Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Varios

Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza correspondiente al ejercicio económico de 2010.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 086 de Serie A (VIII Legislatura)
Intervinienen: Laguarta Laguarta, Antonio - Peña Ochoa, Alfonso - Barrena Salces, Adolfo - Soro Domingo, José Luis - Blasco Nogués, Manuel Lorenzo - Fernández Abadía, Ana María - Solana Sorribas, Angel Ramón - Garasa Moreno, Jorge

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): A continuación, pasamos al segundo informe: informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza correspondiente al ejercicio económico de 2010.

Es el turno del presidente de la Cámara de Cuentas o alguna de las personas que le acompañan por un tiempo de treinta minutos.

Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza correspondiente al ejercicio económico de 2010.

El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Muy bien. Muchas gracias, señora presidenta.

El informe de la Universidad de Zaragoza trae su origen en las propias prioridades que nos marcaron las Cortes para el ejercicio 2011 y, efectivamente, las Cortes nos mandaron hacer un informe de la Universidad de Zaragoza en estos términos: «Informe sistemático que ha venido haciendo todos los años el Tribunal de Cuentas estatal. Es interesante no romper la sucesión anual de informe de control».

Quiero dejar claro que la iniciativa de realizar el informe de la Universidad de Zaragoza ha sido de las propias Cortes y no sé si es el lugar para decirlo, pero me permito subrayarlo, porque sé que en la opinión de algún destacado miembro de la sociedad aragonesa, casi se ha quejado de que hubiera un cierto interés de la Cámara de Cuentas de ensañarse con la universidad. No ha sido así. Hemos hecho lo que las Cortes nos mandaron y la iniciativa, en todo caso, vino de estas propias Cortes.

Está incluido en el programa de fiscalización del año 2011, las directrices técnicas para realizar este informe fueron aprobadas el 28 de septiembre y ahí se marcaba el ámbito, el alcance que se quería realizar, el periodo de tiempo y demás.

Con respecto al informe, estuvo encargado de realizar la ponencia el consejero y vicepresidente de la Cámara de Cuentas, don Alfonso Peña Ochoa, que contó para realizar el trabajo con este equipo de auditoría. Digo contó, pero no quiero minusvalorar la labor de los propios consejeros que en esta época de carencia de medios personales hemos hecho de consejeros, pero también hemos hecho de directores de auditoría, a veces, de técnico y no digo que hasta en algún momento de ayudantes, o sea, hemos dedicado mucho tiempo, pero con mucho gusto, por cierto.

El equipo de auditoría está integrado, como directora de auditoría, por doña Isabel Linares; como técnicos de auditoría, por don Iván Berraquero, don Juan Galve y don Miguel Luque, y por los ayudantes de auditoría doña María José Belloc, doña Pilar Campillos, doña Pilar Peña y doña Celia Pérez.

Se realizaron unos trabajos preliminares, porque la cuenta fue presentada en plazo el día 30 de junio del año 2011. Desde que tuvimos la cuenta, empezamos a realizar trabajos preparatorios y a estudiar la propia cuenta. Se notificó al rector de la universidad la realización de la fiscalización del inicio en su sede el día 25 de abril. Se realizaron los trabajos de campo durante dos meses, de manera que hubo una reunión final con la gerencia para discutir las conclusiones el día 2 de julio.

El informe provisional del consejo fue aprobado el día 13 de julio. Se puso en audiencia a la propia universidad para que alegara lo que tuviera a bien alegar. El día 20 de julio solicitaron un mes de plazo más, que se le concedió hasta el 24 de septiembre, de manera que la universidad ha alegado lo que ha tenido a bien presentar y se han escuchado y se han estudiado sus alegaciones.

Finalmente, el informe definitivo fue aprobado por la Cámara de Cuentas el día 3 de octubre, que ha sido remitido a la propia universidad como entidad fiscalizada, a las Cortes de Aragón y al Tribunal de Cuentas del Estado, y el informe ha sido publicado en el Boletín Oficial de las Cortes de Aragón y en el portal informático de la cámara.

El contenido del informe se agrupa en tres capítulos y cinco anexos, para cuya exposición paso la palabra al consejero que ha sido responsable de dirigir y trabajar en este informe, don Alfonso Peña.

El señor vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (PEÑA OCHOA): Muchas gracias, señor presidente.

Con permiso, señora presidenta.

El informe de fiscalización de la Universidad de Zaragoza, de acuerdo con las directrices técnicas que se aprobaron por el consejo de la Cámara de Cuentas, pretendía los siguientes objetivos concretos: en particular, verificar si las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza se habían rendido respetando las normas que le resultaban de aplicación en cuanto a plazo, estructura y contenido; determinar si esas cuentas anuales se presentan de acuerdo con los principios y normas contables del Plan General de Contabilidad Pública, para ofrecer la imagen fiel de la actividad desarrollada y de la situación patrimonial y financiera de la universidad, poniendo de manifiesto las salvedades que afecten a la cuenta rendida; valorar el cumplimiento de las normas que rigen la actividad económico-financiera de la Universidad de Zaragoza, en especial, las relativas a la gestión de los presupuestos y las de los gastos de personal, y evaluar la sujeción a los principios de legalidad, eficiencia y economía en la gestión de los recursos públicos y en la gestión de la contratación por parte de la universidad.

He de decir que la rendición de cuentas se hizo en plazo y de acuerdo con el formato previsto y la estructura prevista en el Plan General de Contabilidad Pública que aplica la Universidad de Zaragoza para la confección de sus cuentas anuales.

En particular, el Consejo Social de la Universidad aprobó, en sesión celebrada el 16 de junio de 2011, las cuentas anuales; las trasladó, como es preceptivo, en aplicación del artículo 81.5 de la Ley Orgánica de Universidades, al Gobierno de Aragón el 27 de junio, y este Gobierno de Aragón, en su reunión del 28 de junio, acordó dos acuerdos simultáneos, que fueron tomar razón de las cuentas anuales y rendirlas al Tribunal de Cuentas y a la Cámara de Cuentas de Aragón por conducto de la Intervención General.

La Intervención General ejecutó el mencionado acuerdo del Consejo de Gobierno del Gobierno de Aragón presentando las cuentas anuales ante la Cámara de Cuentas el 30 de junio del año 2011, formadas por los documentos siguientes: el acuerdo del Consejo Social por el que se aprueba la cuenta anual y la memoria, las cuentas anuales, la memoria económica y el presupuesto de 2010.

De la revisión que hemos efectuado en la Cámara de Cuentas del contenido de las cuentas anuales, se han puesto de manifiesto las siguientes incidencias: hay algunos estados contables y documentos exigidos por el Plan General de Contabilidad Pública y por la LOU que no se han unido en las cuentas rendidas; en particular, faltan el estado del flujo de tesorería, el estado de ejecución de los proyectos de inversión, el estado de acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto, el estado de anticipos de tesorería, el estado de compromisos de gasto con cargo a presupuestos de servicios posteriores, el estado de derechos presupuestarios pendientes de cobro y el estado de desarrollo de los compromisos de ingresos pendientes.

Falta también información sobre el inmovilizado no financiero, sobre las inversiones financieras y la relación de puestos de trabajo de todas las categorías que debe acompañarse al estado de gastos corrientes.

Hay otros estados o apartados exigidos en el Plan que no se presentan con el detalle requerido en la normativa contable; en particular, es especialmente relevante que las cuentas anuales no incluyen el estado de la liquidación del presupuesto, solamente se presenta un estado parcial de la ejecución del presupuesto por capítulos de la clasificación económica, es decir, con nueve partidas que agregan la ejecución de cada uno de los capítulos de la clasificación económica, y faltan algunos estados que también, desde el punto de vista de la revisión de cuentas, son relevantes, como el remanente de tesorería, que no se presenta distinguiendo entre el remanente de tesorería afectado a la financiación de determinados gastos y el remanente de tesorería genérico.

Igualmente, el estado de los remanentes de crédito no diferencia los que son incorporables de aquellos que no lo son.

La información sobre transferencias y subvenciones concedidas es incompleta, lo mismo que la de transferencias y subvenciones recibidas.

Y en cuanto al apartado, muy relevante en la Universidad de Zaragoza, de financiación privada, no se recoge toda la información requerida en el Plan General de Contabilidad Pública.

Estas limitaciones —por tener tranquila a la Comisión— se han completado en la revisión contable efectuada por la Cámara de Cuentas accediendo a otros registros extracontables disponibles en la Universidad de Zaragoza.

Es importante señalar que, además de la memoria que se contiene en las cuentas anuales, la Universidad de Zaragoza aprueba anualmente lo que llama memoria económica, que presenta una información muy detallada de la ejecución presupuestaria que viene a completar algunas de las lagunas y limitaciones que se han puesto de manifiesto en la revisión de la rendición de cuentas.

Lo mismo sucede con otros estados que les he citado no disponibles en las cuentas anuales; en particular, el de compromiso de gasto con cargo a ejercicios futuros, que la universidad completa mediante registros de naturaleza extracontable, pero que han permitido la verificación por parte de los equipos de la Cámara de Cuentas.

Quiero con esto decir que estas limitaciones o incidencias en la presentación de los estados de las cuentas anuales no ha impedido que se haya realizado una efectiva fiscalización de la actividad llevada a cabo por parte de la Universidad de Zaragoza en el ejercicio 2010, aspecto que se ha podido conseguir, como les digo, accediendo a otro tipo de registros de naturaleza no contable.

El alcance de la fiscalización que marcamos en el Consejo de la Cámara de Cuentas consistía en realizar un análisis pormenorizado de la ejecución presupuestaria, sus modificaciones, la situación patrimonial, el resultado económico-patrimonial y la memoria.

También quisimos, igual que hicimos con la comunidad autónoma, revisar específicamente las áreas de morosidad, personal y contratación, que se analizan en epígrafes específicos. Y se hizo un trabajo, como venía realizando el Tribunal de Cuentas, exhaustivo sobre la organización, gestión y control interno de la Universidad de Zaragoza.

La cámara ha tenido algunas limitaciones en el alcance de su fiscalización: la más relevante posiblemente es la que se enumera en el apartado 1.6 del informe, en el punto número 1, que es que las cuentas anuales no incorporan el informe de coste y rendimiento de los servicios públicos que presta la Universidad de Zaragoza y el grado de cumplimiento de los objetivos programados, con indicación de los previstos alcanzados y el coste de los mismos, y esta limitación impide a la Cámara de Cuentas emitir una opinión sobre el grado de eficacia y eficiencia alcanzado en la gestión del presupuesto.

No obstante esta importante limitación, también quiero dejar constancia de que mientras estábamos realizando el trabajo de fiscalización, la Universidad de Zaragoza, a través de su Vicerrectorado de Gestión Económica, con fecha 26 de mayo del año 2012, presentó el primer informe de contabilidad analítica de la Universidad de Zaragoza y el primero de las universidades públicas españolas. Ese informe analiza el coste de los servicios públicos que presta la Universidad de Zaragoza, pero es un informe que todavía no forma parte de las cuentas anuales ni de la información presupuestaria de la Universidad de Zaragoza. Y, por tanto, no ha sido considerado, puesto que no enlaza con los sistemas contables y presupuestarios, no ha sido considerado a los efectos de nuestros trabajos de fiscalización. Pero quiero dejar constancia de esa línea de mejora.

La Universidad de Zaragoza es la primera en el entorno de las universidades públicas españolas que presenta un informe de contabilidad analítica y refleja una vocación que, desde hace muchos años, existe en el seno de la Universidad de Zaragoza, porque ya recordamos que a mediados de los años noventa, la Universidad de Zaragoza participó, con el Ministerio de Economía y Hacienda, en un proyecto piloto de contabilidad analítica que entonces se puso en marcha, que era el denominado «Proyecto Canoa» y tiene un gran bagaje en esta materia.

Del resto de las limitaciones al alcance, la más destacable, como ustedes comprenderán, es la que se refiere a la falta de un registro de obligaciones reconocidas financiadas con recursos finalistas, que impide a la Cámara de Cuentas dar una opinión sobre las desviaciones de financiación que se producen en el ejercicio, y esto resta..., nos impide efectuar el cálculo del superávit o déficit de financiación del ejercicio.

Entre otras limitaciones, también se han señalado las que se refieren a la falta de estudios actuariales que permitan la cuantificación y registro de los pasivos devengados por los compromisos asumidos por la Universidad de Zaragoza, tanto con los premios de jubilación del personal de Administración y Servicios como con los complementos de jubilación del personal docente e investigador derivado del Plan de incentivos a la jubilación voluntaria anticipada para el personal docente.

Antes de entrar en las conclusiones y en el resultado de la fiscalización, me gustaría trasladarles algunos datos básicos de la entidad fiscalizada, que creo que nos permitirán entender la complejidad de la gestión. La Universidad de Zaragoza es la única universidad pública de Aragón, pero su gestión se realiza en campus descentralizados en las provincias de Huesca, Teruel y cuatro en la ciudad de Zaragoza. Es la entidad o la institución que tiene encomendado, en régimen de autonomía constitucionalmente garantizada, la gestión del servicio público de la enseñanza superior y de la investigación dentro de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Quiero también decir que prácticamente la totalidad de los empleados y consejeros y miembros de la Cámara de Cuentas hemos adquirido el bagaje intelectual que nos capacita para el ejercicio de nuestras profesiones en la Universidad de Zaragoza, por lo que hemos procurado realizar este informe con el mayor respecto y el mayor rigor profesional que se merece.

La Universidad, como digo, es única, pero es compleja. Los campus descentralizados, treinta y dos mil ciento setenta y tres alumnos en el curso 2009-2010, parcialmente objeto de fiscalización, y en un único presupuesto se compendia o se aglutina mucha gestión muy específica. En particular, ese único presupuesto nutre la actividad de cincuenta y siete departamentos, de siete institutos universitarios de investigación, de doscientas cuarenta y cinco unidades de planificación que funcionan como centros de gasto para los gastos de funcionamiento en bienes corrientes y servicios. Y en 2010, además, la Universidad de Zaragoza mantuvo cinco centros adscritos que, aunque funcionan al margen del presupuesto de la Universidad de Zaragoza, vuelcan ingresos en ese presupuesto como consecuencia de los servicios educativos que le presta a los centros adscritos la Universidad de Zaragoza.

En el ejercicio fiscalizado, se ha analizado la evolución de las plazas ofertadas por la Universidad de Zaragoza de nuevo ingreso, y se observa que en el periodo 2008-2011, la oferta de plazas ha disminuido un 10%; en conjunto, siete mil seiscientos setenta y tres alumnos, ¿no? En torno al 44% de las plazas que oferta la Universidad de Zaragoza se concentran en los estudios de ciencias sociales y jurídicas. Los alumnos de nuevo ingreso, por su parte, están evolucionando en el periodo de referencia, en el periodo 2008-2011, a un ritmo inverso al que lo está haciendo la oferta. En concreto, están incrementándose las matrículas de nuevo ingreso en un 14% en el periodo 2008-2011, hasta alcanzar los siete mil veintiocho alumnos matriculados en el último ejercicio analizado por la Cámara de Cuentas. Se observa también en este periodo que las ramas técnicas incrementan sus matriculaciones, que estaban muy bajas al comienzo del análisis, en un 50%.

El indicador de satisfacción de la oferta que mide en forma de ratio las plazas ofertadas que son cubiertas por alumnos matriculados ha pasado de estar en un bajo 73% al comienzo del análisis en el año 2008 a situarse en un 92% en el curso 2010-2011; y en algunas ramas, por ejemplo, las ciencias de la salud, la oferta se satisface por encima del cien por cien. Este indicador pone de manifiesto que la universidad ha corregido en los últimos ejercicios algunos problemas evidentes de sobredimensionamiento de su oferta de plazas, pero todavía creemos que debe mantener esta tendencia al ajuste, porque en algunas ramas, por ejemplo, las de las carreras técnicas, todavía la oferta es superior a la demanda en un 20% aproximadamente.

En el ejercicio fiscalizado, han acabado sus estudios en los distintos grados en la Universidad de Zaragoza cuatro mil ochocientos veintidós alumnos, que es una cifra relevante. La distribución del alumnado, que también tiene bastante importancia, en el último ejercicio analizado, se efectúa de la siguiente manera: de los treinta y dos mil ciento setenta y tres alumnos que cursan estudios en la Universidad de Zaragoza, el 85%, veintisiete mil quinientos noventa y tres, lo realizan en estudios de primer y segundo ciclo o en estudios de grado en la nueva metodología del Espacio Europeo de Educación Superior. Los alumnos que siguen estudios de posgrado, los máster, son mil quinientos veintidós, que vienen a representar el 5% del total del alumnado de la Universidad de Zaragoza, y los que realizan estudios de doctorado son aproximadamente el 10%, tres mil cincuenta y ocho alumnos, un porcentaje que distingue para bien en mucho a la Universidad de Zaragoza del promedio de las universidades públicas españolas.

En el ejercicio fiscalizado, en el curso en concreto 2009-2010, porque conviene precisar, puesto que en el ejercicio fiscalizado incidían dos cursos académicos, se produce también un dato importante, que es que en el año 2009-2010, por fin se consigue un punto de inflexión en la pérdida de alumnos de primer y segundo ciclo y de grado que venía padeciendo la Universidad de Zaragoza desde 1998. Desde esa fecha, desde 1998 al 2009, la Universidad de Zaragoza, a un ritmo anual del 3,8%, ha perdido doce mil ochocientos cincuenta y dos alumnos, que viene a representar un 33% de los que había en el curso 1998-1999, y, como digo, esa tendencia, esa curva de pérdida de alumnos, en el curso 2009-2010 se corrige y, por fin, hay más matriculados que en el curso anterior.

Los alumnos de primer y segundo grado —este es un dato que yo creo que también puede tener cierto interés para la Cámara, para el Parlamento—, los alumnos de primer y segundo grado y los de estudios de grado del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior se concentran en un 84% en los campus de la ciudad de Zaragoza, en particular, las facultades de Económicas y Empresariales, Derecho, Filosofía y Educación, la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica y el CPS concentran el 56% de la matrícula de toda la Universidad de Zaragoza, y todos estos centros tienen, en el ejercicio fiscalizado, más de dos mil alumnos matriculados.

En el ejercicio objeto de nuestra fiscalización, la Universidad de Zaragoza ofertó sesenta y dos titulaciones. Las de mayor demanda, doce, concentran el 54% del alumnado; otras cuarenta y cinco acumulan un 45%, y cinco titulaciones, a mi modesto juicio, importantísimas, tienen menos de cien alumnos matriculados, entre las que se encuentran algunas filologías (clásica y francesa), la diplomatura en Estadística y alguna rama de Ingeniería Agrónoma de la ciudad de Huesca.

Marco presupuestario del ejercicio fiscalizado. Los gastos totales en términos de obligaciones reconocidas de la Universidad de Zaragoza en el ejercicio 2010 ascendieron a 298,4 millones de euros, con una ejecución del 92,62%, que la Cámara de Cuentas considera una ejecución presupuestaria razonable. Los gastos han disminuido en el ejercicio un 2,14% respecto de los del ejercicio anterior; es decir, las obligaciones son menores por cuantía de 2,1 millones de euros de las que se registraron por la Universidad de Zaragoza en el ejercicio 2010.

Por su parte, los ingresos totales del ejercicio ascienden a 298,9 millones de euros, con una ejecución del 92,8%. Han disminuido a una tasa mayor, casi al doble que al ritmo de disminución de los gastos, en particular, los ingresos se han disminuido en un porcentaje respecto de los de 2009 del 4,26%. Es decir, la Universidad de Zaragoza ha dejado de reconocer 4,6 millones de euros respecto de los que contabilizó en el ejercicio 2009, y eso que en el ejercicio formalizó dos operaciones de endeudamiento con entidades financieras por importe conjunto de diez millones de euros contabilizados en el capítulo IX del presupuesto de ingresos.

Otro dato que puede tener valor para su consideración en esta Comisión parlamentaria: las transferencias corrientes de la Diputación General de Aragón, de la comunidad autónoma, ascendieron en el ejercicio a 158,7 millones de euros, que representan el 92% del conjunto de transferencias de naturaleza corriente que recibe la Universidad de Zaragoza.

En particular, la transferencia básica representó el reconocimiento de derechos por importe de 142,3 millones de euros. Se mantuvo constante respecto de la cuantía de la transferencia básica efectuada por el Gobierno de Aragón en el ejercicio 2009. Esto supone un incumplimiento, que sus señorías valorarán, puesto que la Ley 5/2010, de medidas de contención del déficit público, en su disposición adicional 26, ordenaba al Gobierno de Aragón una reducción de la transferencia básica a la Universidad de Zaragoza por cuantía del 2,86%, reducción que no llegó a materializarse en el presupuesto de la comunidad autónoma. Por tanto, dejo el dato encima de la mesa, que es el siguiente: que la transferencia básica del Gobierno de Aragón ascendió a 142,3 millones de euros y, por tanto, se mantuvo constante respecto de la efectuada en el ejercicio 2009.

En el ejercicio 2010, la Universidad de Zaragoza recibió otras transferencias de la comunidad autónoma que, en su conjunto, fueron 1,1 millones de euros inferiores a las que había recibido en el ejercicio 2009.

En cuanto a las transferencias de capital, las efectuadas por la comunidad autónoma ascendieron en el ejercicio a 16 millones de euros, con una caída respecto de las efectuadas en el ejercicio 2009 de 21,4 millones de euros, que afectaron fundamentalmente a las transferencias que financiaban el programa de infraestructuras y el programa de investigación. Los detalles de estas operaciones los tienen exhaustivamente tratados en la página cuarenta del informe.

Esta caída de las transferencias de capital de la comunidad autónoma hace que la DGA ya no sea el primer agente financiador de los gastos de capital de la Universidad de Zaragoza, sino que en el ejercicio 2010 se ha convertido en el segundo, porque por delante de las transferencias de capital del Gobierno de Aragón figuran las que la Universidad de Zaragoza ha recibido en el ejercicio de empresas privadas para financiar proyectos de investigación ofrecidos por la Oficina de Transferencia de Investigación.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Peña, le quedan cinco minutos.

El señor vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (PEÑA OCHOA): Voy terminando, presidenta.

En cuanto a la estructura de la financiación, que también se contiene en detalle en la página treinta y cinco del informe, me gustaría dejar constancia de que la universidad se financia en un 18% con ingresos propios, con las tasas y precios públicos vinculados a la docencia y otros servicios relacionados con la enseñanza superior y la investigación; un 78% mediante transferencias, de las cuales un 65% proceden del sector público y un 13% del sector privado, y en el año 2010, por primera vez, con un 4% de endeudamiento financiero procedente de operaciones de préstamo en el mercado y algunas operaciones de préstamo público de los programas del Ministerio de Educación y Ciencia.

Esta entidad ha manejado en el ejercicio fiscalizado una plantilla que representaba cinco mil quinientos noventa y nueve trabajadores. En el periodo 1998-2009, conviene destacar que la plantilla se ha incrementado en dos mil once trabajadores, incrementándose en un 56%.

Estos incrementos de plantilla se distribuyen entre el personal docente e investigador, que crece a un ritmo del 48% del año 1998 al año 2010, hasta sumar tres mil seiscientos setenta y tres trabajadores, con una tasa anual de crecimiento del 3,6%, y el personal de Administración y Servicios, que ha crecido en ochocientos dieciséis trabajadores, hasta alcanzar la cifra de mil novecientos veintiséis trabajadores, con un incremento en el periodo 1998-2010 del 73%, a una tasa anual de crecimiento del 5,1% en el periodo.

Las ratios entre personal y alumnado arrojan, en el periodo analizado por la Cámara de Cuentas, los siguientes resultados: el número de alumnos/profesor pasa de diecisiete alumnos en 1998 a ocho alumnos en 2009. En la media de las universidades españolas, esta ratio es de diecisiete a diez, o sea, diecisiete en el año 1998, diecisiete alumnos por profesor, diez alumnos por profesor.

En el caso del personal de Administración y Servicios, la ratio alumnos/PAS pasa de treinta y ocho alumnos en 1998 a dieciséis en el año 2009. En el mismo periodo analizado, la media de las universidades públicas españolas pasa de cuarenta alumnos por PAS a veintitrés alumnos por PAS.

En cursos de doctorado, en el ejercicio 2010, como ya les adelanté, se produce un notable incremento de la matriculación. Se llega a tres mil cincuenta y ocho alumnos, con un incremento del 37%, que representa el 5,2% del total nacional.

En cuanto a la estructura de la plantilla, el PDI (personal de docencia e investigador), se compone por un 46% de funcionarios de los cuerpos docentes e investigadores universitarios y por un 54% de profesores contratados laborales, entre los que están los profesores asociados, los profesores ayudantes y otros colectivos.

Esa relación, esa estructura, en el caso del personal de Administración y Servicios, es 75% funcionarios, 25% laborales.

En cuanto al personal de Administración y Servicios, porque este es un dato que tiene importancia y que ha llegado a alguna conclusión en el informe, tengo que destacarles que el 65% del personal docente desempeña su trabajo a tiempo completo y el 34% lo hace a tiempo parcial.

En cuanto a efectivos reales, es decir, trabajadores de la plantilla a 31 de diciembre del año 2010, la situación es la siguiente: el PDI, a 31 de diciembre del año 2010, tenía tres mil ochocientos tres efectivos, trescientos noventa y seis en equivalencia a tiempo completo, de los cuales, el 44% eran funcionarios de cuerpos docentes, el 46% era personal docente investigador laboral y un 10% otro PDI, entre los que están los investigadores y los profesores eméritos.

La variación de este profesorado en el ejercicio es de menos tres efectivos en las categorías de profesorado funcionario y eméritos, y de cuarenta y ocho efectivos en el personal laboral.

En cuanto al PAS, a 31 de diciembre del año 2010, se compone de mil novecientos noventa y seis efectivos reales, de los cuales, el 75% son funcionarios y quinientos nueve efectivos son laborales.

En cuanto a los resultados de la fiscalización, los aspectos más relevantes los tienen ustedes contenidos en el informe, en las conclusiones y recomendaciones, y, sobre todo, en la información detallada que se contiene en el informe completo de fiscalización.

Lo que sí queremos es dejar constancia en esta comparecencia de que, posiblemente, de los resultados de la fiscalización, la salvedad más importante que había puesto de manifiesto la Cámara de Cuentas se refería a la implantación del Plan especial de incentivos a la jubilación voluntaria anticipada del personal docente e investigador, Plan especial sobre el que la Cámara de Cuentas había advertido a la Universidad de Zaragoza de la falta de cobertura legal para su implantación, y queremos dejar constancia, como les decía en esta comparecencia, de la satisfacción de la cámara porque la Universidad de Zaragoza, de manera prudente, haya suspendido la aplicación de este plan especial hasta que cuente con la adecuada cobertura legal.

Nos parece que es una decisión responsable de la universidad y que responde a la conclusión y a la recomendación específica y concreta que había efectuado la Cámara de Cuentas sobre este aspecto tan delicado del informe de fiscalización.

Y con esta presentación general, yo creo que es mucho más útil que ustedes tomen la palabra y que profundicemos en los aspectos que les parezcan más importantes del informe de fiscalización.

Muchas gracias, señora presidenta.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Peña.

A continuación, es el turno de los grupos parlamentarios.

Tiene la palabra, por un tiempo de quince minutos, el señor Barrena.

El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señora presidenta.

Gracias otra vez a la Cámara de Cuentas por su trabajo, por su completo informe y por la explicación que ahora nos ha dado aquí.

Empezaré por decir que respaldo y apoyo lo que el rector de la Universidad de Zaragoza, junto con el resto de rectores de las universidades públicas, ha estado reivindicando esta mañana a las doce, que no era otra cosa que poder tener una universidad pública de calidad y en condiciones. Lo digo al hilo de muchas de las cuestiones que aparecen en el informe, que siendo un informe contable, desde nuestro punto de vista, entra en algunos temas que, desde nuestro punto de vista, convendría, como poco, matizar, sobre todo porque estamos hablando, en primer lugar, de la Universidad de Zaragoza, que saben ustedes que tiene su propia autonomía, yo creo que lo sabemos todos los que estamos aquí. Y, en segundo lugar, porque sinceramente les decimos que no tenemos clara cuál es la relación que tienen algunas de las cuestiones que aparecen con una información contable. Me explicaré.

Yo, en primer lugar, creo que hay un problema entre la Cámara de Cuentas y la universidad y, probablemente, entre la universidad y el órgano fiscalizador, y es que se nota en su informe y se nota en las alegaciones que hace la universidad. Dan explicaciones, pero otra cosa es que no son compartidas. Quiero decir con esto que creo que ahí hay un problema que habrá que resolver.

Sobre todo, me interesa que en ningún momento se pueda dar la idea de que la Universidad de Zaragoza ha intentado ocultar nada. Eso, desde luego, yo lo quiero dejar muy claro. Lo digo por el propio documento de alegaciones, por las cuestiones que cada vez hemos necesitado aclarar y preguntar, puesto que tenemos representación también en el Consejo Social de la Universidad, lo hemos tenido porque, evidentemente, nos preocupaban las disfunciones de lo que es el informe con lo que eran las alegaciones que ha aportado la Universidad de Zaragoza, ¿no? Por lo tanto, yo lo dejo en que creo que se deben de buscar las fórmulas de armonizar la forma y la sistemática de dar todas las informaciones.

Una de las cuestiones más destacables —ya lo ha dicho el señor Peña, ya lo ha reconsiderado la Universidad de Zaragoza— era el tema de los incentivos a la jubilación; por lo tanto, ahí no me detendré.

Luego, hay una serie de cuestiones que tienen que ver con plantilla, con ratios, con oferta universitaria y con titulaciones y, digamos, alumnado que asiste a esos cursos o a esas disciplinas, ¿no?

Claro, no sé si eso se quiere plantear por aquello de esa parte tan importante que es controlar el beneficio o el rendimiento de un servicio público, cosa en la que también nos tendríamos que poner de acuerdo: qué consideremos rendimiento y qué consideramos beneficio. A mí me parece que los servicios públicos lo que son es un bien social que hay que preservar y que hay que defender; pero respeto que otros se lo puedan plantear de otra manera. Pero, bueno, visto al final lo que sale, a nosotros nos parece que no se han tenido en cuenta determinadas circunstancias que pensamos que hay que tenerlas.

No sé por qué se compara la plantilla de 1998 con la de la ahora. La sociedad en estos diez años, bueno, fíjese si ha evolucionado que hasta nos quieren situar otra vez ahora, ya no en diez años atrás, en cuarenta más atrás, y entonces, yo creo que ha evolucionado y, evidentemente, nos parece un elemento importante el de los servicios públicos, porque eso es garantía evidente de cómo han avanzado, cómo han mejorado y cómo han atendido a los ciudadanos y ciudadanas, y, evidentemente, no puede ser la plantilla en el 2009 la misma que en 1998. Y ya me anticipo a lo que seguro que me dirá el Partido Popular: «ala, usted quiere que todos sean funcionarios». No, quiero lo que tenga que ser; pero no me parece un criterio ni un argumento decir que las plantillas hay que compararlas con hace diez años. Apañaos estaríamos si hace diez años tuviéramos los mismos colegios, los mismos hospitales, los mismos centros de salud, la misma universidad... Creo que esto sería síntoma evidente de que la sociedad no ha avanzado por donde, al menos, los de la izquierda pensamos que debe avanzar.

Pero, con todo y con eso, ya que se compara, yo pregunto con quién se compara, ¿con otras universidades? ¿Y son las mismas las de Madrid que las de Aragón? ¿Son las mismas las de La Rioja, una comunidad autónoma con trescientos mil habitantes entre todo, que lo que tiene nuestro territorio, además, con campus descentralizado? Porque aquí decidimos que se descentralizaran, cosa que, evidentemente, sabíamos adónde nos iba a llevar. Pero si se quería atender a Huesca y a Teruel, ciertamente, no se puede pensar que van a tener las mismas ratios los campus de Huesca y de Teruel que los de Zaragoza, ¡es imposible!, sobre todo cuando hay otro elemento que no se tiene en cuenta a la hora de pensar por qué ocurre esto, ¿no?

¿Qué pasa con las ayudas? ¿Qué pasa con los pisos escolares? ¿Qué pasa con los medios de comunicación y transporte? Yo creo que eso no se ha tenido en cuenta tampoco, y nos parece un elemento importante.

Yo creo que algo habrá tenido que ver el Plan Bolonia, ¿eh?, con lo que había hasta el 2008 y lo que hay cuando se toman los elementos comparativos en el 2009, y el Plan Bolonia, saben ustedes que ha obligado incluso a diversificar oferta por imperativo legal también. Y, lógicamente, yo creo que eso hay que tenerlo también en cuenta a la hora de situar cómo y de qué manera introducimos en un informe de fiscalización contable esos otros elementos, porque yo espero que no se haya pretendido demostrar que la Universidad de Zaragoza sale cara, espero. Yo creo que la Universidad de Zaragoza, como cualquier servicio público, tiene que tener el coste que tiene que tener. Y, por lo tanto, en ese sentido, es en el que nosotros creemos que hay que situarse.

Lo que dice también claramente el informe es que la universidad está insuficientemente financiada, eso lo dice también muy claro este informe, «insuficientemente financiada». Y vale que el Gobierno de Aragón no ha cumplido ese mandato de recortar la transferencia básica, vale, pero la transferencia básica era y es insuficiente. Y esa, yo creo que es otra cosa que hay que dejar muy clara también, sobre todo si queremos contar con una universidad pública en condiciones.

Hay otro elemento que nosotros creemos que habría que intentar profundizar y que también se desprende de este informe, que es la necesidad que tenemos de sentarnos todos los grupos, el Gobierno, la universidad y, realmente, ajustar la oferta y la demanda. Eso sí que creemos que hay que hacerlo, pero hay que respetar la autonomía de la universidad; no podemos, de entrada, decir si tiene muchos o pocos, si son demasiados o si son... ¡Depende!

Pero, claro, el problema es que en estos momentos irá vinculado el ajuste a la demanda, la oferta a la demanda en periodo de ajuste como el que estamos, en el que, por encima de todo –evidentemente, ustedes tienen que ser notarios de ello—, hay que cumplir los objetivos de déficit, hay que recortar y hay que resolver el tema de la manera que se está resolviendo, pues, nos tememos que ahora va a ser un poco complicado poder hacerlo también, pero eso sí que lo dice también el informe, que tenemos clarísimamente que planificar y, en definitiva, eso es lo que creemos que nos debería llevar, ¿no? Nosotros no hemos presentado ninguna propuesta de resolución en este tema porque nos parece más importante recuperar lo que nos parece que se ha perdido, que es una relación fluida y abierta de la sociedad con la Universidad de Zaragoza, y, especialmente, ahí tenemos responsabilidad los grupos parlamentarios, tiene responsabilidad el Gobierno y tiene también responsabilidad la universidad, evidentemente. Pero por eso creemos que es un ejercicio de tres partes y no solo de uno y de dos. Ese es el llamamiento que nosotros queremos hacer hoy, ¿no?

Necesitamos una universidad moderna, que responda a las necesidades de nuestro territorio. Evidentemente, hay que acondicionar los recursos, la oferta, la demanda, pero tenemos que tener en cuenta algo más que el objetivo de cumplimiento de déficit que se plantea, que ya sé que eso no es de ustedes, sino que ustedes tienen que vigilar que se cumpla, ya lo sé. Pero, vamos, matizaba porque es muy común el dicho..., creo incluso que antes salía y por eso he contestado que todo el mundo está de acuerdo con el..., bueno, todo el mundo, no, algunos no lo estamos ni lo estaremos, sobre todo porque nos lleva a la situación que nos lleva.

En ese sentido es en el que yo creo que el próximo informe de la universidad, evidentemente, tiene trabajo que hacer, y yo creo, desde aquí, que también, y, sobre todo, habría que hacer un esfuerzo de comprensión, porque lo que se detecta nos parece que es, no sé, quizá una interpretación distinta de las normas y de las formas que hay de hacer la contabilidad, porque, insisto, yo creo que se reconoce que afán de ocultación no ha habido en absoluto ninguno ni creemos que lo haya y creo que a todos lo que nos mueve es lo mejor para nuestra universidad.

Gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Barrena.

A continuación, es el turno del Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista. Tiene la palabra el señor Soro.

El señor diputado SORO DOMINGO: Muchas gracias, señora presidenta.

En primer lugar, señor Peña, muchas gracias por la exposición de este exhaustivo informe de la Universidad de Zaragoza.

Hoy es un día muy acertado para que estemos debatiendo sobre esto, porque hace una hora escasa, a las doce, todos los rectores y rectoras de todas las universidades públicas del Estado español han hecho público un comunicado conjunto, y quiero recordar dos cuestiones que se dicen en este comunicado conjunto y que tienen mucho que ver con lo que estamos hablando hoy. En primer lugar, los rectores y rectoras manifiestan, entre otras cuestiones, públicamente, que se está conduciendo a nuestro sistema universitario a una situación cercana a la asfixia económica, que se traducirá en un deterioro irreparable. Manifiestan eso y solicitan los rectores que la educación superior, la investigación, el desarrollo y la innovación, que van intrínsecamente unidas entre sí, sean consideradas como una inversión y no como un gasto. Y que las universidades españolas, tal y como ha solicitado recientemente la Asociación de la Universidad Europea a los jefes de Estado y de Gobierno europeos, tengan una financiación pública suficiente y sostenible, financiación pública suficiente y sostenible, y que se fortalezca la autonomía universitaria para que puedan diversificar sus fuentes de ingresos sin obstáculos.

Creo que tiene mucho que ver lo que estamos hablando hoy con este manifiesto. Creo que era bueno, era oportuno también recordarlo, porque de lo que estamos hablando, en el fondo, el problema que subyace es si la financiación de la universidad pública de Aragón, de la financiación de la Universidad de Zaragoza no solo es suficiente, sino también es estable, que es clave, desde luego, en el planteamiento.

Voy a hacer otra reflexión muy breve. Ya sé que no tiene que ver con la función fiscalizadora de la Cámara de Cuentas, pero hoy se pone de manifiesto la diferencia entre la universidad pública y la privada. Para aquellos a los que les gusta hablar de la universidad pública de Aragón, de la Universidad de Zaragoza, en pie de igualdad con la universidad privada, con la Universidad San Jorge, igual que los que ponen en pie de igualdad a la escuela pública y a la escuela privada concertada, pues, hoy se está poniendo de manifiesto que esto no es así, que la Universidad de Zaragoza está sometida —como tiene que ser— a la fiscalización por el Tribunal de Cuentas y por la Cámara de Cuentas, exhaustiva, dura, en detalle, y está sometida también a este control parlamentario y, sin embargo, la universidad privada, como negocio privado que es, no lo está. Lo digo simplemente por constatar algo que hoy queda en evidencia: que el dinero público que se destina a la universidad pública tiene muchísimo más control que el dinero público que se destina a la universidad privada. No le estoy preguntando nada, señor Peña, es una reflexión simplemente de este portavoz.

Yo no veo ensañamiento en absoluto en este informe, lo que veo es exhaustividad en el informe. Se entra en muchísimo detalle, y eso es muy bueno, porque es garantía de transparencia, garantía de que el dinero público se invierte correctamente.

También hay cuestiones que se plantean en el informe que no comparto: no veo que sean necesarias determinadas comparaciones o desde qué momento antes de Bolonia, etcétera. En todo caso, cada uno saca sus propias conclusiones; aquí no hay dogmas de fe en lo que dice el Tribunal de Cuentas.

Yo sí que quiero destacar una cuestión, y es que así como es exhaustivo el informe de la Cámara de Cuentas, también son exhaustivas las alegaciones de la Universidad de Zaragoza. Yo creo que, al final, el documento definitivo no es solo..., hay dos partes claramente: la Cámara de Cuentas y Universidad de Zaragoza, y creo recordar que se incorporan al final del informe las alegaciones textualmente de la Universidad de Zaragoza y luego, además, la Cámara de Cuentas, como ya hizo en el informe de la Cuenta General, no lo han hecho en el informe de la cuenta general, en notas al pie, se va contestando a cada una de esas alegaciones. Yo creo que es muy importante ver este diálogo, que no solo es un monólogo de la Cámara de Cuentas, no se pierden las alegaciones del sujeto fiscalizado (en este caso, la Universidad de Zaragoza), sino que se incorporan al final y se van contestando al pie de cada apartado de donde corresponda.

Y, evidentemente, hay cuestiones opinables. Ustedes no son un tribunal de justicia, e incluso las sentencias de los tribunales de justicia habrá que acatarlas, pero son opinables, así que al menos aquí tenemos todos los puntos de vista.

Sí que quiero recordar cómo empieza las alegaciones la Universidad de Zaragoza. Del exhaustivo informe elaborado por la Cámara de Cuentas se concluye que muchos aspectos relacionados con la gestión económica de la universidad son susceptibles de mejora. Asume la universidad que hay cuestiones relacionadas con la gestión económica que pueden mejorarse. En algunos casos, las deficiencias han sido corregidas en la actualidad o bien se intentará hacerlo en el próximo ejercicio, si es posible, con anterioridad al cierre contable, adoptando las medidas sugeridas en el informe. Así que enhorabuena, porque han cumplido el objetivo.

Si de lo que se trata no es de sacar los colores a nadie, si no se trata de decir lo mal que lo hace nadie. Yo creo que de lo que se trata es de que tengamos la mejor universidad pública del mundo y que la mejor universidad pública del mundo tenga las mejores cuentas del mundo, las cuentas más transparentes y mejor hechas, así que ya lo han cumplido en parte. Y lo han cumplido en parte en varias cuestiones, y usted ya ha citado una, pero me voy a permitir corregirle para que no quede la duda de que, efectivamente, el Plan de incentivos de jubilación voluntaria se va a suspender, pero no se ha suspendido todavía. Yo, por la información que tengo, es un punto que se ha incluido en el orden del día del Consejo de Gobierno del jueves, del día 13 de diciembre, el punto 4.2: «Propuesta de acuerdo por el que se suspende el Plan de incentivación de jubilación voluntaria aprobado por el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza de 16 de julio de 2009». Es decir, simplemente este matiz de que será el jueves previsiblemente cuando el Consejo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza acuerde suspender el Plan de incentivación de jubilación voluntaria. Por cierto, a pesar de que en las alegaciones, la universidad sigue defendiendo la legalidad —y lo sabe bien el señor Peña—, habla de que sí que hay cobertura legal, se habla de varias leyes y el rector lo defendió públicamente. Pero yo creo que es bueno, además, ante dudas, ante esta situación, yo creo que es cierto que la universidad ha sido muy prudente en esta cuestión y ha acordado, por lo que sea, suspender la vigencia de este Plan de incentivos de jubilación.

Otra cuestión que usted ha citado también: la importancia de la contabilidad analítica. Este es el informe al que usted aludía de contabilidad analítica de la Universidad de Zaragoza, la primera que lo hace. La primera que lo hace y publicado en 2012. No está incorporado a las cuentas de 2010, pero aquí está. Ya la Universidad de Zaragoza ha hecho este informe de contabilidad analítica —muy bien hecho, por cierto, desde la modestia de un humilde exalumno también de la universidad pública de Aragón, de la Universidad de Zaragoza—, muy completo.

¿Cuál es el problema? Que no está incorporado a las cuentas anuales. Efectivamente. Es que yo creo que visto el informe de la Cámara de Cuentas, vistas las alegaciones de la universidad, en la mayoría de los casos estamos ante cuestiones formales, no se está ocultando información, usted lo ha dicho: cuestiones que no aparecen formalmente en las cuentas anuales pueden conocerse y la Cámara de Cuentas ha podido conocerlas por medio de otros registros extracontables, por ejemplo, la memoria económica o, en este momento, el informe de contabilidad.

¿De qué se trata? De que toda esta información extracontable se incorpore a la contabilidad. Yo creo que, además, la voluntad, sin duda, la voluntad de la Universidad de Zaragoza es esa, es mejorar la información que prestan, mejorar la transparencia, simplemente, incorporando cuestiones que ya están.

Así que me van a permitir... Yo no voy a entrar en el fondo, en el contenido de lo que dice el informe de 2010, porque me interesa mucho más el de 2011. ¡Entiéndanme!

Espero que comprobemos dentro de un tiempo si ha sido de verdad útil su informe. Y habrá sido útil no si hemos conseguido o han conseguido ustedes decir que hay muchas cosas que están mal hechas. Aparte de que —permítanme la broma—, un poco, la sensación es que ustedes son como la Guardia Civil que te detiene en la carretera. Pues, aquí lo que se demuestra es que la Universidad de Zaragoza tenía los papeles en regla, que el motor hacía un ruidillo, pero tampoco era grave, que un intermitente no iba, pero que no había ningún riesgo para que circulara. Es decir, que al final hay muchas recomendaciones muy concretas de cuestiones contables... No les quito importancia, ¿eh?, que, a veces, ya sé que deficiencias contables tienen una trascendencia económica tremenda, pero la sensación, desde luego, que da este informe es que la universidad pública de Zaragoza sale bien parada, aunque hay cuestiones contables que habrá que mejorar. Así que permítanme la broma de que les han detenido, les han pedido los papeles y sí que hay alguna cosilla que hay que mejorar, pero no creo que salga mal parada.

Como les digo, yo creo que es mejor que veamos a ver cómo van el 2011 y el 2012. Por eso es tan importante la Cámara de Cuentas. Saben que yo soy un acérrimo defensor de su papel. Creo que el último informe, si no estoy equivocado, del Tribunal de Cuentas era de 2006-2007, si no estoy equivocado. Es decir, que aun faltaría 2008, 2009... Es que esto, iremos viendo los resultados, los frutos de su trabajo, que, al final, trabajan para estas Cortes, y los iremos viendo conforme vaya avanzando el trabajo.

¿Qué interés tendrá cuando conozcamos dentro de dos años, o un año, o no sé cuándo, el informe de 2008-2009 por el Tribunal de Cuentas? Me interesa mucho más que veamos si ha sido útil su trabajo, el trabajo de toda la Cámara de Cuentas para que la Universidad de Zaragoza, en los ejercicios 2011, 2012 y sucesivos, pues, haga las cosas mejor. Así que, si les parece, en ese momento hablaremos.

Yo sí que, simplemente decir que, al hilo de lo que estoy comentando, hemos planteado una propuesta de resolución en primer lugar para abordar algo que sé que es ajeno a la Cámara de Cuentas, pero es abordar la necesidad de un modelo de financiación básica, estable, suficiente de la Universidad de Zaragoza, y luego, otras tres propuestas de resolución que afectan a las cuestiones que ustedes destacan que necesitan saber para hacer su informe, a las cuestiones básicamente de que se incluya toda la información contable que exige el plan —por cierto, la comunidad autónoma también debería aprobar el específico para la universidad—, toda la cuestión de la contabilidad analítica, que aunque ya está, no está todavía incorporada a las cuentas anuales, y toda la cuestión de los fondos finalistas que entiendo que es uno de los problemas principales que han podido detectar.

Como digo, lo que vamos a plantear es decir a la universidad desde estas Cortes: hagan caso a la Cámara de Cuentas en todo lo que nos ha dicho que necesita que hagan para tener toda la información para hacer su trabajo y ya iremos viendo en los sucesivos ejercicios. Y, como digo, por ahora, está siendo útil su trabajo porque ya hay cosas que se han ido resolviendo.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Soro.

A continuación, es el turno del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés. Tiene la palabra el señor Blasco.

El señor diputado BLASCO NOGUÉS: Muchas gracias, señora presidenta.

Y, de nuevo, gracias por el exhaustivo informe que nos han presentado en relación con la Universidad de Zaragoza.

Vistas las intervenciones anteriores, yo no quiero entrar en lo que pueda parecer un enfrentamiento Cámara de Cuentas-universidad pública de Zaragoza. Yo entiendo que los informes se hacen para lo que se hacen. Hay que leerlos, hay que analizarlos, hay que sacar las conclusiones..., pero creo que la misma independencia se utiliza a la hora de presentar el informe de fiscalización de las entidades locales que a la hora de presentar el informe de la universidad. Pueden parecer mejores o peores, pero yo creo que tenemos que partir de esos principios, porque, si no, difícilmente podemos darles veracidad a los informes que se nos presentan.

Y desde nuestro punto de vista, hay una cosa muy importante que lo dice el propio informe y que no deja lugar a dudas: «Las cuentas de la Universidad de Zaragoza se han presentado dentro del plazo legalmente establecido, presentan la estructura y el contenido previstos en las disposiciones que le son de aplicación, son coherentes internamente y con la documentación complementaria que le sirve de fundamento, consideradas en su conjunto no presentan deficiencias significativas que impidan afirmar su fiabilidad, integridad y exactitud, y reflejan adecuadamente la realidad económica y financiera con las salvedades señaladas en este informe». Esa es la conclusión.

Y a partir de ahí, podemos empezar a analizar temas en los que yo creo que es importante que se entre a la hora de hacer un informe, sobre todo por lo que puede suponer de mejora a la hora de gestionar un elemento tan importante en Aragón como es la Universidad de Zaragoza.

Desde ese punto de vista, a nosotros nos ha parecido que el informe recoge datos muy importantes y algunos más discutibles, pero como todas las alegaciones: cuando se presentan son discutibles. Cada uno presenta lo que él estima oportuno, pero tanto en este informe como en el de las entidades locales, como en el de las comarcas, como en el de la Cuenta General. Y unas veces se hace caso y otras no.

Pero tendremos que partir, insisto, de dos principios: de la independencia de la Cámara de Cuentas y de la autonomía de la universidad. Y ambos principios a nosotros nos parecen muy importantes, porque lo que no hemos leído en el informe es que se diga si los profesores son muchos o pocos, si los alumnos son muchos o pocos, si el dinero es mucho o poco, porque ese es un debate ajeno a este informe. Si el dinero es mucho o poco, se hablará en los presupuestos. Si los alumnos son muchos o pocos, lo decidirá la universidad. Pero aquí también vino en su momento el rector de la universidad y habló, en el informe que hizo de la universidad, de la necesidad de racionalizar algunos de los estudios que se estaban haciendo. Y eso lo dijo el rector en aquella comparecencia.

Es decir, todos tenemos que sacar conclusiones de estos informes, sin pensar que se están haciendo ni a favor ni en contra de unas o de otras universidades.

A nosotros nos ha parecido que, en general —y es curioso que eso suceda en la universidad—, de las diecisiete recomendaciones que se establecen en su informe, creo que son once las que tienen relación con la contabilidad, es decir, con la Administración, con la mejora de los procedimientos, con la adaptación a la norma contable —que es verdad que el Gobierno no ha hecho todavía esa adaptación, pero la adaptación a la norma contable—, o la falta de algunos criterios o, como usted ha comentado, a veces, algunas limitaciones que luego se resuelven por vía, como en este caso, de la contabilidad analítica. Ahí, desde luego, ya se demuestra que no hay ocultación si resulta que está publicado a la vez en la propia contabilidad analítica; seguramente, lo que falta es una integración o una coordinación entre todas porque, al final, los datos están en su mayor parte. Pero es evidente que hay que saberlos establecer en un marco que permita establecer esos criterios.

Y, sobre todo, nos llama la atención porque, de esas once recomendaciones que tienen que ver con la contabilidad, pensamos que la mayor parte son más producto de la costumbre que de la ineficacia. Es decir, son cosas que se van haciendo, pero que son fácilmente solucionables.

Y es curioso también que las otras cinco recomendaciones tengan que ver con el personal, pero estimamos también que precisamente por la importancia que el personal tiene en la propia Universidad de Zaragoza. El 67% del presupuesto, contando los investigadores, está destinado a personal. El personal es un elemento sustancial a la hora del funcionamiento de la universidad, desde los PDI hasta los PAS, pasando por todos los que queramos poner.

Por lo tanto, a nosotros nos parece que uno de los elementos importantes a la hora de gestionar la universidad, y así lo hemos planteado en una de las propuestas de resolución, es que haya un manual de procedimiento adecuado a la gestión de esos miles de personas que forman parte de la universidad, que seguramente se han ido integrando en función de las necesidades, pero no se les ha sabido resolver adecuadamente el marco a través de un manual de procedimiento, y eso lleva también a algunas disfunciones y algunos problemas que se reflejan en este informe.

Y también nos ha parecido muy importante un elemento que afecta a lo que es el cumplimiento del presupuesto de la universidad, y es que esté al albur de cuándo se aprueban los presupuestos de esta comunidad autónoma. Eso también, para la universidad, supone un grave problema que habría que intentar resolver de alguna manera, ya que, por un lado, los cursos son de septiembre a septiembre y, por otro, la aprobación de los presupuestos puede ser en febrero, marzo o diciembre, y eso también, por supuesto, le supone una serie de problemática que hay que resolver, aunque evidentemente eso no es culpa de la universidad. Pero habrá que buscar también los instrumentos que ayuden a la mejora de esta situación.

Por lo tanto, nosotros nos quedamos un poco con lo que hemos empezado: son cuentas fiables, son cuentas transparentes, son cuentas íntegras, son cuentas exactas, son cuentas mejorables... Bien, pues, ahí es donde nosotros creemos que estos informes de fiscalización, que además es una prioridad que se estableció en su momento por las propias Cortes, que esa fiscalización se siga realizando. Nosotros creemos, además, que eso aportará las mejoras y los esfuerzos que desde la universidad se van haciendo, como es el caso del que se ha hablado en relación con las jubilaciones. Creemos que ahí había, por lo menos, una duda, que es importante que la universidad en estos momentos sea prudente y lo deje hasta que se pueda solucionar, pero creemos que se soluciona precisamente cuando alguien desde fuera nos hace ver nuestras debilidades para que mejoremos.

Por lo tanto, a nosotros nos parece un informe muy interesante, un informe del que se pueden sacar muchas y buenas conclusiones y que estamos seguros de que en los sucesivos informes no se verá tanto problema a la hora de que la universidad presente unas cuentas que, por otro lado, son absolutamente necesarias, porque entendemos que todo lo que es público tiene que ser mucho más exigente.

De la universidad privada, nosotros siempre hemos sido defensores, pero la universidad privada se financia fundamentalmente con otros ingresos, y ese será el problema que ellos tengan que tener. Pero, desde luego, nos parece que tenemos que ayudar a mejorar la universidad pública entre todos, porque nos parece absolutamente necesaria.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Blasco.

A continuación, es el turno del Grupo Parlamentario Socialista.

La señora Fernández tiene la palabra.

La señora diputada FERNÁNDEZ ABADÍA: Gracias, señora presidenta.

Pues, de nuevo, agradecer el trabajo de la Cámara en relación con este informe de fiscalización de las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza, que sirve, como el anterior, evidentemente, para tener mayor conocimiento de qué es lo que ocurre, aunque luego, pues, datos que ahí se contienen puedan ser interpretables u opinables. Evidentemente, nosotros tampoco estaríamos de acuerdo con algunas de las cuestiones en relación con el análisis de los últimos diez años para hacer comparaciones, etcétera.

Pero, bueno, en su conjunto, consideramos que da una visión certera de una universidad pública, de una universidad que nosotros, desde el Grupo Socialista, consideramos fundamental, esencial, que tiene su autonomía y su idiosincrasia y que, además, es única y compleja. Como bien ha expresado el señor Peña, la complejidad de esta institución es mucho mayor que cualquier otra entidad, y, por lo tanto, a la hora de analizar las cuentas y de ver un poco cuál es la gestión, realmente, hay que tenerlo en cuenta, porque, si no, no estaríamos acertando en las conclusiones o en los resultados. Consideramos que es positivo saber en qué se falla, como aquí se recoge, para poner los medios y poder superar las deficiencias.

También han hablado —el informe así lo expresa—, de incidencias y de limitaciones en cuanto a la documentación que ha entregado la Administración, que, en parte, les ha permitido a ustedes llevar a cabo este informe y, en parte, quizá, si hubieran tenido mayor información, lo podían haber realizado mejor. Pero, evidentemente, quiero resaltar que de lo único que se habla es de incidencias, de limitaciones. Y, por lo que también ha expresado el señor Peña, esto no ha impedido que se haya analizado y fiscalizado como en la cuestión de la memoria económica que presenta cada año la universidad, que les ha servido a ustedes para completar el análisis.

Pero, claro, ¿cuál es el problema fundamental en muchas de las cuestiones que aquí se plantean?, y luego lo veremos también en las propuestas de resolución que han presentado otros grupos parlamentarios —el nuestro no ha presentado ninguna—. El problema fundamental es la financiación estable. Si realmente la universidad no conoce con qué financiación va a contar, es muy difícil que luego pueda llevar a cabo en plazo los ingresos y los gastos que puede realizar.

Otra de las cuestiones que nos interesa destacar: ¿cómo se mide la eficacia y la eficiencia en la Universidad?, ¿cómo se mide eso? ¿En función de los resultados? Esperamos que no sea en función de las tesis, por ejemplo, del señor Wert. Nosotros no medimos la eficacia y la eficiencia de un organismo tan importante como la Universidad de Zaragoza por ese sistema. Claro, creo que a todos nos interesa tener gente bien formada, tener personas cualificadas. La Universidad de Zaragoza tiene muchísimo prestigio, y en algunas carreras más que en otras, pero, evidentemente, tiene sus años de historia y todos creo que lo podemos reconocer en la sociedad aragonesa.

Y, por tanto, la eficacia y la eficiencia del trabajo que allí se hace, pues, por supuesto que no se puede medir como la eficacia y la eficiencia en una fábrica de automóviles o en cualquier otro tipo de industria, ¿no? Estamos hablando de un servicio público, como digo, fundamental para la educación y la formación de la gente.

También hay que añadir otra cosa: ¿sirve para algo la investigación? Estamos viendo que sí, que sin investigación el futuro que nos espera es todavía peor que el que tenemos, y ya lo tenemos complicado. Bueno, pues hay que ver y hay que estar al tanto de lo que ocurre en los últimos presupuestos, tanto del Gobierno de España como de la Comunidad Autónoma de Aragón, donde estas partidas en investigación se rebajan. Es difícil llevar a cabo una función docente e investigadora como corresponde al profesorado de la Universidad de Zaragoza si tienen cada año mayor limitación en estas partidas que, como digo, son básicas para poder llevar a cabo una función, que es la que le corresponde a la Universidad.

Además de esto, hay que tener en cuenta que el año 2010, que es el año que estamos analizando, pues, es un año peculiar, porque en este año coexisten dos modelos de educación universitaria: el anterior y el posterior a la entrada en vigor de la Ley orgánica 4/2007, de 12 de abril, por la que se modifica la Ley orgánica de Universidades, y eso, claro que tiene su incidencia, porque, evidentemente, lo que se solicita a partir..., o lo que se pide o lo que se exige a partir de esta nueva norma es otra serie de requisitos, ¿no?, con lo cual, eso hay que tenerlo en cuenta. De ahí viene que luego, al analizar el tema del profesorado, el número de carreras, la oferta, etcétera, en relación con lo que ha ocurrido en ese año, pues, podamos tener diferentes versiones, visiones u opiniones unos u otros. Por eso digo que es importante tener en cuenta todos esos extremos, que, quizá, en años posteriores no ocurran cuando ya la universidad se haya podido poner al día en una única línea.

Como digo, lo fundamental para nosotros es la necesidad de establecer ese marco de financiación estable para que se puedan hacer las cuentas y, fundamentalmente, los presupuestos, porque una de las cuestiones que aquí se plantean, que luego también veremos en una propuesta de resolución, tiene que ver con esta cuestión.

Quiero dejar constancia de la importancia de que la universidad haya presentado sus cuentas en plazo, dentro del plazo legal; quiero también dejar constancia de que estas cuentas son coherentes internamente y con la documentación complementaria que les sirve de fundamento, como se reconoce en el informe, y que en su conjunto, pues, no presentan deficiencias significativas que impidan afirmar su fiabilidad. Por lo tanto, partimos de algo positivo.

En relación con las recomendaciones del informe, yo distinguiría cuatro apartados: el primero, que es el que establece que la universidad confecciona la cuenta anual de acuerdo con el Plan general de contabilidad pública del noventa y cuatro, ya que la comunidad autónoma no ha desarrollado un plan específico. Eso me gustaría, pues, quizá, que en su respuesta nos pudiera aclarar. Porque, claro, si el plan ha sido derogado, por lo que a partir del 2011, que será el siguiente ejercicio presupuestario, se recomienda la aplicación de un nuevo plan general de contabilidad pública porque no hay normativa de la comunidad autónoma, ¿ustedes creen que será rentable o fácil —no sé qué adjetivo utilizar— que la Universidad entre a tener en cuenta este plan general de contabilidad si luego, al año o a los dos años, la comunidad autónoma ha fijado sus normas y esté constantemente cambiando? Bueno, yo ahí veo un problema, y por eso, como la recomendación es tan explícita, me gustaría que pudiera usted comentar un poco más esta cuestión.

La segunda tendría que ver con la elaboración de los presupuestos para que se puedan aprobar antes del comienzo del ejercicio económico. Y, claro, aquí volvemos otra vez al modelo de financiación estable o a la falta de ese modelo, mejor dicho. No es posible saber por parte de la universidad qué cantidad se va a incluir en el proyecto de presupuestos de la comunidad autónoma de cada año hasta que se aprueban estos presupuestos. Bueno, ahora estamos en pleno debate de los presupuestos de este año, entonces, imagínense ustedes que, lógicamente, el día 28 o 29 de diciembre, cuando estén aprobados los presupuestos, es cuando la universidad conocerá qué partida presupuestaria tiene como transferencia a la universidad. Es difícil, por tanto, que la universidad pueda hacer ese presupuesto que se está solicitando aquí hasta después del conocimiento de los presupuestos de la comunidad autónoma. Si hubiera un modelo de financiación estable, no ocurriría esto, pero en este momento tenemos esta deficiencia.

En relación con la gestión de personal, se habla de que se deberían aprobar las relaciones de puestos de trabajo del PAS, del personal administrativo y auxiliar, actualizadas en el plazo de dos años, y reducir la tasa de temporalidad de su PDI, tener en cuenta los límites de esta tasa en el futuro. Bueno, nosotros, evidentemente, como Grupo Socialista, creemos que es importante que el personal sea estable y fijo y que, por lo tanto, las tasas de temporalidad, cuanto más pequeñas, mucho mejor, con lo cual, todo que se pueda avanzar en esa línea es importante. Sabemos que están avanzando también ya en la universidad en aprobar estas RPT. No sé si llegarán al plazo que aquí se marca —quizá, sea difícil—, pero, evidentemente, sabemos que tienen avanzadas las relaciones de puestos de trabajo.

El otro tema que tiene también que ver con el personal..., bueno, ya se han referido ustedes y también algunos otros grupos, fundamentalmente, lo que tiene que ver con los planes de jubilación anticipadas de los PDI. El propio señor Peña lo ha destacado como algo sobre lo que la universidad ya había tomado nota. El rector de la universidad ha expresado en más de una ocasión que van a suspender esos acuerdos. Por lo tanto, consideramos que esa es ya una cuestión de la que, bueno, se ha tomado nota, como digo, y lo están resolviendo.

Y el cuarto punto, que tiene que ver con la gestión financiera. Se pide, se solicita una mejor gestión y más orden. Evidentemente, consideramos que eso se debe hacer, hay que ordenar la gestión. Dentro de todas estas características específicas que tiene la universidad, se tendrá que buscar de todas formas algún sistema para, como digo, ordenar esa gestión.

Y, claro, las modificaciones de crédito que se van haciendo año a año también tienen que ver con la falta de estabilidad presupuestaria, porque cuando uno presupuesta y luego no cuenta con el dinero que ha presupuestado o cuenta con menos, ha de tener que transferir de una partida a otra, sobre todo, lo que tiene que ver con el pago de personal, con el pago de la nómina, que es fundamentalmente el mayor porcentaje de presupuesto que se lleva, lógicamente, la Universidad de Zaragoza, porque su cometido es tener personal profesional formado que forme, eduque y que dé los servicios que presta toda universidad pública.

Por lo tanto, como digo, esas serían el grueso. Hay otras pequeñas cuestiones más técnicas, porque hay diecisiete recomendaciones, pero yo creo que muchas de ellas, como digo, son cuestiones técnicas que no merecen resaltarse, sino la cuestión fundamental de la contabilidad, del plan de contabilidad, del tema del presupuesto, la gestión de personal y la gestión financiera.

Para concluir, consideramos que es un buen informe el que ustedes han realizado y se lo agradecemos. Creemos también que la universidad tiene cosas que mejorar, pero que ya ha tomado la iniciativa en algunas de las cuestiones.

Bueno, no quiero dejar de reconocer que es la primera universidad que ha hecho en toda España ese plan de contabilidad, donde, quizá, si no cuenta con todos los requisitos que ustedes solicitan a la hora de hacer sus cuentas, evidentemente, mide esa gestión de los servicios, que en cierta forma da también una idea de cuál es la eficacia y de cuál es la eficiencia, y es también importante, y esto ya estaba, porque este plan lo tiene la universidad desde principios de año, creo que es del mes de abril, con lo que, como digo, muchas de las cuestiones que aquí se recogen ya se han puesto en marcha y, por lo tanto, nosotros consideramos que es bueno que se pueda mejorar lo que no está bien hecho y que hay que ver realmente cómo se resuelve el problema fundamental que en este momento tiene la universidad, que es la falta de un modelo estable de financiación.

Gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Fernández.

Para finalizar el turno de portavoces, por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Solana.

El señor diputado SOLANA SORRIBAS: Muchas gracias, señora presidenta.

Muchas gracias y, de parte de nuestro grupo, enhorabuena por el trabajo realizado por el señor Laguarta, el señor Rufas y el señor Peña, en representación de la cámara, pero con todo su equipo, agradecer el trabajo que han hecho. Un trabajo que entendemos que ha sido con gran rigor y profundidad y que, por mandato de las Cortes, como ha dicho el señor Laguarta, ha analizado la cuenta anual de la Universidad de Zaragoza con la intención de fiscalizarla, lógicamente, pero también con la idea de que se pueda mejorar la gestión económica y administrativa de la propia universidad, que redundará en el beneficio de todos.

No voy a entrar en los objetivos y las incidencias que ya ha comentado el señor Peña, pero sí quiero preguntar qué datos ha incluido en la fiscalización, y hablo de datos, no de opiniones, porque, al parecer, la Cámara de Cuentas da opiniones... No da opiniones. Nosotros hemos visto datos y análisis de los datos que han analizado y que han trabajado ustedes.

Se incluye un análisis pormenorizado de la ejecución presupuestaria, de las modificaciones, de la situación patrimonial y del resultado económico patrimonial de la memoria. Se ha incluido también el análisis de las áreas de morosidad, personal y contratación y se ha incluido el análisis y revisión de organización de la universidad y del control interno implantado en la misma. Esto es lo que ha analizado y esto es lo que se ha incluido en su trabajo de fiscalización.

Las limitaciones a las que también ha aludido el señor Peña no las voy a relatar, aunque sí insisto, como él ha insistido, en la primera, en la más importante para nosotros, que falta información para poder opinar sobre el grado de eficiencia y eficacia que alcanza en la gestión la universidad.

Entendemos desde el Grupo Popular que puede ser eficaz y eficiente la universidad, una universidad, cómo no, en su gestión y, de hecho, el rector, hace pocos días, habló de que iban a hacer un plan de reducción de treinta millones de gasto en tres años sin tocar la plantilla y sin aumentar las matrículas y, sobreentendemos nosotros, sin perjudicar la calidad de la enseñanza en la propia universidad. Por lo tanto, se puede ser eficaz en la gestión de la universidad como en cualquier otro ámbito de la vida.

En cuanto a la declaración de la fiabilidad y exactitud de las cuentas, también insistimos que se ha dejado entrever que se había dicho desde la cámara que había ocultación. Yo, en ningún momento, en el trabajo de fiscalización he visto que la cámara diga que ha habido ocultación y opacidad en las cuentas; al revés, la cámara dice que se han remitido las cuentas dentro del plazo legalmente establecido, que no presentan deficiencias significativas que impidan afirmar su fiabilidad, integridad y exactitud y reflejan adecuadamente la realidad económica y financiera, con las salvedades que se han concretado. Por lo tanto, ha habido una transparencia total, y en ningún momento se puede deducir de lo que se informa que ha habido opacidad.

Nosotros también estamos de acuerdo absolutamente con la autonomía de la universidad, por supuesto, autonomía de la universidad, pero no nos olvidemos, como ustedes también han dicho en su informe, que la mayoría de los fondos con los que cuenta la universidad son públicos, y aquí estamos representando a los ciudadanos, y los ciudadanos quieren que se sepa qué se hace y cómo se gestionan los fondos públicos que vienen de los impuestos que pagan todos los ciudadanos.

Ha habido ese trámite de audiencia que ustedes también han comentado; en ese trámite de audiencia, la universidad ha presentado cuarenta y dos alegaciones, de las cuales, o totales o parciales, se han aceptado once, y treinta y una no se han aceptado por diversos criterios que también explica la cámara en su informe.

Y bien, ha habido una serie de conclusiones, cincuenta y cinco en concreto, destinadas a aclarar puntos, por ejemplo, de la rendición de cuentas, del análisis de liquidación de los presupuestos, de las modificaciones presupuestarias, de la ejecución del presupuesto de gastos, de la situación patrimonial, de, por ejemplo, la morosidad, de la situación económica, de la gestión y del personal. No vamos a insistir en las cincuenta y cinco, porque sería muy extenso y, además, se pueden leer allí; vamos a insistir en alguna de ellas, tres o cuatro, que nos parecen de importancia para poder comentar y dejar constancia en esta comisión.

Sobre el análisis de la liquidación de presupuestos, ustedes hablan de que los derechos reconocidos del presupuesto de ingresos de la universidad son un total de doscientos noventa y ocho millones, casi doscientos noventa y nueve millones de euros, lo que representa una reducción con respecto al año anterior del 4,26%, repito, sobre el ejercicio anterior, debido fundamentalmente a la caída de las transferencias de capital —ya lo ha dicho el señor Peña— por importe de veinte millones novecientos setenta y cinco mil euros, principalmente, los que procedían de esa reducción, los que procedían de la comunidad autónoma. Esos fondos iban destinados fundamentalmente, como ha dicho el señor Peña, a infraestructuras e investigación.

No vamos a entrar en los detalles a los que han referido ustedes respecto de las carencias o defectos que tenían las modificaciones presupuestarias, por ejemplo, la información sobre las modificaciones de crédito de la memoria de las cuentas anuales contenía errores, la documentación de los expedientes de modificación presupuestaria no estaba completa..., bueno, una serie de carencias que entendemos que son subsanables, pero que no está de más comentarlas para que se puedan corregir en el futuro.

En cuanto al otro punto que nos parece importante resaltar es el tema de la morosidad que, ya lo ha comentado usted también, esto se produce en el análisis del año 2010, y esperemos que se haya mejorado, aunque la situación económica tampoco es que lo haya favorecido.

Pero el periodo de pago de las obligaciones de la universidad durante el ejercicio 2010 fue de noventa y seis días en los gastos corrientes y cincuenta y ocho días en operaciones de inversión. Contrastar esas cifras con las de los cincuenta y cinco días que fija la Ley 15/2010. Bueno, es importante dejar constancia.

Y en cuanto a la gestión, nos parece importante, porque son datos, no son opiniones, que desde el curso, como ya se ha comentado, 1998-1999 al curso 2009-2010, la universidad perdió doce mil ochocientos cincuenta y dos alumnos.

No es lo mismo ahora que hace diez años, y las comparativas de profesores no son correctas si no comparamos también los alumnos. Una evolución de alumnos también va acorde con una evolución de profesores. Entendiendo que se perdieron doce mil ochocientos cincuenta y ocho alumnos en estos diez años, contrasta que en el mismo periodo la plantilla de la Universidad de Zaragoza había aumentado un 56%, parte en el PDI que nombraban ustedes (personal docente e investigador) y parte en el PAS (personal de administración y servicios). Tendencia, por otro lado, que ya comentan ustedes también que es común en todas las universidades públicas de España, si bien ha sido más acusada en la Universidad de Zaragoza, en particular, en lo concerniente al PAS, en el que en Zaragoza aumentó un 74% frente al 51% del conjunto nacional.

Y ya, dentro de esas conclusiones, para finalizar, resaltar las que hacen ustedes en referencia al tema de personal. Nos parece importante dejar constancia que la normativa del personal aplicable a la Universidad de Zaragoza no ha sido revisada y actualizada en su totalidad tras la reforma de la ley orgánica de la universidad, que la relación de puestos de trabajo del PAS no se ha revisado y actualizado desde la última aprobación acordada en 2006, siendo una obligación legal hacer esa actualización, y la tasa de temporalidad a la que ustedes también hacen referencia asciende al 41,4%, lo que excede el límite máximo fijado por la ley orgánica de la universidad para este tipo de contrataciones.

También, en el aspecto de personal, nos parece importante resaltar que en el sistema de incentivos, una de las conclusiones a las que ustedes han llegado, el sistema de incentivos a la jubilación voluntaria a la que pueda acogerse el personal funcionario del cuerpo docente implica el acceso a la jubilación anticipada en condiciones especiales para un colectivo concreto. De eso es de lo que ustedes han dejado constancia.

Y también un hecho relevante del que nos ha parecido importante dejar constancia es que la contratación por obra o servicio del PAS (personal de administración y servicios) vinculado a proyectos de investigación no se realiza mediante procedimientos públicos que respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad. No son meramente asuntos contables o administrativos, sino que entendemos que son asuntos importantes que se deben de corregir.

La universidad, además —luego dejaremos también constancia a través de una propuesta de resolución—, no dispone de un manual de procedimiento de gestión de personal y cuenta con una unidad de control interno infradotada: cuatro trabajadores, en relación a todo el tamaño de la administración que tienen que controlar. Por lo tanto, es otro asunto que se debería de corregir.

Y luego, ustedes, en las recomendaciones, que compartimos en su mayoría, aunque no voy a citarlas tampoco, vamos a hacer hincapié en las que nos parecen más importantes y que, además, luego, nuestras propuestas de resolución irán encaminadas a matizar estas recomendaciones.

La Universidad de Zaragoza —una de ellas, de las recomendaciones que ustedes hacen— debería de gestionar el proceso de elaboración de su presupuesto de forma que pueda ser aprobado antes del comienzo del ejercicio económico. Todos estamos de acuerdo y ya lo ha comentado alguno de los portavoces.

En general, la documentación de los expedientes de modificación presupuestaria —ya lo he comentado también antes en una de las conclusiones— no es completa, y es un asunto en el que ustedes inciden y que dejen constancia de que se debería hacer una memoria justificativa y una serie de requisitos para cumplir con las modificaciones presupuestarias.

Otro punto en el que nos parece importante dejar constancia también es que el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza deberían de proceder a la adaptación de las normas que se han visto afectadas por los cambios introducidos por la LOU (Ley Orgánica de la Universidad).

Por otro lado, debería darse el cumplimiento de dos artículos: uno, de los estatutos de la Universidad de Zaragoza, el artículo 173.3, que dice que se debería aprobar una nueva relación de puestos de trabajo del PAS, actualizada en un plazo no superior a dos años a contar desde la última revisión; o el artículo 48.5 de la LOU, de la Ley Orgánica de la Universidad, por el que la Universidad de Zaragoza debería reducir la tasa de temporalidad, a la que ya hemos aludido, de su personal docente y de investigación.

También se ha de establecer —ya han hecho ustedes alusión..., esas son las cosas que pasan por hablar el último, ¿no?—, también se debería de establecer un sistema de incentivos de jubilación voluntaria para el personal funcionario docente y que no se aborde de una forma aislada dentro de la universidad, abordando concretamente el asunto de los planes de jubilación voluntarios, anticipadas e incentivadas para el personal docente y de investigación.

Y, finalmente, dos últimas recomendaciones en el proceso de selección de..., coincide también con algunas de las conclusiones en el proceso de selección de personal de administración y servicios vinculado a los proyectos de investigación que se llevan a cabo por mayor transparencia —es una de las cosas a las que ya hemos aludido en las conclusiones—. Y, finalmente, para que se realice una mejor gestión y un mayor grado de control interno sobre los gastos de personal, se recomienda también la aprobación de manuales de procedimiento de la gestión del área de personal.

Como consecuencia de este trabajo y del estudio que hemos realizado desde nuestro grupo, hemos elaborado, propuesto y registrado una serie de propuestas de resolución, que tendremos luego la oportunidad de discutir, para que se debatan y se aprueben, si procede, y puedan mejorar con estas propuestas de resolución y con estas recomendaciones la gestión de la universidad, que es lo que todos creo que pretendemos desde aquí.

Muchas gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Solana.

Para finalizar, es el turno de los representantes de la Cámara de Cuentas para responder.

Supongo que responderá el señor Peña. De acuerdo. Tiene un tiempo de diez minutos para responder a las cuestiones planteadas por los portavoces parlamentarios.

El señor vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (PEÑA OCHOA): Muchísimas gracias, señora presidenta.

En cuento a las intervenciones de los grupos parlamentarios, en primer lugar, agradecer la consideración por el informe y las sugerencias que nos hacen, que tomaremos en cuenta para nuestros trabajos futuros.

Señor Barrena, ha empezado comentando su apoyo al rector por el manifiesto de rectores del día de hoy. Bueno, como Cámara de Cuentas, no podemos tomar ninguna posición en esta comisión sobre ese tema.

En cuanto al segundo tema que ha planteado, que es que usted cree que hay un problema entre la Cámara de Cuentas y la universidad, que habría que buscar fórmulas para armonizar, que luego ha dado lugar a que otros portavoces insistieran en este asunto, yo, en nombre de la Cámara de Cuentas y del equipo de fiscalización que he dirigido en este trabajo, lo primero que quiero decirles es, punto número uno, que ha habido la mayor colaboración por parte de la Universidad de Zaragoza a las actuaciones fiscalizadoras. No ha habido ningún problema en la relación tanto al máximo nivel institucional como en el funcionamiento de los equipos de trabajo a niveles inferiores, y que toda la documentación que ha solicitado la Cámara de Cuentas se ha puesto a disposición de la Cámara de Cuentas sin ningún problema.

En cuanto al trámite de alegaciones, solicitó la universidad por las fechas tan inadecuadas en las que recibió el informe de fiscalización, que fue el 20 de julio del año 2012, una prórroga del plazo para formular alegaciones, e inmediatamente que se recibió esa solicitud, la Cámara de Cuentas les ampliamos al máximo legal permitido, por otro mes, el periodo disponible para que pudieran formular alegaciones, alegaciones que se recibieron el día 24 de septiembre en el registro general de la Cámara de Cuentas y que han sido analizadas con la mayor profundidad, respeto y atención a la institución que las formula.

Quiero decirles una cosa y creo que hablo en nombre de mis dos compañeros, del mío propio y de todos los funcionarios que trabajan en la Cámara de Cuentas: los procedimientos de fiscalización que realiza la Cámara de Cuentas se rigen por el denominado principio contradictorio. Y eso quiero decir que las opiniones y los resultados de la fiscalización que efectúa la cámara se ponen siempre de manifiesto a la entidad fiscalizada para que pueda alegar y presentar la documentación sobre las conclusiones provisionales que realiza la cámara. Eso es así porque lo dice nuestra ley y nuestro reglamento de funcionamiento. Pero es que, además, es así porque las tres personas que comparecemos hoy aquí creemos profundamente en la virtualidad que al procedimiento fiscalizador le aporta el principio contradictorio.

Es que yo he empezado reconociendo humildemente la condición en la que nos hemos enfrentado la Universidad de Zaragoza, que es una cuenta de trescientos millones de euros, complejísima en cuenta a su gestión, y un equipo de fiscalización de la Cámara de Cuentas, naturalmente que puede cometer errores o puede llegar a conclusiones equivocadas que deben ser puestas en consideración del ente fiscalizador.

Pero es que es más, es que en el caso de la Universidad de Zaragoza, hemos hecho lo que se hace normalmente en las auditorias ordinarias que realizan los auditores con las empresas privadas, por ejemplo. Es que antes de trasladarles oficialmente el informe provisional para alegaciones, es que tuvimos con ellos, con todo el equipo de la gerencia de la Universidad de Zaragoza, es decir, con la gerente y con todos los vicegerentes, una reunión de conclusiones, a la que asistí yo mismo, en la que se les expuso a la Universidad de Zaragoza las principales y más relevantes conclusiones de la fiscalización, para que antes de que aprobáramos en el consejo el informe definitivo pudieran advertirnos o hacernos llegar sus sugerencias o consideraciones.

Por tanto, yo quisiera zanjar este tema en el sentido de que no creo que haya problema entre la Cámara de Cuentas y la Universidad. Luego, como les dije, se recibieron las alegaciones, y yo creo que se ha estimado en la medida de su razonabilidad un porcentaje bastante considerable para lo que suele ser normal en este tipo de informes.

Claro, por ejemplo, no hemos podido considerar algunas en temas muy controvertidos, por ejemplo, el Plan de incentivos a la jubilación, cuando si a lo que decimos en la Cámara de Cuentas, que además es continuación a lo que ya venía diciendo sobre este tema el Tribunal de Cuentas de España, que es que no es la primera vez que se analiza el Plan de incentivos a la jubilación voluntaria anticipada, claro, que si lo que se nos contesta en alegaciones es que la Universidad está dotada, por el artículo 27 de la Constitución, de autonomía para su gestión, es que es difícil considerar la alegación. Y soy respetuoso a pies juntillas con la autonomía universitaria constitucionalmente garantizada. Pero es que eso, en definitiva, yo creo que no es una alegación.

Pero lo que me gustaría dejar bien explicado es que, en nuestra opinión, salvo que algo nos hayamos perdido por el camino, no hemos detectado ningún problema de relación entre la Cámara de Cuentas y la Universidad de Zaragoza, sino todo lo contrario. O sea, la más leal y abierta colaboración con los trabajos de fiscalización que ha desplegado la Cámara de Cuentas. Los hemos hecho allí, o sea, es que hemos estado en la sede de la propia Universidad. La Gerencia puso a disposición del equipo de fiscalización una sala de trabajo en el edificio Interfacultades, y ya hemos celebrado con ellos varias reuniones por las distintas áreas que se han revisado (contratación, personal, contabilidad, presupuesto) y no ha habido nada que pueda matizar como que ha habido la mejor colaboración, creo que por ambas partes.

Sí que es verdad que a todos nos pasa una cosa: que yo creo que este informe es distinto en cuanto a sus efectos en la opinión pública, en cuanto al que venía haciendo el Tribunal de Cuentas, por ejemplo. Tiene bastante más repercusión en la opinión pública local, llega mucho antes, y yo creo que, quizás, eso es un poco lo que igual nos descoloca un poco respecto de la trascendencia que hasta ahora tenían los informes del Tribunal de Cuentas sobre la Universidad de Zaragoza.

Por cierto, enlazando, señor Barrena, con el Tribunal de Cuentas, ha leído antes el presidente de la Cámara de Cuentas la prioridad que marcaron las Cortes de Aragón respecto del Plan de fiscalización del año 2012, y entonces, se nos decía que en el caso de la Universidad de Zaragoza se hiciera un trabajo de las mismas características técnicas y con el mismo alcance que el que venía realizando el Tribunal de Cuentas de España. Y creo que hacía incluso una valoración para no perder la continuidad en la línea de control con el informe del órgano estatal.

Entonces, yo, igual puedo estar de acuerdo con usted en que hay cosas del informe que aunque tienen..., porque todo, al final, en un ente público, acaba teniendo trascendencia presupuestaria y contable, pero que hay cosas que igual no son estrictamente de revisión contable, como puede ser todo el análisis de la gestión, plantillas, oferta, alumnado. Pero es que eso lo ha venido haciendo el Tribunal de Cuentas de España hasta el último informe que conocemos, que es el 2006-2007, que lo tengo aquí, que, por cierto, trataba estos temas con bastante más exceso y profundidad que lo que hemos hecho nosotros, porque nos pareció desproporcionada esa revisión del área de gestión para un organismo de fiscalización como somos nosotros.

El Tribunal de Cuentas —ustedes lo recordarán— incluso entraba ya en pormenores un poco más de detalle, de coste por crédito, en función de las titulaciones, cosa que nosotros hemos preferido, entre otras cosas, porque creemos que todavía no tenemos músculo suficiente, no hacer en este informe y quedarnos en las grandes descripciones estadísticas que acaban influyendo en los ingresos y gastos públicos.

¿Por qué la serie desde el noventa y ocho? Pues, seguramente, quizás es un error de alcance de la Cámara de Cuentas. El Tribunal de Cuentas empieza su serie en el año 2003, si la recuerdan; o sea, analiza un ejercicio y los cuatro anteriores. A nosotros nos pareció que tenía valor echar la vista atrás hasta poner el retrovisor en el noventa y ocho, porque el noventa y ocho fue el primer curso completo de gestión directa de la comunidad autónoma una vez que se produjo la transferencia de las competencias en materia de enseñanza superior e investigación, que saben ustedes que se produjo a finales del año noventa y seis. El 1996-1997 todavía era un curso estatal y el siguiente, entonces, bueno, por esa razón y porque, además, se produce estadísticamente un dato que hemos considerado que tenía su valor, su relevancia, pero no para prejuzgar nada, sino simplemente para describirlo estadísticamente, que es que en ese ejercicio del noventa y ocho el número de alumnos empieza a caer y, simultáneamente, el número de profesores y de personal de administración y servicios de la plantilla de la Universidad de Zaragoza empieza a subir. Pero no tiene ningún otro valor, y estoy de acuerdo con usted, por supuesto, y todos estamos, como ciudadanos, muy contentos de ello. El país ha cambiado mucho desde el año 1998 al año 2009, y no tienen nada que ver, más que el puro valor estadístico, lo que sucedía en el año 1998 con lo que sucede en el año 2012, que estamos terminando en este momento, ¿no?

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Peña, le ruego que concluya, por favor.

El señor vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (PEÑA OCHOA): Sí.

En cuanto a Bolonia, sí, estamos de acuerdo, y lo hemos considerado en el informe a las alegaciones de la Universidad. Influye la diversificación de la oferta y, por tanto, la Universidad lo alegó, y consideramos y modificamos mucho nuestra opinión en cuanto a, entre comillas, «sobredimensionamiento de oferta». La transferencia básica, si es o no es insuficiente, yo creo que son las Cortes de Aragón, en su función legislativa, como legislador presupuestario, quien tiene que decidir. Nosotros, lo único que decimos en el informe es que se mantiene constante en el ejercicio y que incluso había una ley emanada de este Parlamento que decía que tenía que haberse rebajado en un 2,86%, cosa que el Gobierno no hizo; sí lo hizo en otro tipo de transferencias.

Dice que el informe resalta muchas deficiencias. Claro, nosotros somos el fiscalizador, el auditor. Pero, en la medida de nuestras posibilidades, todo lo que hay de positivo en la gestión de la Universidad de Zaragoza hemos querido subirlo al informe. Por ejemplo, en un contexto muy estrecho presupuestario, pues, la Universidad de Zaragoza ha sido capaz, como consecuencia de esa mejora en la matrícula, de aumentar sus ingresos propios por tasas, precios públicos y otros ingresos. Y ahí está. Y ha aumentado la recaudación que obtiene del sector privado respecto de lo que ocurría en otros ejercicios. Y la Cámara de Cuentas no tiene ningún inconveniente en poner de manifiesto los aspectos positivos que hay en la gestión. Lo que pasa es que, como le digo, nuestro papel es ingrato, es el que es. Somos el fiscalizador y, por tanto, como dice nuestra propia norma, lo que tenemos que darles es a ustedes una declaración de fiabilidad e integridad sobre la cuenta, pero poniendo de manifiesto todas las salvedades e irregularidades que en nuestra fiscalización se hayan conocido.

Voy muy rápido para que la señora presidenta no me quite la palabra.

Señor Soro, le agradezco el tono y que realmente no haga más que observaciones sobre el trabajo y su calidad. La Cámara de Cuentas comparte completamente con usted algo que ha dicho: el documento no es solo de la Cámara de Cuentas. Se ha enriquecido muchísimo con las reuniones de trabajo, con la entidad fiscalizada y con las alegaciones formales que ha emitido en tiempo y forma la entidad fiscalizada. Y nosotros, desde luego, lo que le he dicho al señor Barrena, las alegaciones las estudiamos a fondo y en conciencia desde su punto de vista contable, presupuestario, jurídico y teniendo en cuenta y muy presente la relevancia y la importancia social que tiene la entidad que está siendo sometida a nuestra fiscalización. Y, por tanto, desde luego, el documento, la opinión de la Cámara de Cuentas es que mejora sustancialmente con las alegaciones que formula la Universidad de Zaragoza.

Y comparto con usted una cosa que ha dicho: la finalidad del control es, desde luego, corregir las irregularidades, si las hubiera, mediante los procedimientos que haya que poner en marcha; pero, desde luego, la finalidad del control es mejorar la gestión. O sea, la Cámara de Cuentas fiscaliza a las entidades públicas aragonesas para que la gestión pública mejore. Esa es la finalidad última de nuestro trabajo. Y nosotros creemos que la Universidad de Zaragoza, desde lo que fue la gestión del año 2010 a lo que ha sido la que ya conocemos, porque nos han rendido ya la cuenta del año 2011, ha implementado mejoras, clarísimamente. He citado una muy relevante: la primera universidad de España, un informe de contabilidad analítica. ¿Qué es lo que queremos? Que lo incorpore a las cuentas anuales, que los registros de la contabilidad analítica y de los de la contabilidad presupuestaria y de la contabilidad financiera se conecten para que, al final, quitemos nosotros del informe esa salvedad, que tenemos muchas ganas de quitarla, esa salvedad de que no se incorporan las memorias correspondientes al coste y rendimiento de los servicios públicos, porque la Universidad de Zaragoza, es verdad, ha hecho un trabajo muy importante técnicamente en ese campo.

Pero creemos más, es que creemos que muchas de las mejoras que proponemos en nuestras recomendaciones son muy fáciles de implantar. Ah, bueno, he reconocido otra que es importantísima, que me parece que es un ejercicio de prudencia por parte de la universidad: hay dudas sobre un asunto muy relevante, que es el de las jubilaciones del PDI, y a mí me parece que por más que le duela al equipo de gobierno, suspenderlo es un ejercicio de responsabilidad, cuando, además, sabe el equipo de Gobierno y saben los diputados que asisten a esta comisión que este no es un tema solo de la Universidad de Zaragoza, es un tema que se extiende a otras muchas universidades públicas españolas en las cuales hay problemas.

Entonces, creo y creemos con mis compañeros que la Universidad de Zaragoza, en este tema, ha actuado con bastante responsabilidad, siendo la última de las importantes que se ha incorporado al Plan de jubilación anticipada incentivada y siendo la primera que lo ha suspendido ante la puesta de manifiesto del más mínimo atisbo legal, lo cual dice mucho de la Universidad de Zaragoza.

De otras recomendaciones que hacemos, en la Cámara de Cuentas tenemos una percepción muy positiva: creemos que son muy fáciles de implantar y que en el seno de la Universidad de Zaragoza, tanto en el área docente como en el área de gestión, conviven los mejores profesionales en materia de contabilidad pública que no tendrán ningún problema en incorporar mejoras de gestión de las que hemos propuesto en el informe. Es decir, que no traslademos a la opinión pública la sensación de que la universidad no es capaz de incorporar las mejoras y recomendaciones, porque nosotros creemos que, desde luego, es posible y que será fácil que lo hagan.

Termino, si soy capaz de encontrar...

Hablaba el portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Aragonés sobre la importancia del gasto de personal en la universidad y, por tanto, las incidencias que se producen en ese campo de gestión que es muy relevante en el caso de la Universidad de Zaragoza.

La Universidad de Zaragoza ha manejado en el año al que se refiere la fiscalización doscientos dos millones de euros en gastos de personal, en obligaciones reconocidas de gastos de personal. Doscientos dos millones de euros, a veces, estaría bien que hiciéramos la conversión a pesetas para saber la magnitud de la que estamos hablando, ¿no? Es decir, el 67% de su presupuesto es «Gastos de personal» y, por tanto, esa área de gestión tiene incidencias, pero unas incidencias que se han puesto de manifiesto en el informe, y digo lo mismo que le decía al señor Soro, que son fáciles de implantar las recomendaciones que proponemos. O sea, aprobar una RPT del personal de administración y servicios que no se actualiza desde el año 2006 para que recoja de manera legal los más de setecientos puestos que se han incorporado desde ese momento, creo que es algo que está en la mano del equipo de Gobierno de la Universidad de Zaragoza y que haría bien en devolver ese asunto a la normalidad de la legalidad de la Ley Orgánica de Universidades.

Y, luego, una opinión que usted da: ¿es mucho o es poco el 67%? Hombre, a nosotros tampoco nos corresponde más que describir el dato. Lo que sí que es verdad es que por el tipo de servicio público que prestan las universidades, desde luego, desde la Cámara de Cuentas no nos parece que sea un dato anormalmente relevante el que la universidad destine a sus recursos humanos el 67% de sus gastos. Nos parecería raro que lo pudiera hacer con menos recursos.

En cuanto a...

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Peña, ahora sí que le ruego que finalice, porque ha duplicado ya el tiempo.

El señor vicepresidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (PEÑA OCHOA): Bueno, termino.

En cuanto al Grupo Parlamentario Socialista, le contesto lo mismo que le he dicho al Grupo Parlamentario Popular: para la contratación del PAS, conviene que se realice la actualización de la RPT.

Y en cuanto a las incidencias y limitaciones que usted ha señalado en su intervención, vuelvo a resaltar lo que he dicho en mi intervención inicial: son incidencias de las cuentas anuales que, no obstante, no nos han impedido revisar los datos completos a través de los que se contienen en la memoria económica con otros registros extracontables. Es decir, la Cámara de Cuentas ha obtenido, al final, de los órganos de dirección de la Universidad de Zaragoza todos los datos de ejecución presupuestaria, de actividad contractual o de obligaciones con cargo a ejercicios futuros de cualquier otro registro, porque lo tiene tratado la universidad de forma extracontable.

Al Grupo Parlamentario Popular le agradezco la valoración que ha hecho del informe. Vuelvo a decir que, aunque se ponen de manifiesto salvedades y limitaciones, la Cámara en su conjunto, que ha revisado cientos de operaciones de la Universidad de Zaragoza, hace una declaración de viabilidad y exactitud de la cuenta general, y, bueno, en la medida en que les hayan parecido razonables las recomendaciones que hemos formulado en nuestro informe y las propongan para su deliberación en esta comisión como propuesta de resolución, pues, le agradecemos la consideración que con esas recomendaciones han tenido como grupo parlamentario.

Muchas gracias, señora presidenta, y gracias por su tolerancia y paciencia.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Peña.

Bien, señorías, suspendemos la sesión durante cinco minutos para despedir a los miembros de la Cámara de Cuentas.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señorías, reanudamos la sesión.

Bien, tal como hemos acordado con los portavoces, vamos a unificar el debate de las propuestas de resolución presentadas a los dos informes en un único debate, con lo cual, tiene la palabra el señor Soro, por el Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista, para la defensa de las propuestas de resolución al sector público local y a la Universidad.

El señor diputado SORO DOMINGO: Gracias, señora presidenta.

Voy a intentar ser muy breve, ir al grano, porque creo que ya se ha dicho esta mañana todo lo que había que decir.

En cuanto a las propuestas de resolución sobre el informe de las entidades locales aragonesas, hemos presentado desde Chunta Aragonesista tres propuestas de resolución. Las dos primeras, para dejar claro que lo que a Chunta Aragonesista nos produjo conocer el escaso número de entidades locales que habían cumplido sus obligaciones legales, tanto de rendir cuentas como de remitir lo relacionado con los contratos, pues, lo que nos produjo fue malestar y preocupación. Y eso es lo que planteamos: que estas Cortes expresen su malestar y preocupación por estas circunstancias, tanto de rendición de cuentas como la relación anual de contratos en el mismo caso.

Y como consecuencia de esto, en una tercera propuesta de resolución, lo que planteamos es que hay que hacer algo, y lo que planteamos que hay que hacer, viendo el artículo 9.3 de la Ley que regula la Cámara de Cuentas, que contempla este supuesto cuando la colaboración no se presta o se produce cualquier clase de obstáculo que impida o dificulte el ejercicio de sus funciones, esto es lo que ocurre: la Cámara de Cuentas pondrá tal circunstancia en conocimiento de las Cortes de Aragón —hoy lo han hecho, lo hicieron ya con el informe— proponiendo, en su caso, a quien corresponda la exigencia de responsabilidades en que se hubiera incurrido. Planteamos como solución, que ya lo hecho la Cámara de Cuentas, que también las Cortes se dirijan por escrito a todas las entidades integrantes del sector público aragonés recordándoles sus obligaciones legales e informándoles de las responsabilidades en que pueden incurrir en caso de incumplimiento. Esto, en cuanto a nuestras enmiendas a entidades locales respecto de las formuladas por otros grupos parlamentarios.

Tenemos matices, reparos en algunas de ellas. No entendemos la primera del Partido Aragonés: por qué tienen que ser dos años sin cumplir sus obligaciones y no desde el principio; no terminamos de ver por qué nos tenemos que limitar a recomendar, como plantean el Partido Aragonés y el Partido Popular, simplemente recomendar, cuando de lo que estamos hablando es de incumplimientos legales. Ya sé que está el principio de autonomía municipal..., perdón, local, pero nos parece que es poco expresiva la expresión «recomendar», pero, en todo caso, con la del PSOE estamos completamente de acuerdo, la del Partido Socialista. En todo caso, votaremos a favor de todas las enmiendas, y ya digo que con estos matices, consideramos que se quedan cortas las propuestas de resolución, pero es bueno, entendemos, lanzar un mensaje unánime a las entidades locales: el mensaje de que es importante que cumplan con sus obligaciones legales.

En cuanto al informe de fiscalización de la Universidad de Zaragoza, planteamos cuatro propuestas de resolución. En las tres primeras, intentamos dar respuesta a aquello que la Cámara de Cuentas nos ha dicho en su informe que necesita que haga la Universidad para poder hacer bien su trabajo, para poder fiscalizar las cuentas. En primer lugar, incluir en la contabilidad todos los documentos previstos en el Plan de contabilidad; en segundo lugar, que se informe sobre el coste de rendimiento de los servicios públicos que presta —vuelvo a destacar, para que conste, al menos, en el Diario de Sesiones, que ya lo ha hecho, si bien de forma extracontable, al aprobar ya su informe de contabilidad analítica—, y, en tercer lugar, que se concrete todo lo relativo a gastos financieros con fondos finalistas; es una parte en la que falta mucha información, y proponemos en la propuesta de resolución lo que se plantea por la Cámara de Cuentas. Y en una cuarta propuesta de resolución, planteamos buscar la solución: la solución es que se insta al Gobierno de Aragón a establecer, de acuerdo con la universidad, un modelo de financiación básica 2013-2017 que sea suficiente, pero, además, que sea estable. Es la única forma de conseguir que la Universidad pueda hacer en plazo sus presupuestos.

Y en cuanto a las propuestas de resolución del resto de grupos, apoyaremos las dos propuestas de resolución del Partido Aragonés. En cuanto a la del Partido Popular, votaremos en contra de tres propuestas de resolución —el resto las apoyaremos—: en primer lugar, la relativa a la RPT del PAS; es imposible hacerlo en un plazo no superior a dos años desde la última revisión, porque la última revisión fue en el 2006, con lo cual es una propuesta imposible de cumplir. Ya no podíamos hacerlo tal cual se está planteando en la propuesta de resolución. Es que es imposible de cumplir tal como está redactada.

Tampoco vamos a apoyar la número 9, relativa a la vigencia de los planes de jubilaciones voluntarias anticipadas, porque ya se está haciendo. Me doy por una vez el gustazo de hacer lo que hacen ustedes desde los grupos que apoyan al Gobierno, es decir, «esto no lo apoyamos porque ya estamos en ello». Bueno, pues el Consejo de Gobierno de la Universidad también está en ello y han anunciado antes que el jueves tienen previsto suspender las jubilaciones voluntarias anticipadas.

Y, por último, una propuesta de resolución, la última, la número 11, que nos plantea muchas dudas en un aspecto muy concreto, que es la del sistema de control horario del PDI, del personal docente investigador. Es imposible controlar al personal investigador, sobre todo, porque, por definición, su trabajo no se desarrolla en una mesa o sentados en una silla durante determinadas horas al cabo del día, de la semana, del mes o del año. Es un brindis al sol hablar del control horario del personal investigador, no solo un brindis al sol, sino incluso insultante para esos investigadores que trabajan horas y horas en su casa y en sitios que no son la universidad. Por eso, por este motivo, tampoco apoyaremos esta propuesta de resolución, la número 11.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Soro.

A continuación, es el turno del señor Blasco.

El señor diputado BLASCO NOGUÉS: Muchas gracias, señora presidenta, y muy brevemente también.

Bien, el Partido Aragonés ha presentado, en relación con las entidades locales, dos propuestas de resolución: en la primera de ellas, recomendamos al Gobierno de Aragón que habilite los procedimientos legales y administrativos oportunos para que aquellas Administraciones locales que lleven dos años sin cumplir la obligación de rendir sus cuentas anuales ante la Cámara de Cuentas puedan, a través de las comarcas, como Administración más cercana, subsanar con carácter definitivo esta deficiencia.

Preguntaba el señor Soro que por qué dos años: porque entendemos que un primer año puede ser causas de fuerza mayor que no sean..., pero cuando alguien lo hace ya por dos años consecutivos, entendemos que ya han una tendencia, y para eso, las comarcas, que es la entidad más cercana, deben de tener capacidad para echarles una mano a esos pequeños municipios. En la comparecencia del presidente del Tribunal de Cuentas se decía que hay zonas en las que se ve cómo existe alguna tendencia, pues, que puede ser porque no hay secretario o porque..., pues, que la comarca tenga capacidad, porque entendemos que es una obligación real. Entendemos también, y lo diremos también en alguna otra propuesta de resolución, que puede haber causas de fuerza mayor que impidan que en un momento determinado se realice, pero, evidentemente, lo que no puede ser es un hábito.

Y hemos presentado otra propuesta de resolución, hablando de la contratación administrativa, porque hemos visto que ese es uno de los fallos a los que se hace con bastante frecuencia relación en el Informe del Tribunal de Cuentas, y entendemos que hay que potenciar en materia de contratación administrativa el control de la eficacia y eficiencia, presentando, además, en los términos y plazos establecidos, tanto la relaciones anuales de los contratos celebrados como los extractos de los expedientes de contratación. Creemos que ese era uno de los defectos más importantes que se planteaban, y por eso hemos presentado esta propuesta de resolución.

En relación con el resto de las propuestas que hacen referencia a las entidades locales, nos abstendremos en la 1 y en la 2 de Chunta Aragonesista, fundamentalmente, porque sí es verdad que los municipios, en su mayoría, al final están cumpliendo con la obligación de presentar las cuentas en plazo y en forma, es verdad que hay que hacer un esfuerzo para que eso sea mejorable, pero entendemos que esa preocupación no se debe solo..., no podemos opinar sobre que sea justificada o no, es decir, nosotros creemos que esa cantidad de conflictos que puede haber en los pueblos pequeños a la hora de presentarlo hace que ese malestar y esa preocupación no tengan por qué ser compartidos para todos. Es decir, tendríamos que ir analizando caso por caso para ver en cuáles tenemos malestar, en cuáles preocupación y en cuáles entendemos su problema.

Creemos que, por lo tanto, como se ha presentado ya una propuesta de resolución para que se presenten en tiempo y forma en ese caso, en esas dos nos abstendríamos y votaríamos a favor de la tercera, porque precisamente en esa dice: «Acuerdan dirigirse por escrito a todas las entidades integrantes recordándoles sus obligaciones legales». Eso nos parece que es lo que realmente es importante.

En cuanto a la del PSOE, la votaríamos a favor, ya que viene un poco en el mismo ánimo de lo que hemos estado hablando en cuanto a cumplimiento de los plazos y en cuanto a la obligación de remitir al Tribunal de Cuentas esos estados financieros.

Y, por último, en las del Partido Popular, votaríamos también todas a favor, salvo en la número 5, en la que tenemos una reflexión que hacer, y es que, precisamente, ustedes hablan de que la no presentación de la cuenta general tiene el carácter de incumplimiento grave y que no puedan acceder a la concesión de ayudas, pero entendemos que habría que añadir «salvo causa de fuerza mayor o causa justificada», porque entendemos que es difícil entender que una entidad que no la presente se quede sin subvenciones sin conocer las causas. Creemos que añadiendo ese párrafo le daríamos más sentido a esa propuesta de resolución.

En cuanto a las de la universidad, también el Partido Aragonés ha presentado dos propuestas de resolución: una de ellas que nos parece que da, en buena parte, cumplimiento a todos los déficit que se plantean en el análisis, en el estudio que han presentado de fiscalización, promoviendo la elaboración de un manual de procedimientos de gestión del área de personal que gestione, que recopile la diversa normativa existente. Eso nos parece que daría solución a una buena parte de los problemas de personal que se plantean en ese informe.

Y, por otro lado, nos parece importante que, dentro de lo posible y con los sistemas más apropiados, la Universidad de Zaragoza cuente con un escenario financiero adecuado, estable y con antelación suficiente a la hora de aprobar sus cuentas que haga que no tengan que funcionar con presupuestos prorrogados, lo cual dificulta sensiblemente su gestión.

En cuanto a las de Chunta Aragonesista, votaremos a favor todas ellas, salvo la última, la número 4, ya que nos parece que hablar en estos momentos de un modelo de financiación básica para el periodo 2013-2017 es excesivo, creemos que eso no es un..., en estos momentos, se puede contemplar que en el momento sea así, pero en estos momentos, hay que ir año a año y nos parece que lo importante es que cuenten con la suficiente antelación con ese presupuesto y, en ese caso, nosotros nos abstendríamos.

Y en cuanto a las del Partido Popular, votaríamos a favor de todas ellas, pero hay dos temas: hay un tema en relación con las jubilaciones voluntarias anticipadas que, visto el planteamiento que ha hecho el señor Peña, posiblemente, sería oportuno retirarla, ya que si el jueves lo van a aprobar no tendría mucho sentido en estos momentos que instásemos a algo que se va a hacer; eso, valórenlo, pero por nuestra parte, entendemos que sería bueno en estos momentos dejarla sin efecto.

Y en la propuesta de resolución número 2, si terminasen el primer punto, estaríamos más de acuerdo que con el último... A nosotros nos parece que las propuestas de resolución en este caso, cuando se dice «elaborar un presupuesto de forma que pueda ser aprobado antes del comienzo del ejercicio económico», esa es la propuesta, eso es lo que a nosotros nos parece bien. El decir ya lo que tiene que incluir en el presupuesto nos parece que es entrar demasiado en el detalle y, por lo tanto, creemos que sí, que tendrá que haber actividad docente e investigadora justificada, pero creemos que, realmente, la propuesta es que ese presupuesto, un poco en la línea de lo que nosotros habíamos propuesto, se pueda tener antes del comienzo del ejercicio económico.

Creo que no me he dejado ninguna.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Blasco.

A continuación, es el turno del Grupo Parlamentario Popular. Se van a repartir el tiempo el señor Garasa y el señor Solana.

Señor Garasa, tiene la palabra.

El señor diputado GARASA MORENO: Gracias, señora presidenta.

Bueno, hemos expuesto ya antes el posicionamiento de nuestro grupo en la exposición y vemos también que, prácticamente, en el fondo, casi todas las propuestas de los grupos son comunes por la sensibilidad que hay en estos temas en cuanto a lo que son las propuestas de resolución.

Así, nosotros hemos presentado seis de ellas y, muy brevemente, las indico: una de ellas es la que pide el estricto cumplimiento de todas las entidades locales de los plazos relativos a confección y aprobación de presupuesto, así como la rendición de cuentas general para poder llegar a la sostenibilidad financiera y a los principios de transparencia.

En otra de ellas se recomienda a las entidades locales que se haga uso de la plataforma telemática, que ya sabemos que está desde 2006, y, sobre todo, ahora, que también lo ha dicho el presidente del Tribunal de Cuentas o bien el vicepresidente, señor Peña, que ya incluso han hablado con el Tribunal de Cuentas para que los contratos puedan ir inclusive por esta vía y se cuelguen de dicha plataforma para que ellos puedan hacer la gestión.

Otra de las propuestas es que recomendamos a entidades locales presentar la memoria justificativa que incluya coste y rendimiento de servicios públicos, y lo mismo con la memoria que demuestre el grado de ejecución de todos esos programas que se han ido haciendo, con indicación de lo previsto en su coste y finalización.

Otra de ellas es —creo que también ha abundado otro grupo— que recomendamos al Gobierno de Aragón, a las diputaciones provinciales y a las comarcas que intenten mejorar el nivel de cumplimiento de la obligación de rendir cuentas anuales de aquellos pequeños municipios que no tienen la capacidad necesaria para hacerlo y, de esta forma, que puedan ellos, digamos, cumplir la legislación local, siempre y cuando se les ayude, porque los pequeños, pequeños, hemos visto, con estas ausencias de presentación, que no lo hacen.

En la quinta, también recomendamos al Gobierno de Aragón que se hiciesen las reformas legales en cuanto a rendición de cuentas y que fuera un requisito necesario o, incluso, imprescindible el no poder acceder a ayudas o subvenciones públicas aquellos que no presenten las cuentas generales, como incumplimiento grave.

Aceptamos lo que dice el señor Blasco, añadiendo, efectivamente, «salvo causa mayor». Esto no deja de ser una propuesta y una recomendación al Gobierno de Aragón, y así, el Gobierno de Aragón, pues, tomará en cuenta dicha recomendación.

Y, por último, pues, también creo que similar a lo propuesto ya, pues, recomendar a las entidades locales que en materia de contratación administrativa, se potencie el control de la eficacia y eficiencia del gasto público, así como la planificación adecuada de la asignación de recursos y el cumplimiento de obligaciones. Lo mismo, con especial atención a la entrega de los contratos celebrados y los extractos de los expedientes que efectúen los órganos de contratación del sector público, todo ello dentro de los plazos establecidos en la normativa reguladora, utilizando los medios e instrucciones que apruebe la Cámara de Cuentas.

Gracias, presidenta.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Garasa.

Señor Solana, puede intervenir.

El señor diputado SOLANA SORRIBAS: Muchas gracias, presidenta.

Voy a ir muy rápido con las propuestas del Partido Popular.

La número 1, relativa al Plan general de contabilidad pública, coincide con la número 1 de CHA, por lo que aprobaremos también la número 1 de CHA.

Hemos intentado en todas estas propuestas reflejar bastante las recomendaciones del informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas. Por lo tanto, muchas coinciden, como, por ejemplo, la número dos. No tenemos inconveniente en aceptar la propuesta del señor Blasco en lo referente a dejarla en el primer punto, sacando el «incluyendo en el presupuesto el resto de la propuesta», aunque lo que habíamos hecho era reflejar simplemente una de las recomendaciones de la Cámara de Cuentas.

La número tres va referida a la completa documentación de los expedientes de modificación.

La número cuatro, a facilitar el seguimiento de los proyectos de gastos financiados con financiación afectada; coincide con la tres de Chunta Aragonesista. Por lo tanto, también aprobaremos, en consecuencia, la tres de CHA.

La número cinco, referida a instrucciones de justificación de gastos para las unidades de investigación.

La número seis es la de llevar un registro de obligaciones reconocidas financiadas con recursos afectados; coincide con la tres de CHA, más o menos, está englobada. Por lo tanto, otra justificación para aprobar la tres de CHA.

La siete nuestra es de los análisis de los saldos de las cuentas de acreedores no presupuestarios.

La ocho, sobre la aprobación de la nueva relación de puestos de trabajo, de personal de administración y servicios.

Con la número nueve, estamos de acuerdo y aceptamos la propuesta de retirada del señor Blasco como consecuencia de la intervención del señor Peña. Se va a aceptar por parte de la universidad la retirada del Plan de incentivación, por lo que nosotros, que habíamos presentado esta propuesta, lógicamente, antes de conocer esta información y la que nos ha dado el señor Peña, no tenemos inconveniente en retirarla de cara a que haya el mayor consenso posible.

La número diez es relativa a una mayor transparencia en los procesos de sección de personal del PAS.

Y la número once coincide con la número de uno del PAR, más o menos, y aprovecho para decir que la número uno y la número dos del PAR las vamos a aprobar. Coincide una de ellas con la número once, relativa a manuales de gestión del área de personal para lograr una mejor gestión y una mayor grado de control interno. El PDI es personal docente y de investigación, no solamente, como ha hecho el señor Soro, referencia personal de investigación, es personal docente y de investigación. Por lo tanto, las dos del PAR, como ya hemos comentado, las aprobamos. Y la número dos del PAR nos parece más adecuada que la número cuatro de CHA, en relación a la recomendación del marco de negociación con la Universidad de Zaragoza. Por lo tanto, aprobaremos todas las que hemos comentado, salvo la cuatro de Chunta Aragonesista, y el resto las aprobaremos.

Muchas gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Solana.

A continuación, es el turno de la señora Fernández.

La señora diputada FERNÁNDEZ ABADÍA: Gracias, señora presidenta.

En relación con las propuestas de resolución en el informe de entidades locales, el Grupo Socialista ha presentado una que, en realidad, son dos, aunque van en el mismo..., como dos puntos de la misma propuesta, que son las dos cuestiones en las que hemos visto una mayor deficiencia dentro del informe, como es que hay un número importante de ayuntamientos que no han cumplido con los plazos establecidos para rendir la cuenta general. Por lo tanto, instamos a los ayuntamientos a que en próximos ejercicios se haga.

Y el segundo punto tiene que ver con la obligación de remitir a la Cámara de Cuentas la relación anual de contratos celebrados por dichas entidades.

Esas son las que hemos presentado.

En relación con la universidad, no hemos presentado ninguna.

Y en lo que tiene que ver con el resto de propuestas de resolución de otros grupos, en las relativas a entidades locales, vamos a votar a favor de todas, excepto la uno del PAR, que no nos queda clara, porque lo que hace es pedir que aquellas Administraciones locales que lleven dos años sin cumplir la obligación de rendir sus cuentas lo hagan a través de las comarcas. ¿Por qué no se puede hacer a través de las diputaciones provinciales? ¿Por qué no lo pueden hacer los propios ayuntamientos con la colaboración y el auxilio de la Cámara de Cuentas, que, como ya hemos visto, se lo está prestando y se lo va a seguir prestando? Bueno, creemos que no es esta la única opción y, por lo tanto, esa no la vamos a votar a favor.

En relación con las propuestas de la universidad, vamos a votar a favor de todas las de Chunta Aragonesista, aunque sí tengo que hacer constar en la número cuatro, donde se insta al Gobierno a establecer un modelo de financiación básica del 100%, el Grupo Socialista lo que propone y ha venido proponiendo es que se cumpla el acuerdo de financiación, que es lo que no se ha cumplido, que es del 80%; son veinte millones más los que ahora tendría la Universidad de Zaragoza para poder realizar sus competencias y, por lo tanto, esa es nuestra postura. Lo que hace aquí Chunta Aragonesista es elevar esta cantidad, por lo tanto, no lo vamos en contra, pero quiero que quede constancia de cuál es la postura del Grupo Socialista.

En relación con las propuestas del Partido Aragonés, estamos de acuerdo.

Y con las del Partido Popular, tenemos alguna cuestión en la que no estamos de acuerdo. He explicado en mi anterior intervención que es difícil el poder realizar un nuevo plan contable, que es la propuesta número uno, mientras la comunidad autónoma no lleve a cabo y no realice la normativa. Evidentemente, como se obliga a hacer ese plan contable, vamos a votar a favor; pero, al final, no me lo han aclarado los consejeros de la Cámara de Cuentas si realmente esto iba a tener su coste para la universidad.

La propuesta número dos, que lo que se solicita es que se elabore un presupuesto para que sea aprobado antes del comienzo del ejercicio económico, también he manifestado en mi intervención que mientras no haya un modelo de financiación estable, la universidad no puede hacer sus presupuestos antes, no los puede hacer antes, los hace más tarde, precisamente cuando sabe qué presupuesto se ha aprobado aquí en las Cortes y qué transferencia se va a llevar a cabo a la Universidad de Zaragoza. Por lo tanto, eso es imposible que lo lleve a cabo.

En relación con el punto ocho, que habla de la aprobación de una nueva relación de puestos de trabajo del PAS en un plazo de dos años, tampoco consideramos que sea posible porque es un tiempo que ya ha pasado y, por lo tanto, ese plazo es imposible cumplirlo. Por lo tanto, no lo vamos a apoyar.

La número nueve tampoco la vamos a apoyar, porque ya está hecha, ya se ha manifestado también en el debate de esta mañana, que es la que obliga a suspender la vigencia de los planes de jubilación voluntarios. Eso ya lo ha realizado... [Un diputado del G.P. Popular se manifiesta en términos ininteligibles.] ¿Lo ha retirado? Pues, discúlpenme, porque no he oído esa propuesta. De acuerdo.

Y en relación con la número diez, que habla de que haya una mayor transparencia en los procesos de selección de personal PAS vinculado a proyectos de investigación, no la vamos a apoyar porque, precisamente, está publicado en el Boletín Oficial de Aragón del 24 del dos del 2012 un acuerdo del Consejo de Gobierno de la Universidad por el que se aprueba la normativa que regula los contratos de trabajo de investigadores de carácter temporal para la realización de proyectos específicos de investigación científica y técnica. Por lo tanto, creemos que eso ya está cumplido y, como digo, publicado en el Boletín Oficial de Aragón, y no la vamos a apoyar.

Y la última, que es la número once, tampoco estamos de acuerdo con lo que explicita esta propuesta de resolución. Sí que lo estaríamos con el tema de los manuales de gestión de personal. Se pueden aprobar manuales de gestión, pero, evidentemente, el control horario de los docentes y de los investigadores, fundamentalmente de los investigadores, es absolutamente imposible de llevar a cabo, y no se hace en ninguna otra universidad. Por lo tanto, consideramos que esta no es una propuesta de resolución que merezca el apoyo del Grupo Socialista.

Gracias.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Fernández.

Para finalizar, señor Barrena, tiene la palabra para fijar la posición respecto a las propuestas.

El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señora presidenta.

Vamos a situarnos, como hemos anticipado antes, en todas aquellas que busquen mejorar las situaciones y resolver el problema que hay desde la preocupación por cómo y de qué manera se está teniendo en cuenta en el ámbito de las entidades locales las reflexiones que ya hemos hecho sobre las posibilidades y sobre la necesidad de apoyo. Y en ese sentido, decir que en lo que tiene que ver con las entidades locales, vamos a votar a favor de todas ellas, excepto de la número tres del Partido Popular, que nos abstendremos, simplemente porque creemos que el Partido Popular confunde claramente lo que tiene que ver con el coste y con el rendimiento de los servicios públicos. Y entonces, nos parece que es importante conocer lo que cuesta atender a la ciudadanía, pero, evidentemente, creemos que el rendimiento no puede formar parte de estos elementos, como se está planteando.

En lo que se refiere a la universidad, aclarados también los temas que han salido en el debate y una vez que ha retirado el Partido Popular la 9, tan solo tenemos reservas con la número 8 del Partido Popular, que es la de la RPT, que evidentemente compartimos la reflexión que se ha hecho del plazo y de la posibilidad de hacerla, y tampoco vamos a apoyar la número 11, también por argumentos que se han planteado sobre lo difícil que resulta el poder llevarlo a efecto con el personal docente investigador, precisamente por la tipología y la característica del profesorado.

Salvo esas, las demás las vamos a votar a favor.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Barrena.

Bien, dígame, señor Solana, ¿por qué?

El señor diputado SOLANA SORRIBAS: Por aceptar alguna de las propuestas del resto de los grupos que han hablado después, para que haya un poco más de consenso y podamos aprobar...

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Tres minutos.

El señor diputado SOLANA SORRIBAS: Voy a ser mucho más breve.

La numero 11 la vamos a retirar, porque ya hemos dicho que era en su mayoría coincidente con la del Partido Aragonés, que ya apoyamos. Por lo tanto, la número 11, que le creaba problemas a la señora Fernández —de la universidad hablo, ¿eh?, de la universidad—, la retiramos, y también ponía problemas el señor Barrena.

Y de la número 8, eliminamos la última parte de la última frase y nos quedamos en «aprobar una RPT del PAS actualizada en un plazo no superior a dos años». No decimos a contar desde cuándo, de cara a que pueda haber un mayor consenso de todos los grupos.

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Solana.

¿Podemos iniciar la votación? De acuerdo.

Bien, empezamos con la votación de las propuestas de resolución de Chunta Aragonesista al informe de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales.

Votamos la propuesta de resolución número 1 de Chunta Aragonesista. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Dieciséis votos a favor y dos abstenciones. Queda aprobada.

La propuesta de resolución número 2 de Chunta Aragonesista. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Dieciséis votos a favor y dos abstenciones. Queda aprobada.

Propuesta número 3 de Chunta Aragonesista. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Pasamos a las propuestas de resolución del Partido Aragonés.

Propuesta de resolución número 1. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Doce votos a favor, seis abstenciones. Queda aprobada.

Propuesta de resolución número 2 del Partido Aragonés. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuestas de resolución del Partido Popular..., del Grupo Parlamentario Popular, perdón.

Propuesta de resolución número 1. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 2. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 3. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Diecisiete votos a favor y una abstención. Queda aprobada.

Propuesta de resolución número 4. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 5. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 6. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Pasamos a las propuestas de resolución del Grupo Socialista.

Propuesta de resolución número 1. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Bien, pasamos a la votación de las propuestas de resolución presentadas al informe de la Cámara de Cuentas de Aragón para la fiscalización de las cuentas de la Universidad de Zaragoza.

Propuesta de resolución número 1 de Chunta Aragonesista. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 2 de Chunta Aragonesista. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 3. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 4. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? Perdón, repetimos la votación. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Ocho votos a favor, ocho en contra y dos abstenciones, con lo cual, queda rechazada.

Propuestas de resolución del Partido Aragonés.

Propuesta de resolución número 1. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 2. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuestas de resolución del Grupo Parlamentario Popular.

Propuesta de resolución número 1. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 2. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad... Ay, no, perdón. Repetimos la votación. Disculpen señorías. ¿Votos a favor? Doce votos a favor. ¿Votos en contra? Seis votos en contra. Queda aprobada.

Propuesta de resolución número 3. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 4. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 5. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 6. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 7. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

Propuesta de resolución número 8. Esta es la que ha sido modificada. ¿Votos a favor? Aprobada por unanimidad.

La número 9 ha sido retirada.

Propuesta de resolución número 10. ¿Votos a favor? ¿Votos en contra? ¿Abstenciones? Seis votos en contra, doce votos a favor. Queda aprobada.

Y la número 11 ha sido también retirada.

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664