyectado auditar este año, ver si podemos hacer un estudio también de rentabilidad económica indirecta. De rentabilidad social ya es otra apreciación que no nos corresponde, pero lo que es rentabilidad económica sí que nos gustaría hacerla. No sé hasta dónde llegaran nuestros medios y nuestras posibilidades.

Y creo que, ya me he pasado la hora, agradezco sobre todo pues las deferencias que han tenido sus señorías, el agradecimiento y, por supuesto, señora Fernández, que transmitiremos al personal el reconocimiento de las Cortes, y suyo particular, por los trabajos realizados.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Laguarta.

Finalizado este punto del orden del día, suspenderemos un momento la sesión para que abandonen la sala, no sin antes agradecerles el trabajo y la disposición de la Cámara de Cuentas siempre en esta comisión y, por supuesto trasládenlo también al resto de los compañeros de la Cámara.

[Pausa.]

[Los informes de ponencia no se publican en el Diario de Sesiones.]

Finalizado el punto 7 del orden del día, retomamos el punto 1, lectura y aprobación, si procede, del acta de la sesión anterior.

            Lectura y aprobación, si procede, del acta de la sesión anterior.

¿Alguna objeción al acta? Entiendo que se aprueba por asentimiento.

Punto 8 del orden del día: ruegos y preguntas. ¿Algún ruego, alguna pregunta? ¿Algún portavoz desea tomar la palabra?

Pues por parte de esta presidenta en esta última comisión agradecer el trabajo de la mesa, de don Antonio Ruspira, doña Carmen Sánchez, de la letrada doña Vega Estella, de todos los portavoces y los diputados de la comisión por el trabajo realizado esta legislatura, por el buen ambiente y, además, el clima de entendimiento que ha habido en esta comisión, aunque le hayan hecho pasar algún mal rato a esta presidenta, y les deseo en lo personal lo mejor en su futuro inmediato.

Muchas gracias.

Solventado el orden del día, se levanta la sesión [a las catorce horas y treinta y siete minutos].

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664