Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón


Comparecencias - De altos cargos y funcionarios de la DGA

Comparecencia del presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón al objeto de presentar la Memoria anual de actuaciones de la Cámara de Cuentas de Aragón de 2011.

Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 055 de Serie A (VIII Legislatura)
Intervinienen: Laguarta Laguarta, Antonio - Barrena Salces, Adolfo - Ibeas Vuelta, María Nieves - Ruspira Morraja, Antonio - Fernández Abadía, Ana María - González Celaya, Fernando

La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Se inicia la sesión [a las diez horas y treinta y siete minutos] de la Comisión Institucional y de Desarrollo Estatutario.

    Dejamos, como viene siendo habitual, el punto uno del orden del día para el final y damos la bienvenida al presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, la primera vez que comparece en las Cortes, don Antonio Laguarta.

    Y comenzamos el punto 2 del orden del día: comparecencia del presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón al objeto de presentar la memoria anual de actuaciones de la Cámara de Cuentas de Aragón de 2011.

    Tiene un tiempo de veinte minutos para la presentación de la memoria por el presidente de la Cámara de Cuentas, y a continuación cada portavoz de grupo parlamentario tendrá un tiempo de diez minutos.

    Señor Laguarta, cuando quiera, es su turno.

            Comparecencia del presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón al objeto de presentar la Memoria anual de actuaciones de la Cámara de Cuentas de Aragón de 2011.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Gracias, señora presidenta.

    Señorías.

    Es la primera vez que la Cámara de Cuentas de Aragón comparece ante las Cortes de Aragón para dar explicación de sus actuaciones y actividades. Es, por tanto, esta comparecencia un hito en nuestra pequeña historia. Y muy a gusto, desde luego, comparezco para dar explicación y presentar ante esta Comisión Institucional de las Cortes de Aragón la memoria anual de actuaciones de la Cámara de Cuentas por el año 2011, tal como está previsto en el artículo 14 de la Ley de la Cámara de Cuentas.

    Como sus señorías conocen, la Cámara de Cuentas fue creada por la Ley 11 del año 2009, de estas Cortes de Aragón, y regula la mayor parte de los aspectos, aunque sea de forma sucinta o escueta, dando desarrollo a la previsión del artículo 112 del Estatuto de Autonomía de Aragón, que configura la Cámara de Cuentas como un órgano fiscalizador de la gestión económico-financiera, contable y operativa del sector público de la Comunidad Autónoma de Aragón y de las entidades locales del territorio aragonés, sin perjuicio de las competencias que la Constitución atribuye al Tribunal de Cuentas.

    Me voy a permitir leer el artículo que aprobaron ustedes en las Cortes, respecto a la naturaleza de la Cámara de Cuentas, que recoge la función y la misión de la Cámara, que es el órgano al que corresponde la fiscalización externa de la gestión económico-financiera, contable y operativa del sector público de Aragón.

    La Cámara de Cuentas, como es sabido y tenemos asumido, naturalmente, depende directamente de las Cortes de Aragón y ejerce sus funciones por delegación de estas. En el ejercicio de las funciones, sin embargo, la Cámara de Cuentas actúa con plena independencia de los entes sujetos a fiscalización y, naturalmente, con sometimiento pleno a la Constitución, al Estatuto de Autonomía y al resto del ordenamiento jurídico.

    Podríamos decir que la Cámara de Cuentas es el órgano que tiene por misión dar un juicio técnico sobre la gestión económico-financiera de los entes públicos de Aragón y de sus cuentas para que las Cortes puedan formular y emitir su juicio político.

    El ámbito de actuación de la Cámara de Cuentas comprende todo el sector público, el aragonés, tanto autonómico como local. Es decir, nos enfrentamos a una constelación de entes públicos agrupados en dos constelaciones, si me permiten la metáfora. Por un lado, el sector autonómico, que está constituido, según el censo que estamos manejando del 2010, por sesenta y ocho entidades, y el sector local, que está constituido por mil setenta y dos.

    Me permito esta enumeración por dar idea de la variedad y del volumen de trabajo que tenemos en esta Cámara de Cuentas, en el sector autonómico, a parte de la Administración general de la comunidad autónoma, constituida por sus departamentos en el año 2010, que es el primero que hemos fiscalizado, eran once departamentos, cinco organismos autónomos, doce entidades de derecho público, treinta y dos empresas públicas, once fundaciones, cinco consorcios y dos instituciones feriales. En total, sesenta y ocho. Y en el sector local había setecientos treinta y un municipios, treinta y dos comarcas, tres diputaciones, cuarenta y tres entidades locales menores, nueve consorcios, sesenta mancomunidades, sesenta y ocho organismos autónomos, una entidad pública empresarial, noventa y siete sociedades mercantiles y veintiocho fundaciones. En total, mil setenta y dos del sector local, que hacen un total de mil ciento cuarenta. Este es nuestro ámbito subjetivo de actuación.

    Las actuaciones de la Cámara de Cuentas, como se dice expresamente también en la Ley, en el artículo 12, dice que el ejercicio de la función fiscalizadora de la Cámara de Cuentas se expondrá por medio de informes, y, a parte de la fiscalización, tenemos encomendada también una función consultiva en determinados casos, compatible con la función revisora, de manera que dudas que pueda haber sobre la gestión económico-financiera se pueden consultar a la Cámara de Cuentas, siempre que haya sido acordado por el órgano máximo de la institución, es decir, por el Consejo de Gobierno, del Gobierno de Aragón o por el pleno de los ayuntamientos.

    De estas actuaciones, que son las propiamente llamadas actuaciones, es decir, la fiscalización y la fusión consultiva, es de lo que la ley dice que la Cámara de Cuentas debe presentar una memoria anual, tal como está dicho en el artículo 14.

    Ha ocurrido que la misma Ley, en la disposición transitoria primera, dijo que las primeras cuentas que podíamos fiscalizar en la Cámara de Cuentas eran las del año en que nos constituimos, que fue en el año 2010. Nos constituimos el 1 de julio del 2010. Esas cuentas del 2010, las del Gobierno de Aragón, fueron presentadas el 30 de junio del 2011, mientras que en la administración local había de plazo para presentarlas hasta el 15 de octubre de ese mismo año. Es decir, hasta el segundo semestre del año pasado no pudimos empezar propiamente nuestra función fiscalizadora. Eso nos daba un año para la puesta en funcionamiento de la Cámara.

    Partimos de cero cuando tomamos posesión, nos eligieron las Cortes a tres consejeros, y, a partir de ese momento, teníamos que poner en marcha la Cámara. Sí que disponíamos de un edificio que el anterior presidente de las Cortes, a quien agradezco la gestión, señor Pina, firmó un convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, de manera que usábamos o teníamos a disposición el edificio el Cubo de Zaragoza, que es donde estamos, nuestra actual sede. Y a partir de ese momento teníamos que empezar a dotarnos de toda la estructura tanto de medios materiales como sobre todo de personal y de regulación.

    Por eso, al hacer la memoria de actuaciones del año 2011, propiamente actuaciones, o sea, informes de fiscalización y dictámenes, solo hemos podido hacer en la última parte del año. Sin embargo, todo el año anterior nos dedicamos a estas tareas de puesta en marcha. Por eso nos hemos permitido en la memoria de actuaciones hacer dos apartados. Por un lado, las actuaciones propiamente dichas, tal como dice la ley, y, por otro, lo que podríamos llamar actividades, por diferenciarlo de actuaciones, que son todas las labores de puesta en marcha, que hemos creído oportuno que las Cortes tuvieran conocimiento de esta labor, ya que es una labor única y la puesta en marcha solo se hace una vez, normalmente. Entonces, eso es lo que hemos querido recoger en la memoria de actuaciones en lo que es el capítulo II, con número romanos. Actuaciones de puesta en marcha y organizativas.

    Tomamos posesión los consejeros el 1 de julio, en este edificio, en este palacio de la Aljafería, en un solemne acto en el salón de los Reyes Católicos, que alguno de ustedes recordarán, y quedó constituido en consejo por los tres miembros: el que hace la exposición, don Alfonso Peña Ochoa y don José Luís Saz Casado. Don José Luís Saz Casado fue nombrado consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Aragón y ha sido sustituido, tomó posesión el 14 de marzo pasado, por don Luís Rufas de Benito.

    Y, a partir de ese momento, los miembros de la Cámara hemos realizado toda la serie de actividades para la puesta en marcha. Para exponerlos de una forma ordenada nos han exigido mucha dedicación, naturalmente, los hemos agrupado en cuatro apartados: algo que podemos llamar actividad normativa, la dotación presupuestaria, la selección de personal o dotarnos de los recursos humanos, lo medios materiales (edificio, muebles, informática) y las relaciones con el Tribunal de Cuentas y los otros órganos de control externo de otras comunidades autónomas ya existentes.

    Dentro de lo que llamamos actividad normativa, la pieza fundamental era el reglamento de organización y funcionamiento de la Cámara de Cuentas. La Ley es muy escueta, como corresponde a una ley en su regulación, pero había que regular muchos aspectos, como procedimientos, relaciones con los entes fiscalizados, nuestra propia organización, de qué forma se tomaban acuerdos en el Consejo de la Cámara. Y, cumpliendo lo previsto en al disposición adicional tercera, dice que, en el plazo de tres meses de la constitución de la Cámara, el Consejo elaboró su proyecto de reglamento de organización. En estos tres meses, desde el 1 de julio, o sea, dedicamos julio, agosto y septiembre a elaborar el reglamento, lo presentamos. Y el 1 de octubre presentamos a las Cortes nuestro proyecto de reglamento.

    Habíamos tomado como referencia, desde luego, la propia ley por respetarla, cómo estaban reguladas las materias en el Tribunal de Cuentas, cómo lo regulaban en otros órganos de control externo de otras comunidades autónomas (existían ya doce antes que nosotros, seguimos siendo la última comunidad autónoma quienes nos hemos dotado de órgano de control externo), e hicimos una propuesta de reglamento que fue debatido y aprobado finalmente por la Mesa y Junta de Portavoces de las Cortes. Apareció publicado en el Boletín Oficial de Aragón el 20 de enero.

    Una vez que teníamos el reglamento, el siguiente paso (y ese reglamento ya decía qué tipo de personal íbamos a tener, con qué medios íbamos a contar) se trataba de dotarnos de medios personales. Claro, todo esto eran pasos sucesivos, no podíamos convocar el personal sin saber qué nos iba a autorizar las Cortes mediante un reglamento e incluso mediante el presupuesto. Por tanto, la relación de puestos de trabajo no pudimos empezar a elaborarla hasta enero.

    Hicimos una presentación, vamos, fue rápido porque ya teníamos idea, y veíamos que necesitábamos, desde luego, personal de auditoría, un servicio jurídico, personal de informática y, luego, personal que llevara la gestión económico-presupuestaria. Atendiendo a esas necesidades y a los estándares retributivos de la comunidad autónoma, incluso, sobretodo de las Cortes, hicimos una propuesta de relación de puestos de trabajo, que fue aprobada por la mesa de las Cortes en sesión del 11 de febrero del 2011.

    Esa relación de puestos de trabajo está vigente en la actualidad, son treinta y cinco puestos de trabajo, con alguna pequeña modificación que se ha hecho a principios de este año. Otro aspecto que hemos llamado normativa, aunque en realidad no son normas jurídicas, porque la capacidad normativa para regirnos en la Cámara de Cuentas siempre tiene que ser aprobada por las Cortes, y de hecho es aprobada por la Mesa de las Cortes, pero había que dar unas instrucciones de uso interno para el propio personal, incluso para los entes fiscalizados. Entonces, la primera instrucción que redactamos fue la del formato de la cuenta general de las entidades locales para que fueran presentadas en soporte informático y por medios telemáticos. Desde el primer momento quisimos que todo nuestro funcionamiento fuera telemático, superando la fase de papel.

    La segunda instrucción fue relativa a la fiscalización a las contabilidades electorales que tuvieron lugar el 22 de mayo del año pasado para elecciones a las Cortes de Aragón. Quisimos dar unas instrucciones a las formaciones políticas que concurrieron a las elecciones sobre cómo tenían que presentar sus cuentas, qué documentación hacía falta y qué criterios íbamos a utilizar para fiscalizar los ingresos y gastos electorales.

    Y luego hemos redactado dos directrices técnicas: una referente a las contabilidades electorales autonómicas y otra a la cuenta general de la comunidad autónoma del 2010. Eso está disponible a la página web, en todo caso, de la Cámara de Cuentas.

    En cuanto a la dotación presupuestaria, que fue el siguiente paso, cuando nacimos, no había presupuesto, más bien había un presupuesto simbólico en el año 2010, con lo cual, para empezar a hacer cualquier actividad, incluso acondicionarnos el local, teníamos que disponer de un presupuesto, que, como saben sus señorías, tiene que ser aprobado por las Cortes. Hicimos una propuesta, y fue aprobada por la Mesa de las Cortes financiándolo con remanentes de años anteriores, y creo que fue aprobado el 26 de julio. A partir de ese momento empezamos ya la contratación de medios materiales y personales.

    Bueno, eso era el presupuesto para el 2010, el de 2011 fue aprobado también dentro de los presupuestos generales de la comunidad autónoma por las Cortes de Aragón y ascendió a un total de tres millones cuarenta y tres mil novecientos cincuenta y un euros. En este presupuesto representaban los gastos de personal un 75%. Nos obstante, como el personal lo fuimos contratando, funcionario, naturalmente, digo contratando pero no es contrato laboral, a lo largo del año, y se incorporaron en su mayoría en septiembre, no se gastó el presupuesto hasta prácticamente septiembre, en lo que es gastos de personal, con lo cual, la ejecución del presupuesto se quedó en 44%. Lo cual no quiere decir que no necesita la Cámara este presupuesto, sino que en el año 2011 no dio tiempo de gastarlo porque no había personal en plantilla, todavía. Sin embargo, en estos años sucesivos, el presupuesto de tres millones se nos puede quedar corto, dependiendo de lo que nos encomiende las Cortes. Si a las Cortes nos encomiendan fiscalizar con mayor amplitud y profundidad, necesitaremos más personal; si las Cortes se dan por satisfechas con lo que vamos haciendo hasta ahora, pues el personal que hay ahora puede seguir funcionando.

    Hay otro apartado que se refiere a la gestión económica. Como no teníamos personal, la gestión económica la tuvimos que realizar materialmente los propios consejeros y, afortunadamente, contamos con el apoyo del personal de las Cortes, tanto servicio jurídico, como asuntos económicos, informática, protocolo, al que quiero expresar en esta sesión nuestro agradecimiento.

    En cuanto a los recursos humanos, bueno pues la relación de puestos de trabajo ya he dicho que eran treinta y cinco, y fuimos convocando... En el reglamento de organización se había optado por personal funcionario, fue una de las opciones que nos planteamos: ¿qué tipo de personal vamos a tener la Cámara de Cuentas?, ¿personal eventual, como tiene el Justicia en su mayoría?, ¿personal contratado laboral, donde puedes encontrar expertos técnicos en auditoría o personal funcionario? Realmente, el personal que necesitábamos era personal experto en auditoría, que entre la función pública no abunda, con lo cual, lo que hicimos fue una propuesta de que fuera personal funcionario, ya que estamos en una Administración pública, nos pareció lo más coherente, pero pedimos a las Cortes de Aragón que el personal de auditoría fuera abierto a todas las administraciones, y de esta manera cubrimos sucesivamente las plazas mediante convocatorias públicas, valorando los méritos, estrictamente, con regulación del Estatuto de la función pública, valorando mérito y capacidad, y se cubrió con personal de muchas procedencias, en buena medida de la comunidad autónoma, la mayor parte, pero también de la Administración del Estado, del Ministerio de Hacienda, fundamentalmente y de la Administración local, interventores de Administración local.

    Dada esta heterogeneidad de procedencias, hemos dado mucha importancia a los cursos de formación para lograr una mejor integración y adaptación a los mismos del personal. En cuanto a los medios materiales, primero, no voy a repetir lo que está escrito en la memoria, que seguramente sus señorías ya han tenido ocasión de leerlo, pero el edificio hubo que acondicionarlo desde el primer momento porque nos lo habían dejado bastante deteriorado y hubo que hacer obras. En total nos costaron ciento ochenta y nueve mil euros. Hubo que comprar mobiliario, ciento y setenta y seis mil, y hubo que tratar de medios informáticos, porque, como he dicho anteriormente, queríamos hacer nuestra labor de auditoría basada en herramientas informáticas, fundamentalmente, que son las que permiten capacidad y volumen de trabajo. En informática nos hemos gastado ciento y seis mil euros.

    Cuidamos mucho las relaciones con el Tribunal de Cuentas, al que sucedíamos, y lo que hemos querido ha sido añadir un valor a la labor que realizaba el Tribunal de Cuentas, de manera que no se notara una solución de continuidad, o sea, que hiciéramos lo que había hecho el Tribunal de Cuentas y algo más. Hemos procurado que fuera bastante y más e intentaré decirlo al final.

    Hemos tenido también relaciones para aprender de experiencias anteriores de los otros órganos de control externo, alguno de los cuales lleva ya funcionando treinta años y realmente nos ha sido muy útil tomar contacto con ellos.

    Entro ya directamente en la memoria esta, con el tercer bloque, el número 3, que son las actuaciones propias de fiscalización y consultivas, que es el objeto propio de la memoria, y siento haber dedicado un cuarto de hora a los prolegómenos, y me va a quedar un tiempo más reducido para la materia propia de fiscalización.

    Lo que ocurre es que como el personal de la Cámara no se puede incorporar, por todos estos procesos sucesivos que he ido contando, hasta septiembre, no pudimos empezar a trabajar hasta septiembre. Por otra parte, las cuentas, he dicho anteriormente también, no habían sido presentadas hasta esas fechas. Las entidades locales fue el 15 de octubre, un 35% a mitad de año no habían presentado, escasamente, la mitad, y ahora todavía quedan pendientes de presentar.

    Bueno, pues de esas actuaciones de fiscalización hay dos bloques a la memoria. Por un lado, la elaboración de los programas anuales, o sea la Cámara de Cuentas no actúa a salto de mata, sino que actúa con un programa anual cuyas prioridades han sido fijadas por las Cortes. Las Cortes nos marcan a qué nos vamos a dedicar cada año, y, respetando escrupulosamente que son vinculantes esas prioridades, elaboramos nuestra línea de actuación.

    Hemos aprobado dos programas de fiscalización, uno para 2011 y otro para 2012. En 2011 había cuatro informes: el de la contabilidad electoral de los partidos políticos, que lo tenemos ya cerrado y publicado, al que me referiré luego, el de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de Aragón, que lo tenemos elaborado y está aprobado ya desde el día 17 del mes de mayo, y está en trámite de alegaciones del Gobierno de Aragón, cuando esté finalmente terminado, naturalmente, lo enviaremos a las Cortes, y otros dos, que están muy avanzados (preveo que en este mes de junio podamos terminarlos), que son las cuentas anuales de la universidad y las cuentas generales de las entidades locales aragonesas.

    Para el 2012, tenemos una serie de diez actuaciones. Naturalmente, tenemos que esperar a que nos presenten las cuentas. La comunidad autónoma esperamos que las presente en plazo en 30 de junio y las administraciones locales tendremos que esperar hasta octubre. Con lo cual, llevamos un decalaje, prácticamente, de medio año en los trabajos de la Cámara de Cuentas: hasta que no hay cuentas no podemos empezar a fiscalizar cuentas, naturalmente.

    Como novedades de este año 2012, solo me permito destacar el punto 5, que hemos querido mirar expresamente una auditoria y de informática, de cómo funciona la gestión económica, pero, bueno, no me quiero adelantar más.

    En cuanto a los informes emitidos, hemos hecho uno, que es el informe de fiscalización de las contabilizadas electorales de las elecciones de las Cortes de Aragón celebradas el 22 de mayo del año pasado. Este informe fue aprobado el 25 de noviembre, fue emitido en el plazo legal que marca la Ley de doscientos días posteriores a las elecciones, y, en general, podemos decir que las conclusiones están puestas también, los temas a los que hemos dedicado ha sido a las comprobaciones formales, a comprobación de donde procedían los ingresos para las campañas electorales, de cada uno de las formaciones políticas, y cómo han sido realizados los gastos electorales, en particular los gastos de propaganda electoral, si estaban bien justificados, si se hicieron dentro del plazo, si, en fin, si cumplieron todos los trámites legales.

    Hemos tenido notables limitaciones a la hora de hacer esa comprobación de los partidos políticos, vamos, de las formaciones electorales. Por un lado, la concurrencia con las elecciones locales, y las elecciones locales son competencia del Tribunal de Cuentas. Hasta donde yo sé, el Tribunal de Cuentas todavía no ha emitido el informe de los gastos locales y, como van juntos, el deslinde de uno y otro, al final, la capacidad de decisión será del Tribunal de Cuentas. Pero ese no es un tema problemático. Quizás el más problemático ha sido la limitación de facultades que tenemos la Cámara de Cuentas para entrar a comprobar la realidad de los gastos electorales. Quiero decir: llegamos hasta donde se presenta una factura formal. Si hay una factura formal, que la empresa que la ha emitido dice que es real, nosotros ya no llegamos a más. No puedo evitar hacer la comparación con uno de mis destinos anteriores de inspector de Hacienda, donde entrabas a fondo, y por más que hubiera una factura formal entrabas luego a ver si era real el servicio que te habían prestado. Entonces, ahí tengo que reconocer que no hemos podido hacerlo, o sea, porque no tenemos facultades.

    La inspección de Hacienda sí que tiene más facultades para mirar los impuestos de los particulares de los que la Cámara de Cuentas tiene para mirar los gastos de las entidades públicas que administran fondos públicos. En concreto, quiere decir que no podemos entrar a ver si una empresa de verdad ha prestado ese servicio o es una factura puramente formal. Y de eso quiero dejar constancia porque con mi mentalidad de inspector de Hacienda, en alguna factura me hubiera gustado profundizar más, y no pude.

    Se hicieron trámites de alegaciones, y brevemente voy a contar las conclusiones.

    En primer lugar, globalmente, las contabilidades del sector estaban bien, y reflejaban la situación electoral. Con lo cual, la Cámara de Cuentas no propuso ninguna reducción de subvención electoral. Pero hubo algunas irregularidades. Por ejemplo, el uso de las cuentas electorales. Algún partido, dos en concreto, aparte de la cuenta electoral, usaron cuentas de partido. La financiación viene dada..., no se ha podido ver la financiación que ha podido haber de personas particulares, porque en todos los partidos curiosamente en ninguna financiación hay aportación de ninguna persona en particular, porque se ha hecho todo a través del partido, y el partido ha sido el que ha dado la financiación a la campaña electoral, y, como nosotros no podemos mirar la contabilidad de los partidos, nos hemos quedado en la puerta sin saber si ha habido o no aportaciones de personas particulares a la campaña por encima del límite marcado por la ley.

    En conjunto, quiero decir que están bien las contabilidades electorales, salvo alguna irregularidad que he querido citar ahora.

    Hemos hecho unas recomendaciones, como que se lleven, de los cinco partidos que han concurrido, cuatro lo hacen y uno no, llevar contabilidades separadas por las elecciones municipales y autonómicas. Eso nos ha originado problemas a la hora de deslindarlo, pero como la ley dice que ese deslinde se hace según el criterio del partido, nos remitimos a lo que el Tribunal de Cuentas aprecie cuando haga su informe sobre las contabilidades de las elecciones locales.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le ruego que vaya terminando.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Nos llama la atención en la partida de gastos por envíos electorales que, siendo que el tope máximo de todos los partidos es el mismo, ha habido unos gastos muy diferentes. En la memoria está en la página veinte, y el tope, más o menos, porque son diecinueve céntimos por cada elector, lo que cada partido puede gastarse, entonces llama la atención que, para realizar el mismo trabajo o el mismo servicio, el Partido Socialista, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida han llegado prácticamente al tope de ciento ochenta y ocho mil euros, mientras que el Partido Popular solo necesitó ciento cuatro mil y el Partido Aragonés setenta y ocho mil.

    Emitimos un dictamen a petición del Justicia sobre un aspecto formal.

    En cuanto a otras actuaciones, hemos prestado el asesoramiento que informalmente nos han pedido algunos entes. En concreto citamos en la memoria uno del ministerio Fiscal. Y, desde luego, han llegado bastantes consultas de entidades locales que hemos atendido con buena voluntad, aunque muchas veces no cumplían los requisitos del reglamento y de la Ley.

    Estas son las actuaciones que hemos ido realizando a lo largo del año.

    Y, antes de terminar, evitando el odioso de las comparaciones, y porque me siento obligado a justificar a la Cámara de Cuentas y que fue acertada la decisión de las Cortes de Aragón al ponerlo en marcha, sí que quería decir que la Cámara de Cuentas de Aragón ha aportado a esta comunidad autónoma un valor añadido. Ese valor añadido es notable tanto en relación con otros órganos de control externo de otras comunidades autónomas, como respecto a nuestro predecesor el Tribunal de Cuentas. En otras comunidades autónomas prácticamente tardaron dos o tres años en sacar el primer informe desde que fueron constituidas.

    Nosotros podemos decir que lo hemos sacado al año siguiente de ser constituidos, con lo cual, creo que hemos sido bastante eficientes a la hora de poner en marcha la institución. Además, el presupuesto en otras cámaras de Cuentas va normalmente en una horquilla que va entre el uno por mil y el medio por mil del presupuesto de la respectiva comunidad autónoma. O sea, me atrevería a decir que la media es que cada órgano de control externo en las comunidades autónomas tiene el uno por mil de su presupuesto de la comunidad autónoma.

    En Aragón tenemos el 0,58, o sea, un poquito más de la mitad que la media. Y con esos medios hacemos el trabajo, naturalmente, que las Cortes de Aragón nos encomienden. Si las Cortes de Aragón quisieran un mayor rendimiento y una mayor amplitud, naturalmente, necesitamos un mayor presupuesto.

    Y, en relación con el Tribunal de Cuentas, creemos que es útil el haber creado la Cámara de Cuentas de Aragón, y me referiría a tres aspectos. En primer lugar, en la profundidad del contenido. Hemos querido que nuestros informes no contengan menos ni con menor calidad que los del Tribunal de Cuentas. Y en el informe de la comunidad autónoma hemos sido especialmente cuidadosos, que presentaremos dentro de poco. Pero hemos atendido muchos aspectos que el Tribunal de Cuentas no atendía, tanto en aspectos transversales específicos (hemos tocado estabilidad presupuestaria, morosidad, endeudamiento, contratación, subvenciones), como en la realización de trabajos de campo, que, por tener una mayor proximidad con los entes, como ocurre con todas las instituciones autonómicas, hemos podido realizar con mayor intensidad, y creemos que calidad, que lo podía hacer el Tribunal de Cuentas.

    Y, finalmente, creo que una notable aportación de la Cámara de Cuentas es la limitación del tiempo, la proximidad en la emisión de nuestro informe con respecto a las cuentas que se hacen. El Tribunal de Cuentas, el último informe que presentado, creo que es del año 2007, y en este momento está trabajando 2008-2009. Nosotros tenemos elaborado ya el del 2010. Esa proximidad creemos que será más útil tanto para las Cortes de Aragón como para los propios gestores. No trabajamos para historiadores, para que se sepa qué es lo que ha pasado hace cinco años, sino para que sea útil para los gestores y, desde luego, para que las Cortes de Aragón puedan emitir su juicio político sobre el informe técnico que nosotros podamos dar de las cuentas de las entidades fiscalizadas.

    Es todo, salvo que indiquen mayor amplitud.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Luego en la réplica tendrá tiempo de terminarlo para responder e incluso para ampliar alguna cosa, si lo desea.

    Es el turno ahora de los grupos parlamentarios. Por un tiempo máximo de diez minutos, tiene la palabra, por el Grupo Parlamentario de Izquierda Unida de Aragón, el señor Barrena.

    El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días, bien venido, señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón.

    Empezaré por decirle que Izquierda Unida está absolutamente satisfecha de que, por fin, se pueda producir la comparecencia ante las Cortes de la Cámara de Cuentas de Aragón, porque eso quiere decir que se cumple nuestro estatuto y que esa aspiración que teníamos, al menos Izquierda Unida, yo entiendo que todo el mundo, pues, tras lo avatares que ha hecho que esto se dilatara en el tiempo, al final parece que se ha encontrado la fórmula para que tuviéramos Cámara de Cuentas en Aragón, y, por lo tanto, esa es la primera reflexión que hago.

    La segunda, ciertamente, usted nos lo ha explicado, además lo conocemos muy bien, cuando empieza a funcionar la Cámara de Cuentas, tiene que cumplir unos plazos, tiene que cumplir unos procesos, y yo diría que estamos todavía en esa fase de ajuste, que estoy seguro que conseguirá, al final, bueno, cumplir objetivos y funcionar de una manera más normalizada, como no ha podido hacer en esta ocasión, que digo que no ha funcionado normalizada por las circunstancias claras de cuándo se ha constituido, de cuándo ha habido presupuesto de proceso de selección, es decir, no entienda usted en la intervención nuestra que achacamos al funcionamiento de la Cámara la realidad de este año.

    Dicho eso, entraré siguiendo la memoria en los dos bloques que ustedes han planteado. Ciertamente, es evidente, cuando se hace un capítulo presupuestario, es por ejercicio presupuestario, y, cuando el capítulo 1 está vinculado a procesos de selección, lógicamente, empieza a trabajar a partir de lo que se hace; por lo tanto, es normal que solamente aparezca el 44% de lo presupuestado, con lo cual entiendo que queda un remanente de capítulo 1 para próximos ejercicios.

    Sobre la RPT, evidentemente, discutimos aquí y sabemos cómo se ha planificado y cómo es lo que se ha hecho. Nos parece adecuado el proceso de selección que ustedes han planteado. Quizá una pregunta: nos extraña que el cargo de letrado jefe siga estando desierto. Es decir, vemos que hubo cuatro personas que aspiraban a ello, parece ser que, dado que como es un puesto de libre designación, parece ser que nadie satisfacía, pero sí que nos gustaría un pequeño comentario sobre cómo se ha producido esta circunstancia de que estemos, esté la Cámara de Cuentas todavía sin letrado jefe y no sé qué previsiones tendrían de resolverlo, en fin, previsiones que tienen en este momento.

    Nos parece valorable como muy positivo el intento de los medios telemáticos, del portal web, de la Cámara de Cuentas de Aragón. Creemos que eso acerca mucho la institución, facilita trabajo y nos parece, incluso, interesante la creación de la sede electrónica de la Cámara de Cuentas, tal y como dice aquí. Es verdad que habla de que se encuentra pendiente de ejecución, dice que está previsto su funcionamiento en el curso del año 2012. Sería aquí quizá otra pregunta que le hago en este sentido: ¿cómo y de qué manera...?, es decir, si estamos ya muy próximos, si se va a demorar, cuándo va a ser esto posible.

    Entramos a las actuaciones de fiscalización y consultivas, y es verdad que durante el año 2011 se planificaron cuatro informes de fiscalización: uno el de la contabilidad electoral de los partidos políticos está entregado, presentado y lo conocemos. A él me referiré más adelante. Hay tres que a nosotros también nos parece necesario contar con ellos, que es el de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de Aragón, el de las cuentas anuales de la Universidad de Zaragoza y el de las cuentas generales de las entidades locales aragonesas. Se dice en la memoria que se tiene previsto que estén emitidos en los primeros meses del año 2012. Pero estamos en el mes seis. Otra pregunta va en esta dirección: ¿cuándo vamos a poder contar con ellos? Y, vinculado con este tema, dado el decalage que usted ha empleado entre su trabajo, que tiene que ver con los tiempos de presentación de las cuentas, ¿cómo puede influir la finalización de esos tres que tienen pendientes del informe de fiscalización aprobado en el año pasado con relación a los diez que hay aprobados para este año? Es decir, qué incidencia va a poder tener esa situación que ahí tenemos, que nos parece que una parte puede tener que ver con cómo y de qué manera estaban en el proceso de constitución de la Cámara de Cuentas, pero otras tienen que ver claramente con las fórmulas y plazos en que las administraciones tienen que cerrar y presentar las cuentas. Y, exactamente igual que veo que para los partidos políticos ustedes hacen relaciones y referencias de cómo se podría mejorar, a mí me gustaría saber también qué propuesta tienen para ver cómo se podría mejorar esto para que pudiera actuar la Cámara de Cuentas, como todos esperamos.

    Lógicamente, como en esos tres informes estamos a la espera de ellos, pues simplemente nos vamos a reservar para cuando estén. Del que sí que hay presentado, que usted además ha comentado con más detalle, yo haría alguna reflexión. La primera es que yo creo que tiene que dejar muy claro, y le agradeceré mucho que usted se pronuncie en este sentido, que lo que usted ha llamado dificultades para intervenir no quiere decir que los partidos no estén controlados, porque a donde ustedes no llegan llega el Tribunal de Cuentas. Por lo tanto, creo que no se puede desprender de su intervención, y por eso le agradeceré una expresión en ese sentido, que los partidos políticos no estemos total y absolutamente controlados, porque, evidentemente, está la Cámara la Cuentas, pero está también el Tribunal de Cuentas, y, como usted muy bien sabe, hay una normativa electoral que los partidos han cumplido, como usted ha reconocido, y, aunque sea manifiestamente mejorable, como todo en esta vida, pero en estos momentos no se puede desprender, ni mucho menos de su intervención, que haya algún tipo de sombra de duda sobre el control que los partidos políticos tienen.

    Es verdad que dice usted: «es que a mí me hubiera gustado entrar en facturas reales». No sé, ¿tiene usted sospechas? Porque, claro, parece que usted dice que hay facturas no adecuadas; claro, lo que usted ha venido a decir aquí es que le hubiera gustado entrar, porque no sé, yo le puedo asegurar que, en lo que se refiere a mi partido, los bolígrafos, los globos, los roller, los spots publicitarios, toda esta serie de cosas que van soportadas con la factura, pues son así, yo le encargo tanto, y pagamos la factura. Entonces no sé muy bien dónde ha estado ese comentario que usted ha hecho. No sé exactamente qué quería decir, pero, claro, vinculado con el otro, que me habría gustado, porque si no no puedo, pues creo que esto es un tema que yo creo que fundamental que quede lo suficientemente claro.

    Le voy a poner un ejemplo: usted legítimamente se extraña de que en los gastos por subvención electoral de envíos a posibles electores ha habido diferencias. Bueno, pues cada partido entiendo que habrá decidido cómo hacerlo, habrá decidido a quién quiere llegar, habrá decidido si el mailing es nominativo, genérico, personal. Entonces, a mí lo que me preocuparía es que algún partido nos hubiéramos pasado de lo que era el tope o de lo que era legal. Pero, en el otro tema, la verdad es que creemos que corresponde a la organización de cada partido, y entonces a mí sí que me habría preocupado que algún partido nos hubiéramos pasado, pero, como usted ha dicho, ninguno ha llegado al límite, y dentro de que ninguno ha llegado al límite, algunos lo habrán gestionado como lo hayan considerado oportuno. Evidentemente, en este sentido, nosotros creemos que reafirma que, fíjese, el primer trabajo de contabilidad electoral que ha ido a partidos políticos se ha resulto en tiempo, forma y plazo, cosa que no ha pasado con los de las otras administraciones públicas. Lo cual yo también lo pondría en valor. Ciertamente, los partidos políticos en Aragón han cumplido absolutamente con todos sus requerimientos, con todas sus obligaciones, y la Cámara de Cuentas no ha encontrado ningún motivo para disminuir ni para tal... ¿Que puede ser mejorable? Yo no se lo discuto, pero como todo. Pero sí que le agradecería que dejara claro que los partidos electorales, los partidos políticos están absolutamente controlados.

    La última cuestión que le plantearía es sobre el tema de los dictámenes. Yo creo que ahí también habría que clarificar bastante más qué tipos de dictámenes puede emitir la Cámara de Cuentas, a petición de quién, cómo se sustancian o, sobre todo, cómo se justifican. Y sé que viene vinculado por la propia Ley de la Cámara de Cuentas. O sea, que estoy incluso emplazándole a usted a que dé la opinión, pero, lógicamente, este sería un tema que tendríamos que plantear y debatir entre todos los partidos. Nosotros incluso creemos que la Cámara de Cuentas puede tener un papel importantísimo en la lucha contra el fraude fiscal, y, en ese sentido, estamos tratando de hablar con el resto de los partidos para ver cómo y de qué manera la Cámara de Cuentas puede participar también en esa parte tan importante de la fiscalidad y, sobre todo, tan importante en lo que es una sociedad democrática sana y transparente. Lógicamente, como en este momento no está, en su memoria no aparece, pero simplemente lo dejo ahí. Sí que irá alguna propuesta de resolución nuestra en ese sentido. Se lo digo a usted, igual que se lo anticipo al resto de grupos, porque, ciertamente, dentro de quince días tendremos que trabajar y votar las propuestas de resolución.

    Gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Barrena.

    Por el Grupo Parlamentario de Chunta Aragonesista, tiene la palabra la señora Ibeas.

    La señora diputada IBEAS VUELTA: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días, señor presidente. Bien venido a la comisión.

    Creo que es un momento de felicitación, de felicitarnos a todos finalmente. Porque es una excelente noticia que por fin podamos contar con una memoria anual que la Cámara de Cuentas presenta a estas Cortes de Aragón, atendiéndose a lo que establece la ley, que regula la creación de la Cámara de Cuentas.

    Para mi grupo parlamentario es, además, un momento particularmente importante porque desde hace muchísimos años habíamos insistido en la necesidad de profundizar en nuestro autogobierno, y usted sabe bien que, ya desde el año 1998-1999, presentamos propuestas, se debatió en su momento la toma en consideración de una proposición de ley para la creación de la Cámara de Cuentas, que finalmente no pudo salir adelante. Pero tuvimos una primera Ley de Cámara, tuvimos una segunda Ley de Cámara de Cuentas, y por fin tenemos este primer informe.

    Creo que, si hay algo importante en esta cuestión, además, es el hecho de que se pueda obtener información sobre la fiscalización de las cuentas públicas en el menor plazo de tiempo posible, porque no deja de ser realmente sorprendente que tengamos que estar en estos momentos analizando en ponencia la información relativa a las cuentas fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas relativas al año 2004-2005, o que estemos en 2005-2006. O sea, que es que ya parece que aquello queda lejano. Luego es una excelente noticia.

    Por otra parte, yo le quiero felicitar porque, aunque solo sea en logo, ustedes hayan recuperado la figura del magister rationalis; ya sabe que para mi grupo parlamentario también era importante poder recuperar este antecedente de la fiscalización de las cuentas públicas, es un precedente histórico de estos órganos de control externos de cuentas y creo que es una buena noticia, aunque sea a título simbólico.

    Desde el punto de vista de las observaciones, sí que se deduce de la lectura de las documentación que nos han pasado que finalmente la Cámara se encuentra todavía en un periodo de ajustes, se encuentra todavía en una fase transitoria, en la que tiene que cubrir sus plazas previstas en plantilla; por lo tanto, habrá más capacidad y mayor calificación a todos los niveles para poder cumplir las funciones que tiene establecidas. Evidentemente, también hubiera sido deseable que hoy hubiéramos podido estar analizando no solamente el informe correspondiente, como usted señalaba, a la contabilidad electoral de los partidos políticos, sino a los otros tres apartados que aparecen perfectamente expuestos en su memoria, tal y como se habían planteado, y nos preocupa también, evidentemente, que haya algún tipo de colisión, o por lo menos que pueda retrasar de alguna manera esa planificación de fiscalización que ustedes han propuesto para el año 2012. Ojalá que para la presentación de la próxima memoria tengamos toda la documentación, y poco a poco se pueda poner ya al día en su funcionamiento completo la Cámara que usted preside.

    Hay alguna cuestión que nos preocupa, porque es cierto que usted, o el informe, mejor dicho, voy a decir, al final establece que el funcionamiento ha sido un funcionamiento legal —digamos—. O sea, que se ha atenido finalmente a lo establecido en la normativa que hay en estos momentos vigente, por parte de los partidos políticos, pero no deja de haber esa sombra que usted ha dicho. Se han quedado un poco en la puerta en alguna que otra ocasión.

    Es verdad, por eso yo, retomando alguna idea que se ha dicho, que queda una sensación un poco agridulce. Yo lo digo desde un grupo parlamentario que en este caso remite a un partido cuya tesorería no ha cometido ninguna irregularidad respecto el cumplimiento de las restricciones legales en relación con los ingresos y con los gastos electorales. Pero da la impresión de que, tal y como usted lo ha expuesta, y tal y como la memoria lo expone, incluso a la hora de plantear las limitaciones, se podrían hacer otras cosas. Hay un control efectivo de los partidos políticos, pero ¿qué se podría hacer o qué necesitaría, en este caso, la Cámara de Cuentas de Aragón para poder funcionar adecuadamente? Porque, de alguna manera, al próximo año, en el caso hipotético que no creo que vaya a suceder, pero que hubiera de nuevo una conjunción electoral como la ha habido en este año, volveríamos de nuevo a esa misma situación. A esta situación un poco de insatisfacción por no poder llegar al fondo de las cosas.

    Ustedes plantean las limitaciones: no es posible una fiscalización completa de los gastos e ingresos electorales, no tienen competencias para realizar comprobaciones en terceros, la coincidencia electoral ha complicado también las cosas, porque hay un problema de delimitación, como usted señala, de gastos e ingresos. Pero, entonces, ¿qué posibilidades plantea la Cámara de Cuentas más allá de esta reflexión que ustedes hacen?

    Y luego hay alguna otra cuestión también que nos gustaría plantear. Ustedes señalan, casi al término de la memoria, que han realizado una tarea de auxilio técnico prestado al ministerio fiscal. No sé si puede aportar algún tipo de datos sobre esto. Me parece que, si ustedes lo señalan, es porque debe de ser significativo. Si quiere entrar más en detalle en el asunto... Y se refiere también al tema de la fiscalización de los ayuntamientos, que yo creo que sí que es una cuestión muy importante. Muy importante porque, si de verdad las cosas funcionaran en condiciones, no nos hubiéramos encontrado o no hubiéramos tenido los sustos y los escándalos que hemos podido comprobar en el pasado, sobre todo en el pasado periodo legislativo, en algunos ayuntamientos aragoneses. Y pienso, sin ir más lejos, en el Ayuntamiento de La Muela, que parecía que todo saltaba de golpe y había ahí cosas que al parecer no estaban del todo claras.

    Como es su última reflexión, usted recoge directamente que han estado también recibiendo denuncias o, lo voy a decir para no equivocarme, de ninguna manera, usted dice: «Desde la Cámara de Cuentas se ha dado respuesta a una serie de preguntas, peticiones, incluso denuncias formuladas por personas físicas, en su mayor miembros de corporaciones municipales, cuya información podrá ser tenida en cuenta, en su caso, en futuras actuaciones de fiscalización». Eso, exactamente, si quiere, si podría aclarar algo más a este respecto. Evidentemente, me imagino que todos los procesos siguen su curso y la Cámara, entiendo, que también tiene que desempeñar un papel importante.

    Por lo demás, esperamos que cuanto antes puedan darse a conocer esos informes que quedan pendientes y que hoy deberíamos haber tenido que conocer o poder conocer.

    Le deseamos que el trabajo sea realmente riguroso para poder garantizar la máxima transparencia, que en estos momentos no solamente está exigido, sino que nos está pidiendo la sociedad a todos los ámbitos, no solamente a los partidos políticos, que hoy es un poco el centro de este debate, sino en todos los ámbitos y las administraciones públicas son, en este sentido, un elemento fundamental para que pueda recuperarse de alguna forma esa confianza de la ciudadanía en todo, en la democracia, en nuestras instituciones, que elegimos libremente, y sobre todo en este funcionamiento del que nos hemos dotado y sin el cual yo creo que tendríamos serios problemas para pensar en salir adelante en condiciones en cualquier situación y más de la situación actual.

    Muchas gracias por la información, y creo que, como faltan todavía tantas cosas, pues esperaremos a ver cuáles son esos informes, cuáles son los resultados, y quizá entonces será el momento de realizar una valoración global de cuál es el estado de las cuentas de la comunidad autónoma relativas a los años en cuestión.

    Gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Ibeas.

    Por el Grupo Parlamentario del Partido Aragonés tiene la palabra el señor Ruspira.

    El señor diputado RUSPIRA MORRAJA: Muchas gracias, señora presidenta.

    Buenos días, señor Laguarta, señor presidente de la Cámara de Cuentas de nuestra Comunidad Autónoma de Aragón. Por supuesto, darle la bienvenida a esta, su comisión, y digo a esta su comisión porque hoy comparece usted para presentarnos, si yo no me equivoco, la memoria anual de actuaciones realizada durante el año 2011. La memoria anual, no explícitamente uniforme, no un dictamen, sino una memoria anual. Y en el reglamento de la presidencia de estas Cortes, del 18 de abril de este mismo año 2012, dice que de forma transitoria es esta comisión en la que tiene usted que comparecer, y en el artículo 4 hace referencia explícita a la memoria anual de actuaciones, y dice que tiene que ser en esta comisión, con lo cual se está cumpliendo de forma absolutamente reglamentaria lo que marca el criterio, el reglamento de las Cortes, y por supuesto el buen hacer de la Cámara de Cuentas.

    Y, en primer lugar, quiero subrayar la trascendencia histórica de esta memoria anual, que, como usted bien ha dicho, es la primera desde la creación de la Cámara de Cuentas. Coincido en el orgullo y en la satisfacción desde el Partido Aragonés con los portavoces que me han antecedido en el uso de la palabra de que es algo que tenemos que subrayar, poner en negrita y creo que es importante remarcarlo, porque, además, esto es un hito para el Gobierno de Aragón, y, en eso, allí el Partido Aragonés, como usted se puede imaginar, todo lo que sea avanzar en el autogobierno de nuestra comunidad autónoma, de nuestro estatuto, está claro que bien venido sea, e implica que estamos madurando políticamente, y el hecho de constituir y de poner en marcha la Cámara de Cuentas, es un hito relevante.

    Es muy importante que seamos capaces de trasladar a los aragoneses que somos los propios poderes aragoneses quienes fiscalizamos nuestras actuaciones, más hoy, si cabe, hoy en día.

    ¿En qué se basa el autogobierno? El autogobierno se basa en la proximidad, es un rasgo fundamental para poder ejercer un control óptimo. Si a ello se le suma la profesionalidad de los integrantes de las Cámara de Cuentas, estoy convencido de que estos informes estarán hechos con un mayor conocimiento de causa, más celeridad, con más rigor, con menor margen de error y, por tanto, cumplirán mejor su función y serán de mayor utilidad. Y, por tanto, señor Laguarta, lo que le quiero transmitir es que coincido plenamente con los tres puntos con los que ha finalizado su intervención, en los que usted estaba poniendo en valor la realidad de la Cámara de Cuentas, como puede ser la profundidad del contenido, gracias a esa proximidad es muy importante, la posibilidad de hacer un trabajo de campo hace que se tenga un mayor rigor, y, tercero, como usted ha dicho, la limitación del tiempo, la proximidad temporal. Está claro que la Cámara de Cuentas nos puede aportar mucho si lo cotejamos y lo comparamos con lo que es el Tribunal de Cuentas.

    Por tanto, desde el Partido Aragonés subrayamos y coincidimos plenamente con usted en el planteamiento en las tres características positivas de la puesta en marcha de la Cámara de Cuentas.

    Esta primera memoria, como usted decía, es atípica —pongo atípica en el sentido no negativo de la palabra— porque abarca año y medio, efectivamente: desde el 1 de julio del 2010 hasta el 31 de diciembre del 2011. Y ese es el motivo por el cual, en la memoria que está publicada, en el BOCA, aparecen dos referencias. Por un lado, las actuaciones de puesta en marcha y organizativas de la Cámara de Cuentas durante los primeros doce meses, y luego ya lo que sería el puro fin de la Cámara de Cuentas, que estaríamos hablando lo que son las actividades, palabra que usted, aunque la memoria dice actuaciones, me gusta mucho más actividades de carácter de fiscalización, o actividades consultivas.

    En esta memoria lo que podemos comprobar en el primer punto de los dos que he mencionado es que hay una ingente labor de puesta en funcionamiento, y ahí le queremos aplaudir desde el Partido Aragonés, y además previa, como es lógico, a su propia función fiscalizadora y consultiva.

    Quiero darle la enhorabuena el equipo, a usted como presidente, al señor Peña como vicepresidente y, cómo no, al secretario y consejero del consejo, señor Saz, hoy el consejero de Hacienda, porque estoy refiriéndome al periodo de este año y medio, y él entró en el mes de marzo en el Gobierno de Aragón e hizo que pudiera entrar el señor Rufas de Benito en su lugar. Estamos de acuerdo en que ha sido una labor ingente, ha sido una labor muy importante y queremos felicitarle en este sentido.

    En estas laboras previas, que usted comentaba, hay aspectos que me gustaría destacar. Primero, que la elaboración del reglamento, el ROFCCA (vaya acrónimo que se han ido a buscar), se ha hecho en tiempo y forma en tres meses. La relación de puestos de trabajo y la selección de personal: hay un total de treinta y cinco. He podido contar el anexo correspondiente, el anexo 3, me parece, veintitrés personas a finales del 2011. ¿Qué previsión? ¿Qué evolución estima para el año 2012? Más teniendo en cuenta que ya hay diez informes solicitados para el ejercicio 2012.

    La gestión económica y presupuestaria de la propia Cámara. Ha hablado de una ejecución del 44%, que por otro lado es lógica si el personal se ha incorporado el 1 de septiembre de este año, y pesa tres cuartas partes del presupuesto, es lógico. ¿Los remanentes se guardan? Me ha sorprendido, porque en el Gobierno de Aragón, yo que pude trabajar en el Gobierno de Aragón la pasada legislatura, los remanentes no pasaban al otro ejercicio. Me gustaría que me respondiera esa pregunta por aclaración, simplemente.

    Tercero. Habla usted de la referencia porcentual, bueno, en este caso por mil, que no porcentual, por mil, del 0,58, cuando la media de los otros organismos de control externo están alrededor del uno por mil. Si calculamos sobre los cinco mil y poco millones de euros de gasto no financiero, estaríamos hablando de algo más de cinco millones, cuando estamos en un presupuesto del 2011 de tres millones y pico. Veo en esas líneas, y a mí que me gusta ser de ciencias más que de letras, que le gustaría que se incrementara aproximadamente un 66% su presupuesto. Tendría que presentar el porqué de ese incremento y estructurar adecuadamente ese presupuesto para que las Cortes puedan transmitirlo a través del servicio 3, dentro de la sección 1, para que en el próximo presupuesto se documentara adecuadamente, pero le dejo la pregunta en el aire. Ha dicho que dependerá de lo que se le exija desde las Cortes. Con esos diez informes que se le han puesto encima de la mesa para el año 2012, ¿cuál sería el presupuesto que requeriría adicional, si es así el caso?

    Además, aparecen en la memoria convenios con el Tribunal de Cuentas y con otros OCEX. ¿Han hecho benchmarketing?, ¿han trabajado conjuntamente?, ¿se han apoyado en ellos para estudios o para el diseño del reglamento?, ¿existe comunicación permanente para intentar avanzar en el trabajo, desde Aragón, en colaboración con otras comunidades autónomas, independientemente el color político?

    Avanzo en el siguiente punto en cuanto al aspecto fiscalizador. Hay que recordar que las Cortes, como representantes de la soberanía del pueblo aragonés, tienen un gran protagonismo a la hora de fijar las prioridades que conformaran los programas anuales de fiscalización. Ya se ha dicho aquí que en el ejercicio 2011 se fijaron cuatro. Uno se ha hablado, de los partidos políticos; la cuenta general de la comunidad autónoma del 2010, entregándoselo el 30 de junio del 2011, sabemos que está en periodo de alegaciones del Gobierno de Aragón, y el artículo 1 deja del reglamento que he mencionado antes de las Cortes habla y explica claramente cómo se va a tramitar dicho informe, con lo cual no estamos restando protagonismo a estas Cortes ni muchísimo menos. Cuando llegue se debatirá y se podrán aplicar propuestas de resolución o lo que sea menester.

    Pero sí que ha hecho un par de comentarios. Las cuentas generales de las entidades locales. Igual he entendido mal. El 15 de octubre de 2011. He entendido que como todavía no le han dado las cuentas, y sin embargo ha dicho que en este mes de junio se van a cerrar. Hay algo que a mí no me cuadra allí, o sea, han recibido todas las cuentas, porque ha dicho más de mil cien organismos públicos en este territorio, la cantidad es ingente, y sin embargo ha dicho que lo va a cerrar este mes de junio: ¿me podía dar alguna información más al respeto?, porque pertenece a los informes solicitados para el 2011.

    Y en las cuentas de la universidad ha dicho lo mismo: ¿cuándo se le entregaron las cuentas de la universidad?, ¿también el 30 de julio del 2011? ¿Cuáles son las fechas? También me gustaría conocerlo.

    Para el 2012, como hemos dicho, se prevén diez informes. ¿El equipo humano con el que cuenta es suficiente para este trabajo? Es una pregunta que también le dejo encima de la mesa.

    Y, por supuesto, de los cuatro informes hay aprobado uno, que es el que aparece en el informe, porque se aprobó en noviembre del año pasado, que es el de la contabilidad electoral. Sí que me gustaría que quitara cualquier sombra de duda. Los partidos políticos hacemos nuestro trabajo lo mejor que sabemos, todo es mejorable, como también se ha dicho, pero creo que es importante que en su réplica nos transmita que el control es exquisito y que, bueno, que la forma de trabajar de los partidos políticos se ata a lo que marca la legalidad en estos momentos, como no puede ser de otra forma.

    En ese informe, y en ese análisis, sí que habla de recomendaciones, entre otras, por ejemplo, la separación de las cuentas, como usted ha dicho, de la parte autonómica de la parte municipal. Creo que es muy importante que, con el rodaje, todo se puede perfeccionar, todas las maquinarias se perfeccionan, y por supuesto los partidos políticos tenemos mucho que aprender, tenemos que hacer, como es lógico, autocrítica, que a veces tanto nos cuesta, no solo a los partidos políticos, sino a cualquier persona, el hacer autocrítica. Es muy importante que la Cámara de Cuentas lance recomendaciones para que en las futuras gestiones de elecciones autonómicas y/o municipales, aunque están todavía en manos del Tribunal de Cuentas, se pueda avanzar en este sentido.

    Sí que me gustaría, para ir finalizando, señora presidenta, hacer una llamada de atención. En el punto 3 (actividades de fiscalización y consultivas) aparece en el punto tercero «dictámenes emitidos», no le ha dado tiempo a comentarlo. Solamente hay referencia a un dictamen, el del Justicia respecto a una consulta de consumo telefónico, creo recordar que era.

    Creo que es importante hacer una labor pedagógica durante este año, porque es importante que las instituciones clientes, me permite entre comillas, por supuesto, que usted las ha enumerado, y son muchas, que la Cámara de Cuentas les transmita que no solo tienen una labor fiscalizadora sino que también tiene una labor consultiva, y que es muy importante el control previo, y que esas instituciones puedan acogerse a esa labor consultiva de la Cámara de Cuentas, y, a lo mejor, si Alá no va a la montaña, que la montaña vaya a Alá. Creo que me esté entendiendo el símil que le quiero poner encima de la mesa. Es muy importante que tanto las entidades... ¿He dicho Alá? Bueno, Mahoma, señor González, no se preocupe, creo que se ha entendido. Es el chiste del lunes por la mañana.

    La cuestión está clara, que es muy importante que entiendan todas las administración públicas de nuestra Comunidad Autónoma de Aragón, que hay una labor no solo fiscalizadora, que es muy importante, que es relevante, pero que también hay una consultiva, y que están precisamente para ello, para transmitir información y para poder dar respuestas de forma formal, valga la redundancia, a cualquier consulta.

    Como le digo, señor Laguarta, es muy importante reprender los errores, fundamental, pero también es muy importante ayudar a prevenirlos. Y creo que en esa doble función tienen que hacer una labor importante y muy medida de cara a los próximos meses y a los próximos ejercicios.

    Esto, además, es importante siempre, pero en épocas de crisis aún más. Los ciudadanos necesitan confiar en sus instituciones, y en sus partidos políticos, y en el sistema democrático que nos regula, y más hoy, cuando la verdad es que la situación está tensa y la conflictividad social y política está al orden del día, y creo que es importante que todos los que trabajamos para lo público transmitamos un mensaje de confianza, de tranquilidad, de sosiego y, si me permite, hasta incluso de paz, entiéndaseme bien el término, porque creo que es importante llegar a la sociedad con ese mensaje y calar.

    La mayoría funciona bien. Todas las instituciones trabajan bien. Pero es muy importante remarcar que están integradas por magníficos empleados y servidores públicos. Y, por eso, el mensaje tiene que ser muy claro.

    Vamos en la buena dirección, señor Laguarta. Creo que tenemos que seguir trabajando de una forma importante, le felicito por el trabajo realizado en la puesta en marcha. Le felicito por el trabajo hecho en los cuatro meses en la actividad fiscalizadora y de consultas en el último cuatrimestre del año 2011. Tiene un 2012 apasionante por delante para cerrar los tres informes que faltan del 2011 y poner en marcha, y ya sé que están trabajando, en los diez que hay para el 2012. Termine de cuadrar la estructura. Siga en su demanda de necesidad presupuestaria. Ya sabe en la época en la que vivimos, tendrá que documentarlo adecuadamente para que podamos trabajar en ese sentido, y, por supuesto, darle toda nuestra colaboración desde el Partido Aragonés para seguir avanzando en el autogobierno de nuestra Comunidad Autónoma de Aragón.

    Nada más, y muchas gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Ruspira.

    Por el Grupo Parlamentario Socialista tiene la palabra la señora Fernández.

    La señora diputada FERNÁNDEZ ABADÍA: Gracias, señora presidenta.

    Buenos días, señor presidente de la Cámara de Cuentas. Bien venido a esta comisión.

    Desde el Grupo Socialista queremos felicitarle a usted y al resto de los componentes de la Cámara por el trabajo realizado en esta primera fase de puesta en marcha, lógicamente, más complicada. Siempre es difícil poner en marcha un organismo como la Cámara y, sobre todo, en los tiempos en los que estamos.

    En cumplimiento de lo previsto en los respectivos distintos estatutos de autonomía, se han ido constituyendo diferentes órganos de control externo, en la mayor parte de las comunidades autónomas. De diecisiete, trece cuentan ya, contamos, con estos órganos. Por lo tanto, casi todas las comunidades autónomas contamos con órganos de control externo.

    Aragón quizá es una de las últimas. No sé si habrá habido alguna otra comunidad autónoma que posteriormente a la nuestra haya incorporado estos órganos.

    Para el Grupo Socialista es muy importante el papel de las cámaras de control, en este caso de la Cámara de Cuentas, porque sirven fundamentalmente para que los ciudadanos perciban que la administración está controlada, que ese control es necesario y que a través del mismo se conoce todo lo referente a la correcta utilización de los recursos públicos. Creemos que ese es el fundamento esencial que la ciudadanía, realmente, a través de esa transparencia y de ese control, a partir, en este caso, de la Cámara de cuentas, sepan que en las administraciones se controla, se hace buena gestión y, en caso de que no se haga buena gestión, hay un órgano, como es la Cámara, que va a detectar esas irregularidades y además va a hacer recomendaciones para que se mejor.

    Los ciudadanos reclaman una gestión pública transparente, exigen a los poderes públicos que rindan cuentas y es en este contexto donde el control cobra especial relevancia.

    La ley de 30 de diciembre del 2009 crea la Cámara de Cuentas de Aragón. Sabemos que a lo largo de nuestra legislación el anterior Estatuto de autonomía, el de 1982, no contemplaba expresamente la existencia de un órgano propio de la comunidad autónoma para el control externo del sector público. Aun así, las Cortes aprobaron en el año 2001 una Ley de creación de la Cámara y luego ha sido el vigente Estatuto de Autonomía, de abril de 2007, el que regula la Cámara de Cuentas en el artículo 112.

    Por tanto, creemos que a partir del Estatuto de 2007 ya hemos puesto en marcha este órgano tan importante, como digo, para la comunidad autónoma.

    Como bien ha dicho usted, supone, la Ley lo dice: «incorporar a las instituciones de autogobierno un órgano esencial para el ejercicio de la autonomía financiera». Por lo tanto, que además regula todo el sector público, de la administración de la comunidad autónoma, sus organismos, la administración local y que depende directamente de las Cortes, y ejerce sus funciones en delegación de estas.

    Nos trae usted hoy aquí la memoria de actuaciones, que, como bien ha explicado y los anteriores portavoces también han mencionado, incluye una parte fundamental que ha sido la puesta en marcha de la institución, la constitución de la Cámara en Julio del año 2010. Y luego los resultados del ejercicio de sus funciones propias de fiscalización y de su actividad consultiva. Lógicamente, en la memoria ocupa más espacio todo lo que tiene que ver con la puesta en marcha y, lógicamente, porque así ha de ser. Y realmente el resto de las actividades poco a poco, entiendo, van a ir produciendo resultados.

    Hemos leído la memoria, y ahí también hemos visto cuáles son las diferentes actividades que ha llevado a cabo la Cámara. Hay una cuestión importante. Esto viene en el artículo 10 de la ley, que habla de que la cuenta general de la comunidad autónoma habrá de presentarse antes del 30 de junio inmediato posterior al ejercicio económico al que se refiere. Y esta sí que es una primera pregunta que le queríamos hacer. Teniendo en cuenta que precisamente ahora estamos viendo en ponencia los informes del Tribunal de Cuentas en concreto del año 2004 y 2005, ¿van a cumplir ustedes con el plazo previsto, aunque el Tribunal de Cuentas no haya emitido el informe correspondiente a los años anteriores? Es decir, ¿ustedes van a emitir ese informe del año 2010 aunque no tengamos todavía los informes de los años 2008 y 2009? Si vamos a poder ir viéndolo también en ponencia, independientemente de que los años anteriores no los conozcamos. Entiendo que sí, para cumplir con el plazo que la ley les marca.

    En relación con las diferentes actividades normativas, ya sabemos que el reglamento de organización y funcionamiento de la Cámara de Cuentas está en vigor desde diciembre del año 2010. En relación con la dotación presupuestaria y la gestión económica, también ha explicado usted, quejándose quizá de que tiene poco presupuesto, eso lo habíamos visto también en sus declaraciones cuando se presentó a la prensa esa memoria de actividades, que, por cierto, si me permite, le diré que hubiéramos preferido tener primero esta sesión, y que luego los medios de comunicación hubieran sido informados por la Cámara. Pero ustedes presentaron a los medios la memoria de actividades hace dos meses, creo que fue el 4 de abril de este año. Es una cuestión que me gusta dejar clara por la importancia del Parlamento, la importancia de las Cortes de Aragón, que los diputados y las diputadas tengamos conocimiento, no solo conocimiento, sino poder debatir y aportar nuestras propuestas y nuestras opiniones, antes de conocer las cuestiones por los medios de comunicación.

    En relación con los recursos humanos, también he estado revisando la relación de puestos de trabajo. Contempla treinta y cinco puestos de trabajo, y a finales del 2011 estaban cubiertos veintitrés. Entonces, también nos ha sorprendido que el puesto de letrado jefe quedara desierto, y otra cuestión, revisando la RPT, que me sorprende es que precisamente los puestos de administrativos y auxiliares administrativos son todo vacantes dotadas. Con lo cual quiere decir que o no necesitan ustedes este personal o realmente todavía no han tenido la oportunidad de convocar las plazas. Esto es lo que también me gustaría preguntarle.

    En relación con los convenios con el Tribunal de Cuentas y con otros órganos externos, bueno, pues que creo que es esa la tarea que tienen que realizar, lógicamente de coordinación, y, en relación con el segundo apartado, ya no la puesta en marcha de la Cámara sino las actuaciones de fiscalización y las consultivas, bueno, pues también se ha expresado por parte de otros portavoces, ya que es un informe el que ha sido emitido, el de la contabilidad electoral de los partidos políticos. También desde mi grupo nos gustaría dejar claro que, evidentemente, en ese informe no existe ningún tipo de duda en relación con la labor realizada por los partidos políticos en la campaña electoral, y con sus cuentas en concreto, y, de hecho, el apartado 8, el punto 8 de ese apartado 2, informes emitidos, dice: «teniendo en cuenta los resultados de fiscalización para cada formación política, la Cámara de Cuentas no formula propuesta alguna de no adjudicación o reducción de la subvención electoral que le corresponda percibir a la formación política». Luego, si eso es lo que formula, esa es la propuesta de la Cámara, lógicamente, entendemos que es porque las cuentas están correctas, independientemente de que haya alguna cuestión que quizá en posteriores elecciones haya que mejorar. Pero eso sí que creo que es importante. Lo han dicho otros portavoces que me han precedido, y nosotros también queremos dejarlo claro, que la ciudadanía sepa y conozca que los partidos políticos funcionan de acuerdo con las leyes y llevando a cabo la gestión correcta de sus economías.

    Hablaba antes de personal, decía usted que habían elegido el modelo de personal funcionario. A nosotros nos parece correcto porque es la forma en la que los puestos de trabajo se cubren a través del mérito y de la capacidad, y, por lo tanto, creemos que es correcto que esa haya sido la manera en que la Cámara de Cuentas se ha nutrido de los diferentes puestos de trabajo.

    Y, en relación con las actuaciones consultivas que nos parecen importantes, también me gustaría saber, entiendo que no, porque en la memoria de actividades no consta, quizá más adelante. Sobre todo el papel de las entidades locales, aquellos municipios más pequeños, que, como bien sabe, cuentan con medios técnicos y tienen mayores dificultades para llevar a cabo diferentes actuaciones en gestión económica... ¿Cómo va a ser ese asesoramiento? ¿Cómo ve usted, si le están solicitando información o apoyo? Porque, claro, añadido a eso, a la escasez de recursos, en multitud de ayuntamientos pequeños en nuestra comunidad autónoma, se une toda la cantidad de controles que en estos momentos vamos y tenemos ya las administraciones por parte del Gobierno de España, y me estoy refiriendo a los planes de reequilibrio, a los planes de ajuste, que también se les exigen a las administraciones locales, y eso, realmente, lleva un trabajo ingente a muchos municipios, que yo creo que es bueno aclarar realmente la Cámara qué papel tiene, cómo se va a llevar a cabo ese asesoramiento y ese apoyo.

    Y, bueno, en relación con este último apartado, como bien ha dicho, se ha emitido ese informe, el de contabilidad electoral de los partidos políticos. Dice que tienen terminados ya el de la cuenta general de la comunidad autónoma del 2010, y que van a terminar este mes de julio las cuentas anuales de la universidad y de las entidades locales. Por tanto, consideramos realmente que el trabajo lo están haciendo ustedes bien, en el sentido de que están respondiendo a las expectativas, o por lo menos están cumpliendo con lo que marca la ley y lo que dice el reglamento, y en esa línea pensamos que habrá que seguir apoyando a la cámara en futuras actuaciones.

    Y termino ya deseándole lo mejor a la Cámara de Cuentas de esta comunidad autónoma, después de este primer periodo de constitución de organización, que, como digo, es el más problemático, una vez que ya están ustedes en marcha, que realmente continúen trabajando por el bien de la transparencia y de la buena gestión de los diferentes organismos y del sector público de la comunidad autónoma.

    Gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señora Fernández.

    Para concluir el turno de portavoces, por el Grupo Parlamentario Popular, tiene la palabra el señor González.

    El señor diputado GONZÁLEZ CELAYA: Bueno días. Bien venido, señor Laguarta. Transmítales también al resto de los miembros de la Cámara el agradecimiento por la memoria que nos han presentado.

    Hemos visto con bastante satisfacción, al cerrar de alguna forma, como coincidimos bastante con lo que han manifestado el resto de los grupos en esta comisión, lo cual quiere decir que seguimos un camino de acuerdo y consenso sobre lo que es, lo que debe ser y lo que debe representar esta Cámara de Cuentas, que para nosotros es muy importante, y hay que intentar que se mantenga porque da credibilidad y porque da vigencia de lo que es la Cámara de Cuentas.

    De alguna forma, con la presentación aquí de la primera memoria, y con su presentación aquí, pues se cierra un poco lo que podíamos denominar el entramado institucional aragonés. Y la Cámara de Cuentas, indudablemente, ha sido fruto de un acuerdo entre los grupos y un amplísimo respaldo también en cuanto a su composición.

    Hoy nos presentan la memoria anual, según el artículo 14 de la Ley 11/2009, tramitada en esta comisión según marca la resolución del presidente de las Cortes. Y hoy, como han dicho todos, y ha comentado usted, analizamos algo más que el informe anual. Es la puesta en marcha de esta Cámara de Cuentas y también las actividades desde su constitución en julio del 2010, lo cual también es la memoria del 2011.

    Muchas de las preguntas que le voy a hacer ya se han realizado por medio de otros miembros, con lo cual de esta comisión nos damos cuenta de que las inquietudes y las preocupaciones son generales.

    La primera pregunta, aunque la ha explicado de alguna forma, es: ¿cómo valora usted el inicio de esta Cámara de Cuentas? Nos ha puesto unos valores positivos, supongo que habrá habido otros valores no positivos, que como, es normal, nos gustaría también conocer esos que han sido más dificultosos y qué medios han tenido para corregirlos.

    La segunda, y también lo ha comentado en función de la Ley 11/2009: su organización a nivel de recursos humanos, técnicos y materiales ¿permiten una actividad completa de la Cámara? Ya sé que viene también, ha comentado, limitado por los presupuestos y de alguna forma también por el personal del que se dispone, pero a nuestro grupo tampoco nos gustaría que esto fuera una situación para decir que no se pueden desarrollar aquellos trabajos que se deben desarrollar. Es decir, tenemos que tener muy claro qué trabajos se pueden demandar en función de la capacidad que tiene la Cámara de Cuentas y poderlos demandar. No poder decir que hay ciertos impedimentos a nivel de medios tanto humanos como materiales.

    Y, también, ¿algún aspecto considera usted que queda pendiente para el pleno funcionamiento, al máximo nivel, de la Cámara de Cuentas? Ya se ha dicho la provisión de personal, que quedan algunos, pero me gustaría también que usted nos hiciera las consideraciones que crea oportunas.

    Como consideraciones diremos que tienen a su favor un consenso político de forma muy mayoritaria, y a parte el inicio de la Cámara de una actividad que comienza en este presente, donde se es responsable, sin antecedentes ni condicionamientos anteriores del prestigio y trabajo de esta propia cuenta. Y como justa competencia puesta, tiene un trabajo muy complicado, delicado y difícil en la situación en que en estos momentos, como ha dicho algún portavoz anteriormente, nos estamos moviendo. Este trabajo requiere más que nunca de sentido del servicio público, con mayúsculas, de las personas que componen la Cámara. Y, ante la situación actual, yo creo que tienen que prestigiar y dar confianza en las instituciones que están en Aragón, por supuesto de aquellas que los acrediten.

    La Cámara de Cuentas debe velar de esa forma muy significativa por ese control, fiscalización y transparencia de instituciones aragonesas, del sector público y de las administraciones locales (diputaciones, comarcas, ayuntamientos), como he dicho antes, del sector público, y también de la universidad.

    Se les atribuye que la Cámara debe velar por el buen desarrollo aplicable al ordenamiento jurídico, a los principios contables y, los consideramos desde nuestro grupo muy importantes, a los principios de eficacia, eficiencia y economía.

    Han aprobado durante el año 2011 los programas de fiscalización del año 2011 y los del 2012. En lo relativo al 2012 han presentado el referente a la contabilidad electoral de los partidos a las elecciones a Cortes del año 2011.

    En su informe, ya se ha repetido aquí de forma bastante constante por parte de todos los grupos, se ha comentado de alguna forma que las contabilidades son correctas en función de hasta donde ustedes tienen capacidad de poder llegar. Nosotros somos totalmente partidarios de seguir profundizando en la transparencia y claridad de la financiación, y si esto se tiene que llevar a una cooperación y una colaboración con el Tribunal de Cuentas, tendrá que llevar a ello. Lo que no se puede dejar es absolutamente ningún tipo de dudas sobre cómo funcionan los partidos políticos. Nosotros les decimos: lleguen a donde tengan que llegar, pidan lo que tengan que pedir, hagan lo que tengan que hacer, pero en la situación actual todos los partidos políticos deben tener de alguna forma su análisis, y, por supuesto, aquellos que no cumplan con sus obligaciones se tendrá que decir. Pero aquellos que cumplen con sus obligaciones también se tienen que decir, que se está dentro de la legislación y que cumplimos con todas nuestras obligaciones.

    Se comenta, concretamente, lo de las elecciones del año 2011. En el año 2011, indudablemente, al confluir dos elecciones, unas municipales y unas autonómicas, ya entendemos todos que hay ciertos problemas. Pero esto ustedes tienen la obligación de intentarlo compaginar con el Tribunal de Cuentas, porque, al fin y al cabo, las mismas elecciones, el mismo día, los mismos destinatarios, indudablemente, yo creo que no puede ser un problema que debamos de tener. Es un problema que es que no puede ser un problema, es que las elecciones son el mismo día en la misma fecha y con los mismos destinatarios. Y, por tanto, ustedes, conforme con el Tribunal de Cuentas, con la colaboración que es la que mantienen, tendrán que velar por que los partidos políticos y las formaciones políticas hagan todo correctamente. Nosotros cumpliremos con nuestra obligación. Y la obligación de los órganos de control y fiscalización tendrá que ser poner las bases para decir que las cosas se hacen correctamente, como creo que se están haciendo en la inmensa mayoría.

    Referente al resto de los informes, en su memoria manifiesta la voluntad de emitirlos en los primeros meses del año 2012. Ya he comentado que de la cuenta general del 2010 están ya y que en julio tendremos los otros dos informes.

    En cuanto al 2011, lo ha dicho tanto el representante del Partido Aragonés como de Izquierda Unida, ¿cómo transcurre el trabajo según los plazos previstos? ¿Usted cree que podremos llegar?

    Desde nuestros grupos, y creo que también ha sido una cuestión que se ha plasmado de forma unánime por el resto también, consideramos fundamental la inmediatez en la vida pública y, por tanto, en el interés, y ahora es posible, al no existir ningún tipo de trabajo retrasado. Se ha aludido aquí en algún momento a las cuentas que se están presentando del Tribunal de Cuentas. Y es que les pedimos que desarrollen los informes y el trabajo con la temporalidad correcta y normal para ser creíbles. Y que estos informes y recomendaciones sean útiles. Se ha comentado aquí la labor pedagógica, que nosotros creemos que es fundamental. Si nosotros tenemos la cuenta de un año, de la que hacemos públicos los informes, que creemos que son mejorables, cinco años después, habremos perdido cinco años, en los cuales se seguirán tramitando las cuestiones de forma no como desde el órgano, en este momento, fiscalizador y de control se dice que se realice.

    Entonces, indudablemente, yo creo que es muy bueno también para poder de alguna forma, con los informes que luego deben ustedes emitir, que los diversos organismos e instituciones también puedan corregir. Si conseguimos que corrijan al primer año, es mucho mejor que si conseguimos que corrijan al quinto año.

    Debemos evitar que el trabajo a desarrollar, por el paso de los años, de forma pública pierda vigencia. La respuesta debe ser dentro de los plazos, y debe ser corriente, más cuando las administraciones y sus cambios políticos vienen vinculados a legislaturas o mandatos.

    La ciudadanía tiene derecho a tener la máxima información en todo momento y, por supuesto, en cuanto es competencia de la Cámara de Cuentas, para poder formar de mejor manera su decisión de elección política.

    Nos hemos dado cuenta muchísimas veces de que las situaciones sobre ciertas irregularidades o sobre ciertas manifestaciones de irregularidad que luego no son correctas, traspasan la línea de un proceso electoral. Y nosotros, en la medida de lo posible, creemos que esto debe ser evitable, para que cuando el ciudadano vaya a ejercer su derecho a voto sepa perfectamente cuál ha sido la gestión. Nosotros creemos que es importante, tanto, vuelvo a repetir, cuando la acusación puede ser, o la denuncia, puede ser clara como no puede ser clara. Muchas veces nos encontramos con ciertas denuncias que desde el órgano fiscalizador se podría decir que no son ciertas. Y por eso nosotros creemos que es muy conveniente.

    Creemos muy positivos los acuerdos de trabajo coordinados con el Tribunal de Cuentas, y también hemos visto y hemos analizado el portal rendiciondecuentas.es. Y hemos visto que el acceso de dicho portal a los datos de las instituciones en cuanto a claridad y transparencias son muy interesantes, incluso con un observatorio sobre la evolución y análisis que sería importante poder desarrollar en la manera de lo posible desde la Cámara de Cuentas de Aragón.

    Abogamos desde nuestro grupo por la máxima difusión de la información disponible, así como de los dictámenes emitidos, que, hoy en día, con las posibilidades de la red, vemos factibles e imprescindible. Y vemos factible e imprescindible la transparencia y la máxima información al ciudadano, que debe ser seña de identidad de la Cámara de Cuentas, como garante del control de fiscalización de las administraciones aragonesas.

    Tienen un trabajo que desarrollar que la sociedad se lo reclama: se lo reclama a ustedes y nos lo reclama a nosotros, y que desde nuestro grupo consideramos que tienen suficientes mimbres, como decimos en esta tierra, tanto por su formación y capacidad, como por el respaldo que tienen desde su independencia para impulsarlo desde la libertad, la profesionalidad, la transparencia y el servicio público, y ese es el apoyo que va a tener y eso es lo que le demandamos desde este grupo.

    Muchas gracias.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor González.

    Es ahora tiempo de respuesta, del presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón, a las cuestiones planteadas por los grupos parlamentarios.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Gracias, señora presidenta.

    Realmente estoy favorablemente impresionado por las intervenciones de los grupos, primero por el reconocimiento que he recibido de los cinco, y que agradezco enormemente, y transmitiré a mis otros dos compañeros, porque nuestra labor, a la que hemos dedicado mucho tiempo, muchas ganas, en vacaciones, en casa, en todas partes, se vea reconocida por las Cortes, que al fin y al cabo es para quien trabajamos. Queremos aportar lo que sea útil a las Cortes y lo que ustedes nos demanden. Y también estoy sorprendido por la cantidad de temas que les han interesado a los grupos, lo cual me da oportunidad en este turno de réplica de puntualizar muchos aspectos que en mi exposición primera, limitada a los veinte minutos, no he podido hacer.

    Así que voy a empezar, quizás sea el mejor sistema hacerlo por orden, conforme me han ido planteando los temas.

    El representante de Izquierda Unida ha empezado hablando de los plazos de los informes. Efectivamente, los informes, para que sean útiles, y creo que en esto han hecho hincapié todos los grupos, tienen que llegar a tiempo. O sea, no vale con emitir el informe al cabo de cinco años de la gestión que estás fiscalizando, que, como he dicho al principio, puede ser útil para los historiadores, pero no para unas Cortes, que tienen que dar un juicio político, o para los gestores a los que les hacemos recomendaciones de cómo creemos, desde un punto de vista técnico, que habría que hacer las cosas.

    Los plazos, la Ley nos marca, solo marca un plazo, que es para el del informe general de la cuenta de la comunidad autónoma, que son seis meses desde la presentación. La comunidad autónoma presentó el año pasado su informe en plazo, el último día del plazo, el 30 de junio, y nosotros debíamos haberlo terminado el 31 de diciembre. Lo que ocurrió es que, por todos esos procesos selectivos que van uno detrás de otros, sobre todo de personal y de medios, es que no teníamos auditores, y hasta septiembre, incluso avanzado, no tuvimos auditores. Y, por tanto, no podíamos empezar a hacer trabajos de campo, comprobaciones físicas, que, aunque hubiéramos querido los tres miembros de la Cámara, era imposible, porque eso no es cuestión de calidad, sino que es cuestión de cantidad. Y si había que ir a cada una de los sesenta y ocho entidades que he dicho que conforman la comunidad autónoma, como prácticamente hemos ido a todo, no lo podíamos hacer tres personas. O sea, por eso nos hemos retrasado.

    También nos hemos retrasado porque el informe es muy amplio y, como he dicho al principio que hemos querido que no hubiera, vamos, que las Cortes de Aragón ni la opinión pública echaran en falta lo que hacía el Tribunal de Cuentas, sino que hiciéramos un informe que fuera, como punto de partida el Tribunal de Cuentas, y algo o bastante más, lo que hemos hecho ha sido profundizar en muchos más aspectos. Entonces hemos tomado como modelo el informe del Tribunal de Cuentas último que emitió, conocido por nosotros. Con ese mismo esquema, intentando llegar a esas materias. Lo que ocurre es que, conforme hemos ido realizando la auditoría, hemos profundizado en muchos más aspectos, tanto que hemos entrado en todos los entes que forman el sector público de la comunidad autónoma, como en materias que el Tribunal de Cuentas no miraba. Entonces, nos ha salido un informe realmente extenso, del que estamos, incluso nosotros asustados, que nos han salido ochocientas páginas de informe, cuando creo que no es lo deseable. Hemos intentado concentrar, pero hemos querido recoger muchos temas y muchas materias.

    Por eso, en el programa de fiscalización del 2012, y respondo ya a otra cuestión que ha salido, lo que hemos hecho ha sido fraccionar ese informe único de la cuenta general de la comunidad autónoma en otros informes parciales. O sea, de manera que, para hacer el informe del 2012, como se puede ver en el programa de fiscalización de 2012, referente a la comunidad autónoma, hay seis informes, que los haremos por separado y podremos trabajar simultáneamente y tenemos el firme compromiso en la Cámara de Cuentas de presentarlo el 31 de diciembre, o sea, en plazo, si la comunidad autónoma cumple también su plazo, que es una cosa que estamos esperando que presenten.

    En cuanto el plazo para los otros informes, el de las entidades locales, antes de hacer el informe hemos tenido que esperar a que nos presentaran las cuentas, y también a otra cuestión que me ha sido planteada, creo que por el representante del PAR, se extrañaba de... La ley dice que las entidades locales tienen que presentar sus cuentas antes del 15 de octubre, y así ha venido siempre. ¿Con qué nos hemos encontrado? Pues con que el 15 de octubre, en realidad, lo habían presentado el 35%, y, aun en ese aspecto, podemos decir que hemos mejorado, porque hicimos una campaña formativa, pedagógica, tuvimos reuniones con los ayuntamientos, a través de las diputaciones provinciales, de las tres provincias, tuvimos la satisfacción de reunir prácticamente a doscientos municipios de cada provincia en cada una de las reuniones que hicimos, y mejoramos la presentación del año anterior, porque el año anterior, el 15 de octubre habían presentado un 5%, y creemos que, gracias a esa labor pedagógica, lo multiplicamos por siete y hemos conseguido que en plazo presentaran un 35%. Pero es que llegamos a 31 de diciembre, y habían presentado un 50%. Y, a fecha de hoy, todavía falta un porcentaje que no me atrevo a decir, porque soy riguroso, pero creo que anda entre el 10% y el 20% que faltan por presentar. Algunos municipios, en su vida han presentado cuentas. En su vida, por lo menos desde que tengo control informático, que es desde el año 2005, y queremos hacer una campaña especial a esos ayuntamientos para que presenten cuentas, alguno de los cuales es significativo, quiero decir que tiene más de mil habitantes. Y entre los no presentados a fecha de hoy hay alguno de peso de población, que en Aragón tener más de diez mil habitantes ya es, y no son muchos, pues hay alguno de más de diez mil habitantes que no han presentado sus cuentas.

    De todas formas, me alegro de que coincidan en la apreciación que nosotros tenemos, que los informes para que sean útiles tiene que estar presentados en plazo y que haya una inmediatez. Si no, estamos hablando de cosas ya muy pasadas, en las que hasta hay equipos de gobierno o Cortes distintas, y entonces ya se valora de distinta forma.

    En cuanto a la financiación del presupuesto, que era el tema que ha hablado, de los remanentes para los próximos ejercicios, del presupuesto limitado que tenemos, hay una regla que está puesta en la ley de presupuestos, que es que las dotaciones presupuestarias de las Cortes de Aragón, de los tres servicios que tiene, Cortes, Justicia y Cámara de Cuentas, sirven para financiar remanentes de servicios sucesivos. Lo que pasa es que los remanentes no son de presupuestos sino de tesorería. Quiero decir que, porque nos haya sobrado ejecución de presupuesto de ingresos previstos sobre gastos previstos, no están disponibles, solo están disponibles si nos ha sido facilitada la tesorería previamente, y, en la situación de dificultad económica en que está ahora la comunidad autónoma, a fecha de hoy, la comunidad autónoma nos ha provisto de dos trimestres. El trimestre en el que estamos ahora todavía no nos lo ha proporcionado, y el año pasado, de los cuatro trimestres, solo nos hizo provisión de dos trimestres, con lo cual, con remanentes de tesorería prácticamente no contamos. En fin, con lo cual, como no tenemos de años anteriores, no contamos con remanentes de tesorería para financiar gastos de ejercicios sucesivos. Es decir, si las Cortes quieren que hagamos más cantidad o más profundidad, necesitaremos que reconsideren el presupuesto. Pero, repito, ese es un tema que las Cortes, al fin y al cabo, son soberanas, y nosotros somos un instrumento para las Cortes. Si la Cortes quieren que, en vez de diez informes, hagamos veinte, naturalmente que los podremos hacer, con personal suficiente. Si quieren que miremos cincuenta ayuntamientos en vez de diez, necesitaremos más medios. Pero ahí, al fin y al cabo, como, en fin, no me quiero repetir demasiado, estamos a lo que las Cortes nos pidan.

    En cuanto a los puestos no cubiertos, en concreto citaba el de letrado jefe, la asesoría jurídica es una pieza fundamental en nuestra tarea. Nosotros tenemos encomendados, vamos a decir, tres niveles de trabajo. Por un lado, lo que se llama, en sentido estricto, auditoría, que es auditoría igual que la hacen las empresas privadas y que es auditoría de cuentas: ver que la situación económico-patrimonial, este fielmente reflejada, que las cuentas dan la imagen fiel de la entidad, es decir, que están recogidos todos los gastos, que no hay facturas en el cajón, que está recogido todo, que las valoraciones están hechas por lo que valen, que si un edificio vale mil no esté valorado por dos mil. En fin, eso es auditoría y eso es lo que hacen también las empresas privadas.

    Un segundo nivel es el control de legalidad, que eso normalmente no lo hacen las empresas privadas. Y, en el control de legalidad, estamos en una entidad pública, en una institución pública, y por lo tanto tenemos que ver que todo se haga según los procedimientos legales: que si hay concursos de obra pública, pues que se haga con un concurso anunciado, que haya libre competencia, concurrencia de todos los que puedan y que no se haga con un contrato negociado, casi a escondidas, con menos garantías de publicidad y de concurrencia. O que, si se dan subvenciones, las subvenciones se hayan dado como está dicho en la ley, o sea, mediante un concurso público y valorando a quién hay que subvencionar. Entonces, este control de legalidad es muy importante para nosotros.

    Y un tercer paso, ya que me he metido en la materia, sería lo que se llama «auditoría operativa», es decir, que el gasto público se ha realizado con arreglo a los principios de eficacia, eficiencia y economía. Quiero decir que, si para hacer un determinado servicio, una obra, hacían falta mil, no te gastes mil doscientos. Y, si te damos en presupuesto mil, dedícalo a sacarle la mayor utilidad posible. Bueno, de esos tres niveles, el control el control de legalidad es muy importante.

    ¿Por qué no hemos cubierto la plaza de letrado jefe? Pues porque, como en todas las demás plazas, hemos sido muy exigentes a la hora de seleccionar el personal. No hemos querido, ya que se había optado por las Cortes, por la Mesa de las Cortes, y la Junta de Portavoces, cuando nos aprobaron el reglamento, por un modelo de función pública tal, o sea, en el sentido estricto, otras instituciones, estoy pensando en el Justicia, han optado por un modelo de personal eventual. Nosotros creemos que hacía falta personal profesional que conociera su oficio, que viniera con le lección sabida, que no viniera a la Cámara de Cuentas a aprender, sino que supiera su oficio, sobre todo cuando teníamos ya unos plazos que nos corrían para sacar los informes. Entonces hemos sido muy exigentes con el personal que hemos seleccionado. Lo que ocurre es que era otra idea que teníamos al principio, y hababa con el anterior presidente de las Cortes, señor Pina, que aprovecho por segunda vez para agradecerle su apoyo inicial, era que los puestos preferentemente se cubrieran con personal de la comunidad autónoma, de manera que el presupuesto global no resultara recargado. O sea, quizás pensando en que si se cubría con empleos de la comunidad autónoma, esa vacante se podía cubrir con los otros ya existentes, en instituciones mayores, y el presupuesto al final fuera cero, no hubiera incremento.

    Eso, en auditoría, pues era posible hasta cierto punto, porque auditoría pública como tal en la comunidad autónoma, en la intervención se realiza, en la intervención general, pero de una forma limitada. Entonces, abrimos los puestos de trabajo a otras administraciones, a la Administración del Estado y a la administración local. El letrado jefe, sin embargo, como los puestos de auxiliar administrativo, informático, técnicos de gestión, creímos que había personal suficiente en la comunidad autónoma. Hay un cuerpo de letrados en la comunidad autónoma, hay un cuerpo de letrados en las Cortes. Creímos que podría haber concurrencia suficiente. Efectivamente, como usted ha recordado, concurrieron cuatro personas, de las cuales uno era del cuerpo de letrados de la comunidad autónoma. Nos quedamos con esa persona. Mejor dicho, el puesto de letrado jefe no lo cubrimos, porque creímos que haría falta un poco más de experiencia y bagaje, y lo dejamos vacante, y cubrimos el de letrado de puesto base. Vino un letrado de la comunidad autónoma y, al cabo de tres meses, en fin, no sé si es oportuno que diga aquí, pero creo que sus retribuciones no le cuadraban. Entonces, se marchó al cabo de tres meses, porque en la comunidad autónoma parece que le salían mejor las cuentas.

    Con la retribución que hay para el puesto de letrado jefe, que es la que nos condiciona el presupuesto que tenemos, pues es que no hemos podido promover la concurrencia, y le estamos dando muchas vueltas y estamos lanzando muchos anzuelos a ver a quién cogemos, y estamos viendo a ver si hay algún letrado de profesión, abogado del Estado, juez, de profesión, que esté fuera de aquí, ya que con los de aquí es imposible conseguir que venga nadie, hemos corrido la voz y, desde luego, nadie viene. Y estamos todavía esperando a que alguien venga. Quizás algún letrado de profesión que sea de aquí y le apetezca venir y que esté destinado fuera, consigamos que venga, y, si no, pues igual tenemos que replantearnos proponer a las Cortes que nos modifiquen la relación de puestos de trabajo y que nos autoricen a pagarle quince o veinte mil euros más al año. Con lo cual nos descalabraría todos los esquemas, porque tendría una retribución superior a la de su jefe, que es el secretario general, el cual a su vez está equiparado a los directores de auditoría. Entonces subir a un letrado supondría tener que subir a cuatro o cinco puestos más, y el presupuesto no da para tanto. O sea, estamos haciendo verdaderos juegos malabares, que no hay forma de resolverlos, pero que espero que lo resolvamos.

    Afortunadamente, en la Cámara de Cuentas hay muchas personas que han tenido ejercicio jurídico y que saben hacerlo y, en todo caso, sí que hemos hecho, ha sido firmar un convenio con el Gobierno de Aragón, de manera que los letrados de la comunidad autónoma nos prestan asistencia en casos de necesidad, de verdadera finura jurídica. Los informes normalmente jurídicos los hacemos nosotros, pero, si hubiera casos de comparecencia ante tribunales, tenemos un convenio firmado con la comunidad autónoma de manera que los letrados de la comunidad autónoma nos prestan esta asistencia.

    Algo parecido nos pasa con los directores de auditoria. Hay tres plazas previstas, de las cuales cubrimos dos, con dos personas que creímos que eran competentes, pero en una de ellas recibimos una OPA hostil del Gobierno de Aragón y se nos la llevaron de interventora general, con lo cual, tenemos ahí un puesto vacante, que estamos también lanzando voces a ver quién reúne condiciones, que haya hecho auditorias y sea capaz de dirigir una auditoria, funcionario y con esa retribución no vienen. Con lo cual, los consejeros estamos haciendo de consejeros y de directores. Lo hacemos muy a gusto y creemos que es una fase que durará unos meses y en algún momento conseguiremos salir de esta situación.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le ruego que vaya concluyendo.

    El señor Presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Bueno, no he contestado a los grupos. De acuerdo, procuraré alargarme menos.

    Ha hecho alusión también a la sede electrónica. Efectivamente, he hecho hincapié en que nuestra preocupación es que nuestro trabajo se haga por medios informáticos y telemáticos, superar la fase del papel, y lo vamos consiguiendo. Y uno de ellos es cumplir la ley 11 de sede electrónica y crear la sede electrónica. En el Plan director lo tenemos previsto. Lo que ocurre es que es un tema que, como decíamos en la memoria, esperamos atacarlo ahora cuando saquemos los informes que tenemos pendientes de 2011. O sea, que sí que mantenemos el compromiso de que a lo largo del 2012 estará la sede electrónica.

    Los informes, por supuesto, están colgado en la página web, en el menú informes, ahí están colgados todos, o sea, que nuestros informes, después de ser presentados a las Cortes, los colgamos en la página web.

    Ha hecho alusión también a los informes de 2011 y de 2012, y el decalage ese y cómo vamos a compatibilizar el hacer los del 2012. Sí que hay ese decalaje, naturalmente que lo tiene que haber, pero estamos comprometidos con nosotros mismos en que los informes del 2011 los queremos terminar, por lo menos nuestro trabajo, en este mes de junio. El de la comunidad autónoma ya está hecho. Solo está en periodo de alegaciones, que depende del tiempo que se tome la comunidad autónoma en responder a las alegaciones, tiene un mes prorrogable por otro mes, si lo pide. Y el de las administraciones locales esperamos sacarlo en este mes de junio. El de la universidad creo que también.

    Hay otro tema en el que pido disculpas si no me he expresado bien, que es el relativo al informe que hemos hecho sobre las contabilidades de los partidos políticos. De ninguna manera quiero que quede ninguna duda de que dejo ninguna sospecha con respecto a la contabilidad de los partidos políticos en las elecciones electorales. Han sido las cuentas presentadas buenas y fiables. Y, por tanto, eso es lo que decimos en el informe, y por eso no hacemos ninguna propuesta, ni siquiera de reducción de ninguna subvención. Quizás ahí me ha traicionado mi bagaje y mi experiencia personal, como quizás nos pasa a todos. Yo soy inspector de Hacienda de profesión, y en Hacienda no das nada por probado. O sea, el pregunta por algo no quiere decir que sospeches, quiere decir simplemente que lo quiero saber. Entonces, como en Hacienda se puede pedir, pues yo aquí hecho en falta que se pueda pedir también alguna justificación. Quiero decir, por hablar de una comparación, si un policía le pide a una persona su identificación, se la tiene que dar, o sea, si el policía dice: «Usted ¿quién es?». «Pues me llamo fulanito de tal». «A ver, documentación». Se la enseñas porque tiene facultad para pedírsela. Una persona privada, si tiene que negociar con otro o hablar dice: «Y tú ¿quién eres?». «Pues yo soy fulanito». «Enséñame el carné de identidad». «Si me da la gana te lo enseño y si me da la gana no te lo enseño». Pues algo parecido nos ocurre a nosotros. O sea, la inspección de Hacienda tiene unas facultades de manera que si se le presenta una factura, bien, esta factura es real, esta factura está en papel, la empresa que la emite dice que sí, pero yo quiero saber si, por decir un caso, una imprenta, si para los libros que has comprado te los ha hecho de verdad esa empresa o es una ficción. Entonces quiero saber dónde compró el papel, qué personal se dedicó a la imprenta, qué tinta empleó, esa tinta en oro, esa tinta dónde la compró usted. Y entonces a la imprenta le pido que me enseñe esas cosas y que la tiene de verdad, porque muchas veces te has encontrado con que te han facturado que han pintado unas letras en oro y en su vida han comprado tinta en oro. Con lo cual, esa empresa no ha podido nunca imprimirle ese papel.

    Eso es lo que quiero decir, y pido disculpas si me ha fallado mi bagaje anterior. O sea, no tengo ninguna duda de que las contabilidades electorales han sido presentadas, son fiables, y creo que son, vamos, intachables, en concreto en tres partidos ni una sola irregularidad hemos encontrado, y en los otros dos han sido unas irregularidades tan insustanciales que no hemos propuesto ni reducción.

    En cuanto a las diferencias que he resaltado de los gastos de envíos electorales, simplemente he constatado que es que llama la atención, cada partido ha podido hacerlo como ha querido y los envíos de los sobres y las papeletas lo han encargado a quien ha querido y lo ha podido hacer como haya querido. Simplemente he dejado constancia de que a unos les ha costado una cantidad y a otros les ha costado la mitad. A lo mejor es que el partido no ha metido todo lo que ha metido ahí, o sea, todo lo que realmente ha gastado. No lo sé, yo no juzgo ya de eso. Simplemente he constatado que las facturas que han presentado, a unos dicen que les ha costado la mitad, un poco menos, y a otros les ha costado el máximo. Bueno, no digo más, no emito juicio. Mi labor es simplemente dar datos.

    O sea, los partidos, en definitiva, repito y lo quiero dejar claro, han cumplido, y no tengo ninguna duda. Otra cosa es que en la contabilidad de los partidos nosotros no podemos entrar, o sea, eso es competencia del Tribunal de Cuentas. La mayoría de los partidos en España son de ámbito nacional y, por tanto, no podemos entrar por regla general, y, por tanto, será el Tribunal de Cuentas el que mire qué aportaciones ha habido a los partidos, y si son o no son legales. Pero nosotros, desde luego, no hemos entrado en los partidos, sino simplemente en las contabilidades electorales.

    En cuanto a los dictámenes, lo que llamamos dictámenes, sobre quién y cómo pueden solicitarse, o sea, los informes son la expresión de nuestro trabajo de fiscalización, pero, aparte de la fiscalización que viene a posteriori, los entes fiscalizados, el Gobierno de Aragón no, los ayuntamientos, por hablar de alguien más general, pueden pedir a la Cámara de Cuentas, y está previsto en la ley, un dictamen si tienen dudas en materias relativas a la gestión económico-administrativa.

    Con muy buen criterio, en nuestra opinión, el reglamento aprobado por la mesa y junta de portavoces delimita eso, y de lo que no se trata es que la Cámara de Cuentas le vaya como un pim, pam, pum cualquier discrepancia que pueda haber, por ejemplo, en un ayuntamiento. Un concejal no está de acuerdo, «que me lo diga la Cámara de Cuentas». La Cámara de Cuentas es un órgano revisor que tiene sus limitaciones, como a cualquiera que tuviera una duda recurrir ya directamente a la Cámara de Cuentas, es que nos bloqueaba y no llegábamos de ninguna manera, no llegamos de ninguna manera. Por eso el reglamento lo que prevé es que para pedir un dictamen a la Cámara de Cuentas se pide un requisito, primero, que lo haya acordado el órgano máximo de la entidad, o sea, en el caso del Gobierno de Aragón, el Gobierno; en el caso de los ayuntamientos, el pleno. Lo que no puede ser es porque a un concejal solo se le ocurra, la Cámara de Cuentas tenga que pronunciarse y entres ahí en una lucha que muchas veces tiene un trasfondo de enemistad personal, de rivalidad política o de lo que sea. Y entonces hace falta acuerdo del pleno del ayuntamiento y, por supuesto, con el dictamen de los órganos propios para dar el dictamen. Es decir, de la intervención y del servicio jurídico. O sea, previamente se tienen que mojar sus propios órganos de asesoramiento antes de ir a la Cámara de Cuentas. Eso es un procedimiento que está en el reglamento que me parece muy acertado si no se quiere bloquear completamente la Cámara de Cuentas.

    Hemos recibido, y contesto ya a algunas preguntas que me han hecho algunos, creo que la representante de Chunta Aragonesista, de las preguntas sobre el último inciso del informe que nos han hecho desde ayuntamientos y concejales. Hemos recibido preguntas, de verdad, y peticiones curiosas. Pues que investiguen al alcalde de mi pueblo —era un pueblo que no llegaba a cien habitantes—, que presenta facturas por haber arreglado los caminos, él mismo. Y dice: «y tiene ochenta y dos años». Bueno, pues no podemos dedicarnos a mirar una facturita de una cosa de esas, o sea, quiero decir, para eso hay otros caminos.

    A la representante de Chunta Aragonesista le agradezco mucho su reconocimiento. Sé los esfuerzos que hizo su partido por la puesta en marcha de la Cámara de Cuentas, como los demás partidos también, cómo no, y en particular me ha llegado a una fibra muy sensible la alusión que ha hecho al logo, que es una menudencia, una cosa insignificante, pero sí que hemos querido entroncar con esa figura histórica que ejerció nuestra misma tarea en Aragón desde la edad media, que se cita en la exposición de motivos de la ley, del maestre racional, que existe desde 1283, una figura que ha pasado desapercibida pero también le costó la cabeza a dos de ellos, o sea, no solo al justicia Juan de Lanuza, sino que los dos primeros maestres racionales fueron asesinados. En el logo hemos entroncado con eso, lo hemos recogido, en fin, no me extiendo más señora presidenta.

    La Cámara de Cuentas, efectivamente, está todavía en proceso de perfeccionarse, pero creemos que hemos alcanzado ya una cierta velocidad crucero y podemos seguir funcionando con la limitación del alcance en cuanto a informes que podemos hacer porque somos pocos.

    A la colisión con los informes del 2012, me parece que me he referido, o sea, que nuestro plan es empezar los informes del 2012 a partir del 1 de julio e ir haciéndolos.

    En cuanto a las limitaciones de actuación de la Cámara de Cuentas, sí que tenemos cierta insatisfacción, pero qué se le va a hacer, la legislación es al que es, y nosotros no podemos actuar fuera de la ley. O sea, me refería antes a la inspección de Hacienda si requiere a alguien y no cumplen le pueden poner multas coercitivas. Nosotros no podemos. Si le pedimos a alguien una información o que nos presente unas cuentas en plazo y demás, y no nos lo presentan, es que no podemos hacer nada. Lo más que podemos hacer es decir: se lo diré a las Cortes, lo pondré en el informe. Pero no podemos utilizar ningún medio coercitivo. En la propuesta de reglamento lo propusimos nosotros sabiendo que estábamos al borde de la ley. El servicio jurídico de las Cortes dijo que era ilegal porque eso tenía que estar amparado por una ley, y en la ley no se nos da esa facultad. Quizá sería una propuesta que en su momento me atrevería a hacer un asunto de lege ferenda que las Cortes de Aragón nos autorizaran con todas las garantías y con todos los procedimientos a poder poner multas coercitivas para que se cumplieran nuestros requerimientos.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, le ruego que vaya ya concluyendo.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Señora presidenta, me ceñiré a lo que usted me indica.

    Lo que pasa es que me han presentado los portavoces tantas y tan interesantes preguntas que no sé cuál saltarme.

    En cuanto al informe del ministerio fiscal, datos no puedo darle. Creo que tampoco nos los daba el ministerio fiscal, sino que solo nos pedía que informáramos de una actuación concreta en relación con una entidad local, por unas diligencias que el ministerio fiscal estaba tramitando, que no sabemos en qué consistían, y demás, sino que simplemente nos pidió un informe técnico. Creo que debo guardar reserva en esa materia.

    Contestando a las propuestas del representante del Partido Aragonés, le agradezco mucho su felicitación y el apoyo para el futuro, no solo a la Cámara está constituida sino que necesitamos el apoyo de las Cortes, si es que creen que podemos ser útiles, como todos me han manifestado, y el apoyo en muchas materias. Este moral que me están dando ahora y, por supuesto, en la reglamentación o en los presupuestos que vayamos presentando. Sí que es, efectivamente, un hito en el autogobierno de Aragón y cierra, si somos comunidad autónoma, igual que hay unas Cortes, un parlamento autónomo, hay un Gobierno autónomo, tiene que haber un tribunal de cuentas que actúe y cierre este circuito económico-financiero.

    Decía que qué previsiones tenemos para el personal en el 2012. Pues con el presupuesto que tenemos hemos ido cubriendo las plazas que creíamos que eran necesarias, y necesarias son todas, pero que nos dieran garantía de que el personal se iba a cubrir, como he dicho antes..., pues estamos muy limitados.

    El presupuesto, efectivamente, de la Cámara de Cuentas es el 0,58 por mil del general de la comunidad autónoma. En otras comunidades autónomas llega casi al uno por mil. Las Cortes nos dirán con qué profundidad nos dediquemos a la materia.

    Hemos hecho convenios con el Tribunal de Cuentas y con otros OCEX del Tribunal de Cuentas porque a ello sucedemos, y llevamos muy buena relación, hemos aprendido mucho de lo que han hecho en otros órganos de control externo, y nos hemos aprovechado de que somos los últimos. Me parece que me preguntaba antes la representante del Partido Socialista: somos trece órganos de control externo, Aragón es el último y en este momento seguro que quedan cuatro, de las cuales tres son tres comunidades autónomas uniprovinciales y otra es una biprovincial, todas las demás lo tienen, algunos desde hace más de treinta años.

    Los plazos de presentación de las entidades locales, creo que antes he contestado, no sé si hace falta más precisión. La de universidad, efectivamente, vino presentada con la de la comunidad autónoma, el 30 de junio. Y reitero lo que he dicho al representante de Izquierda Unida, que no hay ninguna duda respecto a las cuentas electorales de los partidos de que presentan una contabilidad buena.

    La labor pedagógica la vamos a seguir haciendo como la hicimos ya también a través de las diputaciones provinciales. Hace ya año largo tuvimos reunión, como he dicho, con todos los ayuntamientos a través de las diputaciones provinciales. Las diputaciones tienen esa función, como creo que podrían tenerla las comarcas: prestar el apoyo a ayuntamientos pequeños, que los tienen inmediatos, y, de la misma forma que se presta ese asesoramiento, por una u otra entidad, creo que habría que darlo. Diputación provincial, comarcas, unas y otras o unas u otras.

    A la representante del PSOE le agradezco también, cómo no, la felicitación. Espero que poco a poco vayamos mejorando en los resultados que vamos haciendo. Esta institución nueva, efectivamente, es el cierre del sistema económico-financiero.

    Ha planteado una cuestión que era la hilazón que hemos podido tener con el Tribunal de Cuentas con respecto a los informes que no ha hecho el Tribunal de Cuentas. Fue una de las razones que nos planteamos para presentar nuestro informe. Dijimos: «vamos a ver, si presentamos un informe, el de 2010, sin que esté hecho el del nueve y el del ocho, ahí hay un corte, parece que teníamos que partir de lo que está ya fiscalizado». Hablamos con el Tribunal de Cuentas, «¿qué previsión tienen ustedes de sacar su informe?». No nos dio garantía de que terminaran ahora, antes del verano, y entonces nos hemos lanzado a sacar nuestro informe aun a sabiendas de que espero que no haya alguna incongruencia con lo que saque el Tribunal de Cuentas, que descubra algo que nosotros no hemos tenido en cuenta, como hubiera sido propio si hubiera salido antes el informe del ocho y del nueve, antes de sacar nosotros el del diez, pero fue una opción que hicimos por no esperar y porque el informe respecto al 2010 llegara a tiempo.

    En cuanto a la presentación de la memoria que hicimos a los medios de comunicación, previamente la habíamos enviado a las Cortes. Se envió a las Cortes, tuve conocimiento de que había sido distribuida por los grupos y entonces hicimos la presentación a los medios de comunicación.

    En cuanto si iba a haber o no esta reunión, en aquel momento no estaba previsto en ningún sitio, incluso creo que nunca el Tribunal de Cuentas ha presentado una memoria relativa a Aragón. Con lo cual, esta reunión en aquel momento no era previsible ni estaba contemplada en ningún reglamento. O sea, que presentamos la memoria a las Cortes y creo que fue distribuida a los grupos antes de que hiciéramos la presentación a los medios de comunicación, creo. Bueno, ya no es mi responsabilidad, pero no podíamos esperar. Quiero decir, los medios estaban encima, querían saber qué hacíamos, y nos pareció que, una vez que las Cortes habían tenido conocimiento, podíamos presentarlo a los medios de comunicación, como pasará con el informe de la cuenta general. El informe de la cuenta general lo mandaremos a las Cortes, naturalmente, como primer destinatario y principal que es, pero luego tendremos que presentarlos a los medios de comunicación, aunque no se haya producido el debate en el pleno, tal como está previsto.

    El informe es definitivo. Una vez que lo hacemos es definitivo, incluso lo colgamos en Internet, y normalmente, salvo que las Cortes me manden otra cosa, eso es lo que me parece lógico. Ahora, si las Cortes me mandan que no hable con los medios de comunicación, yo no hablaré y diré que las Cortes me lo han mandado.

    En cuanto a los puestos de trabajo no cubiertos, lo de letrado jefe creo que ya lo he comentado, y lo del personal auxiliar administrativo ocurrió que, en la primera versión de la relación de puestos de trabajo, la Mesa de las Cortes nos aprobó una relación de puestos de trabajo de manera que ese personal auxiliar administrativo, que ahora no está cubierto, tenía que ser sacado a oposición. Entonces, realmente, pensamos que sacar a oposición tres puestos en la situación que hay actual, con una concurrencia que podía haber miles de personas, poner en marcha una oposición podía suponer tal dedicación que nos bloqueara todo lo demás, y tuviéramos que estar dedicados solamente a hacer la oposición de auxiliares administrativos, que, en cualquier caso, las oposiciones tardan tiempo en hacerse. Entonces, por eso no sacamos a oposición los puestos de auxiliar y de administrativo, pensando cubrirlos de otra manera. Hicimos un razonamiento a la Mesa de las Cortes, y la Mesa de las Cortes en este año ha cambiado la calificación, y, entonces, esos puestos saldrán a concurso de méritos entre funcionarios, y los vamos a sacar, naturalmente, porque hacen falta. Alguno ya lo echamos en falta.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, ahora sí le ruego por favor que concluya.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Bueno, pues, por contestar al representante del Partido Popular...

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Señor Laguarta, lleva cuarenta minutos de réplica.

    El señor presidente de la Cámara de Cuentas de Aragón (LAGUARTA LAGUARTA): Pues lo siento, lo siento, pero había muchas preguntas y eran muy interesantes todas.

    Pues me ha preguntado por la página web de Internet. La tenemos puesta y ahí difundimos todos nuestros informes, la labor pedagógica, que es muy importante e intentamos hacerla. La previsión de los informes de las entidades locales y de la universidad, que les vamos a sacar previsiblemente en este mes, aunque estarán en alegaciones y quizá se retrasen un poco más. Y en lo de compaginar el informe de las contabilidades electorales con lo que hace el Tribunal de Cuentas, ocurre que, como son dos elecciones separadas y las pagan dos entidades distintas, las autonómicas las pagan la DGA, el Gobierno de Aragón, mientras que las locales las paga el Gobierno de España, la competencia de las locales es del Tribunal de Cuentas, y lo que no podíamos era esperar a que el Tribuna de Cuentas emita su informe para sacar el nuestro. Que yo sepa, el Tribunal de Cuentas no ha sacado todavía su informe, y los partidos políticos están esperando cobrar, que todavía no han cobrado, mientras no se haga ese informe. Nosotros sacamos el informe den el plazo de doscientos días que marca la ley, y, por tanto, ya puede pagarse eso.

    Y siento haberme alargado más de lo que la señora presidenta me permite, pero repito que me encuentro muy a gusto compareciendo en esta comisión y estoy a disposición de los señores diputados e institucionalmente de quien las Cortes me indiquen.

            Lectura y aprobación, si procede, del acta de la sesión anterior.

    La señora presidenta (SUSÍN GABARRE): Gracias, señor Laguarta.

    Le agradecemos la exposición. Si no le importa, continúe unos minutos más con nosotros.

    Retomamos el punto uno del orden del día: lectura y aprobación, si procede, de la sesión anterior.

    ¿Alguna objeción al acta? Entiendo que se aprueba por sentimiento.

    Punto tres del orden del día: ruegos y preguntas. ¿Algún ruego? ¿Alguna pregunta?

    Bien, pues se levanta la sesión [a las doce horas y cuarenta y dos minutos].

CORTES DE ARAGÓN
Palacio de la Aljafería
50004 Zaragoza
T 976 289 528 / F 976 289 664