Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Varios

Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales aragonesas correspondiente al ejercicio económico 2010.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 086 de Serie A (VIII Legislatura)
Intervinienen: Laguarta Laguarta, Antonio - Barrena Salces, Adolfo - Soro Domingo, José Luis - Blasco Nogués, Manuel Lorenzo - Fernández Abadía, Ana María - Garasa Moreno, Jorge

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señorías, comienza la sesión [a las diez horas y cuarenta minutos].

    Tiene la palabra el señor presidente de la Cámara de Cuentas por un tiempo de treinta minutos.

            Informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales aragonesas correspondiente al ejercicio económico 2010.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Muchas gracias, señora presidenta.

    Señoras y señores diputados, comparezco atendiendo el requerimiento realizado por el presidente de las Cortes de Aragón para realizar la presentación del informe de la Cámara de Cuentas de Aragón de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales aragonesas correspondientes al ejercicio 2010.

    Siendo esta la primera intervención que realiza la Cámara de Cuentas ante la Comisión Institucional, hemos tenido especial interés los tres miembros de la Cámara de Cuentas en comparecer los tres para resaltar el carácter de órgano colegiado que tiene nuestra institución y dejar bien claro que los informes y dictámenes que salen de la Cámara de Cuentas son adoptados de forma colegiada por los tres miembros que la componen.

    En los informes de fiscalización hay un proceso largo —suele durar varias semanas y hasta ahora han sido siempre varios meses—, que siempre empiezan con un acto colegiado, que es la aprobación de las directrices técnicas por las que se va a regir el informe y termina con un acto también colegiado, que es la emisión del informe.

    Hasta ahora, los cuatro informes de fiscalización que correspondían al plan del año 2011 emitidos por la Cámara de Cuentas han sido adoptados por acuerdo unánime de sus tres miembros, lo cual no quita que en el futuro pueda haber algún voto reservado, que alguno de los miembros de la cámara se reserve, pero, en todo caso, nos ha parecido interesante —esa es la razón por la que estamos los tres en este momento— resaltar el carácter colegiado de nuestros acuerdos e informes.

    Decía que se empiezan los informes de actuación de la Cámara de Cuentas con la aprobación de unas directrices técnicas en las que se fijan los objetivos que se persiguen con ese informe, el alcance que va a tener, tanto subjetivo como, sobre todo, de contenido al que se va a referir el informe y el plazo de realización.

    Una vez aprobadas las directrices técnicas, se designa un consejero, que es el responsable de presentar al consejo el resultado de las actuaciones, y durante todo ese tiempo, colabora..., mejor dicho, realiza los trabajos de campo y técnicos un equipo de auditoría, formado por los tres niveles de auditoría que existen en la Cámara de Cuentas: director o directora, técnicos de auditoría y ayudantes de auditoría. Estas personas realizan las actuaciones con un criterio técnico, según las normas de auditoría. No hace falta y no creo que sea el lugar para describirlas, pero, sobre todo, analizando las zonas de riesgo de la materia que estamos mirando, o sea, no se hacen las actuaciones a boleo, ni siquiera de forma aleatoria, porque eso es incompatible con una buena utilización de la auditoría, no vamos dando palos de ciego a ver qué sale, sino que previamente se realiza un análisis de las zonas de riesgo: dónde más riesgo hay de que haya una contabilización inadecuada o una inadecuada aplicación de la ley es donde actuamos especialmente los auditores y la Cámara de Cuentas.

    Bueno, me centro ya en el informe que es objeto de debate..., de presentación, perdón, en este momento. Me he equivocado con lo de debate porque nosotros no venimos a debatir, no venimos como vienen los miembros del Gobierno a dar explicaciones; nosotros, en este caso, somos coadyuvantes de las Cortes y venimos a dar las aclaraciones y explicaciones que sus señorías crean oportuno, y sus señorías, al final, serán los que acordarán las resoluciones que sean procedentes.

    Decía que el informe de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales por el año 2000 trae su origen en el mismo programa de prioridades que nos marcaron las Cortes de Aragón para ese año, en el que nos marcaban como prioridad, para nosotros vinculante, de que se realizara un informe general sobre la totalidad de las entidades locales, de sus organismos dependientes y del grado de cumplimiento del deber de rendir cuentas. Podrían añadirse o especificarse elementos concretos que interesase estudiar en el conjunto de las Administraciones Públicas. Esta fue la prioridad que nos marcaron las Cortes.

    En desarrollo de esta prioridad, la Cámara de Cuentas elaboró y aprobó un programa de actuaciones en el que se concretó lo relativo a la Administración local en realizar un informe de las cuentas generales de las principales Administraciones locales aragonesas que quedan incluidas en este informe, tal como marca la ley. La ley nos obliga todos los años a la Cámara de Cuentas, como prioridad, a revisar, a hacer un informe de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de Aragón, del Gobierno de Aragón y de las principales Administraciones locales aragonesas, sin especificar cuáles son las principales para la ley.

    Esas cuentas principales son las que hemos querido incluir en este informe general, pero además de realizar un informe general sobre todas las cuentas locales, nos hemos detenido, en particular, en tres materias concretas, que son: la contratación pública, puesto que es un factor importante, un sector importante de realización del gasto y de actuación de las entidades locales.

    En segundo lugar, el cumplimiento del plazo en el pago de las obligaciones reconocidas, de acuerdo con la normativa aplicable. Esto, a fecha de hoy, parece que es algo que ya está bastante avanzado, que las Administraciones Públicas realicen el pago a proveedores en plazo, más o menos aproximado; sin embargo, cuando realizamos la previsión nuestra y el programa de fiscalización, que fue los primeros meses del año 2011, todavía era un verdadero problema y por eso lo pusimos y hemos sacado nuestras conclusiones de cómo se realizó en el año 2011..., 2010, perdón.

    Y el tercer punto en el que hemos querido prestar particular atención ha sido la elaboración del presupuesto de ingresos y su incidencia en el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria en el año 2010. Sabíamos —creo que es admitido por todos— que hay que lograr la estabilidad presupuestaria, así es algo decidido, en fin, en España y en la Unión Europea. Una forma de no lograr la estabilidad presupuestaria es hinchar el presupuesto de ingresos para, de esa forma, justificar un equivalente de gastos, con lo cual lo que ocurre a final de año es que se han realizado los gastos, pero no se han conseguido los ingresos. Entonces, creímos en aquel momento que podía ser importante hacer un seguimiento de este aspecto.

    Expondré al final las consecuencias y está recogido en el informe que sus señorías creo que tienen o lo han tenido a su disposición desde hace dos meses y, por tanto, quizás, no sé si merece la pena que haga demasiado hincapié. Procuraré ser lo más breve posible.

    El equipo de auditoría que ha estado trabajando, el equipo técnico que ha estado trabajando está compuesto por un grupo de personas que son los profesionales de la Cámara de Cuentas. El consejero responsable del seguimiento, impulso y bajar al terreno de este informe es el consejero que les habla. Y conmigo ha trabajado un equipo de auditoría, asistiéndome directamente: la directora técnica de la Cámara de Cuentas, doña Teresa Loscertales; los técnicos de auditoría doña Ana Delgado, doña Fátima Fernández, don Miguel Luque y don Iván Berraquero, y como ayudantes de auditoría, don Miguel Ángel Abril, doña Mercedes Mirabal, doña Ana García, don Luis Bartolo y don Julio Lardiés. Y las labores informáticas las ha realizado el informático de la Cámara de Cuentas, don Joaquín Jiménez. Este equipo ha echado muchas horas y al final se han condensado los trabajos en el informe que en estos momentos estamos presentando.

    Las cuentas de las entidades locales, como sus señorías conocen, debieron haber sido presentadas antes del 15 de octubre del año 2011, lo cual no se realizó en su totalidad, como luego me detendré a exponer. Pero, claro, previamente a eso, como teníamos datos e información, sobre todo de contratos, se realizaron una serie de trabajos preparatorios, sobre todo, obtenidos de la plataforma informática del Tribunal de Cuentas. Existe una plataforma informática puesta en marcha por el Tribunal de Cuentas desde el año 2006, a la que nos hemos adherido los distintos órganos de control externo de las comunidades autónomas, de manera que los entes locales, para rendir las cuentas y para rendir la información de contratos, no tienen que enviarla a dos entes distintos, al Tribunal de Cuentas y a la Cámara de Cuentas, sino que, remitiéndolo en un único acto y por vía telemática, nos llega a los dos órganos de control: al del Estado y al de la comunidad autónoma. Eso ha supuesto, por lo menos, un ahorro de trámites para las entidades locales.

    Después de realizar los trabajos que fueron comenzados a principios de marzo, por fin, a principios de julio, la cámara aprobó un informe provisional. Se abrió un trámite de audiencia para que las entidades locales fiscalizadas pudieran presentar sus alegaciones. Se presentaron tres escritos de alegaciones propiamente dichas y otros siete de explicaciones, de por qué habían realizado las entidades locales determinadas actuaciones. Y el informe definitivo, finalmente, fue aprobado por la Cámara de Cuentas el 5 de septiembre y, en los días siguientes, ha sido remitido a las Cortes de Aragón, al Gobierno de Aragón para que pueda ejercer la tutela financiera sobre las entidades locales que le atribuye el artículo 114 del Estatuto, también ha sido remitido al Tribunal de Cuentas del Estado y el informe ha sido publicado en el Boletín Oficial de las Cortes de Aragón y en el portal informático de la Cámara de Cuentas, además de haberse realizado una notificación individual a cada una de las entidades locales auditadas.

    El contenido del informe está agrupado en siete capítulos y recoge diecisiete anexos detallados.

    El objetivo básico que se pretendía era que, en primer lugar, todas las entidades locales presentaran sus cuentas y remitieran la documentación que están obligadas a enviar. Hemos tenido muy claro el principio de que la transparencia es un principio inexcusable: la transparencia es el primer requisito, como decía —estoy citando una frase, aunque no cito el autor—, «la transparencia es el mejor antídoto contra la corrupción».

    En primer lugar, la elaboración de las cuentas es útil para el propio órgano gestor que lo realiza y, naturalmente, como se está tratando de dinero público, ese dinero público debe estar sometido a una fiscalización que, en este caso, la función la tiene encomendada por ley la Cámara de Cuentas de Aragón.

    En cuanto al alcance del informe, se refiere a todas las entidades locales aragonesas. El trabajo ha estado limitado por la falta de presentación de bastantes cuentas, con lo cual, si bien recoge la mayoría de las cuentas de las entidades locales aragonesas, algunas no están incluidas en este informe porque no nos fueron remitidas sus respectivas cuentas. El detalle está en los anexos, y si alguien tiene interés en ver qué ayuntamientos o qué entidades han presentado o no han presentado cuentas a tiempo, están relacionadas.

    Como decía, la presentación de las cuentas se ha hecho exclusivamente por vía telemática, a través de la plataforma telemática del Tribunal de Cuentas.

    En diversos capítulos se analizan aspectos concretos. En primer lugar, nos planteamos que era necesario determinar cuál es la composición del sector público local aragonés, es decir, tener relacionadas y censadas todas las entidades locales de las diversas clases y naturalezas que hay.

    Hay una delimitación en el artículo segundo de la Ley de Cámara de Cuentas que dice qué se entiende por sector público aragonés a los efectos de nuestra fiscalización. Ese artículo lo hemos completado con las disposiciones de la Ley de Administración Local de Aragón y hemos hecho una relación de todas las entidades locales que hay y sus órganos dependientes.

    Como entidades locales principales, la entidad básica, naturalmente, es el municipio. Pero junto con los municipios, en Aragón, existen las comarcas, las provincias (que son regidas por las diputaciones provinciales), las entidades locales menores y las mancomunidades de municipios y las comunidades de villa y tierra. Junto con estas entidades locales principales, hay una serie de organismos autónomos locales creados por las primeras, hay entidades públicas empresariales locales y sociedades mercantiles públicas.

    Además, hay otra serie de entidades que no están adscritas propiamente a una sola, como pueden ser los consorcios, las fundaciones, asociaciones participadas mayoritariamente por entidades locales aragonesas... En definitiva, nos ha salido un censo de entidades sujetas a fiscalización que están recogidas en las páginas 6 y 7 del informe y que en total salen mil setenta y nueve entidades.

    De estas mil setenta y nueve entidades, están obligadas a presentar cuentas todas, salvo las fundaciones. Las fundaciones, por el régimen especial que tienen, están sujetas a fiscalización, pero no tienen obligación de presentar la cuenta si no se les solicita, con lo cual no la han presentado a través de la plataforma informática, por lo que hay esa pequeña laguna de treinta y cinco entidades que son fundaciones y que no están recogidas en el informe. Las demás están todas en el informe.

    En definitiva, hemos realizado la auditoría sobre mil cuarenta y cuatro entidades, de las cuales, entes principales son ochocientas setenta y ocho, y las otro ciento sesenta y seis son entes dependientes, es decir, organismos autónomos, sociedades mercantiles, etcétera.

    En los cuadros que están en el informe, hemos clasificado a su vez los ayuntamientos, dada la diversidad que hay de unos y otros, en siete tramos. Tampoco se ha hecho de una forma aleatoria, sino que se ha hecho con arreglo a criterios que nos han parecido racionales. Por ejemplo, hemos puesto mayores de cien mil habitantes, entre los cuales está el Ayuntamiento de Zaragoza, que es distinto de todos los demás por su dimensión sobre todo.

    Hemos marcado un límite de cinco mil por un detalle muy importante a la hora de las cuentas, que es que los municipios de cinco mil habitantes en adelante tienen que tener interventor, además de secretario, mientras que no así los pequeños, con lo cual, parece que los de más de cinco mil habitantes es inexcusable que presenten sus cuentas y su documentación, porque tienen dotación personal suficiente, pero no así los más pequeños.

    Este ha sido el censo que hemos utilizado y que creemos que es más o menos definitivo, perfeccionable y variable cada año.

    Un segundo capítulo —el tercero en la numeración del informe— lo hemos dedicado a lo que creemos que es el núcleo del informe, que es la rendición de cuentas generales presentadas por las entidades locales aragonesas.

    La obligación de rendir cuentas viene cimentada en el informe, en el artículo 136 de la Constitución, en la propia Ley reguladora de bases, en la Ley de la Cámara de Cuentas..., pero de lo que creo que nadie tiene dudas es que hay que rendir cuentas, o sea, es la primera obligación, lo cual no se cumple o no se cumplía hasta entonces.

    Antes del año 2010, en el que hemos empezado a actuar nosotros, en plazo, al 15 de octubre del año, habían presentado su cuenta solamente un 5% de las entidades. Nosotros empezamos una campaña intensa desde que tomamos posesión en la Cámara de Cuentas para que las entidades locales presentaran sus cuentas. Afortunadamente, tuvimos éxito y podemos comparar que el 15 de octubre la cifra de presentación de cuentas había subido de un 5% a un 35%, pero un 35% sigue siendo insuficiente.

    Tuvimos reuniones con los ayuntamientos, apoyados en las diputaciones provinciales. Se realizaron tres requerimientos por escrito en distintas fechas para que fueran presentando sus cuentas y, finalmente, en este mes de septiembre pasado, el consejero señor Rufas y la directora técnica citaron a todas las entidades que no habían presentado cuentas —creo que andan por las ciento cincuenta y tres— y las han citado personalmente en su despacho para saber cuáles han sido las razones por las que no han presentado las cuentas. Ha sido también fructífera la gestión puesto que, a fecha de hoy, de las ochocientas setenta y ocho entidades, solamente cincuenta y cinco no han presentado cuentas. Cincuenta y cinco, creemos que en este momento..., bueno, pues, todavía habría que exigirles, pero se trata en su inmensa mayoría de municipios muy pequeños, y digo muy pequeños, menores de cien habitantes, salvo el caso de un ayuntamiento que nos llama la atención, que ya es de los históricos en Aragón, que es Tamarite de Litera, que no ha presentado cuentas nunca desde que existe la plataforma informática, o sea, desde el año 2006.

    Bueno. Hemos agrupado las entidades por rendición de cuentas, en fin, están puestos en varios anexos: las que las presentaron ante del 15 de octubre, las que las han presentado hasta fin de año. En fin, hemos puesto un mapa en el que, en colores, se ven los municipios que las han presentado. Lo llamativo es que van agrupados por grupitos próximos, lo cual quiere decir que algo tiene que ver también con la estructura de la propia organización administrativa. O sea, un secretario que se ocupa de varios ayuntamientos o presenta cuentas o no presenta cuentas, o las presenta en plazo o no las presenta. Y eso se ve claro con este mapa en colores que está ahí.

    Hemos dedicado también un capítulo importante en la página 18: creemos que es importante hacer el seguimiento de cómo los ayuntamientos han realizado los distintos trámites relativos a la gestión del presupuesto y a las cuentas, o sea, en qué fecha han aprobado los presupuestos, si lo han hecho en plazo o no, si han formado la cuenta en plazo, si ha aprobado el ayuntamiento en plazo y si han presentado las cuentas. Los resultados están en la página 19. El presupuesto fue aprobado en plazo en el 89% de los casos, la cuenta fue formada en plazo en el 58% de los casos y fue aprobado en plazo en el 60%. Dejamos claro en el informe también que la presentación de la..., mejor dicho, que la aprobación de la cuenta en el Pleno no quiere decir que se esté conforme con todas las actuaciones que se han hecho, sino simplemente con la contabilización. O sea, puede alguien, algún concejal no estar de acuerdo con las actuaciones que se han hecho, pero eso no es óbice para que no se apruebe la cuenta. Esta razón, en bastantes casos, nos ha sido alegada.

    Dedicamos un capítulo a hablar de las principales magnitudes presupuestarias, económicas y financieras agregadas del sector público aragonés, y hemos destacado unos cuantos indicadores que nos parecen por lo menos significativos o curiosos respecto a la gestión del gasto público. Los datos están agregados, con lo cual, la conclusión es general; pero, por lo que se refiere a la ejecución del presupuesto de ingresos y gastos, podemos decir que el presupuesto de gastos varía según el tamaño de los ayuntamientos, según el tipo de entidades. En fin, en definitiva, las cifras que se manejan dentro del sector local son manejadas por los ayuntamientos en un 73% de los recursos, un 73% los ayuntamientos, un 20% las diputaciones provinciales y un 6% las comarcas.

    Los presupuestos, por la legislación local, a diferencia de la comunidad autónoma y del Estado, en la Administración local no tienen que presentarse equilibrados. O sea, estamos acostumbrados a pedir siempre un presupuesto equilibrado entre los ingresos y los gastos. En la Administración local es obligatorio presentarlo o equilibrado o con superávit; no se puede presentar con déficit. Ha habido cuarenta y cuatro municipios y una comarca que han presentado un presupuesto con superávit inicial, lo cual es legal, pero hubo un ayuntamiento que lo presentó con déficit, lo cual no es permisible.

    En cuanto a la ejecución presupuestaria, está recogida en la página 22, tanto en cifras absolutas como en porcentajes, y podríamos decir que la ejecución del presupuesto de gastos se realizó en un conjunto en un 77% y el presupuesto de gastos en un 75%.

    Hemos dedicado una particular atención a lo que se llama la estructura del presupuesto de gastos, a la clasificación por programas. Como sus señorías bien conocen, los presupuestos se presentan con arreglo a tres criterios: la clasificación orgánica, que indica qué órgano gasta, quién gasta; la clasificación económica, que dice en qué clase de gastos se realizan, es decir, en qué se gasta, quién gasta, en qué se gasta, y la tercera, a la que se suele aludir muy poco, pero en la que nosotros hemos querido poner énfasis, es para qué se gasta, la clasificación funcional, y ahí está recogido, en la página 23-24, en un cuadro en el que hemos desglosado todas las cuentas de todos los entes públicos locales por las distintas funciones de gasto.

    Entonces, está dicho cuánto gastan en porcentajes los ayuntamientos, las entidades locales menores, las diputaciones provinciales, las comarcas, las mancomunidades y los consorcios en las distintas funciones de gasto: qué gastan en vivienda, qué gastan en medio ambiente, qué gastan en educación, qué gastan en sanidad, qué gastan en industria, en turismo, etcétera. Este cuadro muestra que prácticamente todos gastan en todo. Muy pocas columnas hay que estén con cero en porcentaje. O sea, todos los niveles de Administración local, hablando en términos generales, realizan todo. Esa es una consideración que sé que está en este momento y que puede interesar a sus señorías en la reorganización que se hace.

    Los ayuntamientos, en concreto, dedican la mayor partida de gasto (es un 29%) a gastos de servicios de carácter general; un 13%, en bienestar comunitario; un 10%, en gastos de vivienda y urbanismo, y en partidas menores, entre un 5% y un 6%, para políticas de cultura, servicios sociales y promoción social.

    Las diputaciones provinciales se dedican principalmente a políticas de bienestar social: un 20%, a infraestructura; un 19%, a cultura o a gastos de servicio general.

    Las comarcas dedican sus recursos a servicios sociales y promoción social en un 23%; a bienestar comunitario, un 16%, y a gastos de carácter general, un 15%, etcétera.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le quedan cinco minutos.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Muy bien. Muchas gracias, señora presidenta.

    Hay clasificaciones económicas que sus señorías las pueden ver, se estudian también los resultados del resultado presupuestario y el de remanente de Tesorería.

    Y en cuanto a indicadores, hemos puesto algunos que nos han parecido significativos, como el endeudamiento por habitante en las distintas entidades; en la página 35 está ese cuadro, y es curioso..., vamos, es algo sabido, pero queda claro que el endeudamiento por habitante en los ayuntamientos es mayor a medida que crece el número de población. Otros indicadores son el gasto por habitante y la inversión por habitante, que, al revés que lo anterior, es mayor a medida que decrece la población. La presión fiscal por habitante, también en los ayuntamientos, es mayor cuanto mayor población tiene el ayuntamiento..., el municipio.

    Y, brevemente, ya para terminar, los tres aspectos especiales que nos hemos fijado en el informe, que es la contratación en términos generales, salvo que no nos mandan suficiente información y no nos mandan la relación de contratos, y, por tanto, no es un conclusión general lo que hacemos, pero creemos que de los contratos que nos han sido remitidos se hace, en términos generales, correctamente la utilización de los procedimientos y los tipos de contrato. Hacemos algunas observaciones respecto a los pliegos de cláusulas que figuran en los contratos, insistiendo en que, quizás, debería darse mayor importancia al factor precio y delimitar mejor los criterios de valoración subjetiva.

    En cuanto al cumplimiento de las obligaciones reconocidas, dedicamos un capítulo, y hay un cuadro en la página 45 en el que, en conjunto, de las entidades locales, podemos decir que cumplir, cumplir el plazo de realización de los pagos, que era de sesenta días y de cincuenta y cinco, según el semestre, la única entidad que los cumplió en plazo medio fue la Diputación Provincial de Huesca; los demás, todo el mundo tiene un pequeño fallo.

    Hay algunos ayuntamientos que están muy cerca de haberlo logrado bien, y los cito, en su alabanza: Alagón, Binéfar, Cuarte de Huerva, Fraga, La Almunia de Doña Godina y Tarazona.

    Finalmente, en cuanto a la elaboración del presupuesto de ingresos y su incidencia en el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, está en las páginas 46 y siguientes, y la conclusión está en un cuadro final de la página 51 en el que hay un mayor gasto que ingreso, o sea, ha habido una cierta desestabilidad presupuestaria en conjunto en el sector local de cuarenta y cuatro millones, que se ha producido la mitad en el Ayuntamiento de Zaragoza y el resto en las diputaciones provinciales en cuantía notable y algo en las comarcas.

    Como recomendaciones, en nuestro informe hacemos tres: una, a las propias entidades locales, pidiéndoles que presten especial atención al cumplimiento del ciclo presupuestario, en concreto, el estricto cumplimiento de los plazos de la confección y aprobación del presupuesto y a la rendición de la cuenta general.

    Hacemos una segunda recomendación, sin decir a quién, porque, quizá, no es nuestra competencia decir si la recomendación es al Gobierno de Aragón, es a las diputaciones provinciales o a las comarcas, pero creemos que debería intensificarse la prestación de servicios de cooperación y asistencia a municipios para que los municipios pequeños que no tienen estructura puedan presentar las cuentas y cumplir con estas obligaciones de rendición de cuentas y presentación de información de contratos. No nos manifestamos si tienen que ser las comarcas, las diputaciones o el Gobierno de Aragón, pero alguien debería prestar esta asistencia a los municipios.

    Y, finalmente, a la vista del escaso cumplimiento en la remisión de contratos que se han realizado, pues, se recomienda también que se envíen a los órganos de fiscalización.

    El trámite de audiencia se cumplió, aunque hubo muy pocas alegaciones; en el informe, hay un tocho segundo en el que se analiza uno por uno cada uno de los ayuntamientos, se le dedican tres páginas a cada uno, con sus datos presupuestarios de ejecución y demás.

    Creo que lo han visto los ayuntamientos y parece que están todos conformes, salvo tres escritos de alegaciones a los cuales hemos dado la razón a uno y otros dos, pues, no creíamos que era pertinente.

    De todas formas, estamos dispuestos a contestar a las ampliaciones que sus señorías tengan a bien presentarnos.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Laguarta.

    Es ahora turno de los representantes de los grupos parlamentarios por un tiempo máximo de quince minutos cada grupo. Tiene la palabra para comenzar, por el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida de Aragón, el señor Barrena.

    El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días y bienvenidos, señores consejeros de la Cámara de Cuentas y también a quienes les acompañan.

    Gracias por su información y también gracias por el trabajo y, bueno, por la forma cómo nos llegó, lo completo que es y cómo nos ha permitido conocer y analizar, y es verdad que deberíamos de completarlo con un análisis más sosegado que debería de, por lo menos, clarificar exactamente qué es lo que se pretende y qué es lo que se busca.

    Yo parto de algo que queda muy claro en el informe y es que podemos calificar de desastrosa la situación que hay en todo el ámbito de las Administraciones locales aragonesas en lo que se refiere al trabajo que ustedes nos han presentado, que es exactamente la presentación de sus cuentas. Eso es así y no se puede negar, y a partir de ahí, eso es lo que pensamos desde Izquierda Unida que hay que mejorar y, por lo tanto, hay que garantizar de la mejor manera posible y, por lo tanto, esto entendemos que es un punto de partida y hacia él habrá que avanzar, el que este desastre deje de ser un desastre cuanto antes, porque, evidentemente, significará que se cumplen todas las premisas que se tienen que dar cuando se gestiona algo público, como son las entidades locales y, por lo tanto, está clarísimamente sometido a control, es transparente, es legal y, en ese sentido, es lo que creo que es en primer lugar trabajo de ustedes, pero, como bien han dicho, ustedes trabajan con esta casa y, por lo tanto, yo asumo que es trabajo de todos y, por lo tanto, también de los grupos parlamentarios.

    Dicho esto, algunas reflexiones que creemos que el informe no permite profundizar en ello, no lo permite, precisamente, por la realidad de lo que, en nombre de Izquierda Unida, les voy a trasladar, ¿no?

    Usted lo ha dicho: las Administraciones locales, las que tienen obligación de tener interventor y secretario, o interventora y secretaria, están en mejores condiciones de poder cumplir esto, son las que, digamos, no tienen excusa para no cumplir esto. Pero, claro, ¿qué ocurre?, que de los setecientos treinta y un municipios que hay en Aragón, tan solo veinte, tan solo veinte son de más de cinco mil habitantes, tan solo veinte.

    No entro en si están cubiertas las plazas de secretario o secretaria, interventor o interventora, que sería otro problema a analizar, porque saben ustedes que también es deficitaria por decisiones que se toman la cobertura de estas plazas y vacantes.

    Entro luego en otra parte en la cual usted también ha insinuado algo y, evidentemente, creemos que así debería ser: ¿qué nivel de cumplimiento tienen las diputaciones provinciales y las comarcas en cuanto a la obligación de asistencia a los municipios? Y nos parece que no están cumpliendo y, por lo tanto, una parte importante del debe hay que achacárselo a las diputaciones provinciales y a las comarcas.

    ¿Por qué les digo esto también? Porque mire, dato: veinte de setecientos treinta y uno son de más de cinco mil habitantes, pero es que hay quinientos veintiséis de setecientos treinta y uno que son menores de quinientos, y de esos quinientos veintiséis, doscientos y pico no llegan a doscientos, y esto lo tenemos que tener en cuenta y tenemos que aportarles soluciones, tenemos que aportarles soluciones.

    Por lo tanto, yo creo que una parte importante, una conclusión importante que hay que sacar de su informe es cómo y de qué manera se le dota de medios a toda la Administración local aragonesa para que pueda cumplir sus obligaciones. Y ya sé que es diferente el tema de los veinte e, incluso, dentro de los veinte, pues, fíjese si es diferente la situación de Zaragoza a la de Huesca, Teruel, y ya no le voy a decir, pues, a la de Barbastro y Binéfar, por ponerles un ejemplo. Y, por lo tanto, yo creo que esa es una realidad que tiene que haber.

    ¿Qué ocurre? Que yo creo que estamos ahora en un momento en el que hay un debate profundo sobre cómo reordenamos la Administración local, y temo que se va a perder la oportunidad, porque se va a abordar una reordenación de todas las Administraciones locales no pensando en el servicio al ciudadano, no pensando en la transparencia, no pensando en facilitar la prestación de servicios, no, no, se va a hacer, como usted también ha dicho, pero eso no lo comparte Izquierda Unida, que todo el mundo asume el tema de la estabilidad presupuestaria. Pues, no, no lo asumimos, porque la estabilidad presupuestaria nos está demostrando a dónde nos lleva, y entonces, no lo asumimos, creemos que se puede hacer de otra manera.

    Porque ese es otro de los elementos que hay que tener en cuenta en este primer informe que ustedes nos presentan, porque es el primer informe, corresponde a 2010, y es cuando la crisis empieza a manifestarse, pero todavía se niega.

    Y a partir de ahí, por la mala gestión de la crisis que hacen fundamentalmente las Administraciones que están por encima de las Administraciones locales, porque ya discutiremos sobre la cuenta general de la comunidad autónoma, ya la discutiremos también, porque ahí entiendo que no hay problema de personal; el gran serruchazo se lo van pegar a partir de ahora, pero hasta ahora lo han tenido, pero ya discutiremos también de la cuenta general de la comunidad autónoma en su momento.

    Entonces, a partir de ahí, lo que demuestra también su informe es que los mecanismos puestos en marcha por la crisis han dificultado la gestión de las Administraciones locales, porque la asfixia económica les ha llevado a incumplir el plan de pagos a proveedores, como también ha hecho el Estado y como también hacen las diputaciones generales, ¿eh?, también. Y eso también hay que tenerlo en cuenta.

    ¿Qué es la otra cuestión que demuestra su informe al cual pensamos que habría que dar salida y mucho nos tememos que tampoco se va en esa dirección? Fíjese, lo ha dicho usted. Resulta que, a medida que decrece el número de habitantes, la inversión es mayor. ¡Claro! No es lo mismo un colegio para veinte niños que para trescientos, pero esos niños y niñas tienen derecho a un colegio.

    Y, por lo tanto, este informe creemos que debe servir para tener en cuenta algo que creemos que tampoco se está teniendo en cuenta, que es preocuparse de la vertebración territorial, es preocuparse del medio rural y es preocuparse de los ciudadanos y ciudadanas que pagan impuestos exactamente igual que los que los pagan en las grandes ciudades, a tener resuelto el problema, y eso lo tienen que hacer a través de los ayuntamientos, y su informe dice que tampoco se está haciendo.

    Por lo tanto, nosotros pensamos que su buen informe, su magnífico informe, es un punto de partida para empezar a arreglar y a solucionar las cosas. Pero creemos que empezar a arreglar eso y solucionar las cosas se tiene que hacer, primero, de una manera consensuada; segundo, de una manera razonable. Y no digo razonada porque, últimamente, la razón les está llevando a meter el serrucho a todo a quien puede meter el serrucho, que ahora lo tiene. Algún día les quitaremos el serrucho, pero, de momento, todavía lo tienen. Y por lo tanto, les digo ¡razonada!, razonable, porque, en definitiva, eso se plantearía.

    En ese sentido, bueno, nosotros vamos a apoyar las propuestas de resolución que se han planteado en relación a alguno de estos temas, pero nos parecen insuficientes los temas que se han planteado. Nos parecen, clarísimamente, muy coyunturales. Pero nos parece que deberíamos aprovechar clarísimamente la circunstancia y, clarísimamente, la situación para tres cosas: la primera y fundamental —al menos, para Izquierda Unida— es conseguir mejorar la atención a la ciudadanía, que, evidentemente, el control de las cuentas es una parte importante, sobre todo porque ahí se ven problemas de ingresos y problemas de gastos. Y vuelven a demostrar claramente lo que está ocurriendo y lo que está pasando.

    La segunda, nos parece que la ciudadanía tiene derecho a saber qué pasa en sus ayuntamientos, en sus comarcas, en sus diputaciones provinciales..., mientras no las cerremos, y en el Gobierno de la comunidad autónoma, exactamente igual que en el Estado. Pero para que eso se pueda hacer, nos lleva a la tercera parte, hay que dotar de medios para que lo puedan cumplir, y, por lo tanto, en ese sentido, es donde nosotros creemos que habría que insistir en esos tres puntos básicos y fundamentales.

    La verdad es que nos salían, bueno, un montón de propuestas de resolución, pero veíamos que se escapaba del debate, porque nosotros no queremos que su buen trabajo sirva, única y exclusivamente, para hablar solo de los temas que, evidentemente, es en lo que ustedes lo sitúan, porque es su campo de trabajo; es decir, no estoy planteando con esto que ustedes..., en absoluto, ¿eh? Pero estamos en la Comisión Institucional, estamos en las Cortes, estamos los cinco grupos y están ustedes; y yo creo que entre todos y todas, en definitiva, lo que hay que hacer es profundizar en la mejora de la situación. Y, por lo tanto, hay que continuar.

    Pero, insisto, nos parece básico y fundamental el tema de la prestación de servicios a los ciudadanos; nos parece básico y fundamental que los ayuntamientos, las entidades locales tengan posibilidad de cumplir todos sus medios y objetivos, y uno es el de rendir cuentas con satisfacción y transparencia, pero el otro es poder desarrollar su misión y su tarea, y la tercera es que nosotros creemos que esto lo que nos dice clarísimamente es que en la propuesta que hagamos de reordenación de todas las Administraciones locales, tenemos que tener en cuenta la realidad territorial, cómo y de qué manera se presta servicios a la ciudadanía y cómo y de qué manera se atiende al territorio. Y como eso es, si quieren, colateral y desde luego se sale de su ámbito, pues, evidentemente, por eso hemos optado por no presentar ninguna propuesta de resolución. Pero sí que queríamos situar este debate en este foro, porque nos parecía importante.

    Muchas gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Barrena.

    A continuación, por el Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista, tiene la palabra el señor Soro.

    El señor diputado SORO DOMINGO: Muchas gracias, señora presidenta.

    En primer lugar, les doy la bienvenida, en nombre de Chunta Aragonesista, a esta comisión y les doy también la enhorabuena a ustedes y a todo el personal de la Cámara de Cuentas por el trabajo que desarrollan. Sin duda, desde que existe la Cámara de Cuentas y desde que ustedes..., cuando digo ustedes, digo, por supuesto, todo el personal —a mí me ha gustado mucho que el señor presidente diga nominalmente a las personas que han intervenido en el informe—, yo creo que esa idea de colegiación fue un acierto y, además, al desatascar la ley, fue cuando dejó de ser unipersonal y fue colegiado. La Cámara de Cuentas, yo creo que dice mucho de cómo se trabaja colegiadamente y en equipo en la Cámara de Cuentas. Digo que desde que existe la Cámara y ustedes trabajan, Aragón es una comunidad autónoma muchísimo más transparente, esto es una evidencia; por eso, en primer lugar, gracias y, como digo, la enhorabuena.

    Con este informe, por un lado, tenemos una fotografía de un momento determinado, del año 2010. Una fotografía expresiva hasta donde puede ser expresiva, porque, claro, las dificultades de que la Cámara de Cuentas disponga de toda la información necesaria son evidentes, sobre todo en materia de contratación, de la que luego hablaré. Pero lo importante ya no solamente va a ser esa visión sincrónica, sino la diacrónica; es decir, conforme vayan pasando sucesivos ejercicios y vayamos teniendo sucesivos informes de la Cámara de Cuentas. Ahí veremos, además, la evolución y podremos tomar decisiones.

    Porque yo creo que este informe, más allá de que hagamos una valoración política, tiene que ser útil y más en un momento como el actual en el nivel que nos estamos replanteando cómo tiene que ser la estructura territorial de Aragón, cómo engarzamos municipios, comarcas, diputaciones, en un momento, además, en el que va ser muy complicado hacerlo bien. Va a ser muy complicado porque ya sabemos que PP y PAR ya han hablado y van a traer un contrato de adhesión a estas Cortes. Va a ser muy difícil, por desgracia, que avancemos con consenso.

    Por eso digo que tiene que ser útil, y aquí hay datos muy interesantes de cuál es la estructura económica financiera de las entidades locales aragonesas.

    En primer lugar, lo que más destaca es la complejidad. Muchas veces tenemos la sensación de que el mundo local, las entidades locales, algo muy sencillo como es el municipio, provincia, comarca, pues, vemos la complejidad, el enorme número de entidades que forman parte de esta categoría, casi mil ochenta, mil setenta y nueve entidades, incluidas las fundaciones, con lo cual, eso da cuenta de la complejidad. Y da cuenta de algo que ya sabemos, que es el desequilibrio, pero Aragón siempre ha sido así, y eso no es ni malo ni bueno, es parte de nuestra esencia. Siempre hemos vivido prácticamente la mitad —ahora, ocurre— de la población en Zaragoza, y después ha habido muchísimos núcleos de población con muy poca población. Esto siempre ha sido así, y como digo, esto es parte de la esencia aragonesa. Por eso no hay que tomarlo como un problema, hay que tomar las decisiones para resolverlo, es decir, hay que impulsar las comarcas, plantear la desaparición de diputaciones provinciales, es decir, sacar de las conclusiones que ustedes hacen lo que puede ser útil, como digo, para tomar decisiones.

    Hay un gran problema que se ve en su informe. A mí me llamó la atención que el objetivo básico del primer informe sea que se pueda hacer el informe, porque, en definitiva, el objetivo básico era que las entidades locales permitieran la documentación a la que están obligados por ley. Eso es muy llamativo. O sea, el primer objeto que nos planteamos es que podamos hacer el informe. Han hecho muchísimo trabajo, y usted lo ha contado y nosotros lo hemos leído, con reuniones previas en el primer semestre coordinadas con las diputaciones, un primer escrito que creo que era de septiembre, otro oficio que creo que era en octubre, otro oficio en diciembre. ¡Hombre!, han conseguido mucho, han pasado de forma espontánea, digamos, de 5% a un 35%, creo que era, del 2009. Lo que está claro es que si la Cámara de Cuentas no existe y es el Tribunal de Cuentas en Madrid, ahí, lejos, un ente —lejos y tarde— que ve estas cosas, pues, no se reacciona, y han conseguido finalmente que sí que se reaccione y que haya un nivel interesante. Y después, ha seguido usted haciendo su trabajo y se ha conseguido al final un nivel bastante aceptable, del 76% creo recordar, de entidades que sí que han mandado finalmente.

    Claro, es muy preocupante que siga habiendo ayuntamientos... Me parece muy bien el criterio del interventor: en ayuntamientos de más de cinco mil, creo que son veinticuatro ayuntamientos, cuatro siguen sin remitirlos. Eso es imperdonable. Y las comarcas, que a mí me preocupa mucho que haya cuatro comarcas, creo que son..., cinco comarcas, de treinta y dos, las que no lo han remitido. Eso es muy preocupante, eso, desde luego, es lo que nos tenemos que plantear.

    Yo le hago una pregunta porque no le he entendido. Ha dicho que solo hay cincuenta y cinco entidades que no han remitido la documentación. No sé si se refería todavía a la del 2010, que han seguido ustedes pidiendo, o se refería a la del 2011, porque yo le quería preguntar por 2010, es decir, que han seguido insistiendo..., pues, enhorabuena, han conseguido casi la totalidad técnica.

    Ya sé que escapa del debate de hoy y no sé si tiene el dato, pero le quería preguntar cómo va el 2011, ¿cómo ha ido hasta el 15 de octubre del 2011, y si hemos conseguido ya mejorar el número de remisión? De todas formas, ya le digo que ese es el principal reto que nos encontramos en estas Cortes, no ustedes, porque bastante hacen ustedes. Tenemos que encontrar una solución en estas Cortes.

    Ustedes plantean una como recomendación, y es introducir reformas legales para que las entidades locales no perciban ya sus subvenciones si no rinden cuentas. Le anuncio que desde Chunta Aragonesista hemos cogido el guante y no hemos hecho una propuesta de resolución sobre esto, hemos hecho una enmienda a la Ley de presupuestos. Hemos hecho una enmienda porque eso podemos tenerlo aprobado ya para el ejercicio que viene, una enmienda que espero que se apoye por el resto de grupos en la que planteamos precisamente esto: una adicional del texto articulado a la Ley de presupuestos por que se regulen las condiciones en la Ley de presupuestos de concesión de subvenciones, y planteamos eso, que las entidades locales que no rindan cuentas a la Cámara de Cuentas no puedan acceder a ayudas o subvenciones. Vamos a ver si por la vía coercitiva lo conseguimos.

    Pero en la vida, es mejor razonar, y por eso también planteamos una propuesta de resolución que defenderé más adelante esta mañana, de que sean estas Cortes las que se dirijan también a las entidades locales, echarles ahí una mano para conseguirlo.

    En todo caso, yo estoy convencido de que en 2011, más entidades locales mandarán información; en 2012, en 2013 y, al final, tendremos esa visión a lo largo del tiempo y ya será natural y normal que se asuma que hay que informar a la Cámara de Cuentas porque es esencial y para eso la hemos creado, es esencial para la transparencia, y la transparencia es consustancial sin duda a la democracia.

    Es muy preocupante también que no se cumplan los plazos por las propias entidades locales de la formación y la aprobación de las cuentas generales. Difícilmente van a cumplir el plazo de rendición de cuentas si no cumplen el plazo. En torno al 60%, creo recordar, son las que forman la cuenta general en plazo y en torno al 60% las que la aprueban en plazo.

    Yo veo complicado, respetando la autonomía municipal, ver cómo desde estas Cortes conseguimos que se haga ese apoyo desde diputaciones o comarcas. Me preocupa que en este momento sigamos impulsando las diputaciones, en un momento en el que deberíamos estar haciendo todo lo contrario, me preocupa también y lo digo abiertamente, que si las propias comarcas no cumplen, ¿cómo le vamos a decir a una de las comarcas que no ha rendido cuentas que ayude a los ayuntamientos, a los municipios de su ámbito territorial a que lo hagan? Yo creo que debería asumirse esta competencia por el Gobierno de Aragón. Ustedes están planteando diputaciones, comarcas... Quizá, desde el Gobierno de Aragón, desde el departamento correspondiente, tendría que plantearse esta labor de impulso, de ayuda, de coordinación.

    La cuestión de contratación es sencillamente..., no sé qué adjetivo utilizar, pero es inadmisible. Es inadmisible que una obligación legal tan importante como es mandar la relación anual y la información de los contratos no se cumpla. Es que estamos en un nivel del 18%, creo recordar que era, del 18% de cumplimiento, pero con algunos datos escalofriantes. En ayuntamientos, remiten relación anual el 24%; comarcas, el 9%, pero es que luego, de consorcios, entidades públicas empresariales, organismos autónomos y sociedades mercantiles, el cero, directamente el cero.

    Ahí también, desde luego, deberemos hacer algo porque es muy complicado que ustedes hagan su trabajo. Es que creo que lo dicen y yo creo que lo tenemos todos asumido, que la información que recoge su informe sobre contratación hay que cogerla con mucha prevención, porque nos faltan muchísimos datos. Es que no informan de todo los grandes ayuntamientos, pero es que los pequeños tampoco, y otras entidades del sector público local aragonés no informan directamente. Hay que hacer algo, hay que resolver este déficit de transparencia y, por tanto, este déficit de democracia.

    Tienen que tener ustedes todos los instrumentos posibles para hacer su trabajo y para controlar lo fundamental que hay que controlar, que es cómo se gestiona el dinero público y cómo se contrata desde lo público. Esto es esencial.

    Yo sí que les quería hacer una reflexión, y termino, señora presidenta. Primero, una pregunta también, porque me ha llamado la atención el bajo grado de ejecución presupuestaria que tienen las diputaciones provinciales en gasto de capital, me parece que era. ¿A qué se debe? En operaciones de capital, creo recordar. En operaciones corrientes, era un grado de ejecución razonable, pero en operación de capitales, un grado muy bajo de ejecución. ¿A qué se debe esto?

    No me preocupa por la estabilidad presupuestaria, ¿eh? Yo me permito decirles que desde Chunta Aragonesista tampoco defendemos la estabilidad presupuestaria, nos parece una barbaridad la reforma de la Constitución para esto, en un rato, a escondidas, y nos sigue pareciendo una barbaridad que asfixiemos a las comunidades autónomas y que impongamos por Constitución a las entidades locales el equilibrio. Nos parece, como digo, una barbaridad, pero bueno, con esto toreamos y así hacemos nuestro trabajo.

    Han hecho ustedes un cuadro —y con esto termino— relativo a la clasificación por programas, a la clasificación funcional. Eso es un acierto. Y es un acierto porque si solo nos fijamos en la clasificación por categorías económicas, en el cómo se gasta, es muy fácil hacer demagogia.

    «Es que las comarcas destinan mucho gasto a personal», «es que los ayuntamientos destinan mucho gasto a personal», que en muchos casos es cierto, pero eso es una parte del problema. Hay que ver para qué se gasta ese gasto en personal, es decir, de qué manera... No son todo funcionarios que no trabajan —entiéndanme la forma de hablar—, porque en este gasto de personal hay muchísimas personas prestando servicios sociales. Por eso, la única forma de entender, de tener una visión real del gasto no es quién gasta, sino cómo se gasta, y ahí está ese cuadro, esa clasificación por programas, que yo creo que es muy expresiva del porcentaje que se destina a gasto o a inversión en bienestar comunitario, en servicios sociales y promoción social. Ya le digo que es un acierto esta visión, la visión del para qué, no solo del quién sino del para qué, porque se ve el gasto social de las entidades locales.

    Yo les haría una pregunta, y no sé si me pueden contestar o no: viendo estos cuadros (el de clasificación orgánica, sobre todo), yo tengo muy claro que reduciendo el 30% de consejeros comarcales o el 30% de concejales, no solucionamos nada, lo tengo clarísimo, desde un punto de vista económico. Ustedes tienen una visión más clara que yo. Yo no sé si, desde luego, en órganos de Gobierno, actuaciones de carácter general..., yo veo que estamos en unos porcentajes del 4,08, el 0,73... Eso no se resolvería reduciendo en un 30% los consejeros comarcales o los concejales, porque el órgano de Gobierno, en principio, seguiría siendo el mismo.

    Mi pregunta es muy directa y muy clara, porque es un momento en el que estamos debatiendo esta cuestión, si me la pueden contestar: desde su punto de vista, desde su conocimiento real, al detalle, de las cuentas generales de la inmensa mayoría, sobre todo, de ayuntamientos y comarcas, ¿es cierto que reduciendo el número de consejeros comarcales o de concejales solucionaríamos algún problema económico? Que lo hay, evidentemente, hay un problema de falta de financiación, pero, ¿solucionamos algo reduciendo el 30%?

    ¿No es más cierto que ese 30% que suprimiríamos estaríamos suprimiendo puestos de gente que no cobra? ¿No es verdad que la mayoría de los consejeros comarcales, la mayoría de los concejales, ese 30% que quieren quitar, no cobran ni un euro y, por lo tanto, el reflejo presupuestario real sería el mismo?

    Es decir, si hoy suprimimos ese 30%, ¿cambiaría algo este cuadro, cuando hicieran el análisis, la fiscalización de 2012-2013? Se lo digo porque el argumento es económico, se supone, y todos sabemos de lo que estamos hablando, estamos hablando de otra cosa, estamos hablando de acabar con el pluralismo político, estamos hablando de echarnos a determinados partidos de las instituciones, estamos hablando de que cuantos menos consejeros comarcales hay más difícil será, por ejemplo, para Chunta Aragonesista tener consejeros comarcales o tener concejales en determinados pueblos, ¿no?

    Por eso, esa visión, si me pudieran dar su opinión de si realmente, desde el punto de vista económico financiero, ¿eh?, soluciona algo o no reducir el 30% de consejeros o concejales, partiendo del hecho —supongo que lo tendrán constatado— de que la inmensa mayoría de ellos no cobra ni un solo euro por trabajar duro para su pueblo o para su comarca.

    En definitiva, como les digo, un informe muy útil, una foto fija muy interesante. Conforme vayamos teniendo sucesivos informes, podremos ir tomando más decisiones, creo. Pero creo que tenemos que exprimir los datos que ustedes nos ofrecen de una forma comprensible y, además, exprimirlos para que nos ayuden en este momento en el que hay que tomar decisiones muy trascendentales sobre cuál tiene que ser la estructura territorial organizativa de Aragón.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Soro.

    Por el Grupo Parlamentario del Partido Aragonés, tiene la palabra el señor Blasco.

    El señor diputado BLASCO NOGUÉS: Muchas gracias, señora presidenta.

    Buenos días a todos los miembros de la Cámara de Cuentas que nos acompañan.

    Y, en primer lugar, como no puede ser más que de justicia, darles la enhorabuena por el informe y agradecerles, como siempre, que esa rapidez nos permita hablar de temas en búsqueda sobre todo de una mayor efectividad y una mayor eficacia a la hora de plantear el grado de cumplimiento en las cuentas públicas, en este caso, de las entidades locales.

    Y querría no tanto fijarme en los detalles numerosos y muy instructivos que contiene en el informe, que yo creo que son para analizarlos permanentemente en aras a tratar muchas otras cosas de las cuales se ha hablado anteriormente, pero sí es verdad que no se puede abstraer el informe que ustedes han presentado de lo que es la realidad aragonesa, y es una realidad compleja, es una realidad en la que existen muchas entidades locales (ustedes han hablado de más de mil) muy dispares, muy diversas, con número de habitantes/municipio muy pequeños, un gran municipio..., y pretender que todo eso funcione adecuadamente con, insisto, más de mil entidades locales que tienen que presentar las cuentas, la verdad es que sería casi un milagro.

    Pero, sin embargo, el esfuerzo que están haciendo y los datos que nos han aportado, es que estamos cerca. Al final, insistiendo, con su trabajo, como ustedes han comentado, y con el boca a boca, casi, se ha llegado a unos niveles de cumplimiento que podemos considerar que son muy aceptables.

    Es verdad que en un principio hubo menos entidades que presentaron esas cuentas, pero, al final, yo creo que se puede considerar que es un número, como mínimo, aceptable, aunque, a partir de ahí, también podemos decir que hay unas que tienen más disculpa que otras. Es verdad que no tendría la misma disculpa que no presentase las cuentas el Ayuntamiento de Zaragoza a que no lo presente un municipio de diez habitantes.

    Pero en ese concepto, nosotros sí que le queremos dar la enhorabuena por el trabajo que han desarrollado, pero insistiendo en que esa complejidad va a ser permanente, es decir, por mucho que hablemos de si se va a reformar o no la Administración pública o las entidades, la realidad aragonesa no va a cambiar y, por lo tanto, ese va a ser un esfuerzo en el que se va a tener que estar trabajando permanentemente.

    Y, en segundo lugar, querría también hacer mención a dos temas que desde nuestro punto de vista, desde el punto de vista del Partido Aragonés, están pendientes de solucionar y que mientras no se solucionen va a ser motivo de determinadas complejidades y determinadas dificultades a la hora de plantear las cuentas de las entidades locales; uno es la solución definitiva del modelo de financiación de las entidades locales, que ese es un tema sobre el que se habla recurrentemente, pero que, sin embargo, no está suficientemente solucionado, es decir, ¿cómo se financian las entidades?, ¿cómo se van a seguir financiando?, ¿cómo se va a solucionar de una vez por todas?

    Ustedes, evidentemente, aquí dicen lo que tienen que decir, pero esa pregunta está ahí y creemos que eso supone también una problemática grave a la hora de plantear las cuentas de estas entidades.

    Y, en segundo lugar, un elemento que a nosotros nos parece también muy preocupante, que es el de la delimitación de las competencias. Es decir, cuando se miran los cuadros que ustedes han presentado, estamos viendo cómo muchos municipios, a través de sus propios ingresos, financian las famosas competencias impropias, que luego tienen que financiarlas con sus propios recursos. Y ahí tenemos un pequeño círculo del que no se sale fácilmente, pero que nosotros queremos dejarlo, como mínimo, señalado en esta comparecencia como unos elementos sobre los que se tiene que seguir trabajando para que las cuentas de las entidades locales sean cada vez más eficaces y cada vez más reales.

    Evidentemente, ustedes hablan en su informe de las limitaciones a las que han tenido que hacer frente. Insisto, la realidad aragonesa es terca y, posiblemente, sea difícil llegar a un grado de cumplimiento del cien por cien, pero es preocupante que algunas entidades locales no lo hagan nunca; eso sí que llama la atención. Ustedes han nombrado en concreto una entidad de más de cinco mil habitantes que no ha presentado nunca y tiene interventor. Realmente, eso sí que llama poderosamente la atención y, evidentemente, sí que se tendrán que tomar algunas medidas para que eso no suceda, entendiendo que la principal obligación de esas entidades es cumplir con la norma, que es que se tengan que presentar las cuentas en tiempo y forma.

    En segundo lugar, otra dificultad que ustedes han dejado entrever, cuando hablaba de la centralización a veces de los incumplimientos, es decir, que los colores de los mapas indican dónde existe más propensión que en otros sitios a la presentación de esas cuentas.

    Sin embargo, también es verdad —y eso lo conocemos por la realidad de estas entidades locales— que en muchas ocasiones la dificultad de cubrir las plazas de secretarios, los traslados que se están produciendo..., eso hace que en muchas ocasiones la realidad de los pueblos y de las entidades haga que sea muy difícil cumplir con esas obligaciones. Sin embargo, no sé si eso tiene solución, pero es evidente que... Todos conocemos, en muchas ocasiones, cómo, a lo largo del propio ejercicio, se producen traslados, cambios, ausencias..., y eso, luego, provoca que... Bastante hacen los alcaldes con estar de alcaldes como para que tengan también que llevar en la cabeza la presentación de unas cuentas que a todos se nos hacen complejas.

    Insisto en que no es tanto el fijarnos en estos momentos en los cuadros y en el grado de cumplimiento, aunque ayuda sobre todo para solucionar lo demás, sino en la necesidad de mejorar los procedimientos para que las entidades locales tengan realmente la capacidad de cumplir con sus obligaciones. Y esos procedimientos, en muchas ocasiones, no dependerán solo de los pueblos pequeños o de las entidades locales pequeñas, sino que tienen que tener un apoyo importante en las diputaciones provinciales y, desde nuestro punto de vista, del Partido Aragonés, sobre todo en las comarcas.

    Creemos que las comarcas deben hacer un esfuerzo especial en el apoyo a esos pequeños municipios a la hora de presentar sus cuentas. Y eso haría, además, que hubiese más homogeneidad, que hubiese unos criterios más centralizados desde el punto de vista de la comarca y que se ayudase a cumplir con esas obligaciones desde el punto de vista de la legalidad.

    Porque es incomprensible o, por lo menos, preocupante el dato que ustedes daban en la relación con la contratación, que el cumplimiento de la obligación de remitir la relación anual de contratos es muy bajo, que únicamente el 18,30% de las entidades locales la han presentado. Eso sí que es preocupante: el 18,30%, es decir, un 82% no las han presentado. Vamos a presentarlo también desde el punto de vista negativo: un 82% de las entidades no han presentado esa obligación de la relación anual de los contratos.

    Luego esos contratos, ustedes también dicen que cumplen bastante bien lo que son los procedimientos, respetando los principios de publicidad y concurrencia en general, pero, claro, estamos hablando de ochenta y siete contratos recibidos. Ese es un déficit importante sobre el que también, en las propuestas de resolución, se va a hablar sobre ese tema, porque es uno de los temas sobre los que tendremos que mejorar en absoluto.

    Y luego, en cuanto a las recomendaciones que ustedes hacen, entendemos que son todas muy adecuadas, porque además son muy genéricas. Es decir, uno de los elementos de los que usted ha empezado a hablar era de que los criterios que se emplean a la hora de hacer estos informes no son aleatorios y, por lo tanto, cuando hablamos de esas recomendaciones, tampoco van con nombres y apellidos, van con carácter general, porque nos parece que son una problemática que afecta a la práctica totalidad de las entidades locales.

    Y, sobre todo, me ha parecido muy importante cuando usted ha dicho que la función de la Cámara de Cuentas no es en absoluto el aplicar criterios aleatorios, sino aplicarlos por zonas de riesgo. Es decir, entendemos que es imposible, con los medios que tienen —y yo creo que por muchos medios que tuviesen—, hacer un trabajo como a ustedes les gustaría hacer, y, por lo tanto, hay que seleccionar, y desde nuestro punto de vista, uno de los elementos importante, muy importante, y que ustedes tienen que tener ese criterio y una forma más objetiva de la que podamos tener los grupos de esta Cámara, evidentemente, es el de las zonas de riesgo y analizar aquellas en las que existe realmente un problema real de riesgo. Eso no quiere decir que luego vayan las cosas bien o mal, pero que, evidentemente, deben de tener una prioridad.

    Por nuestra parte, nada más.

    Desde luego, es de desear que todo lo que ustedes ponen en este informe se mejore sustancialmente en el de 2011. La ventaja que tenemos ahora es que lo conocemos, lo tenemos de una forma muy real, muy didáctica, lo podemos analizar, podemos hablar con las entidades, con las comarcas, con las provincias, se puede mejorar la realidad de la presentación de las cuentas y eso ya, por sí solo, con lo que ya hemos hablado, justifica, desde nuestro punto de vista, el trabajo que están haciendo desde la Cámara de Cuentas, que a nosotros nos parece que es absolutamente imprescindible, sobre todo, cuando ya dijimos cuando la presentación de las cuentas de la comunidad autónoma, por la proximidad, por el conocimiento del medio y por el conocimiento de la realidad aragonesa.

    Creemos que eso, poco a poco, irá dando los frutos. Es impensable pensar que con este informe ya hemos solucionado los problemas, pero sí que el conocimiento de los problemas nos hará buscar las soluciones.

    Nada más, señora presidenta, y muchas gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Blasco.

    A continuación, por el Grupo Parlamentario Socialista, tiene la palabra la señora Fernández.

    La señora diputada FERNÁNDEZ ABADÍA: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días.

    Bienvenidos, señor presidente y consejeros que le acompañan en este primer informe que ha realizado la Cámara de Cuentas en relación con el sector público local.

    Desde el Grupo Socialista queremos poner en valor el trabajo que ha llevado a cabo la Cámara en todos sus informes, pero en concreto en el que ahora nos ocupa, que tiene que ver con las entidades locales aragonesas. Porque, como ya hicimos en la comparecencia de su señoría en el Pleno de las Cortes, pusimos allí, como digo, en valor, y ahora lo queremos volver a repetir, que estos informes, esta información que ustedes nos facilitan a los diputados y diputadas de esta Cámara, significa mucho, porque el control de las cuentas públicas, el avanzar en una mayor transparencia de la gestión de las diferentes Administraciones Públicas en esta comunidad autónoma es muy importante para todos sus habitantes y porque, además, este trabajo también supone profundizar en nuestra capacidad de autogobierno.

    Por lo tanto, como digo, agradecemos este informe extenso, minucioso, que nos hace una radiografía perfecta de cuál es la situación de ese sector público local en nuestra comunidad autónoma, y que creo y considero que también nos va a poder servir para poder llevar a cabo ese debate que en estos momentos también se realiza en esa ponencia especial creada para la racionalización y la simplificación de la Administración Pública aragonesa. Pienso yo que este conocimiento exacto de cómo está la situación de los diferentes municipios, mancomunidades, comarcas, diputaciones, también puede ayudar porque, como digo, el informe, además de llevar a cabo el control de las cuentas, pues, se acompaña con unos importantes anexos de información donde, realmente, como digo, podemos conocer la situación de todas las entidades locales.

    Una vez dicho esto, entrando en alguna de las cuestiones que plantea el informe, bueno, pues, hay que tener en cuenta que —ya se ha dicho por algún otro portavoz— la realidad de nuestro territorio es la que es y, lógicamente, no es lo mismo gestionar un municipio de cien habitantes que un municipio de ocho mil, de los cuales hay muy pocos en la comunidad autónoma. Por eso, algunas de las cuestiones y de las deficiencias que se plantean en este informe creo que deben de servir precisamente para mejorar siempre, pero para darnos esa idea también de la dificultad que muchos municipios pequeños, fundamentalmente, tienen precisamente para gestionar, para poder plasmar sus cuentas, para enviar toda la información que legalmente tienen que hacer, pero que, como digo, hay que tener en cuenta esa dificultad.

    Bueno, el sector público local aragonés, como bien ha dicho usted, está constituido por mil setenta y nueve entidades —ya son muchas entidades—, con una población que, en setecientos treinta y un municipios, en enero del año 2010, era de un millón trescientos cuarenta y siete mil noventa y cinco habitantes, con lo cual, como digo, eso nos da la idea de en qué territorio nos movemos.

    Sabemos que las entidades locales tenían la obligación de rendir la cuenta general de 2010 antes del 15 de octubre del año 2011, que al final del año tan solo el 56% de estas entidades locales lo había presentado, pero que, a requerimiento de la Cámara —y eso también es de agradecer, el trabajo que han hecho ustedes en esta línea—, pues, al final, dando un plazo hasta el 28 de febrero del año 2012, el porcentaje ya subió al 76,22%, con lo cual, bueno, pues, ahí se ve también la labor tan importante que desde su institución se está llevando a cabo para la mayor transparencia y el mayor control de las cuentas públicas.

    Hay entidades que no habían presentado nunca sus cuentas desde el 2006, como bien usted ha dicho, que es cuando se tienen datos en la plataforma telemática —siempre son poblaciones pequeñas e inferiores a quinientos habitantes—, y a raíz y a través de ese convenio que se firmó entre el Tribunal de Cuentas y la Cámara en junio de 2011, ese convenio de colaboración para implantar medidas de coordinación de la rendición telemática de las cuentas generales de las entidades locales, esperamos que realmente en los próximos ejercicios las entidades locales tengan una mayor facilidad para remitir lo que las leyes les exigen. Yo creo que así será.

    Pienso que este primer informe tiene que servir para hacer un llamamiento a todas las entidades públicas a una normalización de su gestión presupuestaria. Creo que también la vocación del servicio a las entidades locales más pequeñas, que, bueno, que ustedes han comenzado a hacer y que pienso que hay que continuar realizando, va a poder facilitar que, como digo, en próximos años, las cosas vayan mejor. Por eso consideramos que en este primer informe, la situación no es tan desastrosa como comentaba el portavoz de Izquierda Unida. En realidad, lo que en este informe se plantea al final como recomendaciones son tres recomendaciones, evidentemente, las tres muy importantes, pero no son diez ni quince recomendaciones, ¿no? Precisamente, sobre la rendición de cuentas, cumplimiento de los plazos y sobre la contratación.

    Evidentemente, el no presentar las cuentas es un incumplimiento grave de las obligaciones de las entidades que tienen que gestionar los fondos públicos, y el tema de la contratación, cumplir con la obligación de remitir la relación anual de contratos por la entidades locales, que es muy bajo (solo el 18,3% lo han presentado); bueno, pues, potenciar ese control de la eficacia y de la eficiencia también es fundamental. Esas son las dos cuestiones, digamos, de incumplimientos graves a las que el Grupo Socialista ha presentado —posteriormente veremos— propuesta de resolución, precisamente para instar a las Administraciones locales a que esto lo tengan en cuenta y, por lo tanto, cumplan con la ley.

    Y la tercera recomendación, que tiene que ver con la necesidad de que se intensifiquen las actuaciones de prestación de servicios y cooperación y asistencia a municipios, que, evidentemente, es otro tema que no tiene que ver con incumplimientos, pero que es una necesidad vital para la mayoría de las Administraciones locales y del sector público local de nuestra comunidad autónoma.

    Por eso, consideramos que se centran en dos cuestiones las deficiencias observadas, y que, por lo tanto, en el primer tema de no presentar las cuentas, por supuesto, se ha avanzado, porque, como bien he dicho antes, ha subido el porcentaje de Administraciones que al final han entregado esas cuentas, y que esperamos, como digo, que con esos nuevos instrumentos, más la labor que se está haciendo, que se está desarrollando desde la Cámara de Cuentas, en los próximos ejercicios presupuestarios, este setenta y pico por ciento suba hasta el cien por cien, porque, como digo, es una obligación.

    Hay alguna conclusión en relación con otros aspectos de la gestión presupuestaria que consideramos también positivos. En una de las conclusiones se dice que la situación financiera del conjunto del sector público local en Aragón muestra un resultado presupuestario agregado positivo de ciento quince millones, que únicamente hay una excepción, que es el Ayuntamiento de Teruel, que presentó un saldo negativo. También se dice que, por lo general, los contratos que se han analizado cumplen con lo preceptuado, aunque siete de los ochenta y siete que se han visto tenían alguna deficiencia; pero, en general, lo que ustedes dicen en ese informe es que se cumple con lo que marca la normativa.

    Por lo tanto, yo quería poner en valor la parte positiva de este informe, porque en la parte que toca trabajar en el futuro, creo que vamos a estar todos de acuerdo en instar a las Administraciones locales a que lleven a cabo su trabajo conforme a la legislación vigente y, por supuesto, en que esperamos también que de esa ponencia especial salgan propuestas positivas para, realmente, ordenar y racionalizar las Administraciones de esta comunidad autónoma y poder tener una mejor ordenación real para que se puedan prestar mejores servicios a los ciudadanos.

    Por tanto, esa sería un poco nuestra aportación en esta materia del informe que analiza las entidades, el sector local aragonés, y, como digo, en nuestras propuestas de resolución, que luego tendremos oportunidad de debatir, instamos a que se mejore.

    Pero como agradecemos el primer informe, hay que partir de la situación que tenemos en estos momentos, creo que es el momento, como decía, de poner en valor toda esa información que este informe contiene para poder analizarla, para poder también contactar con aquellas Administraciones o entidades locales que tienen dificultades y poder mejorar para que en los próximos informes, los porcentajes, como digo, suban y sean más positivos, porque, evidentemente, la transparencia es muy importante y yo creo que, en concreto, con este informe y con el trabajo que se ha hecho desde la cámara, tenemos esa posibilidad de información de lo que ocurre en el sector público local de la comunidad autónoma.

    Así que gracias de nuevo por su trabajo y les seguimos animando a que continúen en esa misma línea, no solo de información y de control, que es su competencia y es para lo que está la Cámara de Cuentas, sino también en esa línea de colaboración sobre todo con aquellas entidades y ayuntamientos más pequeños que tienen dificultades precisamente para poder llevar a cabo una buena gestión de los presupuestos.

    Gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Fernández.

    Para finalizar el turno de portavoces, por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor Garasa.

    El señor diputado GARASA MORENO: Gracias, señora presidenta.

    Señorías.

    Gracias, señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, así como al resto de los consejeros que le acompañan, señor Rufas y señor Peña, por el excelente trabajo que han realizado en la fiscalización de las entidades locales.

    El 5 de septiembre de 2012, aprobaron definitivamente el informe de fiscalización de las cuentas generales de las entidades locales por la Cámara de Cuentas y lo remitieron al Tribunal de Cuentas de España, así como a las Cortes de Aragón para su tramitación, y por eso nos encontramos hoy aquí en esta Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario.

    Esta intervención se basa un poco en el informe que ustedes hicieron, aun cuando me ha parecido escuchar que algo se había mejorado en el tiempo desde entonces, y bueno, luego, en todo caso, ustedes abundarán.

    Como nos ha explicado el señor presidente de la Cámara de Cuentas, este informe ha incluido, dicho de modo resumido, lo relativo a la fiscalización de la contratación pública, el cumplimiento de los plazos de pago de las obligaciones reconocidas, la elaboración de presupuestos anuales y la incidencia en los objetivos de estabilidad presupuestaria del 2010.

    Este informe presentado, y hoy escuchado, ha sido como cumplimiento del programa de fiscalización de la Cámara de Cuentas, según el BOA de mayo de 2011, e incluye la fiscalización de las entidades locales, según la Ley 11/2009, de las Cortes de Aragón, de la Cámara de Cuentas.

    Uno de los objetivos de este informe, primero que se emite por la Cámara de Cuentas de Aragón sobre el sector público local, tenía por objetivo, entre otros importantes, conseguir que las entidades locales remitieran la documentación requerida y relativa al 2010.

    El trabajo realizado por la Cámara de Cuentas ha estado limitado, es decir, no lo han podido realizar conforme a prácticas diligentes de fiabilidad, por los siguientes motivos: por un lado, por la falta de presentación de las cuentas solicitadas por doscientas nueve entidades locales, de las mil setenta y nueve entidades sujetas a fiscalización, y obligadas desde 2006 a la presentación a través de la plataforma telemática creada por el Tribunal de Cuentas y aportar allí sus datos declarados. Por otro lado, por la inconsistencia de los estados financieros de determinadas entidades locales y, por último, por la escasa información disponible en materia de contratación pública, no remisión de contratos, tampoco de expedientes de contratación, y es insuficiente para un estudio representativo de la contratación del sector público aragonés.

    De las mil setenta y nueve entidades, las más representativas son, pues, treinta y cinco fundaciones; setecientos treinta y un ayuntamientos, que abarcan a un millón trescientas cuarenta y siete mil personas; treinta y dos comarcas; sesenta y nueve mancomunidades, y noventa y siete sociedades mercantiles.

    No hacemos mención a las dieciocho normas reguladoras del régimen local para rendición de cuentas que comienza con la Constitución de 1978, según el artículo 136, y finalizan en el 2011, con la Instrucción de la Cámara de Cuentas 1/2011, de 28 de abril, en cuanto a los formatos y al procedimiento telemático de remisión de datos que ustedes pidieron.

    Según hemos leído, el informe se refiere a entidades locales de Aragón, entre las cuales están ayuntamientos, comarcas, diputaciones provinciales y sus organismos públicos, así como entidades locales menores y mancomunidades. También organismos, consorcios, fundaciones, asociaciones, todo aquello participado en más del 50%. Otras entidades, además de las dichas, que gestionen fondos públicos del sector público aragonés y sociedades mercantiles cuyos ayuntamientos detenten más del 50%.

    Las fundaciones no rinden cuentas a la plataforma telemática, no se tienen en cuenta, y lo son en número de treinta y cinco, como ya hemos dicho. Por eso, entre otras, presentaremos hoy una proposición en este sentido.

    De las entidades locales, dentro de plazo, a 15 de octubre de 2011, se han recibido cuentas de trescientas siete entidades, el 35%, y fuera de plazo, el 65%, es decir, quinientas setenta y una.

    Luego, a fecha 29 de febrero, lo habían hecho quinientos setenta y nueve, nos ha parecido, el 79%, que ya, digamos, abarcaba el 93% de la población y, además, noventa y una entidades, y no han rendido doscientas ocho entidades de un total de ochocientas setenta y ocho, es decir, el 24%. La media total que nos han dicho ha sido del 76%.

    Hay sesenta y nueve ayuntamientos que no han rendido cuentas desde que hay plataforma telemática, en ningún ejercicio de los cinco últimos y, además, otras treinta y seis entidades tampoco.

    Incidimos, para su consideración, que en 2009 —creo que lo ha mencionado el señor Laguarta— se rindieron dentro de plazo solo el 5% de las cuentas. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Tamarite de Litera —también lo ha citado el señor Laguarta—, que cuenta con tres mil setecientos treinta habitantes en 2010, nunca ha presentado sus cuentas.

    La ejecución presupuestaria se ha seguido técnicamente con los criterios orgánicos, económicos y funcionales, o sea, quién gasta, en qué se gasta y para qué se gasta.

    Destaca el bajo grado de ejecución de las obligaciones reconocidas en las diputaciones provinciales y creo que algún otro señor diputado lo ha comentado. En Zaragoza, el 67%; en la de Huesca, el 51%, y en la de Teruel, el 71%. En cuanto a ayuntamientos, Zaragoza, el 87%; en Huesca, el 89%, y en Teruel, el 59%. En cuanto a entidades locales menores, cumplidos un 49% de los ingresos y un 52% de los pagos.

    Sería para extenderse largo tiempo, pero el señor presidente de la Cámara de Cuentas ya ha hecho una minuciosa descripción con los porcentajes de ayuntamientos, comarcas y otros entes, y no vamos a entrar.

    En resumen, la Cámara de Cuentas de Aragón ha hecho un exhaustivo análisis de la estructura del presupuesto de ingresos y gastos, de sus masas patrimoniales, del endeudamiento, etcétera, y así, luego, han podido sacar unas ratios que figuran en el informe.

    En cuanto a contratación pública, de las mil cuarenta y cuatro entidades integrantes obligadas a remisión anual de contratos, solo lo han hecho ciento noventa y una, el 19,30% del total.

    De los contratos formalizados y extractos de expedientes, de mil cuarenta y cuatro, solo veinticuatro, el 2,30%.

    Con esto, hay unas conclusiones claras: hay un censo de 2010, como ya he dicho, de mil sesenta y nueve entes, ochocientos sesenta y nueve entes locales y doscientos entes locales participadas por las anteriores. De estos, setecientos treinta y uno son ayuntamientos.

    En cuanto a rendición de cuentas, las presentadas antes de finalizar el plazo legal, el 15 de octubre del 2011, solo lo han hecho trescientas siete entidades en el ejercicio de 2010, y en la segunda reclamación, según nos han dicho, el 22 de febrero del 2012, fecha de emisión del último informe, subió al 79%, es decir, quinientos setenta y nueve municipios.

    Es relevante el alto grado de incumplimiento de los plazos relativos a la formación y aprobación de cuentas. El 20% ni siquiera ha presentado sus cuentas. Desde que existe la presentación telemática, ochenta y cinco nunca han rendido cuentas.

    Dejamos constancia en esta comisión, aun cuando ya es sabido, que la falta de presentación de cuentas es un incumplimiento grave de una obligación esencial de quien gestiona los fondos públicos.

    En cuanto a magnitudes e indicadores, el nivel de ejecución de los presupuestos de gastos asciende a 78% y el de ingresos al 76%. Relativo a la contratación, el nivel de revisión de contratos anuales es muy bajo, solo el 18,30%. Con esta cifra no pueden extraerse conclusiones válidas.

    Sobre morosidad —y en esto me ha parecido que había mejorado algo, y así nos lo dirá el señor presidente más tarde—, solo el 30% de las analizadas cumple con el plazo de pago de sus operaciones. Se ponen de manifiesto necesidades de financiación en los ayuntamientos y entidades en 2010, cuando este año debió ser un año de equilibrio e incluso de superávit.

    Visto lo anterior, las recomendaciones —y como resultado de la fiscalización, procede— a las entidades locales es que deben cumplir estrictamente los plazos de confección y liquidación de presupuestos, así como rendir cuentas a la sostenibilidad financiera y al principio de transparencia.

    Dar soporte a aquellos municipios que tengan baja capacidad de gestión para mejorar el nivel de cumplimiento de sus obligaciones es imprescindible. Habrá que hacer las reformas legales pertinentes para que todas las obligaciones legales sean cumplidas y sea un requisito obligatorio para poder acceder a ayudas o subvenciones públicas, y creo que algún otro diputado también lo ha comentado.

    En cuento a contratación administrativa, potenciar el control y eficacia del gasto público y asignación de recursos. Hay que adoptar medidas para que las entidades cumplan con la obligación de remisión a los órganos fiscalizadores de todos los contratos celebrados y los extractos de los expedientes de contratación dentro de plazo y en los términos de la normativa reguladora y en sus modelos aprobados.

    Señorías, este informe, igual que el de la Cuenta General, no deja de ser ciertamente preocupante por la escasa relevancia que dan las entidades locales a la fiscalización de sus operaciones. Estas Cortes debieran legislar para que su cumplimiento fuera eficaz y así poder pedir las responsabilidades a quienes dieran lugar a los incumplimientos.

    Recordamos que los fondos son públicos y la transparencia y control de los mismos, con mayor motivo, debe ser un ejemplo para la sociedad civil.

    Por todo ello, el Grupo Parlamentario Popular va a proponer seis propuestas de resolución para intentar que todas estas anomalías no se repitan en el tiempo, y esperamos que sean apoyadas por el resto de los grupos parlamentarios de esta comisión.

    Nos consta que el resto de grupos ha hecho lo propio con sus propuestas y consensuaremos lo pertinente para intentar unos textos que hagan cumplir las deficiencias observadas en cuanto a transparencia, eficacia, eficiencia y control de la estabilidad presupuestaria de las entidades locales de la comunidad autónoma.

    Gracias, señora presidenta.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Garasa.

    A continuación, señor Laguarta, tiene diez minutos para responder a los grupos parlamentarios. Yo sí que le ruego que se ciña, por favor, al tiempo, porque la comisión de hoy es bastante larga.

    Gracias.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Muchas gracias, señora presidenta.

    Dado el tiempo que hay, en primer lugar, quiero agradecer a todos los grupos el apoyo y el reconocimiento que nos han hecho a la labor de la cámara. Los cinco grupos lo han hecho expreso y de verdad que nos complace y nos anima a seguir trabajando.

    Hemos trabajado mucho, hemos echado muchas horas los tres consejeros, el anterior consejero también y el personal de la Cámara de Cuentas. Nosotros, al fin y al cabo, hemos aceptado este puesto, tras que nos fuera propuesto por las Cortes y estamos a lo que venga. Pero quiero dejar constancia que el personal de la cámara no ha mirado los horarios; si siguiéramos los fichajes, sobrepasan todos con creces las treinta y siete o treinta y nueve horas preceptivas semanales y nadie ha escurrido el hombro cuando le hemos dicho un sábado o un domingo que había que venir a trabajar y lo han apoyado. Tampoco sé cuánto tiempo estarán dispuestos a suportar ese ritmo y, desde luego, yo, como presidente de la cámara, no me atrevería a pedírselo de una forma permanente; pero nos complace y, en nombre de toda la cámara y del personal al servicio de la cámara, agradezco a los grupos que reconozcan esta dedicación personal que hemos estado haciendo.

    También agradezco a todos los grupos que hayan hecho énfasis en la necesidad de reforzar el apoyo administrativo a los ayuntamientos, especialmente a los pequeños, y espero que de las resoluciones de la Cámara con motivo de este debate salga algo efectivo, de manera que alguien, en el nivel que sea, ya que como Cámara de Cuentas, no me corresponde decirlo a mí, sino a los legisladores, si tienen que ser las comarcas, si tienen que ser las diputaciones o el Gobierno de Aragón. Pero alguien tiene que ayudar a los ayuntamientos que no tienen medios para cumplir con sus obligaciones administrativas de elaboración de presupuestos, de aprobación de cuentas y de presentación de cuentas.

    En temas concretos, el portavoz de Izquierda Unida ha aludido a la estabilidad presupuestaria. Aparentemente, había una divergencia entre el planteamiento que he expuesto y el del Grupo de Izquierda Unida. No es así, estamos en distinto plano. Un político como usted puede proponer modificaciones al sistema actual y decir cuáles son sus criterios y cómo debería ser. La Cámara de Cuentas, que somos un órgano técnico, lo que hacemos es aplicar la ley que hay, y no nos pronunciamos de si es o no es; simplemente, lo que hemos reconocido es que tanto desde la Unión Europea como a nivel estatal existe un principio y un mandato de estabilidad presupuestaria, y a nosotros, como vigilantes del cumplimiento de la legalidad, nos corresponde decir «se cumple» o «no se cumple», sin que nos pronunciemos sobre el fondo político de la cuestión.

    Hay una Ley general presupuestaria del Estado, con un texto refundido, aplicable a este año 2010 —el de la comunidad autónoma es posterior y no era aplicable, por eso no lo hemos invocado—, y con arreglo a ese texto legal, hemos hecho nuestro análisis técnico reflejado en el informe.

    Al portavoz de Chunta Aragonesista le agradezco también su sensibilidad y el reconocimiento del carácter colegido de nuestras decisiones de la Cámara de Cuentas y el apoyo al personal. Ha hecho varias preguntas concretas que voy a intentar contestar con los datos que tengo a mano.

    En el informe, como está dicho en el informe y me ha parecido que he querido yo resaltarlo, lo cerramos con las cuentas que se habían presentado a 29 de febrero. En alguna fecha teníamos que cerrar para poder presentar el informe a tiempo. Lo cerramos con las cuentas que se presentaron el 29 de febrero, y esas son las cuentas que hay, y a esa fecha faltaban cuatro ayuntamientos de más de cinco mil habitantes y cinco comarcas, además de otros ayuntamientos menores. En los anexos están nominativamente citados.

    Pues, bien, a fecha de hoy, todos ellos han presentado su cuenta por el año 2010, o sea, ningún ayuntamiento de más de cinco mil habitantes y ninguna comarca tienen, a fecha de hoy, pendiente de presentar su cuenta por el año 2010. Quedan esos cincuenta y cinco, que he dicho anteriormente, entre los cuales está el ayuntamiento de Tamarite, pero los otros han cumplido. Van cumpliendo, porque cada semana se reciben cuentas.

    Ha preguntado también por el estado de la presentación de cuentas del año 2011. Pues, hemos mejorado, afortunadamente. En plazo, haciendo el comparativo anual, por el 2009, el 15 de octubre lo habían presentado un 5%; por el 2010, lo presentaron un 35%, y por el 2011, hemos llegado al 48%, casi estamos en la mitad.

    A fecha de hoy, bueno, a 5 de diciembre, que fue los datos que saqué antes de venir hoy por la mañana, lo han presentado un 70% de las entidades locales obligadas a presentarla. Hay unas cuantas, a fecha de hoy también, ayuntamientos de más de ocho mil habitantes que van a ser objeto de un informe especial este año y de algunas comarcas que no lo han presentado todavía por el año 2011, a fecha de hoy. Las estamos recibiendo y espero que podamos incluirlas todas ellas, y estamos esperando que las presenten para poder cerrar el informe del 2011, para empezar a hacerlo, mejor dicho.

    Varios portavoces han insistido, leyendo nuestro informe, en el escaso cumplimiento de la revisión de la relación de contratos por los entes locales, que, efectivamente, el número de entidades es un 18,30%. No obstante, para alivio, quiero decir que ahí están pequeños ayuntamientos que no tienen medios, y, sin embargo, puedo decir que, por volumen de población y por presupuesto, hay un buen nivel de cumplimiento, en concreto, dentro de ese 18%, estaban las tres diputaciones provinciales, las tres capitales de comarca y ayuntamientos del tamaño —digo los mayores— de Calatayud, Utebo, Tarazona, Barbastro, Jaca, Sabiñánigo, Binéfar y Alcañiz. Estos lo habían presentado. Los equivalentes a estos que no he citado es que no lo han presentado.

    En cuanto a la ejecución del presupuesto bajo por parte de las diputaciones provinciales, efectivamente, es bajo, tanto en ingresos como en gastos. El presupuesto de ingresos, la bajada en ese porcentaje, que era un 49%, se produce principalmente en la Diputación de Zaragoza y en la de Huesca. En la de Zaragoza es porque se realizó un menor número de enajenaciones de inmuebles del que estaba previsto realizar, y supongo que sería por las condiciones de mercado —no hemos entrado ya en tanto detalle—, pero en lo que ha habido un bajón grande de ingresos es en la venta de inversiones en general propias. Y también ha bajado en el número de subvenciones recibidas, subvenciones del Estado sobre todo.

    La Diputación de Huesca también ha sido por un menor número de subvenciones recibidas. Consecuencia de este menor número de ingresos, han sido prudentes y han realizado menor gasto, menor porcentaje de gasto, claro.

    Ha hecho una pregunta al final que, bueno, que quizás como Cámara de Cuentas no me corresponde contestar, o sea, es una pregunta más bien política, que era si la reducción del número de consejeros influía en el gasto. Simplemente, dejamos ahí el dato.

    En las comarcas, lo que se refiere a órganos de gobierno, supone un 4% de su gasto a 2010. Si se dejara a la mitad, supongo que sería un 2%, y si se dejara a un 75%, sería un 3%. Yo no quiero sacar conclusiones, es cosa política y, desde luego, la Cámara de Cuentas no pretende actuar como órgano político de ninguna manera.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le ruego que vaya terminando.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Vale, vale.

    Hacía alusión el portavoz del PAR al bajo nivel de financiación propia que tienen las entidades locales. Efectivamente, y lo dejamos dicho en estos cuadros, la financiación que reciben por transferencias corrientes y por transferencias de capital, es decir, no recursos propios, sino recibidos de la comunidad autónoma o del Estado, es del 51%, lo cual denota la gran dependencia del sector público local por esta falta de ingresos y que se financia principalmente con ingresos que provienen de fuera de su propia capacidad recaudatoria. Así es, y mientras no se cambie el sistema, pues, es lo que hay.

    En cuanto a la relación de contratos, lo que es contratación, que varios grupos han hecho alusión a ello, quiero distinguir que son dos las obligaciones que tienen las entidades en relación con la Cámara de Cuentas. Por un lado, es la relación de contratos, es decir, todos tienen que decir qué contratos han hecho, y si no han hecho, decir una certificación negativa, y los resultados son los que he dicho, de un 18% en total, pero que los grandes han presentado todos, con lo cual, en volumen, nos sentimos, bueno, que se cumple, aunque hay deficiencias.

    Y la otra obligación es los llamados «extractos de contratación», que son los contratos mayores, los que son contratos de obras de más de seiscientos mil euros o los contratos de servicio de más de cuatrocientos cincuenta mil. Claro, esos son contratos mayores, que solo lo tienen las entidades que se manejan a ese nivel, o sea, por tanto, pues, sí que falta que nos declaren, pero vamos, el decir que solo ha habido ciento catorce, habría que ver cuántos más, aparte de esos ciento catorce, ha habido, pero no es que sea una cifra mínima en relación con el total.

    La intervención de la portavoz del PSOE me da pie a hablar, brevísimamente, de la plataforma de contratos, de la rendición de cuentas que tenemos con el Tribunal de Cuentas. En este momento, estamos en gestiones también con el Tribunal de Cuentas para que las entidades locales nos remitan de la misma forma, telemáticamente y, por tanto, en un acto único y no duplicando, la relación de contratos. Espero que eso prospere, y por nuestra parte, estamos dispuestos a firmar con el Tribunal de Cuentas inmediatamente.

    Agradecemos el apoyo a nuestras recomendaciones que han hecho varios grupos, y al portavoz del Partido Popular le agradezco el reconocimiento de nuestro trabajo, el que confirme nuestras conclusiones económicas, y más viniendo de una persona como el señor Garasa, y bueno, pues, respecto del plazo de morosidad, efectivamente, era distinta la visión que había en el 2010 de la que pueda haber ahora. En aquella época se sabe que las Administraciones Públicas debían mucho dinero, y desde entonces hasta ahora, se han realizado varias actuaciones, incluso con rango de ley, para reducir esa morosidad, pero lo que había en el 2010 es lo que está plasmado en el informe.

    En este momento, para terminar, señora presidenta, solo decir que estamos cumpliendo el plan de trabajo del año 2012, en el que el sector local, aparte de un informe general equivalente a este, nos hemos comprometido —ya veremos a ver hasta dónde llegamos y con qué fuerzas contamos— a realizar otros tres informes, siguiendo también las prioridades que nos marcaron las Cortes. Por un lado, auditaremos al Ayuntamiento de Zaragoza, como entidad local principal que hay en la comunidad autónoma; a una diputación provincial, en este caso, ha sido la de Teruel, y haremos un informe especial de los municipios de más de ocho mil habitantes, tal como nos están marcando las Cortes.

    Adecuaremos nuestros medios y las horas de dedicación que exigen realizar estos informes y, por supuesto, las presentaremos a las Cortes, de quienes orgánicamente dependemos.

    Muchas gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Laguarta.

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664